Este es el diario de a bordo de un grupo de espíritus que desean instruirse, educar sus corazones para el bien y crecer para el trabajo en la Viña del Señor.

jueves, 24 de abril de 2014

¡Sábado es día de Jornada!

Muy buenas tardes a tod@s,

Este sábado, 26 de abril de 2014, celebramos nuestra XII Jornada Espiritista de Barcelona con el lema "Conciencia Espírita", en un horario de 10 a 19 horas, en la Calle Ventura Plaja, 15, bajos, 08028, Barcelona (estación Badal del Metro L5)



La entrada es libre y gratuita a todas las charlas y actividades.

Clica aquí para ver el programa completo de la jornada: http://issuu.com/ceads/docs/jornada_esp__rita_bcn_2014



Campaña Solidaria Cesta Básica Ceads

Este sábado estaremos recogiendo alimentos no-perecederos para el proyecto Cesta Básica CEADS.

Actualmente ayudamos a siete familias y ¡contamos con vuestra ayuda! Si puedes, ¡dona alimentos!

¿Y qué podemos donar? 

Podemos donar: arroz, legumbres, enlatados, azúcar, café, galletas, productos de higiene personal y cualquier alimento no perecedero.

Clica aquí para ver el cartel de la campaña: http://issuu.com/ceads/docs/jornada_bcn_cesta_basica



Un saludo fraterno,
 
Centre Espírita Amalia Domingo Soler
Calle Ventura Plaza 15 – bajos - 08028 – Barcelona 
Revista Visión Espírita: http://issuu.com/ceads
Móvil: 665 312 687
Si ya no desea recibir este email responder a esta dirección solicitando la baja.

martes, 22 de abril de 2014

Sant Jordi con CEADS

Hola familia,

Mañana haremos divulgación del espiritismo en la tan linda fiesta de Sant Jordi. ¡Estáis todos invitados a pasar por nuestra mesa de libros espíritas y compartir este gran día con nosotros.

ATENCIÓN PARA LA DIRECCIÓN DE NUESTRA MESA
Paseo de Gracias, 105, Barcelona.


¡Os esperamos con mucha ilusión!

En el libro “Al auto de fe de Barcelona", podréis conocer un capítulo de gran significación del espiritismo. Kardec nos los relata de la siguiente manera:
“Hoy, el nueve de octubre de 1861, siendo las diez y treinta horas de la mañana en la explanada de la ciudad de Barcelona, lugar donde se ejecutan los criminales condenados al último suplicio fueron quemados por orden del obispo de esta ciudad trescientos volúmenes y folletos sobre el espiritismo”. 
En comunicación mediúmnica, el espíritu Dollet anima a los espíritas: 
“Ten certeza de que las hogueras por sí mismas se apagarán y si los libros fueran lanzados al fuego el pensamiento inmortal les sobrevive.” Dollet
No se equivocaba Dollet. El pensamiento inmortal no puede frenarse. Ya podéis entender porqué nos hace tanta ilusión salir a las calles a divulgar nuestra linda doctrina filosófica, el Espiritismo. Mañana la familia CEADS vivirá el Sant Jordi como una gran fiesta de las mentes abiertas y dispuestas a conocer su realidad espiritual.

Cariños de la hermana menor

miércoles, 16 de abril de 2014

Próximas actividades

¡Atención familia!

El sábado 20/04 es festivo y no habrá clase en CEADS.

El día 23/04 de 9:00 hasta que nos dure la energía a los voluntarios, un pequeño equipo de CEADS estará haciendo divulgación del espiritismo a través de la venta de libros espíritas en la fiesta de Sant Jordi. ¡Pásate un rato a saludar, comprar libros espíritas y compartir este lindo día con nosotros! Nuestra mesa estará cerca al número 92 de Rambla Catalunya - Barcelona.



El día 26/04 hacemos nuestra jornada anual bajo el lema “Conciencia Espírita”, a la que quedáis todos invitados.
Cariños de la hermana menor

domingo, 13 de abril de 2014

¿Qué debe entenderse por ley natural?

