jueves, 6 de mayo de 2010

Intervención de los espíritus en la vida cotidiana

Hola hijos de Amalia,

el próximo sábado, 08 de mayo, en la clase del sábado nos dedicaremos a estudiar la intervención de los espíritus en la vida cotidiana, la unidad 8 del ESDE. Para los estudiantes más dedicados, os dejo el texto a continuación, que es el mismo que leeremos en clase. Así lo podéis revisar y venir a clase mejor preparados. Como siempre, tenemos pensadas dinámicas sorprendentes para trabajar el contenido =) Hasta el sábado.

...

«(…) Imaginamos equivocadamente que a los Espíritus sólo les cabe manifestar su acción por fenómenos extraordinarios. Quisiéramos que viniesen a auxiliarnos por medio de milagros y los imaginamos siempre provistos de una varita mágica. Pero como no es así, la intervención que tienen en las cosas de este mundo nos parece oculta y muy natural lo que se ejecuta con el concurso de ellos. Es así que, provocan, por ejemplo, el encuentro de dos personas, que supondrán encontrarse por casualidad; inspiran a alguien la idea de pasar por un determinado lugar; llaman su atención sobre cierto punto, si de eso resulta lo que tienen en vista; ellos obran de tal manera que el hombre, creyendo que obedece a un impulso propio, conserva siempre su libre albedrío.»

Los Espíritus ejercen influencia sobre los encarnados ya sea aconsejándoles o actuando directamente sobre los acontecimientos de la vida, sin embargo» (…) nunca lo hacen fuera de las leyes de la Naturaleza (…).» Como el medio en que actúan los Espíritus y los modos por los que actúan, ya no son los mismos que en el estado de encarnados, los afectos son diferentes y parecen sobrenaturales, únicamente por que se producen con la buda de agentes que no son aquellos de los que nos hemos servidos. No obstante, dado que esos agentes están en la Naturaleza y las manifestaciones se producen en virtud de ciertas leyes, nada hay de sobrenatural, o de maravilloso (…).» «(…) Los fenómenos espiritas consisten en los diferentes modos de manifestación del alma o Espíritus, ya sea durante la encarnación o en el estado de erraticidad. Por las manifestaciones que produce, el alma revela su existencia, su supervivencia y su individualidad; se le juzga pos sus efectos; por ser natural la causa, el efecto también lo es (…).»

La influencia de los Espíritus en los sucesos de la vida puede ser buena o mala. Los Espíritus Superiores solo hacen el bien. Los Espíritus livianos y bromistas se complacen en causar molestias, las cuales deben ser entendidas como pruebas para nuestra paciencia. Los Espíritus imperfectos, incapaces de perdonar cualquiera mal, que se les haya hecho, continúan desde la Erraticidad (…) ejecutando las venganzas que habían tomado (…).»; allí esta la causa de muchas obsesiones, tan conocida en el medio espirita. «(…) En Espiritismo se aprende que, aunque nuestra disposición constituya un factor sustancial en el sentido de neutralizar la influencia que impulsan hacia nosotros los adversarios de los dos planos, la intercesión benefactora es indiscutible, real y valiosísima en el trabajo de la anulación de las fuerzas desequilibradas y perturbadoras que rondan y amenazan a cuantos se propongan crecer espiritualmente (…).»

«(…) Los Espíritus benefactores procuran inspirarnos para el Bien. Los Espíritus inferiores buscan inducirnos al Mal (…). Los primeros cumplen una misión renovadora en la Humanidad… Son misioneros del Amor.
Los segundos influyen en sentido contrario. Al inducir hacia el mal no cumplen misión (…). Son los instrumentos de la sombra (…).» Es conveniente hacer notar que, sin embargo, depende de nosotros mismos evitar por lo menos atenuar la mayoría de los males que nos acontecen. Esto es porque Dios nos dio la inteligencia para que nos sirvamos de ella y para que a través de ella abstengamos la ayuda de los Espíritus Superiores.

Para que un Espíritu, bueno o malo, influya e interfiera en los acontecimientos de la vida, es preciso que haya habido sintonía con él. Y «(…) las bases de todos los servicios de intercambio entre los habitantes del mundo espiritual y los encarnados descansan en la mente, no obstante las posibilidades de producir fenómenos naturales en el campo de la metería densa, llevados a efecto por entidades poco evolucionadas o por extremadamente consagradas a la caridad y al sacrificio (…).»

6 comentarios:

  1. A veces las intervenciones de los espíritus en nuestras vidas, son evidentes, otras aún siéndolo no sabemos verlas o no las entendemos. En este momento de mi vida lo que me ocurre es que la mayoría de ellas (estoy segura de que son muchas veces las que vienen en mi ayuda) no soy capaz de percibirlas. Les pido cada día que me ayuden a "escuchar" sus consejos y detectar su ayuda, su guía, pero lamentablemente no soy capaz.... sin embargo sé que están ahí, que me aconsejan y ayudan, pero no consigo "oírlos"...

    Gracias Janaina, un beso.

    Emily

    ResponderEliminar
  2. Hola Emily, seguro que están ahí, sí, seguro. Si pasas por un momento difícil, intenta imaginar lo que podría estar pasando sin su ayuda y escucharás y verás su intervención amiga. ¡Fuerza, cariño! Eres una mujer estupenda y estoy segura que tu puedes. Intanta no permitir que el ruído exterior te perturbe la serenidad interior. Tu equilibrio depende únicamente de ti, no de lo que puedan hacer o decir los demás.

    ¡Un beso, Emily!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡¡

    ¡Pues claro que los buenos Espíritus y, en concreto, nuestro guía particular (Angel de la Guarda)están con nosotros¡. Pero tenemos que aprender a facilitarles un poquito el trabajo. Y, otras veces, lo que ocurre no es que ellos no estén a nuestro lado, sino que somos nosotros los que nos alejamos de ellos.

    En los momentos más difíciles es cuando tenemos más necesidad de estar serenos, acordarnos de "esos nuestros amigos" y abrirnos a ellos con total confianza.

    Janainita... eres un auténtico solete y para ti, Emily, por lo poco que te conozo, creo que eres muy inteligente y muy valiente.

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los dos por vuestros apoyo.

    Un cariñoso abrazo,

    Emily

    ResponderEliminar
  5. Queridos compañeros, hay que acordarse siempre del poder de la oración...quizás no escuchamos todos los mensajes de nuestros guías (talvez no debemos escucharlos) pero ellos sí escuchan, y siempre nos guían por el camino... Nosotros tenemos que aprender a juntar todas las piedras por el largo de nuestra trayectoria para al final construir nuestro palacio!
    Que nuestro hermano Jesús nos ayude a cargarlas y que Nuestro Padre nos enseñe a construirlo.
    Un besito con mucho amor a todos.

    ResponderEliminar
  6. A veces estamos tan preocupados en sentir la presencia de nuestras seres queridos, guias, compañeros de trabajo,... que buscamos más allá. Quizás buscando más cerca, mucho más cerca, tan cerca que parece no ser real.
    A veces nos dejan más distancia para que podamos encontrar el consuelo entre los amigos, familiares y compañeros que tambien nos ven y escuchan.
    Gracias por este espacio. Besos

    ResponderEliminar