jueves, 15 de julio de 2010

Médiums Precursores del Espiritismo

Hola gente amiga,

La clase del sábado 17/07 dará continuación al estudio de la mediumnidad a través de los tiempos. Esta vez, conoceremos más a fondo la vida y obra de tres médiums precursores del espiritismo: Emmanuel Swendorg, Edward Irving y Andrew Jackson Davis. El texto de estudio será una adaptación del interesantísimo libro «Historia del Espiritismo», de Arthur Conan Doyle (PDF), el creador del personaje de ficción Sherlock Holmes.

No os pondré el resumen de las vidas de estos hombres fascinantes, puesto que en clase, en los enlaces y en el libro de Doyle podréis conocerles. Lo que me gustaría sería comentar un par de cositas que no me salen de la cabeza desde que empecé a revisar el material. Como no estaré presente, os pongo aquí mis pensamientos. Seguro que por lo menos Andrea los leerá, jeje =)

Me ha gustado conocer las tres biografías, pero la de Swendorg me ha impresionado. Por un lado, pienso que solamente la reencarnación puede explicar que un hombre fuera capaz de tener tantos conocimientos. De este mundo, uno no se lleva riquezas, pero lo que aprende sí. Estudiar nunca es una pérdida de tiempo. Será siempre una inversión en nuestras propias almas, una inversión a largo plazo en nosotros mismo. Nunca es tarde para empezar a estudiar algo nuevo: sea un idioma, una carrera, lo que sea. La mente activa permanece activa. En este sentido, Swendorg fue un hombre impresionante y como bien dice Doyle, “para comprender completamente a Swedenborg, sería preciso tener un cerebro semejante al suyo, cosa que no ocurre todos los siglos.”

Por otro lado, veo cómo el conocimiento y la sabiduría son cosas distintas. La sabiduría va de la mano de la humildad y, precisamente por esto, la tarea de Swendorg fue la de precursor y la de Kardec, la de compilador de la tercera revelación. Leyendo el texto de Doyle, uno se da cuenta de que la transcendencia del mensaje de Swendorg se ve limitada por el orgullo de este hombre de ciencia. Según el historiador, Swendorg acepta la Biblia como la obra de Dios, pero sostiene que su verdadero significado difiere del significado vulgar, siendo él y únicamente él quien, con ayuda de los ángeles, podía dar aquel verdadero significado. Su obra no es ni sencilla ni inteligible, pese a que en gran parte de ella se refleja el mismo mensaje del espiritismo, ya entonces buscando hacer hueco entre los vivos a través del concurso de los desencarnados.

Es posible que una de las razones que sirven de obstáculo a que tal mensaje transcienda en este momento, como lo hizo a finales del siglo XIX, es la mezcla de orgullo, vanidad y protagonismo de que Swendorg se ve presa. Dos siglos más tarde, la tercera revelación vendría por la boca y la pena no de uno, si no de centenares de mediuns que, cuestionando las inteligencias que les hablaban desde el invisible, nos instruirían a buscar el progreso a través de la caridad y del olvido de uno mismo. Kardec condujo los trabajos como quien conduce una orquestra. El codificador encarnó el vivo ejemplo de la sabiduría.

Ahora no estoy segura si es Vera o Taina la que siempre nos dice que para volar, necesitamos dos halas: una que es nuestro desarrollo moral, es decir, nuestra capacidad de amar, de compadecernos, de enternecernos; la otra es nuestro desarrollo intelectual, es decir, los conocimientos que adquirimos y nuestra inteligencia. Para volar hacia el Padre, habrá que tener las dos halas fuertes.

Espero que el estudio del sábado tenga a la vez el contenido que nuestras mentes necesitan y la ternura que los corazones añoran. Que la clase sea un ejercicio de vuelo hacia Nuestro Señor, que nos bendice, en su misericordia, todos los esfuerzos de iluminación, siempre.

Que así sea!

4 comentarios:

  1. Primero agradecerte el trabajo y las bibliografias de esta manera nos has facilitado el estudio.
    Creo que es muy importante entender, como ha dicho Alfredo en la última clase, que siempre han existido los mediuns y los espiritus. El espiritismo no ha inventado nada. Kardec lo ha codificado, através de un trabajo de investigacion intensa.

    ResponderEliminar
  2. Ey, Patricia, sí, es verdad. Pero también es bonito ver cómo el mundo espiritual también se preparó a través de los anos para la tercera revelación. Los mediuns precursores son prueba de ello.

    ResponderEliminar
  3. Hey, a nadie más le ha sorprendido saber que el autor de Sherlok Homes era espírita? A mi sí, jeje

    ResponderEliminar