domingo, 1 de mayo de 2016

14ª Jornada Espritista de Barcelona.

Hola familia,

ayer CEADS celebró la 14ª Jornada Espritista de Barcelona. El día transcurrió en clima de serenidad y alegría, rico en conocimientos, encuentros y reencuentros.


La asistencia al evento fue la mayor de los últimos años. Tal vez porque el tema “Transición planetaria” sea algo transversal, abordado en diferentes ámbitos espiritualistas; tal vez porque hemos mejorado los canales de difusión y comunicación de los eventos que realizamos en el centro; tal vez porque hemos madurado un poco más como trabajadores de la doctrina; probablemente por una mezcla de todo ello. La verdad es que estamos muy agradecidos por el día de ayer. Humildemente entregamos al Maestro Mayor este día de trabajo, esperando que él siga contando con nosotros en el consuelo y esclarecimiento de los corazones de encarnados y desengranados.


En las conferencias quedó claro que la Doctrina Espírita es desafiadora, convocándonos a niveles más elevados de compromiso con la verdad, la vida y el amor. En la conferencia de David Santamaría, el compañero hizo un repaso de la información presente en la codificación sobre la transición, destacando que ésta no será ni brusca ni repentina. La transición es un proceso continuo, que resulta de la encarnación de seres más evolucionamos que la media de la humanidad actual, por una parte, y a través del progreso moral de la humanidad en su conjunto, por otra. Andrea Firense destacó la necesidad de despertar para las virtudes de la generosidad y la indulgencia, ofreciendo a los demás la misma tolerancia que nos gustaría recibir cuando nos equivocamos. Actuando de esta manera, progresamos individualmente a la vez que aportamos energía regeneradora al planeta. Claudia Bernardes trazó un paralelismo entre las ideas espíritas y la ecología. Es necesario comprometerse con la preservación de la naturaleza por el bien de del ecosistema del cual el hombre es apenas una parte. Debemos luchar contra la destrucción sistemática del planeta a través de estilos de vida y consumo no sostenibles corrigiendo cada uno de nosotros la tendencia a los excesos y a malgastar los recursos de la naturaleza. Finalmente Andrei Moreira nos invitó a superar barreras que etiquetas de esta o aquella religión, así como fronteras de cualquier naturaleza. La fraternidad, el amor es estado puro es la espiritualidad del planeta regenerado. Hacia allí debemos tender, dirigiendo nuestros esfuerzos hacia el bien siempre.


En breve tendremos los vídeos de las conferencias. De momento el recuerdo de un día feliz alimenta nuestras almas y nos da ánimos renovados para seguir estudiando, creciendo y viviendo la Doctrina Espírita.

Cariños

Equipo de divulgación CEADS

jueves, 28 de abril de 2016

Jornada de conferencias: Transición Planetaria

El próximo sábado celebramos en CEADS la XIV Jornada Espiritista de Barcelona.

Confira la programación.

Entrada libre y gratuita.

¡Os esperamos!




domingo, 24 de abril de 2016

Obsesión y locura

¡Muy buenas tardes!

¡Ayer tuvimos un día lleno de amor y estudio en Barcelona!

Mientras nuestro equipo de voluntari@s se turnaban para que estuviéramos presentes en la Diada de Sant Jordi, nuestros monitores desarrollaban el aula del ESDE en nuestro centro espírita.

Nuestra carpa en Paseo de Gracia 105 permitió que el espiritismo estuviese presente en una fecha señalada en el calendario Español y catalán para celebración del libro. Vendimos y regalamos libros, regalamos rosas de gominola, conversamos con las personas que se acercaban y entregamos revistas e información de nuestra jornada, a celebrarse el próximo sábado. Un día mágico que acabó bajo lluvia.  Nuestros voluntarios del último turno - y algunos de todo el día - recogieron nuestro material y cerraron el trabajo de un día de intensa divulgación en la calle. El año que viene más, con la ayuda de la espiritualidad amiga.



En CEADS, la clase se desarrolló con normalidad. A continuación, os dejamos el habitual resumen para estudio y revisión del tema tratado.