Hola familia,

en la clase de ayer, última del ciclo de nuestros queridos monitores Marcello y Andrea - gracias chicos, ¡ha estado genial! - repasamos algunas de las leyes naturales. Llevábamos tal vez un año estudiando cada una de las leyes que la doctrina espírita nos presenta como orden divino, así como sus implicaciones. En la pregunta 614 del Libro de los Espítitus, Kardek, que era un hombre que quería saber, pregunta “¿Qué debe entenderse por ley natural?” Y los espíritus le contestan:
La ley natural es la ley de Dios y la única verdadera para la felicidad del hombre. Le indica lo que debe hacer y lo que no debe hacer, y no es infeliz sino cuando se aparta de ella.
Así nos dicen los espíritus que existe una fuente cósmica de, la inteligencia suprema, cuya ley nos conduce irremediablemente a la felicidad. Si nos sentimos infelices, debemos comprender que de alguna manera nos estamos alejando de sus leyes, o, dicho de otro modo, no estamos armonizados con sus principios. La pregunta 619 es también muy interesante. Quiere saber Kardek si Dios ha dado a todos los hombres medios de conocer su ley. La respuesta no tiene desperdicio:
Todos pueden conocerla; pero no todos la comprenden. Los que mejor la comprenden son los hombres de bien y los que quieren buscarla. Entre tanto, todos la conocerán un día, porque es preciso que el progreso se realice.
Y en la respuesta a la pregunta 621, nos informan los espíritus de forma concisa y sin dejar lugar a dudas donde está escrita la ley de Dios:
En la conciencia.
En seguida, Kardek hace una propuesta a los espíritus. Como buen pedagogo, les pregunta qué les parecería dividir la ley natural de forma esquemática en diez partes, comprendiendo las leyes sobre: 
  1. la adoración
  2. el trabajo
  3. la reproducción
  4. la conservación
  5. la destrucción
  6. la sociedad
  7. el progreso
  8. la igualdad
  9. la libertad
  10. la justicia, el amor y la caridad.
Esto es lo que hemos estado estudiando en las clases de sábado. A cada nueva clase, intentábamos comprender la vida misma y acercarnos un milímetro que fuera a la comprensión del orden divino que rige el universo - Si visitáis los enlaces de cada clase encontraréis resúmenes de lo que hemos estudiado.

Nos dicen los espíritus que la división esquemática propuesta por Kardec es adecuada, pero no tiene nada de absoluto. También nos dicen que la última ley es la más importante y que “por su medio es como más puede adelantar el hombre en la vida espiritual, porque las resume todas”.


Así que tanto estudiar las leyes cósmicas, si no nos sirve para amar más los unos a los otros, sería tiempo perdido. Deseando que la inversión de tiempo, energía e ilusión que hacemos cada sábado en nuestras clases pueda convertirnos en seres más sabios y capaces de amar, pidamos al Maestro que nos de fuerzas para seguir aprendiendo en CEADS la doctrina de los Espíritus.

El sábado que viene es festivo y no habrá clase en CEADS. El día 26/04 hacemos nuestra jornada anual bajo el lema “Conciencia Espírita”, a la que quedáis todos invitados.
Cariños de la hermana menor

miércoles, 9 de abril de 2014

Las Leyes Naturales

Hola!

Hemos terminado el estudio del Programa III en la última clase de ESDE. ¡Ha durado un año! Hemos trabajado las Leyes Naturales, en sus diferentes aspectos, bajo el punto de vista espírita. El próximo sábado haremos una revisión de todos los conceptos (o los que consigamos), antes de avanzar.

Os dejamos el texto de la primera clase, que hacía una introducción a las Leyes Naturales.

Si os animáis, podéis navegar por el Blog, buscando los resúmenes de las clases del último año a empezando por este enlace.

¡Nos vemos el sábado!

Andrea F. y Marcello


Texto ESDE – Programa III – Las Leyes Morales - Guía 1

LEY DIVINA O NATURAL

«La Ley natural es la ley de Dios. Es la única verdadera para la felicidad del hombre. Le indica lo que debe hacer o dejar de hacer y éste sólo es desdichado cuando de ella se aparta». (03)
Todos los fenómenos, físicos y espirituales, son regidos por leyes soberanamente justas y sabias en nuestro mundo, fuera de él y en todo el universo.
Esas leyes reunidas, forman lo que conocemos como Ley Divina o Natural. Esta Ley es «eterna e inmutable como el mismo Dios». (04)


A través de un análisis superficial suponemos, algunas veces, que la ley de Dios sufre transformaciones, que es mutable. En realidad, sin embargo, las leyes humanas son las imperfectas y pueden sufrir modificaciones por fuerza del progreso.
A medida que los seres humanos evolucionan, ya sea moral o intelectualmente, comprenden mejor la Ley de Dios y vuelven a formular antiguos conceptos; para eso, son necesarias innumerables existencias corporales, hasta que al llegar a la categoría de Espíritus Superiores, «(...) reúnen en sí la ciencia, la sabiduría y la bondad (...)» (01) o a la de Espíritus Puros, cuando adquieren «(...) superioridad intelectual y moral absoluta, en relación con los Espíritus de otros órdenes». (02)
La Ley Divina o Natural abarca dos tipos principales de leyes: las que «(...) regulan el movimiento y las relaciones de la materia bruta: las leyes físicas, cuyo estudio pertenece al dominio de la Ciencia.

Las otras se refieren especialmente al hombre, considerado en sí mismo y en sus relaciones con Dios y con sus semejantes. Contienen las reglas de la vida del cuerpo, así como las de la vida del alma: son las leyes morales». (05)
A pesar de que la Ley de Dios involucra a todo lo que existe en la creación, en el nivel evolutivo en que nos encontramos, la mayoría de los hombres no la conoce bien. En todas las épocas de la historia humana Dios ha enviado a nuestro planeta Espíritus Misioneros, en las diversas áreas del saber, para enseñárnoslas.
«Desde tiempos inmemoriales la Ciencia viene dedicándose exclusivamente al estudio de los fenómenos del mundo físico, susceptibles de ser examinados por la observación y experimentación, dejando a cargo de la Religión el trato con los problemas metafísicos o espirituales (...),» (06)

Debido al progreso intelectual que se produce intensamente en estos últimos tiempos, se nota un distanciamiento pronunciado entre la Ciencia y la Religión; hecho que no debería ocurrir, porque ambas son expresiones de la Ley Divina a la que estamos sometidos.
«(...) Cuando más desarrolla el hombre sus facultades intelectuales y perfecciona sus percepciones espirituales, tanto más se va dando cuenta que el mundo material, esfera de acción de la ciencia, y el orden moral, objeto de especulación por parte de la Religión guardan íntima y profundas relaciones entre sí, concurriendo uno y otro a la armonía universal, merced a las leyes sabias, eternas e inmutables que los rigen, como sabio e inmutable es Su Legislador (...).» (07)


Referencias:

01. Kardec, Allan. El Libro de los Espíritus. Trad. de Alberto Giordano. 3.ed. Buenos Aires, Editora «18 de Abril», 1983. Preg. 111 
02. ___. Preg. 112. 
03. ___. Preg. 614.
04. ___. Preg. 615. 
05. ___. Preg. 617.
06. CALLIGARIS, Rodolfo. As Leis Morais. 3a. ed. Rio de Janeiro, FEB, 1983. p. 09. 
07. ___. p. 11.


domingo, 6 de abril de 2014

¿Qué tiene que ver la virtud con la proactividad?

Hola familia,

ayer en la clase de Estudio Sistematizado del Evangelio, empezamos leyendo la comunicación del espíritu Francisco-Nicolás-Madaleine que nos invita a ser virtuosos. ¿Y qué viene a ser esto, según la doctrina espírita? Nos dicen los espíritus que “la virtud, en su más alto grado, encierra el conjunto de todas las cualidades esenciales que constituyen el hombre de bien. Ser bueno, caritativo, laborioso, sobrio y modesto, son las cualidades del hombre virtuoso.” El Evangelio según el Espiritismo”

Luego pasamos a dos lecturas de dos fuentes menos convencionales en nuestras clases. La primera, la Wikipedia y la segunda el libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen R. Covey.

Resulta que preparando la clase, se le ocurrió a la monitora que sería interesante pensar en un concepto muy de moda en las empresas actualmente: la proactividad. ¿Tendría algo que ver con la virtud? Y, en el caso de que fuera así, ¿el qué?

Encontramos en la wikepedia que:
“Una persona virtuosa es aquella que sabe sacar adelante cualquier problema que se avecina. Es una persona que tiene muchas cualidades y las pone en práctica a diario. Las virtudes se consideran cualidades positivas, y se oponen a los vicios. Las virtudes son las cualidades buenas y sensitivas del ser humano.”
Sobre las personas proactivas, encontramos en wikipedia:
“Las personas proactivas se mueven por valores cuidadosamente meditados y seleccionados: pueden pasar muchas cosas a su alrededor pero son dueñas de cómo quieren reaccionar ante esos estímulos. Centran sus esfuerzos en el círculo de influencia: se dedican a aquellas cosas con respecto a las cuales pueden hacer algo. Su energía es positiva, con lo cual amplían su círculo de influencia.
Cualidades de una persona proactiva
  • Responsabilidad ante su vida
  • Antepone los valores a sus sentimientos
  • Son tan felices como ellos quieren
  • Autorregulación
  • Responsabilidad para cumplir metas y objetivos” 


Y Stephen R. Covey. nos dice:

“Las personas proactivas llevan consigo su propio clima, su fuerza impulsiva reside en los valores, y si su valor es hacer un trabajo de buena calidad, no depende de que haga buen tiempo o no. La capacidad para subordinar los impulsos a los valores es la esencia de las personas proactivas. Ellas no son arrogantes, son listas, se mueven por valores, interpretan la realidad y saben lo que se necesita.”

¿Qué sacamos de todo esto?

Pues lo primero que existen semejanzas entre una persona virtuosa y una persona proactiva: ambas rehuyen al orgullo, actúan con base a valores, controlan sus sentimientos y no se dejan condicionar por el entorno en el que se mueven. Son personas que, en función de sus cualidades positivas, como el compromiso, la responsabilidad y la alegría, consiguen influir favorablemente en el ambiente familiar, de trabajo o del centro espírita.

Lo segundo, que a la persona virtuosa no le falta nada para ser proactiva - lo que quiere decir que la virtud implica una forma de actuación y transformación de la realidad para mejor. Cualidades morales sin actitud de servicio al prójimo necesitan todavía algo para alcanzar el nivel de la virtud. En cambio, a la persona proactiva le falta algo para ser virtuosa: le falta que, actuando siempre con base a valores, elija aquellos que están en linea con los valores trascendentales de la Ley de Amor. El día en que los líderes de todos los equipos profesionales de todas las empresas en la Tierra sean líderes proactivos, seleccionando como valores que guíen su conducta aquellos del espíritu consciente de su propia inmortalidad, nuestro planeta estará en buenas manos. Por este ideal debemos trabajar.


Lo tercero, que ¡lo que explicamos en el punto anterior no es una utopía! Lo que pasa es que, para que esto suceda, los que supuestamente somos conscientes de que somos espíritus inmortales en experiencias corporales no podemos seguir demarcando tan bien la frontera entre lo que es espiritualidad y lo que es materia. ¿Qué queremos decir? ¡Que no podemos ser espiritistas de fin de semana! Cada día, en el trabajo, en la familia, en nuestro círculo de amigos, debemos seguir moviéndonos según los valores de la Ley de Amor. Nuestro planeta progresa y vive actualmente una fase de transición hacia un planeta de regeneración. En esta nueva fase, ¿por que no pensar que los responsables de las empresas serán fraternos, solidarios y humildes? 

