Ir al contenido principal

Tipos de Mediumnidad

Hola familia de mi corazón,

Ayer como siempre nos reunimos en CEADS para estudiar la Doctrina Espírita. Iniciamos la clase intentando hacer un poco de memoria sobre lo estudiando la clase anterior. Sobretodo incidimos en el concepto de la mediumnidad como una facultad característica de todos los seres humanos. Somos espíritus y, por esto mismo, tenemos la facultad de sentir la presencia y comunicarnos con otros espíritus encarnados y desencarnados. Algunas personas tienen esta facultad más desarrollada que otras y éstos son los médiums propiamente dichos o los médiums ostensibles. Dicha facultad está siempre regida por la sintonía de la persona, que atrae a su campo mental los espíritus desencarnados de elevación intelectual y moral consonante con su propio nivel evolutivo. La mediumnidad, insistimos, no es monopolio del espiritismo. De manera alguna lo hemos inventado los espíritas. Desde que existen espíritus existe la mediumnidad. Lo que sí tenemos los que abrazamos las ideas espiritas es una forma muy particular de entender el contacto mediúmnico: éste no debe jamás servir a intereses particulares. La mediumnindad es una facultad que debe estar puesta al servicio del adelantamiento moral e intelectual de la humanidad.
Para entender en poco más sobre el concepto de mediumnidad, podéis leer la entrada de la semana pasada. Lo que hicimos ayer fue, hecho un pequeño repaso de lo aprendido, estudiar los tipos de mediumnidad. Para medir los conocimientos previos del grupo, empezamos haciendo unas palabras cruzadas. Tu también puedes probar a ver cómo tienes los conocimientos en la “punta de la lengua”, como se dice en Portugués. Luego hicimos la lectura de cada uno de los tipos de mediumnidad y los comentamos, compartiendo entre todos dudas y conocimientos, como siempre. En esta entrada encontrarás la explicación de cada uno de los tipos de mediumnidad.

Los monitores priorizamos la lectura comentada del texto y no nos dio tiempo llegar a la fase de las preguntas que teníamos preparadas, así que os la pongo aquí con un pequeño comentario. Si queréis, podemos seguir la discusión. Éstas son las preguntas que teníamos preparadas para la última parte de la clase:

¿Existe alguna relación entre la elevación del espíritu comunicante y el tipo de fenómeno mediúmnico que provoca?

Sí, existe. Los espíritus de mayor elevación, por regla general, no se implican en la producción de efectos físicos. El tipo de fenómeno que producen suele ser el de naturaleza intelectual, como es la psicografía, por ejemplo. Los espíritus burlones y poco elevados intelectual o moralmente, cuando se dedican a la psicografía, por seguir en la línea de razonamiento, suelen producir textos absurdos, sin ninguna sustentación lógica y de escasa utilidad moral. Esta clase de espíritus se dedica, sobretodo, a los efectos físicos, como ruidos, objetos que se caen o cambian de sitio, puertas que se abren y cierran sin ninguna razón evidente. Los burlones están siempre disopuestos a acudir a las reuniones poco serias y a contestar a toda clase de preguntas que se les haga. Sus repuestas, evidentemente, están condicionadas a su condición evolutiva y su conocimiento de la realidad material y espiritual.

¿Qué relación existe entre la elevación del espíritu comunicante y el contenido de su comunicación?

Cómo más elevado sea el espíritu comunicante, más elevado el contenido de su comunicación. Por elevado, queremos decir que sirva a la educación intelectual y moral de los seres humanos, que sea de utilidad para muchos y que esté dotado de belleza y lógica.

¿Qué relación existe entre la elevación del espíritu comunicante y la del médium?

Por la ley de sintonía, el médium atrae para su campo mental espíritus desencarnados que están en su misma frecuencia vibratoria, es decir, que tengan la misma calidad de pensamientos, sentimientos y aspiraciones. La mayor parte de la mediumnidad que encontramos es efectivamente la de pruebas, es decir, aquella que sirve como herramienta de auto-superación para el médium. Una vez ha despertado ya para el deseo de vivir en armoní con las leyes divinas, le toca ahora, a través de su facultad, ofrecer a los desencarandos que habitan su campo mental la posibilidad de optar por el camino de la evolución. Así es como la facultad mediúmnica puede ser usada con éxito para expiar deudas con el pasado y cultivar un futuro de más luz para el médium.

Bien familia, aquí os dejo con mis más sinceros deseos de que tengáis una semana llena de amor. Que todos aprendamos a ser instrumentos dóciles en las manos de la espiritualidad superior, abandonando nuestro pasado de culpas.

La semana que viene, la familia CEADS tiene su X Jornada Espiritista de Barcelona. Estamos muy ilusionados, deseando ofrecer lo mejor de nosotros mismos para que este planeta pueda despertar. ¡Despiiiiieeeeerta, conciencia!

Cariños de la hermana menor

Comentarios

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern