Ir al contenido principal

El Club de la Caridad

Ayer en CEADS estuvimos un grupo pequeño para las guardias de luz del mes de agosto. Bueno, pocos encarnados pero seguramente muchos desencarnados. Aunque pocos el estudio fue bastante edificante y (como siempre) quedando más preguntas...
A los que no entienden todavía el Espiritismo puede que desmotivo el facto de entrar en un centro espírita con una o dos preguntas y salir con otras dos o tres más... Eso se da que la Doctrina Espírita está direccionada al pensamiento y la búsqueda interna de las respuestas puesto que están dentro de nosotros mismos. Es verdad que tenemos diversos libros que nos pueden orientar y dar ejemplos de experiencias pero solamente viviendo y experimentando podemos encontrar la verdadera respuesta a todas nuestras dudas. Y se no la hemos encontrado es que, tal vez no sea el momento o no estamos preparados para saberla. ¡Qué gran motivación saber que siempre hay algo más por saber!
Y nada más verdadero que las palabras del Maestro. Una de nuestras compañeras pedio a la Espiritualidad que orientase en el estudio de la tarde y el Evangelio fue abierto en el Capítulo XV - Sin caridad no hay salvación y nos tocó el item 8 - Fuera de la iglesia no hay salvación. Sin la verdad no hay salvación.
Tema peliagudo. Pues es dificil hablar sin julgaz y es lo que intentamos hacer.
Mientras que la primera tiene como objetivo la atención a los dogmas, la segunda está para la opinión de los pueblos. Ya sabemos que los dogmas no son necesarios para la elevación espiritual aunque no están prohibidas pero creer que existe una sóla verdad es incorrecto pues hay muchas verdades que todavía no nos fueran reveladas. Solamente los espíritus más elevados podrían ser capaces de afirmar conocer la verdad. 



El Espiritismo no guia a traves de las palabras del Maestro Jesus que "apenas" praticaba la caridad con todos los seres. Os ama igualmente independiente de su grado de evolución, moral o inteligencia. Por ese motivo es que la caridad es el verbo que une a todos los "clubes", el club espírita, el club catolico, evangelista, protestantes, budista, ateos, etc. Por que la caridad es la verdad prefesada por Jesus y por todos los seres elevados que pisaran la tierra. ¿Cuántos ejemplos tuvimos en todos los tipos de religión y que probaran que la verdad es amar unos a otros? 
¡¡Fuera de la Caridad no hay salvación no es patrimonio del Espiritismo pero si de la Humanidad!! Ah, si la ONU nos escuchase....podríamos crear el Día Mundial de la Caridad... para recordar que todos los días deberían ser dedicados a ella.
La caridad es el camino, que a traves de de un método llegaremos al resultado más esperado: la evolución. Y el método es la reforma íntima, la introspección, la meditación, la oración, el sentido critico, el análisis de nuestras experiencias). Es triste saber que los niños se dedican exclusivamente a la educación de la inteligencia y son muy pocos los que están apuntados a clases de meditación o a la evangelización.
La caridad no es solamente dar el pan o la ropa que nos sobra. Es estar atentos a nuestros propios errores y aprender con ellos. Es estar atentos a los problemas emocionales de los que comparten techo, es la palabra amiga en momentos de dolor...
Ser del club de la Caridad es tener tolerancia, sentir respecto y mirar a todos como hermanos. Para conseguir ser socio basta tener buena voluntad, cuidar las palabras y los actos hacía a todos que nos rodean.
Un día la verdad nos será revelada y entenderemos que sin amor y sin caridad no hay humanidad.



Una feliz semana a tod@s

Andrea

Comentarios

  1. El espiritismo es del diablo. Les recomiendo que busquen en YouTube un video que se llama El Tercer Secreto de Fátima que fue creado por vaticanocatolico.com. También en la página web tienen artículos que explican cómo la Biblia prueba las enseñanzas de la Iglesia católica, la necesidad del sacramento del bautismo para la salvación, los dogmas del Magisterio infalible de la Iglesia católica. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas. El link del video es el siguiente: El Tercer Secreto de Fátima y el Fin del Mundo

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Johannyn, si el diablo dice que amaemos a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo; que tengamos fe y que trabajemos por dominar nuestras inclinaciones inferiores... No sé... Aquí falla algo, ¿no?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern