domingo, 24 de febrero de 2013

Moral, filosofía y física


Hola familia,

Ayer en CEADS una vez más nos reunimos para realizar el Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita. Empezamos, como de costumbre, leyendo el texto de estudio. Éste una vez más nos presenta a filósofos, astrónomos, científicos e intelectuales de todos los tiempos como espíritus que nos acercan al conocimiento de las leyes naturales o divinas. Cuando pensamos en “profetas” de Dios solemos pensar únicamente en hombres como Gandhi, Lutero o Teresa de Calcuta. Si bien es verdad que estos espíritus nos han ayudado a profundizar en el conocimiento de las leyes morales, no debemos olvidar que espíritus como Giordano Bruno, Galileo, da Vinci y Einstein son igualmente profetas de Dios, una vez que a través de su actividad intelectual revelan a los hombres aspectos de las leyes físicas, de orden natural y, por tanto, divina.

El ser más evolucionado que ha encarnado en nuestro planeta, que como nos dicen los espíritus en nuestra amada Doctrina, es el ejemplo de perfección al que puede aspirar la humanidad terrestre, es Jesús. Jesús es el profeta de todos los profetas y en sus enseñanzas podemos encontrar las mayores revelaciones de las leyes divinas, de orden física y moral. Para que pudiéramos profundizar en el sentido de estas afirmaciones, nuestros monitores Rafa y Marcello escogieron pasajes evangélicos, cuyo sentido profundo era avanzadísimo para el nivel de conocimiento científico del periodo en el que vivió Jesús. Repasemos algunos de ellos:
Juan 3 – 1 a 12. Y había un hombre de los fariseos, llamado Nicodemo, príncipe de los judíos. - Este vió a Jesús de noche, y le dijo: Rabbi, sabemos que eres maestro venido de Dios porque ninguno puede hacer estos milagros, que tú haces, si Dios no estuviera con él. Jesús le respondió, y le dijo: En verdad, en verdad te digo, "que no puede ver el reino de Dios si no aquel que renaciere de nuevo". Nicodemo le dijo: ¿Cómo un hombre puede nacer siendo viejo? ¿por ventura puede volver al vientre de su madre y nacer otra vez? Jesús respondió́: En verdad, en verdad te digo, que no puede entrar en el reino de Dios, si no aquel que fuere renacido de agua y de Espíritu Santo. Lo que es nacido de carne, carne es: y lo que es nacido de espíritu, espíritu es. - No te maravilles, porque te dije: os es necesario nacer otra vez. - El espíritu donde quiere, sopla; y oyes su voz: mas no sabes de donde viene, ni adónde va; así es todo aquel que es nacido de espíritu. Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? - Respondió Jesús y le dijo: ¿Tú eres maestro de Israel y esto ignoras? - En verdad, en verdad te digo: que lo que sabemos, eso hablamos, y lo que hemos visto, atestiguamos, y no recibís nuestro testimonio. - Si os he dicho cosas terrenas, y no las creéis, ¿cómo creeréis, si os dijese las celestiales?
 Jesús revela claramente a los hombres la sobrevivencia del espíritu a la existencia corporal, la pluralidad de existencias y la reencarnación.
Juan 14 – 1 a 3. No se turbe vuestro corazón. - Creéis en Dios, creed también en mi. - "En la casa de mi padre hay muchas moradas". Si así no fuera, yo os lo hubiera dicho: Pues voy a aparejaros el lugar. - Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que en donde yo estoy estéis también vosotros.

