Ir al contenido principal

El camino del convencimiento

David Santamaría


¿Cuál podríamos pensar que es el mejor procedimiento para convencer a alguien de que los postulados espiritistas son ciertos y correctos? ¿Sería por el contacto con la fenomenología mediúmnica? O, tal vez, ¿sería más efectivo hacerlo a través del razonamiento?

De entrada nos encontramos con una condición inherente al espiritismo y es la de ser totalmente contrario al proselitismo. Allan Kardec tenía perfectamente claro que hay que dar explicaciones detalladas a quien manifiesta un interés sincero en tener información; pero, que no tiene ningún sentido intentar convencer a los que tienen animadversión por todo lo que tenga que ver con el espiritismo, ni a aquellas personas que tienen suficiente con sus profundas convicciones religiosas. O sea, que únicamente dedicaríamos atención a aquellos que muestren un interés real, por mínimo que este sea y que, en más de una ocasión, pueden estar en el campo del ateísmo o del materialismo.

En El Libro de los Médiums, primera parte, capítulo III (Método), número 29, Kardec expresa al  respecto de ese camino hacia el convencimiento (todos los resaltados son nuestros):


“Los medios de convencimiento varían enormemente según los individuos. Lo que persuade a unos, no produce nada en otros. Algunos se convencieron al observar determinadas manifestaciones materiales; otros lo hicieron por medio de comunicaciones inteligentes, y la mayor parte a través del razonamiento. Podemos incluso afirmar que, para la mayoría de los que no se preparan mediante el razonamiento, los fenómenos materiales tienen poco peso. Cuanto más extraordinarios son esos fenómenos, cuanto más se apartan de las leyes conocidas, tanto mayor es la oposición que encuentran, y eso se debe a una razón muy simple: la de que todos nos vemos inducidos naturalmente a dudar de un hecho que no ha recibido la aprobación racional. Cada uno lo considera desde su punto de vista y lo explica a su modo: el materialista lo atribuye a una causa puramente física, o a un engaño; el ignorante y el supersticioso creen que se debe a una causa diabólica o sobrenatural. En cambio, una explicación previa produce el efecto de destruir las ideas preconcebidas, y muestra, si no la realidad, al menos la posibilidad del fenómeno, que de ese modo es comprendido antes de que haya sido presenciado. Ahora bien, desde el momento en que se reconoce la posibilidad de un hecho, las tres cuartas partes de la convicción están garantizadas”.


Es verdad que a través del fenómeno se puede acceder al conocimiento de los postulados espiritistas. Veamos algunas de las diferentes situaciones que se pueden presentar:


  1. Hay quienes, como le ocurrió al mismo profesor Rivail/Allan Kardec, que en un contacto no buscado con la realidad mediúmnica, son capaces de trascender el fenómeno y buscar las enseñanzas filosóficas y morales que del mismo se pueden deducir. A pesar de que esta situación sea posible, pensamos que debe ser poco habitual, ya que requiere mucho interés, dedicación, conocimiento y sentido común. Serían esas personas curiosas que saben ir más allá de su legítima curiosidad.


  1. Sin embargo, otras hay que se quedan estancadas, “estacionadas” en el fenómeno sin ser capaces de aprovechar las aportaciones del espiritismo para mejorar sus conocimientos filosóficos y, especialmente, su nivel de comprensión moral.


  1. Otras personas hay, que se acercan al espiritismo porque en su entorno cercano o en ellas mismas se producen percepciones mediúmnicas, muchas veces con un componente disturbado, causa de perturbación en la vida personal de ese individuo y de su ámbito familiar. Algunas de esas personas son capaces de adaptarse, de aceptar las recomendaciones de agrupaciones espiritistas con experiencia en la atención a médiums  noveles. Recomendaciones tales como:

    • Estudio amplio de la Filosofía espiritista y de la teoría de la práctica mediúmnica;
    • Asistencia a conferencias y reuniones de estudio teóricas;
    • Aplicación, si se considerara necesario, de terapia magnética;
    • Asistencia a reuniones de desenvolvimiento mediúmnico;
    • Reformulación de sus valores morales.

Sin embargo, de forma sorprendente,  entre esas personas con fuertes disturbios mediúmnicos y que buscan insistentemente ayuda, las hay que no se avienen a asumir esas actividades y responsabilidades que, aunque fuese a medio o largo plazo, serían la solución a su problemática. Todavía hay muchas personas en esas situaciones que creen, erróneamente, que en los centros espíritas se dispensa una especie de “analgésico espiritual” que todo lo cura. No obstante, el único remedio eficaz, como en casi todas las circunstancias de la vida, es el propio esfuerzo.


  1. También hay personas que, presentando evidentes percepciones paranormales y/o mediúmnicas, son capaces por su propio impulso, por su propio interés, por su propio convencimiento (que tiene evidentes raíces en sus conocimientos inconscientes pretéritos) son capaces –repetimos- de utilizar esos recursos psíquicos dignamente. Es perfectamente posible que acaben encontrándose con el espiritismo. Ciertamente son pocas las personas que sepan encauzar adecuadamente ese potencial.


  1. Finalmente, las hay que, habiendo tenido a la vista o en su propia persona algún tipo de percepción, aunque fuese pasajera, ello ha contribuido a excitar su interés por las aportaciones del espiritismo y conducirlas a su estudio.


También, evidentemente, ha habido siempre personas que han empezado su contacto con el espiritismo a través del conocimiento teórico, antes de adentrarse en la experimentación mediúmnica. Esta sería una de las mejores maneras de adentrarse con paso seguro en la siempre potencialmente complicada práctica medianímica. Ya vemos como en el texto antes citado, Allan Kardec  resalta que el conocimiento previo de la teoría mediúmnica ayuda a superar las ideas preconcebidas y a comprender la mecánica del fenómeno antes de haberlo presenciado. Ello da una mayor tranquilidad a la hora de empezar a asistir a reuniones prácticas, ya que facilita que se entienda un aspecto primordial: qué es lo que se puede y lo que no se puede pedir o esperar de la mediumnidad. 

Tanto El Libro de los Médiums de Allan Kardec como En lo Invisible de Léon Denis constituyen, sin ninguna duda, un profundo y detallado Manual de utilización de los recursos medianímicos. Además, conocer bien y de forma previa el Manual de cualquier actividad humana es algo imprescindible.


Terminaremos con otro apartado (núm. 31) del mismo capítulo antes mencionado (los resaltados también son nuestros):


Hay que comenzar por la teoría. En ella todos los fenómenos son estudiados y explicados; se comprende su posibilidad, y se sabe en qué condiciones pueden producirse, así como los obstáculos que es posible encontrar. Entonces, sea cual fuere el orden en que según las circunstancias esos fenómenos aparezcan, nada en ellos será sorprendente. Este camino ofrece todavía una ventaja más: la de ahorrar una infinidad de decepciones al experimentador, pues este, prevenido acerca de las dificultades, sabrá mantenerse en guardia, y no tendrá que adquirir experiencia a costa de sí mismo. 

Desde que nos ocupamos con el espiritismo, sería difícil calcular la cantidad de personas que vinieron a consultarnos; cuántas entre ellas se mantuvieron indiferentes o incrédulas ante los hechos más patentes, y sólo más tarde se han convencido mediante una explicación racional; cuántas otras se predispusieron a la convicción por medio del razonamiento; cuántas, por último, se han persuadido sin haber visto nada, únicamente porque comprendieron. Hablamos, pues, por experiencia, y por eso afirmamos que el mejor método de enseñanza espírita es el que se dirige a la razón, no a los ojos. Es el método que seguimos en nuestras lecciones, y del cual sólo tenemos que congratularnos”.


