Ir al contenido principal

La Obsesión

Hola hermanitos y hermanitas,

¡Uf! Después de un pequeño respiro en el estudio del ESDE, dando paso a nuestra IX Jornada y a las clases del Evangelio (tan querido y sabio libro), volvemos con la Unidad 8 del Programa V-B con el estudio de la Obsesión. Es la última parte del estudio del ESDE. Nuestro grupo está cada día más animado con las clases, leyendo, estudiando, participando, vivenciando el Espiritismo.

Pues os dejo una pequeña introducción de estudio para la clase del sábado. Para complementar los estudios también os indico la lectura de los ítems 45 a 49 del capítulo 14 de "La Génesis" y los ítems 237 y 252 del capítulo 23 de los Libros de los Mediums.

Un abrazo fraternal,

Andrea Campos

CONCEPTOS, CAUSAS Y GRADOS DE OBSESIÓN

Como consecuencia de la inferioridad moral de la población de nuestro planeta, son muy numerosos los Espíritus inferiores que habitan el plano de los encarnados. La acción de estos Espíritus, capaces de influir en nuestros pensamientos y actos, constituye una parte integrante de las dificultades enfrentadas por la Humanidad. Uno de los resultados de esa acción negativa es la obsesión, que puede definirse como el dominio que algunos Espíritus logran adquirir sobre ciertas personas. En la Génesis, Kardec define a la obsesión como la acción persistente que un espíritu malo ejerce sobre un individuo. Esa acción puede variar desde una simple influencia moral hasta una perturbación completa del organismo bastante perjudicada por la obsesión.

Los Espíritus obsesores obran, al principio, de manera sutil, interfiriendo gradual y progresivamente en la mente del Espíritu encarnado, pudiendo alcanzar situaciones extremas de completo dominio. Esa acción puede ser reconocida, al comienzo, como una fuerza psíquica que interfiere en los procesos mentales, una voluntad dominada por otra voluntad o una inquietud creciente sin motivo aparente.

De la misma forma que las enfermedades orgánicas se instalan donde existe carencia en los mecanismos de defensa, la obsesión se manifiesta en las mentes cuyas imperfecciones morales del pretérito y del presente dejan marcas profundas en el Espíritu.

No obstante ello, algunos vicios deben ser incluidos entre los factores que favorecen la obsesión, por constituir un daño para el cuerpo y para la mente:

El alcoholismo, por las consecuencias orgánicas, morales y sociales que acarrea, es el vehículo de obsesiones crueles, que permite a alcoholatras no encarnados, el parasitismo, con serias lesiones en la organización fisio-psíquica.

Las drogas, que actúan sobre el sistema nervioso, permitiendo que afloren impresiones del pasado, que mezcladas a las frustraciones del presente, desequilibran la emotividad, ofreciendo un amplio campo de acción para los no encarnados con desesperación emocional.

La sexualidad desequilibrada, permite la sintonía de conciencias no encarnadas, que viven en una indescriptible aflicción y que se hospedan en las mentes encarnadas, absorbiendo energías vitales y generando obsesiones degradantes.

La glotonería, la maledicencia, la ira, los celos, la envidia, la avaricia, y el egoísmo son igualmente carreteras de acceso para Espíritus de naturaleza inferior que, en un proceso de sintonía, se deleitan con nuestras imperfecciones, influyendo en nuestros pensamientos y en nuestros actos. Esa influencia, en tanto no sea combatida o neutralizada, se torna cada vez más persistente, transformándose en un proceso obsesivo.

Comentarios

  1. Este tema puede parecer difícil al principio, pero me gusta mucho porque llama la atención para la resposabilidad que todos tenemos por la una SINTONÍA CONCIENTE!

    ResponderEliminar
  2. Jana, pues así es. Cada día aprendemos más de la importancia de las buenas síntonias y de los buenos pensamientos, todo eso, por supuesto, sumado a las nuestras acciones...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio 2021

  ¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio Janaina Minelli de Oliveira Ramos El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial de Prevención del Suicidio. La fecha, impulsada por la Organización Mundial de la Salud, sirve para que en todo el mundo se recuerde que el suicidio es una realidad ineludible, hablando abiertamente sobre el tema. Mucho se ha hecho en la descontrucción de los mitos alrededor del suicidio. ¿El último tabú tambalea? Es posible. Empieza a tener conciencia de la gravedad de la situación. Los datos son impactantes. Cada año, alrededor de 700.000 personas se suicidan en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. En España, 3.671 personas se suicidaron el 2019, según los datos más recientes del INE. Entre ellos, 75 menores de 19 años. Estos datos no incluyen a los intentos de suicido o las personas que viven con ideación suicida. Si bien es verdad que todavía hay mucho desconcierto cuando se habla sobre el suicidio, también es cierto que hoy día, hay u

Higiene mental

David Santamaría “… la vida moral se impone como una obligación rigurosa para todos aquellos a quienes preocupe algo de su destino; de aquí la necesidad de una higiene del alma que se aplique a todos nuestros actos, ahora que nuestras fuerzas espirituales se hallan en estado de equilibrio y armonía. Si conviene someter el cuerpo, envoltura mortal, instrumento perecedero, a las prescripciones de la ley física que asegura su mantenimiento y su funcionamiento, importa mucho más aún velar por el perfeccionamiento del alma, que es nuestro imperecedero yo, y a la cual está unida nuestra suerte en el porvenir. El Espiritismo nos ha proporcionado los elementos de esta higiene del alma .”   Léon Denis, Después de la muerte, cap. 42   Se podría definir la mente como el conjunto de interacciones psíquicas del Espíritu con el medio en que se encuentre , ya sea en el mundo material a través del cerebro, ya sea en el mundo espiritual donde actúa directamente por sí mismo. Contenido psicológico o p

La Génesis, los milagros y las predicciones según el Espiritismo

Vera Lucia Dalessio La obra espírita "La Génesis, los milagros y las predicciones según el Espiritismo" ,  publicada por Allan Kardec en 1868 es uno de los cuatro pilares de la Doctrina Espírita. Ella nos lleva a conocer, entender y practicar aún mejor, todas las preciosas enseñanzas de Dios, traídas a través de los tiempos, por filósofos, matemáticos, astrólogos, físicos, químicos, formando las bases de luz y esclarecimiento para la llegada de Jesús Cristo y la perpetuación y seguimiento de sus enseñanzas. En el preludio del “Evangelio Según el Espiritismo” tenemos: “Los Espíritus del Señor, que son las virtudes de los cielos, como un ejército inmenso que se moviliza tan pronto haya recibido la orden de su comandante, se esparcen por toda la superficie de la Tierra; semejantes a las estrellas que caen del cielo, vienen a iluminar el camino y a abrir los ojos a los ciegos. En verdad os digo, que han llegado los tiempos en que todas las cosas deben ser restablecidas en su verd