Ir al contenido principal

Herramientas para hablar con los Espíritus Superiores

¡Buenas tardes!!

Ayer celebramos nuestra 2ª Reunión de los Trabajadores de CEADS. 
Empezamos con la lectura de un texto adaptado del libro "Ocurrió en una casa espírita", llamando nuestra atención a las amenazas y las bellezas del trabajado voluntario e reforma íntima.

Hemos hablado de varias propuestas de mejoras en todos los proyectos que desarrollamos en nuestro querido centro espírita.
¡Las plazas para el trabajo siempre están abiertas! ¿Te gustaría apuntarte?!
Si quieres conocer los proyectos, haz clic aquí.




A continuación de la reunión, abrimos las puertas al público para nuestra charla del mes, con el titulo "Cómo hablar con Espíritus Superiores".

Os dejamos un resumen breve, con el material para consulta, y recordarnos que, en breve, estará disponible en nuestro canal youtube.


Cómo hablar con Espíritus Superiores

Para hablar con los Espíritus Superiores es necesario entender el mecanismo de comunicación que debemos usar. Todo lo que pensamos son formas-pensamiento que son impregnados en el Fluido Cósmico Universal, materia-base de todo que conocemos y que está en todo (no existe la nada, tampoco espacios vacíos).
Esos pensamientos son tan poderosos que podemos captarlos a nivel molecular, impregnando también nuestro cuerpo físico y periespiritual.

Es decir, todo, absolutamente TODO, que pensamos se graba en este fluido, y cualquiera puede captar simplemente "captando" o "tocando" esa forma-pensamiento. De allí nuestra responsabilidad en educar nuestros pensamientos, estar atentos con todo lo que plasmamos, para nutrir las formas-pensamientos boas y "rompiendo" las formas-pensamiento malas.
A igual que cualquier otro sentido, tanto el pensamiento como la mediumnidad son neutras, puede ser usado para el bien o para el mal, dependerá la educación y conciencia que uno tiene para controlar lo que pensamos.

Ya sabemos que el pensamiento es la fuerza sutil e inagotable del Espíritu, parte de la fuerza electromagnética de todo el Universo. A día de hoy, según nuestro nivel evolutivo, vibramos en ondas medianas o largas, es decir, lentas y perezosas; mientras que los Espíritus Superiores ya vibran en ondas ultra-cortas, rápidas y presentes en todas las partes.

Lo que nos hace concluir que escuchar a los Espíritus Superiores no es tarea nada fácil, por lo que debemos estar muy atentos a los que escuchan esos Buenos Espíritus a todo el momento. No es para nada mantener las ondas tan elevadas para poder captar sus mensajes claros y tan concisos.



Lo que si podemos hacer es HABLAR con ellos, a todo momento, y les escucharemos pero de manera no muy clara, como inspiraciones, sueños o intuiciones, pues nos cuesta mucho poder descodificar sus mensajes, por la falta de conocimiento aun del uso de las ondas ultra-cortas.

Una vez entendemos el mecanismo, podemos entender las herramientas que nos acercan a los Espíritus Superiores.

Desde hace unos años, Janaina y yo hemos pensado en esas herramientas como un verdadero kit o set, sea de herramientas, sea de primeros auxilios; resumiendo todo lo que la Doctrina Espírita nos invita a utilizar para encontrar la paz y esa felicidad tan esperada.

De las herramientas del kit espírita que nos aceran más a hablar con los Espíritus Superiores son Oración, Evangelio en el Hogar y la Asistencia Espiritual.

En otras ocasiones ya hemos hablado de esas herramientas más detalladamente, os invitamos a revisar el material y los vídeos de los links.

Resumidamente, la oración es la más poderosa forma-pensamiento para hablar con los Espíritus Superiores y acercarnos al equilibrio con el Todo. Podemos vivir en oración sin tener que mover los labios o tener momentos especiales para ello.

El evangelio en el hogar es el momento único en que tenemos esa cita especial con ellos, sin tener que salir de casa, solamente con el compromiso de estar presente en el momento de la cita.

Y la asistencia espiritual, es esa terapia de amor y de primeros auxilios que se desarrolla EXCLUSIVAMENTE en el centro espírita, por personas formadas y con experiencia, para que pueda auxiliar a todos que necesiten cualquier ayuda, sin gratificaciones, distinciones o excluyendo tratamientos médicos. La cura a todas nuestras enfermedades físicas están directamente vinculadas a nuestras enfermedades del alma, es de SUMA importancia que la medicina y el Espiritismo siempre van de manos dados, para que uno pueda encontrar su propia cura.

"Solamente depende de nosotros decidir cuándo y aceptar el cómo."


¡Feliz semana!

Andrea Campos

Comentarios

Entradas populares de este blog

El camino del convencimiento

David Santamaría ¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento? De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo. En El Libro de los Médiums, primera parte

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern