Ir al contenido principal

El reto de Eva

Hola familia,

ayer en CEADS, en lugar de tener la conferencia de Andrea Campos sobre los desafíos de la convivencia familiar, vimos un documental. Andrea no pudo venir por un fuerte constipado. ¡Todo el mundo parece estar constipado! Optamos por ver “El Reto de Eva”. ¿Por qué? Eva es la madre de Nacho, el chico para quién recogemos tapones en el centro. Alguna vez nos preguntaron si conocíamos a la familia. Hay gente que se aprovecha de la solidaridad ajena… ¡Sí! Los conocemos. Son amigos de compañeros del centro y por esto empezamos a recoger tapones, pero realmente no sabíamos la dimensión de la lucha de esta familia.

Nacho tiene la enfermedad de Dent, una mutación cromosómica que hace con que pierda por la orina iones de todo tipo, como calcio, topacio y magnesio. Es una enfermedad rara que puede ser que afecte a un en un millón de personas. En España había no más de 14 casos diagnosticados cuando los médicos le dijeron a Eva y David que su hijo tenía esta enfermedad, sin cura, sin tratamiento paliativo claro, sin ayudas de ninguna parte para la investigación o el desarrollo de medicinas. A la industria farmacéutica le cuesta un mínimo de 10 años de investigación para poner un medicamento en el mercado y tiene 8 años de patente, ¿quién se atreverá a recaudar fondos para la cura de una enfermedad que tal vez afecte a 200 personas en todo el mundo? ¡Eva lo está haciendo!

En lugar de permitir que su minusvalía de un 49% por esclerosis múltiple la inmovilice, en lugar de permitir que la depresión la hunda, Eva fundó Asdent, la primera asociación dedicada a recaudar fondos para la investigación de la enfermedad de Dent. Entre las actividades de la asociación para  sensibilizar a la gente, esta familia ha hecho flash mobs, galas benéficas, Eva hizo la Titan Desert - ¡sí, la Títan, compañero! ¿Nos podemos imaginar qué es esto? Y se han dejado acompañar por un equipo de cine que les ha hecho el documental El Reto de Eva. El mensaje final es que mirando hacia nuestro interior podemos encontrar nuestro propio reto, un reto verdadero, uno por lo que nos iríamos a la China en patinete si hiciera falta, y lograrlo.

¡Hay tanto para meditar en el ejemplo de esta familia! Hay tanta luz, tantas ganas de superación, tanto amor en lo que hacen y cómo viven. Tendrán momentos de bajón, se pelearán entre ellos como personas normales y humanas, llorarán por las noches y sentirán miedo. Pero no desistirán de su lucha porque sea difícil. Mientras sacan la mejor versión de ellos mismos, dan oportunidades a tantísima gente a mejorar como personas también: a través de las donaciones a la asociación, con los tapones solidarios para Nacho, incluso en la prisión Nacho se convierte en una razón de vivir y ser mejor ser humano.

¿Cómo se explica esto? Yo no me atrevo. Simplemente confío en que a la luz de la reencarnación y de la ley de causa y efecto, la ley de amor hace nuevas todas las cosas de maneras admirables para los que estamos en transito. Ojalá podamos todos despertar hoy con la fuerza de Eva, el compañerismo de David, la inocencia de Nacho, la dulzura de sus dos hermanas, la solidaridad de los socios de Asdent, la renovación de los presos de Cuatre Camís, el empuje de Santi Villan… Ojalá no nos durmamos en la realización de nuestros propios retos, porque, obreros de la última hora, sabemos que cada encarnación es una oportunidad de crecimiento que hay que aprovechar al máximo. 

Que yo sepa, Eva no es espírita, ¡ni falta que le hace! =) Parece que que la pregunta 642 de El Libro de los Espíritius retumba en todo lo que hace y dice, en cada acción que emprende: 
642 – ¿Bastará no hacer el mal para ser agradable a Dios y asegurar su posición futura?– No, es preciso hacer el bien en el límite de las fuerzas, porque cada uno responderá por todo el mal que resulte del bien que no haya hecho.
Un vez me preguntaron, ¿cómo saber el límite de cada uno? Yo dije, y sigo creyendo, que nadie te puede decir cuál es tu límite. Cada uno debe mirar hacia su interior, buscarlo con sinceridad y actuar en consecuencia. Sea el ejemplo de Eva, David y Nacho inspiración para jamás aceptar menos de lo que espíritus inmortales en evolución hacia la luz son capaces de hacer.


Cariños de la hermana menor

PS. Si queréis conocer a Eva y David en persona y ver el documental, el martes 25/02 estarán en el Cine Girona . El precio de la entrada es una donación voluntaria y toda la recaudación va a la Asdent. Hay que reservar plaza a través del mail nuria@asdent.es. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern