domingo, 25 de abril de 2010

La influencia de los espíritus


Este sábado hemos utilizado una dinámica de clase más silenciosa, de trabajo individual y conexión con nuestros guías espirituales. Aquí están las preguntas y respuestas con las que nos debatimos.
  • ¿Es cierto decir que los Espíritus nos influencian tanto, que muchas veces son ellos los que nos dirigen? Sí. Estamos rodeados por los espíritus. Independientemente de que seamos o no médium productivos y su influencia oculta sobre nuestros pensamientos y actos se hace sentir por el grado de afinidad que mantengamos con ellos. Entre nuestras ideas y las imágenes mentales pueden estar diseminadas ideas y deseos de otros Espíritus, sin que lo percibamos. El hombre, sin embargo, es siempre libre para actuar según su conciencia y no debe jamás atribuir a los demás la culpabilidad por sus elecciones infelices.

  • ¿Cómo podemos clasificar las influencias espirituales? Como buenas o malas; percibidas o no percibidas; amigables o no amigables.
La telepatía es la transmisión del pensamiento de un ser hacia otro. Impresión, psíquica intensa, que se manifiesta en general imprevistamente, ya sea durante el estado de vigilia o durante el sueño, acorde con un acontecimiento desarrollado a la distancia.

Telepatía espontánea
Relativa a un acontecimiento futuro inminente – Casos de presentimientos, premoniciones, visiones premonitorias y apariciones de moribundos.
Relativa al presente o a un pasado reciente – Casos de visiones nítidas o de adivinación de acontecimientos lejanos. Casos de apariciones de moribundos … Casos de apariciones de vivos … Con frecuencia, el fenómeno corresponde a una persona al que percibe por lazos de afecto más o menos fuertes (…).»

Telepatía experimental – Esos casos (…) traducen una impresión psíquica producida a la distancia sobre una persona y simplemente por la acción y fuerza de la voluntad.

El presentimiento es una intuición vaga de las cosas futuras. Algunas personas tienen esa facultad más o menos desarrollada puede ser debida a una especie de doble vista, que les permite vislumbrar las consecuencias de las cosas actuales y la procedencia de los acontecimientos. Es también el resultado de comunicaciones ocultas y, puede darse a los que están dotados de ella el nombre de Médiums de presentimientos (comunicaciones de Espíritus amistosos y bondadosos).
  • Si somos influenciados por otros individuos, ¿cómo distinguir con claridad nuestros pensamientos de aquellos que nos son sugeridos?
No siempre es fácil. Primero sería interesante conocer bien a nosotros mismos, tener serenidad y humildad para analizar nuestros pensamientos. A veces es muy difícil mantener esta distinción debido a la gran afinidad que existe entre nuestros pensamientos, ideas, gustos y aquellos otros que nos son sugeridos, por esto la confusión que puede existir en cuanto a su origen.

Cuando un pensamiento nos es sugerido, tenemos la sensación de que alguien nos habla. El pensamiento que primero se nos ocurre, suele ser el nuestro propio. No es del interese del hombre distinguir entre los pensamientos propios y los de los espíritus, para que obre con mayor libertad. Si nos fuera útil poder distinguir entre nuestros pensamientos y los de los espíritus, Dios nos habría enseñado cómo.

  • ¿Por qué a los Espíritus infelices les gusta perjudicarnos?
Para que suframos, como ellos sufren. Porque no son capaces de perdonar. En su ilusión infeliz, quieren que sintamos y estemos con ellos.

  • ¿Si las influencias espirituales negativas existen, cómo proceder para neutralizarlas?
Practicando el bien y poniendo en Dios toda tu confianza. Guardándonos de sucumbir a los malos pensamientos, la discordia, el orgullo y la vanidad. Con la oración, con pensamientos más puros y con la ayuda de los buenos espíritus.

Toda esta información que reunimos nos debe ser útil para orientar nuestras vidas. Esta información que hemos compartido, alimenta las raíces del árbol de nuestras vidas. Es CONOCIMIENTO. La pregunta final, que debe ser contestada por cada uno de nosotros, cada día, es la siguiente:

¿Hago hueco en mi vida para recibir
la influencia de los buenos espíritus?

3 comentarios:

  1. La pregunta formulada el último sábado de estudios por Janaína me hizo pensar que, muchas veces, nos olvidamos de buscar el bien...en las pequeñas cosas del día a día, como ayudar a un compañero de trabajo o abrazar a las personas que amamos o una sonrisa a la cajera del super. Nos quejamos de nuestra suerte, queremos más y más cosas (¡para después no tener donde guardarlas!) y nos olvidamos de las cosas que sí tienen valor...nuestros parientes, amigos y hermanos necesitados. Sí, hay que hacer hueco a las buenas influencias para que seamos verdaderamente felices… orar, orar y amar a Dios y al prójimo como a ti mismo.

    ResponderEliminar
  2. Esto, Andrea. Es que si aun no nos sale naturalmente, habrá que edunarnos para hacerlo. Habrá que hacer hueco, hacer silencio, para dejar que los buenos espíritus nos inspiren con los pensamientos de amor.

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡

    La vida es mucho más fácil de lo que parece. Tendríamos que, por obligación, cada día dedicarnos unos minutos a nosotros mismos y pensar en las cosas inútiles o prescindibles por las que padecemos y prestar mucha más atención a las cosas que de verdad son importantes.

    Y creo que, de esta manera, nos daríamos cuenta de que con menos podemos ser algo más felices y estar mejor con nosotros mismos.

    ResponderEliminar