Poco se puede añadir a tan lúcido razonamiento, solamente que hemos de aprovechar la opinión de Kardec; opinión fundamentada en el intenso esfuerzo que realizó durante su vida, por difundir el conocimiento del espiritismo, partiendo de la teoría a la práctica. Este será siempre un buen camino para el convencimiento.

Comentarios

  1. Hola me ha encantado este articulo y me aclarara muchas dudas ,es un placer poder leer estos conocimientos de David y con tu permiso lo voy a compartir, ya que la ocasión lo merece.
    Gracias por ayudarnos tanto a comprender .
    Issa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Issa. Me alegra que te haya interesado el artículo.

      Eliminar
    2. Santi
      Me ha gustado mucho el articulo.
      Yo no poseo ningun don. Tan solo interes por y curiosidad por el tema.
      Gracias por compartir tus experiencias y conocimientos

      Eliminar
    3. Buenos días Santi.
      Realmente tanto la percepción extrasensorial como la mediumnidad no son dones, más bien son herramientas de trabajo para que, a través de las mismas, se pueda ser útil a los demás y al mismo tiempo aumentar nuestros conocimientos a través de esas experiencias.
      Pero sí que todos poseemos un don: la facultad de pensar que, si la utilizamos sensatamente, puede conducir con seguridad nuestra curiosidad e interés por estos y por muchos otros temas.
      Muchas gracias por tus comentarios.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Muchas gracias,me parece muy interesante y está bien explicado para resolver dudas y saber distinguir

    ResponderEliminar
  3. Que didactico e interesante David.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola David muy enriquecedor este blog,Es fácil de entender .
    Hay personas como bien dices ,que tiene unas percepciones incleibles y sacan un potencial de sus cualidades y de su dia a día..
    Conozco a una chica que tiene este punto número 4 y es fascinante.
    Gracias por tu lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay personas que saben conducirse adecuadamente con sus potencialidades paranormales y mediúmnicas sin tener previamente conocimientos teóricos. Sin embargo, también hay que señalar que muchos de los que tienen esas percepciones van muy perdidos al respecto de como utilizarlas correctamente. Es por eso que el estudio teórico es imprescindible.

      Eliminar
  5. Hola David! Muy interesante y muy bien explicado. Muchas gracias por tu sabiduría.

    ResponderEliminar
  6. Excelente blog y recomendacion de moralidad.
    Gracias David por tu trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Sin duda la moralidad es siempre una faceta determinante en nuestra evolución y a la que hay que dedicar todos los esfuerzos que sean necesarios para ir mejorándonos en este aspecto.
      Me alegro mucho que te hayan satisfecho tanto el blog como el artículo. Muchas gracias en nombre de los responsables del blog y en el mío propio.

      Eliminar
  7. Muchas gracias David .muy interesante es un tema que me atrae mucho y me gusta leer .hay una persona q sabe de estas cosas a la q admiro ..saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda hay lecturas muy interesantes al respecto de este tema, siendo muy recomendable la lectura de "El Libro de los Médiums". y, también, de "El Libro de los Espíritus".
      Saludos cordiales

      Eliminar
  8. Gracias David por compartir ésta información, yo también conozco a una persona muy especial que le nace desde su interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que esta información haya podido ser de su interés.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  9. Hola David . Me ha parecido muy interesante y fácil de entender.
    Muchas gracias,por compartir tus conocimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya parecido interesante y comprensible.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  10. Muy interesante David, gracias por compartir tus conocimientos.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, es muy interesante y sencillo de entender.

