Ir al contenido principal

El mandamiento mayor

Janaina Minelli de Oliveira Ramos

El día 30 de abril de 2022, CEADS celebró la 20ª Jornada Espiritista de Barcelona bajo el lema “Amor, ley mayor del universo”.


Lo recuerdo mientras me siento y abro El Evangelio según el espiritismo, “al azar”. Me llena de emoción el mensaje sobre el que debo escribir: El mandamiento mayor (Cap. XV, ítem 4). En él, Mateo nos narra uno de los muchos episodios en que los fariseos y los saduceos intentaban poner a Jesús a prueba. En esta ocasión, un intérprete de la ley ( un hombre respetado públicamente por conocer las bases del judaísmo) le hace una pregunta a Jesús “por tentarle”. 


Es importante atender la importancia que Jesús como personaje histórico había alcanzado, en el corto periodo que dedicó a la enseñanza pública de la Buena Nueva. ¿Por qué un intérprete de la ley interroga a Jesús, un nazareno hijo de carpintero? Se entiende que Jesús molestaba a los hombres prominentes de su tiempo, por el mensaje que difundía. ¿Y qué mensaje era este, tan incómodo para los poderosos doctores de la ley?





x

Jesús enseñó que no hay amor posible a Dios sin amor al prójimo, que amar al prójimo es una forma de amar a Dios. “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primer y gran mandamiento. Y el segundo es semejante: amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.”


Jesús enseñó con estas palabras que el culto exterior, las fórmulas vacías y las farsas de la vanidad no son amor a Dios, sino la paciencia, la mansedumbre y la compasión que dedicamos a los seres con quienes compartimos jornada evolutiva. Nos advierte, además, que nuestros gestos de amor deben ser integrales, aunando mente y corazón. El alma a menudo se pierde en los laberintos del orgullo y del egoísmo, pensando adorar a Dios con gestos y palabras que no expresan un respeto genuino por la creación divina. Sucedía en la época en que Jesús andaba sobre la Tierra y sigue sucediendo hoy, más de dos mil años después.

Allan Kardec, en colaboración con una falange de espíritus empeñados en la renovación de la emoción y de la razón humana, aportó una iluminada doctrina a la humanidad. El Espiritismo nos invita a reflexionar sobre el amor como única vía de progreso. Todo cuanto hagamos fuera del amor, nos aleja del objetivo de sembrar paz y armonía en nuestras vidas y en la vida de los que amamos. “No pudiéndose amar a Dios sin practicar la caridad para con el prójimo, todos los deberes del hombre se hallan comprendidos en esta máxima: fuera de la caridad no hay salvación”.

Aún falta que meditemos sobre qué clase de salvación conseguiremos a través de la caridad, según la afirmación de los espíritus. No se trata de una salvación que uno consigue a cambio de rituales exteriores o de gestos que no integran razón y emoción, como tampoco nos salva nadie más que uno mismo.


La salvación, bien comprendida, es la libertad que uno logra sobre el orgullo y el egoísmo. Podríamos incluso pensar que nos salvamos a nosotros mismos, en tanto nos salvamos de nosotros mismos. De momento, seguimos estando muy fuertemente caracterizados por el orgullo y el egoísmo. Aún así, la práctica de la caridad a la que nos convoca la Doctrina Espírita renueva constantemente nuestra capacidad de pensar y sentir. El mandamiento mayor marca el rumbo y, los que deseamos ser dignos representantes de Jesús en la Tierra, encontramos en la caridad la escuela viva del amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio 2021

  ¡Empujemos! Día Mundial de Prevención del Suicidio Janaina Minelli de Oliveira Ramos El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial de Prevención del Suicidio. La fecha, impulsada por la Organización Mundial de la Salud, sirve para que en todo el mundo se recuerde que el suicidio es una realidad ineludible, hablando abiertamente sobre el tema. Mucho se ha hecho en la descontrucción de los mitos alrededor del suicidio. ¿El último tabú tambalea? Es posible. Empieza a tener conciencia de la gravedad de la situación. Los datos son impactantes. Cada año, alrededor de 700.000 personas se suicidan en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. En España, 3.671 personas se suicidaron el 2019, según los datos más recientes del INE. Entre ellos, 75 menores de 19 años. Estos datos no incluyen a los intentos de suicido o las personas que viven con ideación suicida. Si bien es verdad que todavía hay mucho desconcierto cuando se habla sobre el suicidio, también es cierto que hoy día, hay u

La mediumnidad de fectos intelectuales

Hola familia, ayer en CEADS volvimos al estudio de los tipos de mediumnidad de efectos intelectuales. El texto de referencia sigue siendo el de hace dos semanas , pero esta vez os dejo también el power point que usamos en clase, que hace buen resumen de lo visto en esta dos clases del ESDE. Médiuns somos todos, porque somos espíritus encarnados y tenemos, por esta razón, la capacidad, más o menos ostensible de comunicarnos con los espíritus desencarnados. De modo más específico, sin embargo, solemos denominar médiuns a aquellas personas que, como dice el codificador en el Libro de los Espíritius, puedes ser “medios o intermediarios entre los Espíritus y  los hombres. Las condiciones que dan esa fuerza especial proceden de causas al mismo tiempo físicas y morales, imperfectamente conocidas todavía, porque hay médiums de todas las edades, de ambos sexos y en todos los grados de desenvolvimiento intelectual. Como en las últimas semanas hemos estado hablando de los tiempos de

Higiene mental

David Santamaría “… la vida moral se impone como una obligación rigurosa para todos aquellos a quienes preocupe algo de su destino; de aquí la necesidad de una higiene del alma que se aplique a todos nuestros actos, ahora que nuestras fuerzas espirituales se hallan en estado de equilibrio y armonía. Si conviene someter el cuerpo, envoltura mortal, instrumento perecedero, a las prescripciones de la ley física que asegura su mantenimiento y su funcionamiento, importa mucho más aún velar por el perfeccionamiento del alma, que es nuestro imperecedero yo, y a la cual está unida nuestra suerte en el porvenir. El Espiritismo nos ha proporcionado los elementos de esta higiene del alma .”   Léon Denis, Después de la muerte, cap. 42   Se podría definir la mente como el conjunto de interacciones psíquicas del Espíritu con el medio en que se encuentre , ya sea en el mundo material a través del cerebro, ya sea en el mundo espiritual donde actúa directamente por sí mismo. Contenido psicológico o p