viernes, 24 de abril de 2015

Menuda semana

Hola familia,

ayer CEADS estuvo en Paseo de Gracia celebrando Sant Jordi y divulgando el espiritismo en las calles de Barcelona.

Esta noche estaremos en la galería Relación Arte, calle Meriterànea 16, Barceloneta, a las 21:00, con el concierto Crisálida. Canta el poeta Pedro Cabrera. La entrada es libre y gratuita. ¡Estáis todos invitados!



Mañana sábado, la clase será sobre el periespíritu, sus funciones y características.

¡Menuda semana, familia! =)

domingo, 19 de abril de 2015

EL ESPIRITISMO EN LA VIDA ACTUAL

Hola familia,

ayer celebramos en CEADS, con mucha alegría, la XIII Jornada Espiritista de Barcelona, bajo el lema “El Espiritismo en la Vida Actual”. El Espiritismo es una filosofía que nos hace una doble invitación: primero nos invita la reflexión y compresión del mundo espiritual; segundo, y derivando de esta comprensión, el Espiritismo nos invita a la transformación de nuestras vidas, para que nos armonicemos con la fuente cósmica de sabiduría y amor. Bajo el lema de este año, los diferentes conferenciantes nos han ofrecido claves claras y prácticas para que vivamos el presente con más salud, serenidad y esperanza.

Rafael Navarrete nos habló de la “Salud Integral”. Para llegar a alcanzar un equilibrio físico, mental, social y espiritual no podemos desatender ninguna de las esferas del ser humano. Hay que cuidar el cuerpo con una dieta sana y ejercicios físicos; hay que cuidar la mente, con la oración, la meditación y pensamientos emancipadores de la materia; hay que cuidar las relaciones sociales, cultivando vínculos afectivos maduros y positivos; hay que penetrar en el conocimiento de uno mismo y práctica de valores morales más elevados. ¡Nadie ha dicho que fuera fácil!, sólo que vale la pena.

Andrea Campos nos presentó la conferencia “Desafíos de la convivencia familiar”. Nos explicó que nadie llega a un núcleo familiar por casualidad y que sólo el amor, la paciencia y la tolerancia pueden ayudar a curar relaciones difíciles en este campo. El concepto mismo de familia ha evolucionado mucho, existiendo actualmente diversos tipos según los antropólogos: nucleares o tradicionales, homoparentales, monoparentales, reconstituidas, trigeneracionales, etc… Los cambios experimentados en la sociedad con la inserción de la mujer en el mercado de trabajo han producido una reestructuración de las bases familiares. Muchas veces no sabemos como reaccionar ante estos cambios, pero debemos, en cualquiera de los casos, comprender que el respeto debe ser la base de todas y cada una de las relaciones que establezcamos con las familias modernas. Cuando consigamos pasar del respeto, hacia el amor, habremos aceptado la invitación evangélica. De momento, comprendamos que todas las familias son nucleos divinos de aprendizaje y crecimiento.


Alfredo Alonso hizo su charla titulada “Educación para la Muerte”. Inició haciendo un repaso histórico de las formas de representación de la muerte en diferentes épocas y sociedades, hasta describirnos las fases de la desencarnación. Cuanto más apegados estemos a la materia, más nos cuenta desprendernos de ella. Cuanto más hayamos hecho esfuerzos sinceros de elevación, más fácil nos será liberarnos de nuestro cuerpo físico en el momento de la muerte biológica. Alfredo también subrayó la importancia de mantener pensamientos elevados  y una actitud de oración en los velatorios. En la mayoría de los casos, el espíritu del recién desencarnado está todavía en vías de liberación de su cuerpo físico. Una actitud respetuosa ayuda a que el desenlace sea más suave, favoreciendo la acción de los trabajadores del bien.

El equipo de la Educación Espírita de CEADS hizo una breve presentación en la que nos recordó la importancia de la orientación moral de la infancia. También hicieron un grave apelo: los papás de CEADS no traen a sus hijos. Tenemos la salita preparada, tenemos a monitoras motivadas, pero nos faltan los niños. ¿Qué haremos? Atendiendo a los apelos del Departamento de estudios Doctrinarios de CEADS, la Federación Espírita Española ofrecerá los días 09 y 10 de mayo un seminario sobre la educación espírita. Este seminario está abierto a todos los padres, educadores o personas interesadas en conocer claves sobre la orientación de la infancia y la juventud, con vistas a la inmortalidad. Las inscripciones deben realizarse a través del mail estudiosceads@gmail.com. ¡Esperamos que la actividad sea del interés de toda la familia CEADS!

Cláudia Bernardes finalizó nuestra jornada con su charla “La conducta espírita y las nuevas tecnologías”. En un mundo mediatizado y digital, nos dijo Claudia, hay que encontrar el justo equilibrio en el uso de las herramientas de comunicación. El culto al YO y el aislamiento social deben ser situaciones evitadas por las personas que conocemos la esfera transcendental de nuestra existencia. es importante comprender que las tecnologías no son buenas ni malas en sí mismas, sino que es el uso que hagamos de ellas lo que definirá si las empleamos para nuestra evolución, o si por otra parte, frenamos nuestro propio progreso con actitudes egóicas y poco edificantes.

Fue toda una jornada de crecimiento, en la que reinó un ambiente de fraternidad. Nuestro cariño y más sincero agradecimiento a los conferenciantes, a los voluntarios que participaron en la organización y a todas las personas, que en los dos planos de la vida, se acercaron a nuestro local para compartir con nosotros la XIII Jornada Espiritista de Barcelona. Todo un honor y mucha ilusión por participar en la familia CEADS. ¡Gracias a todos!

Cariños de la hermana menor

PS. Este año, la espiritualidad hizo fichajes especiales y profesionales de la comunicación audiovisual han hecho grabaciones de las conferencias. Las disponibilizaremos en nuestro Canal de You Tube durante la próxima semana. De momento, disfrutad de las fotos, que dan muestra del clima de compenetración relajada que ha habido en CEADS.
  

domingo, 12 de abril de 2015

Mientras aprendemos a amar...

Hola familia,

ayer en CEADS tuvimos una tarde más de rico intercambio y crecimiento. Dedicamos la tarde a comprender un poco más a fondo las enseñanzas de Jesús a la luz de las aclaraciones de los espíritus. El tema de la tarde, “la indisolubilidad del matrimonio”. Empezamos leyendo, en El Evangelio según el Espiritismo, primeramente el texto en el que Jesús le dice a un grupo de hombres “No separe el hombre lo que Dios unió”, y a continuación los ítems 1 al 4, del cap. XXII.

La lectura y el debate que se siguió nos ayudó a comprender que cuando el amor es
verdadero en una unión entre dos seres, se está en comunión con Dios. Esta clase de amor no se puede separar, sea por la distancia física sea por intereses económicos o materiales de cualquier orden. La orientación de Jesús nos recuerda que la unión entre dos seres debe darse por el amor que acerca la pareja a Dios y que no debemos inmiscuir intereses mundanos en asuntos que se deben tomar con responsabilidad y compromiso. Sin embargo, el mismo Cristo les dice a los hombres, cuando le preguntan porqué entonces Moisés permitiría que devolvieran sus mujeres con una carta de divorcio, diciendo, “Es por causa de la dureza de vuestros corazones”. Si el hombre ya supiera amar sin dejar que la sensualidad, la ganancia o el estatus social influyera en sus uniones conyugales, no habría separaciones o rupturas. Hace dos mil años, nos recordaba Jesús de la dureza de nuestros corazones y el número de separaciones que ocurren cada año nos sigue dando muestras de que el amor que acerca las parejas a Dios sigue siendo todavía hoy una asignatura pendiente para la humanidad.

