Ir al contenido principal

EL ESPIRITISMO EN LA VIDA ACTUAL

Hola familia,

ayer celebramos en CEADS, con mucha alegría, la XIII Jornada Espiritista de Barcelona, bajo el lema “El Espiritismo en la Vida Actual”. El Espiritismo es una filosofía que nos hace una doble invitación: primero nos invita la reflexión y compresión del mundo espiritual; segundo, y derivando de esta comprensión, el Espiritismo nos invita a la transformación de nuestras vidas, para que nos armonicemos con la fuente cósmica de sabiduría y amor. Bajo el lema de este año, los diferentes conferenciantes nos han ofrecido claves claras y prácticas para que vivamos el presente con más salud, serenidad y esperanza.

Rafael Navarrete nos habló de la “Salud Integral”. Para llegar a alcanzar un equilibrio físico, mental, social y espiritual no podemos desatender ninguna de las esferas del ser humano. Hay que cuidar el cuerpo con una dieta sana y ejercicios físicos; hay que cuidar la mente, con la oración, la meditación y pensamientos emancipadores de la materia; hay que cuidar las relaciones sociales, cultivando vínculos afectivos maduros y positivos; hay que penetrar en el conocimiento de uno mismo y práctica de valores morales más elevados. ¡Nadie ha dicho que fuera fácil!, sólo que vale la pena.

Andrea Campos nos presentó la conferencia “Desafíos de la convivencia familiar”. Nos explicó que nadie llega a un núcleo familiar por casualidad y que sólo el amor, la paciencia y la tolerancia pueden ayudar a curar relaciones difíciles en este campo. El concepto mismo de familia ha evolucionado mucho, existiendo actualmente diversos tipos según los antropólogos: nucleares o tradicionales, homoparentales, monoparentales, reconstituidas, trigeneracionales, etc… Los cambios experimentados en la sociedad con la inserción de la mujer en el mercado de trabajo han producido una reestructuración de las bases familiares. Muchas veces no sabemos como reaccionar ante estos cambios, pero debemos, en cualquiera de los casos, comprender que el respeto debe ser la base de todas y cada una de las relaciones que establezcamos con las familias modernas. Cuando consigamos pasar del respeto, hacia el amor, habremos aceptado la invitación evangélica. De momento, comprendamos que todas las familias son nucleos divinos de aprendizaje y crecimiento.


Alfredo Alonso hizo su charla titulada “Educación para la Muerte”. Inició haciendo un repaso histórico de las formas de representación de la muerte en diferentes épocas y sociedades, hasta describirnos las fases de la desencarnación. Cuanto más apegados estemos a la materia, más nos cuenta desprendernos de ella. Cuanto más hayamos hecho esfuerzos sinceros de elevación, más fácil nos será liberarnos de nuestro cuerpo físico en el momento de la muerte biológica. Alfredo también subrayó la importancia de mantener pensamientos elevados  y una actitud de oración en los velatorios. En la mayoría de los casos, el espíritu del recién desencarnado está todavía en vías de liberación de su cuerpo físico. Una actitud respetuosa ayuda a que el desenlace sea más suave, favoreciendo la acción de los trabajadores del bien.

El equipo de la Educación Espírita de CEADS hizo una breve presentación en la que nos recordó la importancia de la orientación moral de la infancia. También hicieron un grave apelo: los papás de CEADS no traen a sus hijos. Tenemos la salita preparada, tenemos a monitoras motivadas, pero nos faltan los niños. ¿Qué haremos? Atendiendo a los apelos del Departamento de estudios Doctrinarios de CEADS, la Federación Espírita Española ofrecerá los días 09 y 10 de mayo un seminario sobre la educación espírita. Este seminario está abierto a todos los padres, educadores o personas interesadas en conocer claves sobre la orientación de la infancia y la juventud, con vistas a la inmortalidad. Las inscripciones deben realizarse a través del mail estudiosceads@gmail.com. ¡Esperamos que la actividad sea del interés de toda la familia CEADS!

Cláudia Bernardes finalizó nuestra jornada con su charla “La conducta espírita y las nuevas tecnologías”. En un mundo mediatizado y digital, nos dijo Claudia, hay que encontrar el justo equilibrio en el uso de las herramientas de comunicación. El culto al YO y el aislamiento social deben ser situaciones evitadas por las personas que conocemos la esfera transcendental de nuestra existencia. es importante comprender que las tecnologías no son buenas ni malas en sí mismas, sino que es el uso que hagamos de ellas lo que definirá si las empleamos para nuestra evolución, o si por otra parte, frenamos nuestro propio progreso con actitudes egóicas y poco edificantes.

Fue toda una jornada de crecimiento, en la que reinó un ambiente de fraternidad. Nuestro cariño y más sincero agradecimiento a los conferenciantes, a los voluntarios que participaron en la organización y a todas las personas, que en los dos planos de la vida, se acercaron a nuestro local para compartir con nosotros la XIII Jornada Espiritista de Barcelona. Todo un honor y mucha ilusión por participar en la familia CEADS. ¡Gracias a todos!

Cariños de la hermana menor

PS. Este año, la espiritualidad hizo fichajes especiales y profesionales de la comunicación audiovisual han hecho grabaciones de las conferencias. Las disponibilizaremos en nuestro Canal de You Tube durante la próxima semana. De momento, disfrutad de las fotos, que dan muestra del clima de compenetración relajada que ha habido en CEADS.
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern