domingo, 17 de abril de 2011

Letargia y catalepcia III

Querida familia CEADS,

Ayer tuvimos otra clase muy rica sobre el tema de la emancipación del alma. Os pongo a continuación algunos hechos más o menos consensuados en la discusión. Para más información leed el resumen de la case pasada.

La letargia y la catalepsia son un disturbio vibratorio – Su origen está en la capacidad vibratoria del perispírito, directamente condicionada por las elecciones realizadas por el espíritu en el uso del libre-albedrío.

La Letargia y la catalepsia son facultades – Como cualquier otra faculdad mediúmnica incipiente o que no se comprende, si bien orientadas, pueden servir al progreso de las personas que las poseen y para la instrucción de los que les rodean o, de otro modo, si mal orientadas, pueden distorsionar la capacidad del espíritu para buscar la senda del progreso.

  • ¿Cómo puede servir un estado letárgico para la educación de uno mismo o de los demás? Nos contó Alfredito, yo no lo sabía, que Yvone Pereira do Amaral, que escribió Memorias de un Suicida, entró en estado letárgico cuando tenía apenas un mes de vida. Se hacían los preparativos para su entierro mientras su madre oraba a Dios con fervor, diciendo que algo le decía que su hija no estaba muerta y que, si fuera de Su Voluntad, que salvara a su hija. El bebé despertó, obviamente causando gran espanto entre todos – imaginaros la escena. Lo que sabemos gracias a la las facultades mediumnicas de Yvone es que ella, en otras existencias, había cometido suicidio. Como consecuencia, traía disturbios vibratorios que le acompañaron durante toda su vida. Creo que ahí está un claro ejemplo de cómo la letárgia puede resultar en progreso individual y colectivo. Por una lado, Yvone fue capaz de, en el foro íntimo, convertir su disturbio vibratorio en fuerza para superar su prueba. Por otro lado, gracias a sus facultades mediúmnicas nos ha educado a todos sobre las funestas consecuencias del suicidio para el alma. En el caso de Yone, si me permitís decirlo así, sus disturbios vibratorios le han servido para expiación y reaparación.
  • ¿Cómo puede servir un estado letárgico distorsionar la capacidad del espíritu para buscar la senda del progreso? Es un hecho que el espíritu desea liberarse de la materia. En estados de letargia, sea por un disturbio vibratorio o por la disminución progresiva de las vitalidad, que ocurre en casos de enfermedades prolongadas, el espíritu puede rehuir cumplir sus pruebas hasta el final, rechazando la vuelta a su cuerpo físico. Hay que entender que en casos como el de una enfermedad prolongada, la materia estaría sufirendo mucho, mientras, si entra en estado letárgico, el espíritu se aleja de su cuerpo físico y entrevé la libertad del plan espiritual. En el caso de que el espíritu voluntariamente buscara el estado letárgico, se estaría cometiendo una especie de suicidio y, como nos informa Bezerra de Meneses, la persona debería volver a una nueva existencia a cumplir el programa que le quedara pendiente.
La Letargia y la catalepsia son condiciones muy raras - La medicina apenas tiene estudiadas estas condiciones que se consideran anecdóticas. Cierto es, como nos cuenta Bezerra de Meneses, que es así gracias a que la espiritualidad superior nos cuida y orienta siempre, o de otro modo, entregados a nuestras propias imperfecciones, los casos de letárgia podrían verse multiplicados.

Creo que algo que no dijimos en clase, pero ha quedado claro patente en la discusión, es que sabemos muy poco sobre este tema y que hemos de seguir estudiando y colaborando, des de los dos lados de la vida, para que la comprensión de las leyes del universo nos oriente en la senda del progreso.

Un aspecto que no hemos tratado, pese a que fue una duda manifiesta, por ejemplo, es el rol del magnetizador, que puede inducir estados catalépticos. Hemos de seguir instruyéndonos. Os he puesto aquí solo lo que más o menos ha salido como consenso, pero, por favor, corregidme y ampliad la información.

Mucha luz a todos y que desfrutéis le las mini vacaciones los que las tenéis.

Cariños de la hermana menor,

Janaina

3 comentarios:

  1. De verdad fue un tema bastante difícil de ser tratado... Pero al final creo que hemos podido aprender un poquito más, como siempre :-). Creo que Ana ayudó a poner las cosas en su sitio (mediunidad, medium, letargia, magnetizador... uff)
    Hemos podido una vez más comprobar la importancia de mantener nuestro estado vibratorio siempre elevado, y de no huir de nuestras expiaciones.

    Gracias a todos!!! Marcello

    ResponderEliminar
  2. Hola Marcelo, es verdad, la intervención de Ana fue muy importante. Quizá podamos quedarnos con 2 ideas básicas y una tercera de la que tengo dudas: 1. La letargia y la catalepsia pueden ser dirigidas de forma útil al trabajo mediumnico en su sentido más estricto, en una reunión mediúmnica, por ejemplo, puesto que son estados de emancipación del alma; 2. No toda mediumnidad es letárgica o cataleptica, todo lo contrario, estas son faculdades rarísimas; 3. Y esta es la que no me queda del todo clara, No toda Letargia o catalepsia son mediúmnicas.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marcelo y familia CEADS, por “coincidencia” he estado viendo una película, “El Rey Pescador”, en que uno de los personajes entra en estado catatónico… He entendido que no toda mediumnidad es catatónica (o letárgica) y no toda catalepsia o letargia es mediumnica… aun que sí puede haber mediuns que utilizan sus estados de catalepsia o letárgica para, sirviendo de puente entre encarnados y desencarnados, educar nuestros espíritus. Siento si os he confundido con mi manera de ser…

    ResponderEliminar