Como Giordano Bruno y Galileo lo anunciarían 15 siglos más tarde, Jesús informaba a los hombres de su tiempo, con estas palabras tan sencillas y esclarecedoras, que el universo estaba lejos de reducirse a los que la humanidad terrestre conocía; nos habla Jesús en este pasaje de la existencia de la vida en diferentes planos o frecuencias vibratorias. Para hombres que no sabían ni siquiera que más allá del océano había continentes desconocidos, y que más tarde creerían que la Tierra era el centro del universo, las enseñanzas de Jesús eran absolutamente incomprensibles.
Mateo 17 – 2 a 3. Allí se transfiguró en presencia de ellos; su rostro resplandeció como el sol, y su ropa se volvió blanca como la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías conversando con Jesús.
En este pasaje, nos expone el apóstol un fenómeno de orden mediúmnica. La materialización de Moisés y Elías es un hecho perfectamente comprensible a la luz de la Doctrina de los Espíritus.
Mateo 5 – 25 a 26. Acomódate luego con tu contrario mientras que estás con él en el camino: no sea que tu contrario te entregue al juez y el juez te entregue al ministro, y seas echado en la cárcel. En verdad te digo, que no saldrás de allí basta que pagues el último cuadrante.

Las enseñanzas de Jesús nos convocan aquí al conocimiento de la ley de causa y efecto. Todas nuestras acciones tienen un resultado directo en nuestra vida y cada encarnación está repleta de oportunidades para la reconciliación con los hermanos de caminada evolutiva con quiénes nos hemos desarmonizado en algún momento. El Evangelio según el espiritismo nos lo explica de forma todavía más esclarecedora:

Evangelio según el espiritismo. Cap. X.5. En la práctica del perdón y en la del bien en general, más que un efecto moral hay también un efecto material. Se sabe que la muerte no nos libra de nuestros enemigos; los espíritus vengativos persiguen muchas veces con un odio más allá de la tumba, a aquellos a quienes han conservado rencor; por esto el proverbio que dice: "Muerto el perro acabada la rabia", es falso en cuanto se aplica al hombre.

La profunda verdad que encierran estas palabras, que son comprobadas empíricamente por grupos mediúmnicos repartidos por todo el mundo de forma cotidiana, no es ajena a científicos que investigan las fronteras cuánticas. Sólo hay que ver lo que afirma Jean-Pierre Garnier Malet en entrevista en a la Contra de la Van Guardia:
"No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti". No es una ley moral ni filosófica, es una ley física.
Hombres como este científico, indagando en la frontera del conocimiento, día tras día describen en sus postulados intelectuales la realidad que  cristianos y espíritas conocemos de forma práctica. Esperamos con ilusión el día en que el materialismo no será recordado más que como marca de ignorancia, una fase transitoria y superada de la infancia de la humanidad. Cuando finalmente la verdad se imponga, el hombre comprenderá que el amor es el lenguaje matemático del que está hecho el universo y el olvido de uno mismo serán la música que emanarán todas las conciencias que habiten la psicosfera de la Tierra.

Cariños de la hermana menor 

jueves, 21 de febrero de 2013

REVELADORES Y REVELACIONES DE LA LEY DIVINA


Hola familia,

de parte de los monitores de sábado, para preparar el espíritu.

Cariños,

la hermana menor

(...)

REVELADORES Y REVELACIONES DE LA LEY DIVINA
(ESDE Programa III Guía 3)

La Ley Natural es la Ley Divina que rige toda la creación en el Cosmos Infinito, en sus múltiples y diversos planos, sustancialmente verdadera y eficaz por ser la única que conduce a la criatura humana al perfeccionamiento y a la felicidad. La desventura humana es, por lo tanto, un desvío o infracción a esa ley. Las Leyes naturales significan la proyección del Pensamiento Divino y la expresión fidedigna de su voluntad; consisten siempre en un precepto normativo que regula todos los fenómenos de la vida universal.


Las leyes naturales son eternas, inmutables, infalibles, que abarcan los más variables planos evolutivos de la vida, de acuerdo con las diferentes categorías de los mundos. Como se sabe, las leyes naturales se dividen en leyes físicas y leyes morales. Las primeras establecen la disciplina entre los fenómenos de la materia en sus diversos estados y son estudiadas por la ciencia. Las segundas rigen las relaciones de la criatura con sus semejantes y demás seres de la naturaleza.

El conocimiento de la Ley Natural es dado a la Humanidad de una manera gradual pero constante, a través de Espíritus que, en carácter de filósofos o benefactores humanos, reencarnan en la categoría de auténticos catalizadores de ideas y pensamientos, para promover las reformas en los diversos campos del conocimiento. Los Espíritus que aportan esos valores al seno de la sociedad, son llamados reveladores de la Ley Natural. El mayor y más perfecto revelador que descendió a nuestro planeta fue Jesucristo. La doctrina de que Él vino imbuido es altamente moralizadora y muestra al hombre los caminos que debe seguir para la conquista de la verdadera felicidad.

En todas las épocas de la humanidad han existido reveladores de la Ley Divina, en los diversos campos del conocimiento humano. A continuación citaremos algunos, tratando de dar ejemplo de la bondad y misericordia de Dios, que nunca nos dejó a merced de nuestras imperfecciones.

En el antiguo Egipto, cerca de Menfis, entre los años 2980 y 2950 a.c., vivió un erudito egipcio llamado Imhotep. «Imhotep es notable por haber sido el primer ejemplo histórico conocido por el hombre de los que hoy llámanos científicos, Y ningún otro se conoce a lo largo de los dos siglos que siguieron. (…)» (02) Imhotep habría sido el arquitecto constructor de la pirámide escalonada o Sakkara, que es la más antigua de Egipto. Probablemente fue médico; «(…) los médicos egipcios gozaban de gran prestigio, ya que su ciencia los colocaba casi en igualdad de condiciones con los dioses.(…)» (02).Tal era el poder de cura de Imhotep, que los griegos lo equiparaban al de su dios de la Medicina. Tales de Mileto, filósofo griego que vivió entre el año 624 y el 546 a.c., fue considerado, por los griegos, «(…) como el fundador de la ciencia, de la matemática y de la filosofía griegas, acreditándole la paternidad de la mayor parte del saber…» (03) Pitágoras, otro griego, vivió en el período del 582 al 497 a.c., «(…) fue filósofo, astrónomo, matemático. En todas esas actividades presentó siempre ideas nuevas, claras, originales. Fue el primero en afirmar que la Tierra era esférica, el primero en descubrir que la armonía universal también podía ser expresada por medio de números, el primero en descubrir la relación entre la extensión de las cuerdas musicales y la altura del sonido.» (04)

Sócrates, filósofo griego, vivió en Atenas entre los años 470 y 399 a.c., «Tuvo una vida noble como las verdades que enseñaba. Nunca hubo quien lo encontrase en un error, una falla o una contradicción.(…)» (05) Este hombre quien todos consideraban el más sabio de los griegos («Bien, si soy el más sabio es simplemente porque sé que nada sé»), fue condenado a pesar de su inocencia debido a las acusaciones de traición y corrupción que se levantaron contra él por todas partes, estimuladas por la envidia de sus compatriotas. Para nosotros, espíritas, Sócrates fue uno de los precursores del Cristianismo. En la era cristiana, entre los años 130 y 200 d.c., vivió Galeno, médico griego, que por sus conocimientos es conocido como el «padre de la anatomía».

El creador de la aritmética, el matemático árabe Muhammad Ibumusa Al Khwarizmi, nacido en el año 780 d.c. revolucionó el arte de calcular. En 1473 nace en Forum el gran Nicolás Copérnico que «(…) arribó a la peligrosa conclusión de que la Tierra no era el centro del universo (…).» (06) Esto casi lo llevó a la muerte, por parte de los señores de la iglesia católica. Cerca de Nápoles, en la ciudad de Nola, llega a nuestro mundo físico en el año 1548 d.c., el filósofo Giordano Bruno, condenado y muerto por la Inquisición, por defender las ideas de que el espacio es infinito y que la Tierra se mueve, entre otras. Avanzando en el tiempo, en 1791 d.c., nace en Charleston, Estados Unidos, Samuel Finlet Breese Morse, que se destacó por la invención del telégrafo, inaugurando de esta manera el campo de las comunicaciones modernas.

Charles Robert Darwin, naturalista inglés, que vivió entre 1809 y 1882, causó gran impacto en la Biología con su «Teoría de los Orígenes de las Especies» y realizó estudios sobre los orígenes del hombre. Antes de que avancemos en el tiempo, es importante recordar la presencia en nuestro planeta de los genios de las artes, sobre todo de la pintura, la escultura y la música. ¿Quién puede olvidar el papel desempeñado por un Rafael de Sandio, un Leonardo da Vinci o por un Mozart, entre tantos que vinieron hasta nosotros?

Si en el siglo XIX la Ciencia sufre un gran impulso, principalmente por los trabajos de Pasteur, Robert Kooh y Lister – que abrieron una nueva era en el combate contra las infecciones-, las ideas filosóficas reciben una severa conmoción con la Codificación Espírita, elaborada por Allan Kardec, que contiene las enseñanzas recibidas de los Espíritus Superiores.

El mundo recibe el imparto del renacimiento del Cristianismo y a partir de aquel momento, la humanidad confundida, alarmada, crédula o incrédula, nunca más sería la misma. ¡Ha llegado la era de la espiritualización! Gracias a aquellas primeras semillas de la creencia en un Dios único, que fueran lanzadas por Moisés, sembradas y regadas por Jesús, con su elevada Misión de amor al prójimo y, esporádicamente cultivadas por Emisarios de lo Alto, en todos los tiempos tales como: los apóstoles y seguidores del Cristianismo, Francisco de Asís, Vicente de Paúl, citando solamente algunos nombres, comprendemos que el hombre se dirige hacia su más alto destino; la perfección.

Jesús, el Cristo de Dios, no obstante, no puede ser colocado en el mismo nivel que tales reveladores, por mayor que haya sido la contribución de ellos. Cristo, estableció un grandioso marco a las conquistas evolutivas del hombre. Él, la verdad y el amor encarnados, no se limitó solamente a enseñar y esclarecer, sino representó el ejemplo vivo que provocó una verdadera revolución social. Pero, a pesar de los casi veinte siglos de su presencia entre nosotros, su mensaje todavía no ha sido suficientemente comprendido por la Humanidad.

Muchas de las verdades enunciadas en el Espiritismo encuentran sus bases en la Doctrina Cristiana. Por ejemplo, las citas evangélicas: «Hay muchas moradas en la Casa del Padre» (Juan, 14:1-3), «Nadie puede ver el reino de Dios si no nace de nuevo» (Juan, 3:1-12). «Todo lo que vosotros queráis que os hagan los hombres, hacedlo también a ellos, porque esta es la ley y los profetas» (Mateo, 7:2) y «Bienaventurados los que lloran, porque serán consolados» (Mateo, 5:5). «Curad a los enfermos, resucitad a los muertos, limpiad a los leprosos, expulsad a los demonios, dad gratuitamente lo que gratuitamente recibisteis» (Mateo, 10:8), etc., son enseñanzas de Jesús que guardan correlación con los siguientes principios adoptados por el espiritismo: Pluralidad de los mundos habitados, reencarnación o pluralidad de las existencias corpóreas, ley de causa y efecto o acción y reacción y mediumnidad.

Debido a esa correlación existente entre las enseñanzas de Jesús y las dictadas por los Espíritus que orientaron a Allan Kardec en la Codificación Espírita, no es en vano que se dice que el Espiritismo es el Cristianismo redivivo; y si por un lado Jesús dijo que el mayor mandamiento es el de «amor a Dios y al prójimo» y la Doctrina Espírita afirma que «fuera de la caridad no hay salvación», por otro nos muestra que nadie podrá titularse Espírita si primeramente no fuera cristiano.

Referencias:
1 KARDEC, Allan. «El Libro de los Espíritus». Trad. de alberto Giordano. 3. ed. Buenos Aires, Editora Argentina «18 de Abril, 1983. Preg. 625.
2 ASIMOV, Isaac. «Gênios da Humanidade». Rio de Janeiro, Block Editores, 1972. v. 1. p. 01
3 ___. p. 02.
4 __. p. 04.
5 ___. p. 13.
6 ___. p. 65.
7 FRANCO, José B. Identificação. O Espírita. Brasília (DF), 6(31):14, dez./ jan.,1983/1984.

domingo, 17 de febrero de 2013

Sábado a tiempo completo en CEADS


Buenas familia,

La de ayer fue una jornada a tiempo completo en nuestra casa. Empezamos a las 10:00 con el seminario “Búsqueda Activa de Trabajo” con Paqui Sanchez. Paqui nos ayudó a comprender que una persona que esté buscando trabajo debe ser su principal y más importante proyecto. Cuando tenemos un trabajo, le dedicamos 8 horas al día. Pues cuando buscamos trabajo, no nos merecemos menos. Fuera lo de levantarse cada día más tarde; fuera los mecanismos de evasión “mañana empiezo a buscar trabajo”; fuera lo de hacer mil cosas que te despistan de tu búsqueda. Paqui nos ha dicho que cuando uno se entrega a su propio proyecto con compromiso, disciplina y trabajo, aumenta considerablemente sus posibilidades de conseguir un empleo. Ella nos aconsejó a superar la actitud pasiva de esperar que salgan las ofertas de trabajo. Podemos salir activamente a buscar las empresas en las que nos gustaría trabajar, estudiarlas para saber qué podemos ofrecerles a partir del análisis de nuestros logros profesionales, enviarles nuestros curriculuns y hacer el seguimiento de su recepción por teléfono. Sobre todo, Paqui ha remarcado la resiliencia necesaria en este proceso, es decir, la capacidad de rehacerse después de cada “no”, la capacidad de seguir adelante, pese a todas las negativas con las que nos encontraremos sin hundirnos. Sólo necesitamos un “sí” y no descansaremos hasta que lo tengamos. ¡A por este "sí", amigos!

Sobre las 14:30 lo dejamos, para estar de vuelta a las 17:30. Era la vez de que Andrea y Janaina nos presentaran “El Kit Espírita”, que había dejado a mucha gente curiosa. ¿Qué se han inventado estas chicas? Nada nuevo, la verdad, pero ellas lo van a repetir hasta que lo aprendan bien, y la gente lo va a escuchar hasta que lo ponga toooodo en la práctica =) Con el Kit Espírita Andrea y Janaina quisieron presentar de forma sencilla y práctica algunas herramientas que el espiritismo pone a nuestra disposición para nuestra evolución:

  • El estudio – auto-conocimiento

  • El agua magnetizada – alimento para el cuerpo espiritual

  • El Evangelio en el hogar – quedar con amigos de luz 

  • Los pases – una transfusión de amor 

  • La oración – higiene espiritual 

  • La caridad – dar lo mejor de uno mismo en cada situación 

  • Ocio del bien - ¡diviértete! 

  • Asistencia espiritual – orientación y esclarecimiento
Utilizar estas herramientas no aleja los desafíos de la vida, que nos vienen dados como pruebas o expiaciones, pero sí te fortalece para vivir las experiencias más duras de la vida con más serenidad y equilibrio. La verdad es que es de agradecer con los tiempos que corren…

Y para terminar la jornada con llave de oro, un pequeño grupo de voluntarios se dispuso a poner un delicioso catering al final de la reunión. El objetivo es la recaudación de fondos para sufragar los gastos del centro. Cualquiera se pensaría que podrían comprar unos cruasanes y revenderlos con una pequeña margen de beneficio…  pero nooo. ¿Queréis saber cómo lo han hecho? El equipo pensó que no deberían poner nada industrializado a la venta, que sería más tierno poner las cositas hechas con amor por los propios voluntarios. Así fue como al acabar la conferencia, nos encontramos con un delicioso pastel de zanahoria, panes de queso, empanadilla de carne y vegetariana, dulce de calabaza y el delicioso brigadeiro…  todo generosamente donado por los voluntarios, vendido a cincuenta céntimos de euro.


¡La verdad es que participar en esta familia no tiene precio! Con la ayuda de la espiritualidad superior y a pesar de nuestras imperfecciones, seguimos creciendo juntos y aprendiendo hasta de lo que pensamos que ya sabemos, cada día.

Cariños de la hermana menor

miércoles, 13 de febrero de 2013

A Cesar lo que es de Cesar, a Dios lo que es de Dios


Hola familia,

nos tomamos muy en serio lo que dijo Jesús: a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios. El día 16 de febrero de 2013 dedicaremos toda la mañana a aprender unas estrategias para afrontar estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo. Paqui Sanchez nos ayudará a elaborar un plan personal para la búsqueda de trabajo. La mañana será la parte de cesar. Y por la tarde, Janaina y Andrea ofrecen la charla "El Kit Espírita". A la luz de la doctrina espirita, aprenderemos a buscar la ayuda "del cielo", "de Dios" o de "la espiritualidad" que a nadie le sobra =) 

Como todas las actividades en nuestro centro, 
ambas son de entrada libre y gratuita.



Invitad a vuestro/as amigo/as, familiares, vecino/as, etc.

domingo, 10 de febrero de 2013

Tan cerca y tan lejos del “reino de Dios”


Hola familia,

Ayer, como cada sábado, nos reunimos para el estudio de la Doctrina Espírita. Empezamos leyendo el texto de estudio y en seguida nuestros monitores, Rafa y Marcello, nos hicieron preguntas nada sencillas de contestar que, a la vez que nos hacían profundizar en el tema, también despertaban muchas más preguntas, inquietudes y reflexiones tangenciales.

De la discusión inicial, destaco los puntos a continuación:
  • La inteligencia cósmica universal utiliza diversos recursos para introducir al hombre en el conocimiento de sus leyes. La Verdad nos es revelada de forma gradual, siempre en conformidad con el nivel de comprensión de los hombres y la utilidad que pueda tener en nuestras vidas.
  • Los hombres de bien son aquellos que comprenden mejor las leyes divinas y viven en armonía con tal conocimiento. Sus palabras, gestos y actitudes se traducen, sea cual sea el campo en el que han sido llamados a servir, en fuerza que impulsa al progreso intelectual y moral de las conciencias humanas.
  • Los hombres y mujeres cuya tarea en la Tierra trasciende su círculo de convivio local acercan la humanidad al conocimiento de la ley natural. Son científicos, como Galileo y Einstein, artistas como da Vinci, intelectuales como Martin Luther King o religiosos como Teresa de Calcuta. Verdaderos misioneros, espíritus más experimentados y maduros, a quiénes se les confían tareas de esclarecimiento de las conciencias humanas.
  • Cuando encarnados, el velo del olvido y los impositivos de la materia (cuerpo físico condicionado por mecanismos como el orgullo, el egoísmo y la vanidad) son obstáculos que el hombre de bien debe vencer para ejecutar su tarea en la Tierra. Algunos logran realizar su labor con éxito, otros fallan. Aun entre las obras de los que fallan, es posible encontrar aspectos positivos, que pueden servir al conocimiento de las leyes físicas y morales que constituyen la ley divina o natural.
  • Los que solemos llamar “falsos profetas”, sin embargo, no son misiones que fallan en su cometido, sino hombres que por la ausencia de virtudes, bajeza de actitudes, presunción de palabras y altivez de carácter se presentan a sí mismos como enviados del cielo. Es común que intenten imponer sus puntos de vista y que se resientan que no se les adule.

Después de esta discusión, nuestros monitores nos presentaron algunas preguntas. Entre ellas por ejemplo, ¿Qué es necesario para que el hombre llegue a comprender la ley de Dios?
  • La primera condición, estuvimos todo de acuerdo, es el deseo de comprenderla. Todos conocemos a personas que todavía están muy cerradas a las reflexiones de orden transcendental. Sin el vivo deseo de conocer la ley natural y la necesaria humildad para aceptar que hay algo mucho más grande que el hombre, cuyas leyes perfectas rigen todo el universo, no puede uno acercarse al conocimiento de Dios y sus leyes.
  • La segunda condición es la reencarnación misma. Este verdadero mecanismo evolutivo permite que el espíritu, en cada nueva existencia corporal, desarrolle más el dominio sobre la materia y amplíe su conocimiento intelectual y moral.
  • La tercera condición es el conocimiento de sí mismo. Como nuestra naturaleza es divina, puesto que somos criaturas de Dios, el esfuerzo de comprenderse a uno mismo conduce al conocimiento del Creador.
    Una palabra, sin embargo, repetida algunas veces durante la reunión, quedó sin definición más precisa: CONCIENCIA… ¿Qué es la conciencia? Nos dicen los espíritus que es ahí donde está grabada la ley de Dios, pero es posible que a menudo utilicemos esta palabra a la ligera, sin parar para pensar en su significado. Ahora que preparo este resumen, he vuelto a “En el Mundo Mayor”, de Chico Xavier y André Luiz (espíritu). El capítulo “La Casa Mental” es un verdadero ensayo de neurobiología transcendental. Reproduzco la parte del texto que creo que puede ser útil para llegar a una noción más clara de la conciencia:
    –En el sistema nervioso, tenemos el cerebro inicial, centro de los movimientos instintivos y sede de las actividades subconscientes, imaginémosle como el almacén de la individualidad, donde archivamos todas las experiencias y registramos los menores hechos de la vida. En la región de la corteza motora, zona intermedia entre los lóbulos frontales y los nervios, tenemos el cerebro desarrollado, que sustenta las energías motoras de las que se sirve nuestra mente para las manifestaciones imprescindibles en el actual momento evolutivo de nuestro modo de ser. En los planos de los lóbulos frontales, todavía silenciosos para la investigación científica del mundo, yacen materiales de orden sublime, que conquistaremos gradualmente, en el esfuerzo de ascensión, representando la parte más noble de nuestro organismo divino en evolución. No podemos decir que poseemos tres cerebros simultáneamente. Tenemos sólo uno que se divide en tres regiones distintas. Tomémosle como si fuera un castillo de tres plantas: en la primera situamos la residencia de nuestros impulsos automáticos, simbolizando el resumen viviente de los servicios realizados; en la segunda localizamos el domicilio de las conquistas actuales, donde se levantan y consolidan la cualidades nobles que estamos edificando; en la tercera, tenemos la casa de las nociones superiores, indicando las culminaciones que nos corresponden alcanzar. En una residen el hábito y el automatismo, en otra, el esfuerzo y la voluntad y en la última se encuentran el ideal y la meta superior a ser alcanzada. Distribuimos, de este modo, en las tres plantas, el subconsciente, el consciente y el superconsciente. Como vemos, poseemos, en nosotros mismos, el pasado, el presente y el futuro.
    Quizá, digo yo, la conciencia sea esto: el pasado, el presente y el futuro de la criatura. Tal como si fuera una semilla, que en el momento de su creación ya está predestinada a ser un árbol, la criatura tiene que recorrer toda la trayectoria evolutiva que nos llevará al conocimiento máximo de nosotros mismos y de Dios. En este momento, cuando pasado, presente y futuro se integran, y la Verdad nos liberta, el ser trasciende la materia y pasa a habitar el absoluto. Tal vez sea ahí, fuera del tiempo o del espacio, donde la conciencia habita el "reino de Dios".

    De momento, familia, falta mucho. En la casa espírita, empecemos teniendo más paciencia con los compañeros que se van por las ramas, con los que tienen preguntas fuera del tema tratado, con los que quieren mucho mantener el orden y cumplir el programa, con uno mismo… ¡hasta con los que no han venido a la reunión! Tan cerca y tan lejos a la vez el “reino de Dios”… Pero de camino, siempre.

    Cariños de la hermana menor

    viernes, 8 de febrero de 2013

    CONOCIMIENTO Y DIVISION DE LA LEY NATURAL

    Hola familia,

    para la clase de mañana mismo... antes tarde que nunca =)

    Cariños,

    Janaina


    CONOCIMIENTO Y DIVISION DE LA LEY NATURAL

    El conocimiento de la Ley Divina o Natural forma parte del progreso espiritual del hombre, que ocurrirá luego de incontables reencarnaciones; en una sola existencias en totalmente imposible tal aprendizaje. Por otro lado, no es suficiente con que solamente nos informemos respecto a la Ley Divina. Es necesario que la comprendamos en su verdadero sentido para que podamos cumplirla. «(…) Todos pueden conocerla, pero no todos la comprenden. Los hombres de bien y los que se deciden a investigarla son los que mejor la comprenden.
    No obstante, todos llegarán a comprenderla algún día, porque es forzoso que el progreso se efectúe.