Los tipos de obsesión

Básicamente tenemos 6 tipos de obsesión:
  • De desencarnado hacia encarnado: la más conocida por nosotros, donde el espíritu desencarnado influye directamente en los pensamientos de los encarnados.
  • De encarnado hacia desencarnado: es bastante común aunque no parezca. Como ejemplo podemos citar la vinculación de un hijo con su madre desencarnada, que la añora mucho y mantiene sus pensamientos cristalizados en este sentimiento, encarcelando a su madre a su compañía.
  • De encarnado hacia encarnada: casi todos nosotros la practicamos diariamente, sea leve o gravemente, con la manipulación vinculadas a las pasiones o intereses propios del ego.
  • Desencarnado hacia desencarnado: a igual que practicamos la obsesión mientras encarnados, cuando desencarnados seguimos siendo las mismas personas, con las mismas pasiones e intereses propios.
  • Reciproca: existe una verdadera simbiosis por motivo de la simpatía de sentimientos y vicios. Un ejemplo bastante común es el alcoholismo, donde el espíritu busca constantemente los fluidos del alcohol entre los encarnados, a la vez que les impulsa a seguir con el vicio, a modo de mantener "viva" la sensación que sentía cuando encarnado.
  • Auto-obsesión: cuando cultivamos la culpa y nos auto-flagelamos con el pasado, con los errores cometidos, nos podemos auto-obsesionar, evitando el progreso, y muchas veces, generando otros tipos de obsesión por la sintonía con otros espíritus que vibran en la misma onda de dolor.
Grados de obsesión

Podemos clasificar en tres los grados de obsesión, según Luis Hu, en su libro "Doctrina Espírita para principiantes" nos expone de una manera bastante clara:


De la más simple a la más compleja, podemos detectar para que dejamos de sufrir la influencia de cualquier tipo de obsesión es necesario ganas de cambiar, de hacerse responsable por nuestra vida, aceptando nuestras limitaciones, auto-perdonándose y perdonando para avanzar. La libertad conlleva responsabilidad y conocimiento para el progreso de uno mismo.


La palabra poseído en su acepción vulgar, supone la existencia de demonios, es decir, de una categoría de seres malos por naturaleza y la cohabitación de uno de ellos con el alma en el cuerpo del individuo. Puesto que en aquel sentido, no hay tales demonios, siendo que dos Espíritus no pueden habitar simultáneamente en el mismo cuerpo, no existen poseídos en el sentido vulgar de la palabra.



El término «poseído» debe sólo entenderse en el sentido de la dependencia absoluta en que puede encontrarse una alma respecto de Espíritus imperfectos que la subyugan.



Obsesión y locura



Os exponemos exactamente el texto utilizando en la clase con la finalidad de no cambiar el sentido y que se pueda entender bien este tema.



"La locura tiene como causa primaria una predisposición orgánica del cerebro que lo torna más o menos sensible a ciertas impresiones.



Cuando esa predisposición existe, la locura toma el carácter de la preocupación principal que tenga el individuo, la cual se transforma en idea fija.



Esta idea fija puede ser tanto en los Espíritus, si es que el individuo se ocupó de ellos, como en Dios, en los ángeles, en el diablo, en la fortuna, en el poder, en el arte, en una ciencia, en la materialidad, en un sistema político o social.




Las enfermedades espirituales (por obsesión) producen disturbios o lesiones en el cuerpo físico como consecuencia de las desarmonías psíquicas que ocasionan las condiciones personales del enfermo, la influencia de una entidad espiritual o la acción conjunta de ambos. Se las puede considerar como de baja, media o de alta gravedad.



Las de baja gravedad (obsesiones simples), más fáciles de ser controladas, suelen aparecer en momentos específicos de la vida, cuando la persona tiene algún tipo de dificultad: pérdidas afectivas o materiales; enfermedades físicas; fracaso profesional, entre otras. Son situaciones en las que las emociones afloran impetuosamente generando diferentes tipos de somatizaciones (...)