Actualmente se nos dice que la persona proactiva ama lo que hace y hace lo que ama. Pues me parece a mí que, si uno trabaja de esta manera, entrega su fuerza de trabajo como un servicio que solo puede ennoblecer su alma y aportar mucho a la humanidad.

No puedo dejar de recordar al amado Maestro Mayor, ejemplo de virtud intachable y máxima proactividad para la humanidad. Deseando que podamos todos ser capaces de servir con amor, alegría, humildad y compromiso, sea cual sea el entorno en el que tenemos la oportunidad de seguir evolucionando, pido al Maestro que nos siga inspirando a todos.

Cariños de la hermana menor

martes, 1 de abril de 2014

La virtud

Hola familia,

el sábado nos dedicaremos al Estudio Sistematizado del Evangelio. El tema: la virtud. Os dejo el texto de El Evangelio según el Espiritismo, dictado por Francisco-Nicolás-Madaleine en 1863. Meditemos en sus palabras, preparándonos para un sábado más de búsqueda, encuentros y reencuentros.

Cariños de la hermana menor

La virtud

8. La virtud, en su más alto grado, encierra el conjunto de todas las cualidades esenciales que constituyen el hombre de bien. Ser bueno, caritativo, laborioso, sobrio y modesto, son las cualidades del hombre virtuoso. Desgraciadamente estas cualidades están muchas veces acompañadas de pequeñas flaquezas morales que las quitan el brillo y las atenúan. El que hace gala de su virtud, no es virtuoso, puesto que le falta la caridad principal: la modestia, y puesto que tiene el vicio más contrario: el orgullo. La virtud, verdaderamente digna de este nombre, no pretende adquirir fama; se adivina, pero se oculta en la obscuridad, y huye de la admiración de la multitud.


San Vicente de Paul era virtuoso; el digno cura de Ars era virtuoso, y también muchos otros poco conocidos del mundo, pero conocidos de Dios. Todos esos hombres de bien ignoraban ellos mismos que fuesen virtuosos; se dejaban llevar por la corriente de sus santas inspiraciones y practicaban el bien con un desinterés completo y un entero olvido de sí mismos. A esa virtud, comprendida y practicada de este modo, os convido, hijos míos; a esta virtud verdaderamente cristiana y verdaderamente espiritista, os exhorto a que os consagréis; pero alejad de vuestros corazones el pensamiento del orgullo, de la vanidad y del amor propio que paralizan todas estas hermosas cualidades. No imitéis a ese hombre que se presenta como modelo y él mismo pregona sus propias cualidades a todos los oídos complacientes. Esta virtud de ostentación, oculta, muy a menudo, una
multitud de pequeñas torpezas y odiosas falsedades.


En principio, el hombre que se exalta a sí mismo, que levanta una estatua a su propia virtud, sólo por este hecho aniquila todo el mérito efectivo que puede tener. Pero ¿qué diré de aquel cuyo valor consiste en parecer lo que no es? Yo quiero admitir que el hombre que hace bien, sienta en el fondo de su corazón una satisfacción íntima, pero desde que esta satisfacción se manifiesta, fuera para recoger elogios, degenera en amor propio.

¡Oh, todos vosotros a quienes la fe espiritista ha calentado con sus rayos, y que sabéis cuán lejos está el hombre de la perfección, no caigáis nunca en semejante falta! La virtud es una gracia que yo deseo a todos los sinceros espiritistas, pero les diré: Más vale menos virtud con la modestia, que mucha con el orgulío. Por el orgullo las humanidades sucesivas se perdieron y por la humildad deberán redimirse un día.



(Francisco-Nicolás-Madaleine. París, 1863).