El Evangelio según el Espiritismo nos enseña que, mientras el hombre progresa, también progresan sus leyes. Se puede entender que la calidad del sistema jurídico de cada agrupamiento sociocultural está en proporción directa con la evolución moral de los seres que viven bajos dichas leyes. No todas las personas que viven en una sociedad tienen el mismo grado de observancia de las leyes divinas, por esto es necesario que la ley humana exista. Las leyes humanas, en ninguna parte son perfectas, y en muchísimos casos nos gustarían que fueran mejores instrumentos para aplicar la justicia y la paz social. No siempre es así. La ley humana es imperfecta, pero por lo menos podemos confiar en que evoluciona, juntamente con las sociedades y los espíritus que las conforman. A diferencia de la humana, la ley divina es inmutable, perfecta y justa. Si alguna vez no comprendemos la justicia de las leyes divinas, debemos aceptar que el problema no estará en cómo la Inteligencia Cósmica gestiona la vida, sino en nuestra limitada capacidad de comprensión de todos los fenómenos, las causas y efectos implicados en cada proceso.

Las separaciones, por tanto, no son contrarias a la ley de Dios. Si no existe madurez emocional en ambas partes para aprovechar la convivencia de forma a superar deudas pasadas, es preferible apartarse hasta que, en posteriores encarnaciones, la vida se encargue de traer de vuelta todas las personas que necesitamos reencontrar para evolucionar. Toda separación es sólo momentánea, porque, destinados como estamos todos a la perfección, nos armonizaremos con todos los seres de la creación. Sí, ¡el amor lo puede todo! Incluso esperar.


Algunas preguntas relacionadas al “carma” que puede unir a dos parejas son material de interesante. ¿Dos personas que tenían en su plan reencarnatorio unirse como pareja, no deberían quedarse juntas hasta el final para recatar las deudas del pasado?

En primer lugar, hay que aclarar que en nuestro planeta, en proporción al número de seres que reencarnan cada día, todavía son pocos aquellos que disponen de un “plan reencarnatorio”. Segundo, incluso entre aquellos que, habiendo despertado ya para la realidad espiritual, sí disponen de un plan reencarnatorio, ésto es todo lo que es “un plan”. No tienes detalles de experiencias, si no clases de pruebas a las que los seres reencarnantes de pueden enfrentar. En tercer lugar, y posiblemente lo más importante, ¡sólo el amor rescata! Solemos pensar que debemos mantener una relación de sufrimiento para recatar una deuda pasada, pero no funciona así. “Sufrir” una relación no libera de una deuda, será necesario amar a la persona en cuestión. demasiado frecuentemente, aceptar al otro y ir más allá, amándole, resulta una tare muy difícil en el momento evolutivo que estamos viviendo. No pasa nada. Como seres inmortales que somos, lo posponemos hasta que ambos estemos en condiciones evolutivas más adecuadas para enfrentarnos a las necesidades de reparación conjunta que la justicia divina establezca que debemos experimentar.

Mientras no ha llegado este momento, nos podemos separar, resguardándonos del rencor o del resentimiento. Si no sabemos amar a una persona o ella no nos sabe amar de forma a que esta relación nos armonice con la ley de amor, la podemos respetar como ser humano, dejando que siga su camino, hasta que más adelante, nos volvamos a ver, si es necesario. ¿Cómo saber si una relación nos armoniza con la ley de amor? Muy fácil, basta con observar si esta unión conduce a la felicidad de ambos seres en la relación. Si es así  seguramente hace felices a muchos otros de la convivencia de la pareja.


Podemos acabar así, deseando que todas las ex-parejas que pasaron o que pasarán por nuestras vidas, allí donde estén, reciban el respeto que emana de nuestros corazones hacia ellas, como seres humanos, criaturas de Dios; también podemos pedir que todos los que vivimos en pareja, sepamos, en cada gesto de la convivencia diaria, buscar elaborar esta armonía que produce felicidad y acerca a Dios.

Cariños de la hermana menor

miércoles, 8 de abril de 2015

la INDISOLUBILIDAD DEL MATRIMONIO

Hola familia,

el próximo sábado, en la clase del ESDE, nos dedicaremos a estudiar un tema delicado bajo la óptica de la doctrina espírita: la INDISOLUBILIDAD DEL MATRIMONIO.

Os esperamos y, para los más dedicados, os ponemos el texto de estudio y reflexión.

Cariños de la hermana menor

1. Y se llegaron a él los fariseos tentándole, y diciendo: ¿Es lícito a un hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? - El respondió y les dijo: ¿No habéis leído, que el que hizo al hombre desde el principio, macho y hembra los hizo? y dijo: - Por esto dejará el hombre padre y madre, y se ayuntará a su mujer, y serán dos de una carne. - Así que ya no son dos, sino una carne. Por tanto lo que Dios juntó, el hombre no lo separe. Dícenle: ¿Pues por qué mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? - Les dijo: porque Moisés, por la dureza de vuestros corazones os permitió repudiar a vuestras mujeres: mas al principio no fué así. - Y digoos que todo aquel que repudiase a su mujer, sino por la fornicación, y tomare otra, comete adulterio; y el que se casare con la que otro repudió, comete adulterio. (San Mateo, cap. XIX, v. de 3 a 9).

2. Nada hay inmutable sino lo que viene de Dios; todo lo que es obra de los hombres está sujeto a cambios. Las leyes de la naturaleza son las mismas en todos los tiempos y en todos los países; las leyes humanas cambian según los tiempos, los lugares y el progreso de la inteligencia. En el matrimonio, lo que es de orden divino es la unión de los sexos para realizar la renovación de los seres que mueren; pero las condiciones que arreglan esta unión son de un orden de tal modo humano, que no hay en todo el mundo, ni aun en la misma cristiandad, dos países en los que sean absolutamente las mismas, y que ni siquiera hay uno en que no hayan sufrido cambio con el tiempo; resulta de esto que para la ley civil lo que es legítimo en una parte y en una época, es adulterio en otra parte y en otro tiempo; y esto porque la ley civil tiene por objeto el arreglar los intereses de la familia, y porque estos intereses varían según las costumbres y las necesidades locales; así es, por ejemplo, que en ciertos países el matrimonio religioso es el sólo legítimo; en otros es menester, además, el matrimonio civil, y en otros, en fin el matrimonio civil basta.

3. Pero en la unión de los sexos, al lado de la ley divina material, común a todos los seres vivientes, hay otra ley divina, inmutable como todas las leyes de Dios, exclusivamente moral, es la ley de amor. Dios ha querido que los seres estuviesen unidos, no sólo por los lazos de la carne, sino por los del alma, a fin de que el afecto mutuo de los esposos se transmitiese a sus hijos, y que fuesen dos en vez de uno, para amarles, cuidarles y hacerles progresar. En las condiciones ordinarias del matrimonio, ¿se ha tomado siempre en cuenta esta ley de amor? De ningún modo; lo que se consulta no es el afecto de los dos seres que un mutuo sentimiento atrae el uno hacia el otro, puesto que muy a menudo se rompe este afecto; lo que se busca no es la satisfacción del corazón, sino la del orgullo, de la vanidad, de la ambición, en una palabra, de todos los intereses materiales; cuando todo es bueno según sus intereses, se dice que conviene el matrimonio, y cuando los bolsillos están llenos se dice que los esposos se corresponden y deben ser muy felices. Pero ni la ley civil, ni las obligaciones que impone, pueden suplir la ley de amor, si esta ley no preside a semejante unión; resulta de esto que muchas veces "lo que se ha unido por el cálculo, se separa por sí mismo; que el juramento que se pronuncia al pie del altar viene a ser un perjurio si se dice como una fórmula banal"; de aquí las uniones desgraciadas que concluyen por ser criminales; doble desgracia que se evitaría si en las condiciones del matrimonio no se hiciese abstracción de la sola que lo sanciona a los ojos de Dios: la ley de amor. Cuando Dios dijo: "Vosotros no haréis sino una sola carne", y cuando Jesús dijo: "No separéis lo que Dios ha unido", debe entenderse de la unión según la ley inmutable de Dios, y no según la ley de los hombres, sujeta a cambios.


4. ¿Es, pues, superflua la ley civil, y es menester volver a los matrimonios según la naturaleza? Ciertamente que no; la ley civil tiene por objeto arreglar las relaciones sociales y los intereses de las familias, según las exigencias de la civilización, y por esto es útil, necesaria, pero variable; debe ser previsora; porque el hombre civilizado no puede vivir como un salvaje, pero nada, absolutamente nada se opone a que sea el corolario de la ley de Dios; los obstáculos para el cumplimiento de la ley divina dimanan de las preocupaciones y no de la ley civil. Estas preocupaciones, bien que estén en vigor, han perdido ya su fuerza en los pueblos civilizados; pero desaparecerán con el progreso moral, que abrirá, en fin, los ojos sobre el sinnúmero de males, faltas y aun crímenes que resultan de las uniones contratadas con la sola mira de intereses materiales. Entonces se preguntará si no es más humano, más caritativo y más moral unir dos seres que no pueden vivir juntos, que darles la libertad, y si la perspectiva de una cadena indisoluble acaso no aumenta el número de las uniones irregulares.

KARDEC, Allan. El Evangelio según el Espiritismo. Trad. Guillón Ribeiro. 89. ed. Río de Janeiro: FEB, 1984. Cap. XXII, Ítems 1 al 4, p. 345-7.

jueves, 2 de abril de 2015

Clase de jueves 02/04, normal; sábado 04/04 no hay clase

Hola familia,

atención por favor: hoy hay clase del GELE, de 20:30 a las 22:00, como cada jueves.

El sábado no hay clase. Es festivo. CEADS estará cerrado, pero todos de alma despierta para la verdad expresada en la experiencia Crística: la muerte es un fenómeno biológico. El espíritu sobrevive siempre, y también nuestros cuerpos espirituales.

Cariños de la hermana menor


domingo, 29 de marzo de 2015

Asamblea CEADS 2015

¡Hola familia!

Ayer en CEADS con mucha ilusión celebramos nuestra asamblea ordinaria anual. En esta ocasión se presentaron y se aclararon dudas sobre las cuentas del ejercicio 2013-2014, y se hizo además la previsión de gastos para el 2015. El ejercicio de transparencia es muy importante en un centro espírita. Cada semana, pasan alrededor de 80 personas por nuestro centro: unas 20 personas los lunes, otras 20 los jueves, unas 15 los viernes y unas 35 más los sábados. De éstas, aproximadamente 30 son trabajadores: pasistas, monitores, trabajadores de los Departamentos de Divulgación, Asistencia Espiritual, Administración, Estudios Doctrinarios y Asistencia Social. Todas éstas personas mantienen CEADS vivo, pero son nuestros 19 socios los que hacen nuestra familia materialmente posible. Ellos son los que, además de asistir a las reuniones y colaborar en diferentes actividades, sufragan los gastos de alquiler, agua, luz, teléfono, materiales, tasas de la asociación, del banco y de la Federación Espírita Española. Estas 19 personas, de forma anónima e desinteresada, permiten que tengamos un local y podamos realizar todas las actividades de nuestro centro. Bajo ninguna hipótesis nadie jamás puede tener la sensación de que ha de pagar por asistir al centro o para participar en nuestras actividades. Esto sólo es posible porque nuestros socios siguen apoyando y creyendo en el proyecto de CEADS, y porque los trabajadores del Departamento de Administración realizan actividades como el cátering y el Mercado Solidario, que actualmente complementan el déficit que tenemos entre los gastos y los ingresos. ¡CEADS somos todos! ¡Todos hacemos CEADS posible!

Este sábado también se presentó la candidatura de la nueva Junta, que según nuestros estatutos, debe renovarse cada dos años. La nueva junta está compuesta de los compañeros a continuación:
Presidente: Janaina de Oliveira 
Vicepresidente: Alfredo Tabueña 
Tesorera: Dolors López 
Secretaria: Andrea Campos 
Vocales: Marcello Pagnotta, Arnaldo da Silva y Andrea Firenze
Se aprobó por unanimidad que estos compañeros se dediquen a la importante labor de coordinar nuestro centro. Hecho lo anterior, cada responsable de departamento presentó las actividades realizadas durante el pasado año. Es bonito hacer el ejercicio de retrospectiva y volver la mirada sobre todo lo realizado, diseñando planes para el futuro. Os dejo el vídeo que vimos al final de la asamblea, dejándonos a todos emocionados y felices por participar en CEADS.


Cariños de la hermana menor