Ir al contenido principal

Los dueños de la verdad

Hola familia,

en la clase de ayer Andrea nos guió en una sesión que ponía el broche de oro a una serie de clases sobre el capítulo XIII del Evalgelio según el Espiritismo. Empezamos repasando todo lo estudiado en clases anteriores, que no fue poco. En el recurso a continuación encontramos las máximas estudiadas cada primer sábado de mes en nuestro centro.


En seguida, pasamos al que sería el último punto de ese luminoso estudio: la benificiencia exclusiva. Hablamos de que amar a los nuestros (familiares y compañeros de ideal) es un deber. Pero el cristiano espírita debe ir más allá, lo cual es bastante difícil. Muchas veces nos comportamos como los dueños de la verdad, nos cuesta escuchar críticas o convivir con las personas que piensan diferente. Aun que sepamos que no demos comportarnos así, entre la teoría y la práctica muchas veces hay abismos. Debemos esforzarnos por superar estas limitaciones, que sabemos, nos caracterizan la inferioridad. El sectarismo y la necesidad de convencer a los demás de nuestras ideas sólo denotan lo lejos que estamos de comprender la Verdad. Puede parecer bastante obvio, sin embargo, ¿cómo lo pasamos cuando alguien nos contesta algo que juzgamos básico en la Doctrina? ¿Qué extraña incomodidad cuando una persona que no es espírita acude a una reunión y expresa puntos de vista distintos a los del grupo? Evidentemente es mucho más fácil estar al lado de personas que comparten nuestros ideales más caros. Sin embargo, la convivencia con los puntos de vista diferentes no sólo enriquecen la vida como nos ponen a prueba nuestra capacidad de aceptación del otro, tal como es, con todo lo que sabe y cree.

Viene al caso una historia que he escuchado contar en diferentes ocasiones en el centro… 
Se le ocurrió a Dios, cierto día, que ya era hora de que los hombres conocieran la Verdad. Ésta era un enorme espejo, en el que Dios se podía contemplar. Y envió entonces Su espejo a los hombres, para que Le conocieran más íntimamente. Torpes, los hombres dejaron caer al espejo, que se hizo en mil pedazos. Cada hombre que era testigo de esta escena agarraba un trozo del espejo y gritaba: “Tengo la verdad”… y así es como surgieron tantas religiones diferentes en la Tierra…Cada una de ellas tenía un trocito de la Verdad, pero creía tenerla toda.
Los espíritas sabemos que no somos dueños de la verdad. Lo difícil es actuar en harmonía con esta máxima. La crítica fluye con facilidad, pero debemos comprender que cada doctrina, cada cuerpo filosófico, cada religión que colabora para que el hombre progrese intectual y moralmente tiene una función divina en este planeta. Nos dicen los espíritus a través de la psicografía que en esferas superiores, más alejadas de la superficie de la Tierra, las religiones dejan de existir, y también los nacionalismos e incluso las lenguas… Cuanto más cercanos a la superficie nos encontramos, en su expresión material y densa, más nos creemos diferentes unos de los demás. La separación es una forma de espejismo que nos impone el ego. Poco a poco la superaremos, pero mientras, la Doctrina Espírita nos educa las mentes y los corazones para la comprensión de que todas las religiones son caminos validos hacia el progreso moral del ser. Incluso la ausencia de una religión aliada al respeto a los demás seres y el deseo de progresar es no solamente válido, si no que loable. Y como muestra de ello y declaración de compromiso con lo que expresamos ayer, nuestra monitora Dea nos envía enseñanzas de diferentes doctrinas filosóficas para que comprendamos que el amor lo une todo, y sólo el egoísmo nos separa.

REGLAS ÁUREAS

CRISTIANISMO: AMA A DIOS SOBRE TODOS LAS COSAS Y A TU PRÓJIMO COMO A SI MISMO.
CONFUCIONISMO NO HAGAS A LOS OTROS AQUELLO QUE NO QUIERES PARA TI.

BUDISMO: HAY CINCO FORMAS DE UN VEDADERO LIDER DEBE TRATAR A SUS AMIGOS Y A LAS DEMÁS PERSONAS: CON GENEROSIDAD, CORTESIA, BENEVOLENCIA, DANDO LO QUE EL ESPERAN RECIBIR Y SE TAN FIEL COMO LAS PALABRAS QUE EXPRESAN

HINDUISMO: NO HAGAS A LOS DEMÁS AQUELLO QUE SI TE FUERA HECHO A TI TE CAUSARIA DOLOR

ISLAMISMO: NINGUNO PODRÁ SER CREYENTE HASTA QUE AME A SU HERMANO COMO A SÍ MISMO

SIJISMO: JUZGA A LOS DEMÁS, COMO LO HACES CONTIGO MISMO. ENTONCES PARTIPARÁS DEL CIELO

JAINISMO: TANTO EN LA FELICIDAD COMO EN LA INFELICIDAD, EN LA ALEGRÍA COMO EN EL DOLOR, NECESITAMOS MIRAR TODAS LA CRIATURAS COMO NOS MIRAMOS A NOSOTROS MISMOS.

ZOROASTRISMO: LA NATURELA SOLO ES AMIGA CUANDO HACEMOS A LOS DEMÁS AQUELLO QUE ES BUENO PARA NOSOTROS MISMOS.

TAOÍSMO: CONSIDERA LAS GANANCIAS Y LAS PERDIDAS DE TU VECINO COMO SI FUERAN TUYAS

JUDAISMO: NO HAGAS A TUS SEMEJANTES AQUELLO QUE A TI TE RESULTARIA DOLOROSO

ESPIRITISMO: FUERA DE LA CARIDAD NO HAY SALVACIÓ

Y para entrar en la sintonía del amor...



Cariños de la hermana menor que sueña con un mundo
en el que el amor nos una a todos.
Uno nunca sueña en soledad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern