domingo, 5 de junio de 2011

El perdón es la única verdadera libertad

Familia de mi corazón,

Andrea Campos
Nuestro blog hoy se viste de ropa nueva para dar la bienvenida a la nueva responsable del Departamento de Divulgación del Centro Espírita Amalia Domingo Soler: Andrea Campos Nabarrete. Andrea es trabajadora de la casa des de hace dos años aproximadamente y se puede decir que participa en todas sus actividades. Es la actual coordinadora de Visión Espírita y su nombramiento cae por su propio peso. Elevemos todos el pensamiento a Nuestro Señor, pidiéndole que le oriente y ampare en la importante tarea de coordinar las actividades de divulgación de nuestra amada doctrina dentro y fuera de nuestro humilde centro.

Dicho esto, os cuento qué hicimos ayer. Una vez más, nos reunimos en CEADS, esta vez con el objetivo de estudiar el evangelio a la luz de la doctrina espírita. El punto de estudio de la tarde, “la caridad para con los criminales”. Puede ser difícil compadecerse de alguien que causó mucho daño, que actuó en contra de las leyes, perjudicando a muchas personas… Nadie dice que es fácil perdonar y, sin embargo, esta es precisamente la tarea a la que nos convoca el espiritismo, por el amor al prójimo al que nos impulsan las enseñanzas de Jesús de forma general, pero por cuatro razones en particular, las cuales discutimos en detalle durante la reunión y que os resumo a continuación:

  • Muchas veces nos sentimos incapaces de perdonar a personas que han cometido crímenes, pero nosotros mismos podemos ser más reprensibles que estas personas en las faltas que cometemos porque conocemos a Dios, a Jesús y la doctrina espiritista. “Al que mucho le es dado, más le será cobrado” y “a más conocimiento, más responsabilidad”, fueron las frases que más se escucharon en la discusión de este punto.
  • Con la misma severidad con la que juzguemos, se nos juzgará. Además, podemos criticar agriamente a personas que se hayan equivocado según las leyes de los hombres, pero hay crímenes que son solo faltas leves ante los ojos de la sociedad y sin embargo son muy graves ante los ojos de Dios. Las leyes de los hombres son imperfectas, son un reflejo de nuestro propio nivel de elevación intelectual y moral. Así, hay sociedades donde la eutanasia y la pena de muerte están permitidas, donde el aborto es legal. En todas partes el consumo de tabaco y alcohol no está prohibido por ley pese a que sea perjudicial para la salud del hombre y, que tengamos noticia, ninguna sociedad ha sido capaz de prohibir por ley el orgullo, la vanidad y el egoísmo, que están en la raíz de todos los males de la humanidad. Por tanto, mejor empezar a ser más compasivos con los hermanos que se equivocan, actuando contra las leyes humanas, mientras nos preparamos todos para ser más prudentes ante las leyes divinas.
  • Dios permite que haya criminales entre nosotros para nuestra propia educación y cuando ya no haga falta que suframos con las consecuencias de las equivocaciones de los demás, ya no habrá hombres malos en la Tierra. Aquí hay dos puntos de vista compatibles y complementares: el primero, dice respecto al ejemplo que los criminales nos dan una vez que, al ver su destino y rehusar sus malas elecciones, nos afianzamos en la senda del progreso; el segundo punto de vista nos recuerda que, como nos enseña el espiritismo, la victima de hoy es el verdugo de ayer, es decir, la persona que hoy sufre las consecuencias de las malas elecciones de un criminal, se habrá también equivocado en existencias anteriores y necesitaría la experiencia dolorosa para la educación de su espíritu y recate de sus deudas.
  • Jesús, el ejemplo de mansedumbre de toda la humanidad, ante sus asesinos, pidió al Padre Celestial que nos perdonara. Jesús sabía lo que le esperaba al encarnar entre seres inferiores como nosotros, pero fue compasivo ante nuestros espíritus criminales. Su ejemplo nos invita al perdón y a la caridad sin límites y a ver en el hermano que se equivoca, haciendo mal uso de su libre albedrío, un enfermo muy desdichado al que hay que tenderle la mano.
La verdadera libertad está en el perdón, en el amor incondicional que el corazón compasivo del Maestro de maestros nos enseña. El que no perdona, está tan cautivo como el criminal...



Mis votos de paz activa y trabajo en el bien para la semana que se inicia,

La hermanita menor,

Janaina

3 comentarios:

  1. Jana, primero decirte que la nueva cara del blog es ¡GENIAL! ¡Me encanta! Segundo que la clase del sábado fue de una enseñanza superior, gracias a Vera por su dedicación en nuestra evangelización.
    Por último, me halaga saber que podemos seguir trabajando en la viña del Señor, este sí, es el mayor cargo que se puede tener en la vida, pues será vitalicio! Gracias a Ceads por confiarme esta tarea y espero poder ayudar en la divulgación del Espiritismo en España, esto sí, contando con la ayuda de vosotros (por supuesto) y de la Espiritualidad amiga. ¡Qué nuestra Padre y nuestro Señor nos iluminen en esta nueva jornada! Gracias, ¡querida hermana!

    ResponderEliminar
  2. Cada pequeña oportunidad de servir es un regalo de Dios, Dea! Adelante!!!

    ResponderEliminar
  3. De verdad, con un blog como este no puede haber nadie que no se interese por la doctrina!! ;-)))

    Por cierto, felicidades Andrea!! Tu trabajo inspira a todos!


    Gracias!! Marcello

    ResponderEliminar