Las enfermedades espirituales de gravedad media, (fascinaciones) pueden prolongarse durante muchos años manteniéndose dentro de un mismo patrón o evolucionar hacia algo más grave. (...) Si en esa fase de la evolución de la enfermedad no se produce la asistencia espiritual adecuada en beneficio del necesitado, los enfermos pueden desarrollar comportamientos que se caracterizan sobre todo por “manías” y por el aislamiento social. 



Las enfermedades espirituales clasificadas como graves (subyugaciones), se encuentran en las personas que revelan pérdida temporaria o permanente de la consciencia. La pérdida de la conciencia, lenta o repentina, puede estar asociada a una causa fisiológica (vejez) o a una patología (lesiones cerebrales de diversas etiologías). En esa situación, el enfermo vive períodos de ausencias o de alienaciones mentales alternados con otros períodos de lucidez.



Las obsesiones por fascinación y por subyugación manifiestan visibles señales de enfermedades mentales. Si en esta etapa de la evolución de la enfermedad no hay una asistencia – médica, psicológica y espiritual – la obsesión derivará hacia la locura.



Sobre todo en los casos de subyugación, la obsesión puede conducir a (...) una especie de locura cuya causa desconoce el mundo, pero que no tiene ninguna relación con la locura común (orgánica propiamente dicha).



En la actualidad, los procesos obsesivos presentan las características de una epidemia, y sólo se los puede controlar o neutralizar mediante la fuerza del bien.




Estamos cercados de innumerables Espíritus perturbados, encarnados y desencarnados, que buscan influenciarnos de todas formas. Es imposible ignorar las dificultades y problemas a los cuales estamos sujetos por la influencia de nuestros compañeros prisioneros en las telarañas de la rebeldía y del desequilibrio.



Entre tanto, si la Bondad del Señor los orienta hacia nosotros, es porque compartimos con ellos el mismo destino de deudas a rescatar o de servicios a desarrollar. Si nos producen sensaciones de tristeza o de angustia, es porque tenemos aún nuestros corazones, como los de ellos, arraigados a la sombra espiritual. Recibámoslo en la senda del respeto cuando no nos sea posible acogerlos en el portal de la alegría. Y comencemos la obra de la reforma encendiendo en nuestro interior la llama de la oración. Ella iluminará nuestras almas y los consideraremos tal como son: nuestros compañeros de jornada y obreros indispensables de la vida."




Os deseamos una semana de mucha paz.


Equipo divulgación CEADS

jueves, 21 de abril de 2016

El espiritismo en San Jordi

Hola familia,

el próximo sábado 23/04 mucha actividad. En CEADS de 17:30 a las 19:00 seguimos estudiando el tema de la obsesión (Clase 1 - Clase 2).

Pero en Paseo de Gracia, 105, durante todo el día estaremos en nuestra carpa vendiendo y regalando libros espíritas, conversando con la gente que se acerque y puede que ofreciendo alguna sorpresa más ;)

¡Estudia, participa, colabora, CEADS!

domingo, 17 de abril de 2016

El perfil del obsesado

Hola familia,

ayer en la clase de CEADS profundizamos en conocer el perfil del obsesado, es decir, la persona que sufre una obsesión. Aquí van algunas ideas que discutimos en la clase:
  • La persona que sufre una obsesión tiene un vínculo con el obsesor. Este vínculo es vibracional. Existe portanto una especie de sintonía entre ambos sin la cual no sería posible que el obsesor tuviese influencia sobre la persona que sufre el proceso obsesivo. Esta sintonía se puede dar por debilidades morales o por vicios de variada especie; además los “momentos de bajón” emocional nos ponen en situación de vulnerabilidad para el ataque de aquellos seres que no nos quieren bien. ¿Por qué? Si mantenemos el pensamiento positivo, la mente llena de esperanza y fe, el corazón sereno, nuestra frecuencia vibratoria está alta, atraemos hacia nuestro alrededor la compañía de espíritus más elevados y no abrimos brecha para que se aprovechen los obsesores. En el momento en que bajamos la guardia, éstos intentan atacarnos.

  • Algunas personas, que tienen la mediumnidad ostensible, son capaces de ver a sus obsesores. Los que no la tenemos, ¿cómo identificar si sufrimos un proceso obsesivo? Pensamientos de tristeza y auto-destrucción recurrentes; situaciones desfavorables en el campo profesional, emotivo o económico que se producen de forma sistemática; compulsiones y adicciones de variados tipos: éstos son sólo algunos de los síntomas de la persona que sufre un proceso obsesivo. Recordemos que la sintonía entre el obsesor y el obsesado se produce gracias a las debilidades morales, invigilancia o vicios de variada especie que abren brechas vibratorias, facilitando la acción del obsesor. 

  • Pese a lo dicho anteriormente, es necesario comprender que no todo lo malo que nos sucede es responsabilidad de los espíritus. Hay mucha gente que atribuye a los obsesores consecuencias negativas de su mal uso del libre albedrío. Sin ir más lejos, a encarnaciones anteriores, la persona se complica sola y después, cuando sufre el defecto de sus actitudes impensadas, se cree víctima de espíritus que le persiguen. Tampoco se debe pensar que todo el sufrimiento que observamos en el mundo es obra de un proceso obsesivo. A menudo es sencillamente la oportunidad rectificadora que el alma tiene de volver a armonizarse con el bien, experimentando la misma clase de dificultades que provocó a su semejante en encarnaciones pasadas.

Para evitar la obsesión, la profilaxis es evidente: basta con eliminar todo lo que nos hace vulnerables a la mala influencia de los espíritus, elevando nuestro nivel vibratorio, para que atraigamos el interés de buenos espíritus y estemos protegidos de los que aún son ignorantes del amor. La oración, la práctica del evangelio en el hogar, el cultivo de hábitos alimentares y emocionales sanos, son sólo algunas de las sencillas actitudes que favorecen a la protección ante la obsesión. Si bien es verdad que existen casos de obesesión muy complejos y profundos que no se resuelven fácilmente, también es cierto que depende de cada uno de nosotros mantener la armonía interior o volver a tener paz de espíritu con nuestra fuerza de voluntad. Nadie puede hacer por nosotros lo que nosotros mismos no estemos dispuestos a hacer.


Deseando que todos podamos mantener pensamientos, emociones, palabras y actitudes sintonizadas con el bien, el amor y la paz, pedimos al Maestro que nos fortalezca a todos en la determinación de seguir evolucionando siempre.

Cariños


Equipo Divulgación CEADS 

jueves, 14 de abril de 2016

Obsesión: las diferentes expresiones del mismo problema - parte 2

Buenas tardes

En el aula pasado estuvimos estudiando los conceptos básicos de la obsesión. Seguiremos con la temática este sábado. No tenemos exactamente definido hasta donde estudiaremos pues no tenemos prisa en terminar el "curso lectivo". Nuestra prioridad es dar a entender bien, poco a poco, paso a paso, con respeto y humildad.




El temario del estudio de la obsesión está dividido en:

  • Concepto
  • Sus causas
  • Obsesor
  • Obsesado
  • El proceso obsesivo
  • Los vicios
  • Tipos de obsesión
  • Los grados de obsesión
  • Obsesión y locura
  • Desobsesión

Os invito que estudiéis el power point que os dejamos y que leíais la entrada en nuestro blog. 



La bibliografia básica consultada: Curso Sistematizado de la Doctrina Espírita y  
Doctrina Espírita para principiantes, ambos materiales disponibles para descarga gratuita en la página de la Federación Espírita Española, en el apartado Descargas/Cursos.


¡Nos vemos el sábado!

Abrazos

Equipo Divulgación CEADS

martes, 12 de abril de 2016

¡Una invitación más que especial!

¡Os invitamos a los eventos del mes de abril en Barcelona!

¡Participa! ¡Asiste!¡Comparte!



23 de abril - Espiritismo en Sant Jordi














30 de abril - 14 Jornada Espiritista de Barcelona

(pincha en la imagen para conocer el programa completo)