    ResponderEliminar
  12. Xesca PG.
    Me ha encantado su explicación,amena,sencilla de entender y muy interesante

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por compartir, es algo muy interesante y bien explicado.
    Iván Mateos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iván. Es satisfactorio que lo encuentres interesante y comprensible.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  14. Hola David. Muchas gracias por compartir tus conocimientos. Ha sido fácil de entender y comprender. Muchas gracias.��

    ResponderEliminar
  15. Buenos dias desde acá.
    Quería comentarle que conozco personas de mi alrededor una amiga, que es muy cristiana y no cree en la reencarnación y usted habla del convencimiento no debemos aplicarlo al que no quiere, eso esta bien .
    Pero como ella quiere inculcarme su cristianismo ,disiendome que cuando morimos iremos a estar con dios y el infierno, me gustaría un blog de este tema .
    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,
      Realmente no deberíamos intentar convencer a quien no tiene interés en el tema; pero, habría que esperar una actitud de reciprocidad por su parte.
      Hay libros que exponen muy bien la temática de la reencarnación, por ejemplo "3 enfoques sobre la reencarnación" de Sebastián de Arauco, que puede encontrarse en formato digital. También despiertan mucho interés las obras de Brian Weiss, psiquiatra especialista en la terapia de las regresiones a vidas pasadas. A mi me gusta su obra "Muchas vidas, muchos maestros", aunque no esté de acuerdo al 100% con todos sus comentarios.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  16. Felicitaciones David .muy interesante me gustan mucho estos temas .conozco una persona q sabe y ayuda mucho a los demás .. María liliana .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María Iliana. Realmente son temas muy interesantes y en los que vale la pena profundizar.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  17. Gracias por compartir sus conocimientos bendiciones ����

    ResponderEliminar
  18. Gracias gracias gracias David x compartir

    ResponderEliminar
  19. Gracias gracias gracias David x compartir

    ResponderEliminar
  20. Como puedo evolucionar a nivel espiritismo y no estancarme, que libro me aconseja David,o que debo hacer ,me han recomendado este texto y me a hecho plantearme muchas preguntas hacia mi mismo.Bendiciones desde venezuela.
    Alex

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alex, hay un libro muy recomendable titulado "Después de la muerte", de Léon Denis. Puede encontrarlo fácilmente en formato digital. Es un libro con mucha y buena información y que seguramente le ayudará a resolver dudas y responder preguntas.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  21. Muy interesante David,me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El dormir y los sueños

Jordi Santandreu Lorite Allan Kardec interrogó a los Espíritus acerca del dormir y de los sueños, como no podía ser de otra manera, ya que desde tiempos inmemoriales el Ser Humano ha asociado el dormir con traspasar una puerta velada por el oscuro manto de la materia. Lo que se supone que hay detrás de ese umbral se ha interpretado de maneras diferentes según la época y el lugar. Los sueños han estado asociados, en general, a la dimensión espiritual de la vida, al más allá . En todas las tradiciones antiguas, desde la Grecia de Platón y Sócrates, a la India de los Upanishads, pasando por el Egipto de los faraones, el mundo de los sueños era aquél en el que dioses y humanos podían reencontrarse. En el Antiguo Testamento hay numerosas referencias a sueños proféticos, como el de Abraham o el de Jacob, que soñó con “una escalera apoyada en tierra, que en su extremo llegaba al cielo. Ángeles subían y bajaban por ella. Jehová, que estaba en lo alto, dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham y

COVID-19: ¿Una oportunidad perdida?

Humberto Werdine  Estoy escribiendo este texto en los primeros días de septiembre de 2020, en el auge del inicio de la segunda ola del virus COVID 19, aquí en Europa. Mi familia fue alcanzada, mi esposa y una de mis hijas. Mi hija está prácticamente recuperada y mi esposa se recupera poco a poco. Ninguna de ellas necesitó ingreso hospitalario. Agradezco a Dios todos los días por su recuperación. Tengo amigos que han sufrido mucho con este virus. Unos tuvieron que ser entubados y se recuperaron después de muchas semanas de angustia y dolor. Otros, no tuvieron la misma suerte y fallecieron. Todos los que partieron eran de una edad parecida a la mía, entrados ya los 60 años. Esta misma semana, una querida amiga me envió un mensaje a mi whatsapp privado, calificando a esta enfermedad de maldita. He recibido varios comentarios parecidos de muchas y diversas personas que usan un adjetivo similar para esta enfermedad y, algunos, cuestionando por qué Dios habría mandado una enfermedad tan pern