Ir al contenido principal

Dar a Cesar…

Querida familia CEADS,

este sábado toca el Estudio Sistematizado del Evangelio, "Dar a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios". He cogido las palabras de Óscar Rodríguez Blanco, Párroco de la iglesia de María Auxiliadora, publicadas en el Diario de Hoy, en San Salvador. No tiene desperdicio la lección del párroco. Creo que nos puede hacer refleccionar y preparar para nuestra reunión.

Cariños de la hermanita,

Janaina

(...)

"El evangelio que se proclama hoy en la liturgia eucarística nos presenta una polémica surgida entre Jesús y los fariseos, que para esta ocasión se habían aliado con los partidarios de Herodes. La discusión surge por una pregunta capciosa hecha con falsa humildad y mala intención: Maestro, queremos que nos digas, ¿está contra la ley pagar el impuesto al César? ¿Debemos pagarlo o no?

Esta pregunta lleva una malicia descarada con la que quieren comprometer a Jesús. Los fariseos se oponían tenazmente a los romanos, y si Jesús les daba una respuesta afirmativa, le podían acusar de colaborar con el poder extranjero que les estaba explotando y con un emperador que se atribuía funciones reservadas a Dios. Si la respuesta era negativa, los herodianos le podían acusar de revolucionario y de rebelde con las autoridades.

Jesús no se inquieta por la pregunta, pide una moneda romana con la cara del emperador, que los mismos fariseos utilizaban en sus compras, y les da una respuesta muy inteligente, que sin meterse en cuestiones de política, les obliga a conjugar dos cosas, la que ellos pedían y la que no pedían: “Devuelvan, pues, al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Esta respuesta clara y sin tintes políticos les obliga situar cada cosa en su lugar.

Los fariseos querían comprometer a Jesús con una respuesta partidista, pero Él no se mete a discutir si la ocupación militar que tienen los romanos sobre los judíos, es justa o es injusta. Cristo pagaba el impuesto y enseñaba a sus discípulos a cumplir con este deber. Le preguntaron: El maestro de ustedes, ¿no paga el impuesto? y Pedro respondió: Claro que sí. (MT.17, 24). “Al primer pez que pesques ábrele la boca, y hallarás en ella una moneda de plata. Tómala y paga por mí y por ti” (MT.17, 27).

La respuesta de Jesús va mucho más allá de cumplir con un deber ciudadano, también hay que “dar a Dios lo que es de Dios”. El compromiso con los deberes patrios no agota la dimensión del ser humano, los deberes ciudadanos están subordinados a los deberes para con Dios. Cuando se tiene que optar entre obedecer al “César” y obedecer a “Dios”, se debe tener en cuenta que Dios está sobre todas las cosas.

Pedro y los apóstoles contestaron con firmeza a las autoridades que les mandaban callarse y no difundir la doctrina de Cristo: “No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” (Hch.4, 19). “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch 5,29). Si repasamos la historia del cristianismo, nos daremos cuenta de que hasta el presente se pueden contar por miles los hombres y mujeres que han muerto por no querer “obedecer al César”, defendiendo los valores de su fe.

Hoy día sigue siendo difícil para muchos cristianos el saber conjugar sus deberes religiosos y ciudadanos, sobre todo, cuando la autoridad política se ha querido meter en el terreno religioso, o cuando pastores de diversos credos religiosos han querido mandar en lo político y económico confundiendo el papel de Dios y del César. El poder político es una cosa, y la misión que nos ha dejado Cristo es otra. Hay que guardar el justo equilibrio, una cosa no excluye a la otra.

Un cristiano debe ser consecuente en su vida civil y profesional, y debe cumplir con el deber de dar el voto, respetar las normas civiles, pagar los impuestos, respetar las leyes de tránsito, participar en política, darse un descanso del cuerpo, etc., es decir, “dando al César lo que es del César”, sin olvidar que también que hay que dar a “Dios lo que es de Dios”, lo que a Él corresponde, sin descuidar los bienes de la fe, la oración, la solidaridad cristiana para con los pobres, el respeto por la vida, la dignidad de la persona humana, centralidad de la Palabra Divina, la eucaristía, la vida eclesial, etc.

La distinción entre lo que debemos “dar al César” y lo que debemos “dar a Dios” exige una conciencia cristiana, bien formada, bien madura, bien equilibrada, para no perder nuestra dimensión cristiana de ser honrados ciudadanos sirviendo a la Patria sin olvidar que lo primero es Dios."

*Párroco de la iglesia de María Auxiliadora (Don Rúa).
e-mail: osrobla@hotmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio 2021

  ¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio Janaina Minelli de Oliveira Ramos El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial de Prevención del Suicidio. La fecha, impulsada por la Organización Mundial de la Salud, sirve para que en todo el mundo se recuerde que el suicidio es una realidad ineludible, hablando abiertamente sobre el tema. Mucho se ha hecho en la descontrucción de los mitos alrededor del suicidio. ¿El último tabú tambalea? Es posible. Empieza a tener conciencia de la gravedad de la situación. Los datos son impactantes. Cada año, alrededor de 700.000 personas se suicidan en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. En España, 3.671 personas se suicidaron el 2019, según los datos más recientes del INE. Entre ellos, 75 menores de 19 años. Estos datos no incluyen a los intentos de suicido o las personas que viven con ideación suicida. Si bien es verdad que todavía hay mucho desconcierto cuando se habla sobre el suicidio, también es cierto que hoy día, hay u

Higiene mental

David Santamaría “… la vida moral se impone como una obligación rigurosa para todos aquellos a quienes preocupe algo de su destino; de aquí la necesidad de una higiene del alma que se aplique a todos nuestros actos, ahora que nuestras fuerzas espirituales se hallan en estado de equilibrio y armonía. Si conviene someter el cuerpo, envoltura mortal, instrumento perecedero, a las prescripciones de la ley física que asegura su mantenimiento y su funcionamiento, importa mucho más aún velar por el perfeccionamiento del alma, que es nuestro imperecedero yo, y a la cual está unida nuestra suerte en el porvenir. El Espiritismo nos ha proporcionado los elementos de esta higiene del alma .”   Léon Denis, Después de la muerte, cap. 42   Se podría definir la mente como el conjunto de interacciones psíquicas del Espíritu con el medio en que se encuentre , ya sea en el mundo material a través del cerebro, ya sea en el mundo espiritual donde actúa directamente por sí mismo. Contenido psicológico o p

La Génesis, los milagros y las predicciones según el Espiritismo

Vera Lucia Dalessio La obra espírita "La Génesis, los milagros y las predicciones según el Espiritismo" ,  publicada por Allan Kardec en 1868 es uno de los cuatro pilares de la Doctrina Espírita. Ella nos lleva a conocer, entender y practicar aún mejor, todas las preciosas enseñanzas de Dios, traídas a través de los tiempos, por filósofos, matemáticos, astrólogos, físicos, químicos, formando las bases de luz y esclarecimiento para la llegada de Jesús Cristo y la perpetuación y seguimiento de sus enseñanzas. En el preludio del “Evangelio Según el Espiritismo” tenemos: “Los Espíritus del Señor, que son las virtudes de los cielos, como un ejército inmenso que se moviliza tan pronto haya recibido la orden de su comandante, se esparcen por toda la superficie de la Tierra; semejantes a las estrellas que caen del cielo, vienen a iluminar el camino y a abrir los ojos a los ciegos. En verdad os digo, que han llegado los tiempos en que todas las cosas deben ser restablecidas en su verd