Entradas

Visión Espírita. Año 11 | nº 49 | Otoño

Imagen
  Visión Espírita Año 11  |  nº 49  |  Otoño Pincha aquí  para acceder al formato revista digital.

Higiene mental

Imagen
David Santamaría “… la vida moral se impone como una obligación rigurosa para todos aquellos a quienes preocupe algo de su destino; de aquí la necesidad de una higiene del alma que se aplique a todos nuestros actos, ahora que nuestras fuerzas espirituales se hallan en estado de equilibrio y armonía. Si conviene someter el cuerpo, envoltura mortal, instrumento perecedero, a las prescripciones de la ley física que asegura su mantenimiento y su funcionamiento, importa mucho más aún velar por el perfeccionamiento del alma, que es nuestro imperecedero yo, y a la cual está unida nuestra suerte en el porvenir. El Espiritismo nos ha proporcionado los elementos de esta higiene del alma .”   Léon Denis, Después de la muerte, cap. 42   Se podría definir la mente como el conjunto de interacciones psíquicas del Espíritu con el medio en que se encuentre , ya sea en el mundo material a través del cerebro, ya sea en el mundo espiritual donde actúa directamente por sí mismo. Contenido psicológico o p

La doctrina de la vida

Alvaro Velez Pareja Hay una doctrina que no ha sido escrita y que no figura en gruesos volúmenes que envejecen en las bibliotecas. No tuvo un autor que un día se sentó a escribirla; no ha tenido promulgadores, divulgadores, defensores; no ha necesitado exégetas ni apologistas. Tampoco tuvo un codificador que le diera orden, forma pedagógica y estructuración lógica.   Esa doctrina no dio lugar a la formación de escuelas del pensamiento, ni sectas ni religiones; por ella nadie fue perseguido, condenado, ejecutado. Esa doctrina nunca fue enseñada en templos, academias, universidades. Sin embargo, es una doctrina profunda, amplia, sólida, inmutable, imperecedera. Sin signos, sin palabras, sin libros; te enseña, te orienta, te conduce firmemente y sin vacilaciones por el camino recto y verdadero de la vida. En cuanto la conoces, no dudas de sus principios y enseñanzas y no sometes a discusiones ni debates sus postulados no escritos. Cuando la comprendes, la aceptas y aplicas invariablemente

Experiencia cercana a la muerte (ECM), nuevos hallazgos.

Dr. Fernando Lora Una de las preguntas que más ha inquietado a la humanidad desde hace milenios es la siguiente: ¿Existe vida después de la muerte? La respuesta, por supuesto, a falta de evidencias concretas, no ha sido concluyente, lo que ha encendido aún más el eterno debate por este sempiterno y polémico tema.  En la mitología griega, Thànatos: muerte, era la personificación de la muerte no violenta. Su toque era suave, como el de su gemelo, Hipnos, el sueño.  La muerte violenta era el dominio de sus hermanas amantes de la sangre, las Keres, asiduas en el campo de batalla.  El concepto de la muerte como una entidad antropomórfica ha existido en muchas culturas desde los albores de la humanidad.  El término Experiencia cercana a la muerte (ECM) es el más aceptado, este término ECM fue usado por primera vez por Raymond Moody, en 1975 cuando publicó su libro “Vida después de la Vida”.  Se define como percepciones del entorno narradas por personas que han estado a punto de morir ( anest

El suicidio en tiempos de Covid-19

Imagen
Jordi Santandreu Existe una obra monumental en la literatura espírita, escrita por la médium Yvonne do Amaral Pereira, bajo la orientación del espíritu de Camilo Castelo Branco. En ella, el protagonista de la historia describe a Yvonne el vía crucis que él mismo experimentó hasta su recuperación.  Camilo Castelo Branco fue un famoso escritor portugués, de vida tumultuosa, que se suicidó por un disparo en la cabeza. El proyectil entró en su cabeza a través de la sien derecha, hacia las tres de la tarde del 1 de junio de 1890, en su casa de San Miguel de Ceide, una pequeña  freguesia  del norte de Portugal.  Las peripecias descritas en la primera parte del libro son crudas, hirientes, difíciles de leer. Comparables, en cierta medida, con lo que vivió André Luiz en las regiones del Umbral en las que permaneció ocho largos años, como nos narra él mismo en Nuestro Hogar, a través de las manos de Chico Xavier. Después de más de diez años, en el caso de Camilo, de incesante sufrimiento en zon