    La justicia de las diversas encarnaciones del hombre es una consecuencia de este principio, puesto que en cada nueva existencia su inteligencia se encuentra más desarrollada y comprende mejor qué es el bien y qué es el mal. (…)» (02) «(…) La verdad (…), para que sea útil, precisa ser revelada de conformidad con el grado de entendimiento de cada uno de nosotros. De ahí que no haya sido puesta siempre al alcance de todos, igualmente dosificada.

    Kardec, instruido por las Voces de lo Alto, nos dice que en todas las épocas y en todas las latitudes de la Tierra, siempre ha habido hombres de bien (profetas) inspirados por Dios para contribuir a la marcha evolutiva de la humanidad. (…)» (06) Los «profetas, legisladores y sabios han sido los maleables instrumentos de los que se sirvió al Padre Amantísimo a través de los tiempos, a fin de que el hombre dentro del ergástulo(*) del cuerpo, pudiera encontrar el rumbo seguro para alcanzar el reino venturoso que lo espera. Sin embargo, entre todos, Jesús fue el prototipo de la misericordia divina, «el tipo más perfecto que Dios haya ofrecido al hombre, para que le sirviera de guía y modelo.

    Modelo para ser imitado, que enseñó mediante el ejemplo y el sacrificio, que selló con un testimonio supremo la excelencia de su amorosa condición mesiánica, a través de la entrega de su vida, para incitarnos a incorporar a la actividad cotidiana de la existencia, la incuestionable lección de la ofrenda santificante de sí mismo. (…)» (08)

    Estos profetas, sabios y legisladores que Dios envió (y envía) a la Tierra «son Espíritus, que encarnan con el fin de hacer progresar a la humanidad». (03) Son Espíritus misioneros que pueden llegar a dejar de cumplir con su cometido por fuerza de la influencia de la materia; «(…) sin embargo, como en definitiva eran hombres geniales, aun entre los errores que enseñaron muchas veces se encuentran grandes verdades». (04) No obstante, vale la pena tener en cuenta que las grandes misiones son confiadas a Espíritus para los cuales la posibilidad de fallar es muy reducida. Son Espíritus que ya poseen un cierto bagaje espiritual, que han vivido innumerables experiencias y que, al comprometerse con una cierta tarea, para ella se preparan concienzudamente, antes de sumergirse en la existencia corporal. «(…) Por eso, para esas misiones siempre son escogidos Espíritus ya adelantados, que cumplieron con sus pruebas en otras existencias, visto que si no fueran superiores al medio en el que saben actuar, su acción resultaría nula.

    Siendo así, llegamos a la conclusión de que el verdadero misionero de Dios tiene que justificar por su superioridad, por sus virtudes, por su grandeza, por el resultado y por la influencia moralizadora de sus obras, la misión de la que dice ser portador.


    Sacad también esta otra conclusión: si por su carácter, virtudes o inteligencia se muestra por debajo del papel con que se presenta o del personaje bajo cuyo nombre se coloca, no es más que un histrión(*) de baja condición, que ni siquiera sabe imitar el modelo que eligió. Otra consideración más: los verdaderos misioneros de Dios ignoran su condición, en su mayor parte; desempeñan la misión a la que fueron llamados impulsados por el genio que poseen, secundados por el poder oculto que los inspira y dirige sin que lo sepan, pero sin tener un designio premeditado. En una palabra: los verdaderos profetas se revelan por sus actos, son descubiertos por los demás, al paso que los falsos profetas se consideran ellos mismos enviados de Dios. Los primeros son humildes y modestos; los segundos, orgullosos y llenos de sí mismos, hablan con altivez y como todos los mendaces parecen siempre temerosos de que no se les crea.(…)»(01)

    Las leyes morales son una subdivisión de la Ley Divina o Natural. «Son de todos los tiempos, las leyes morales de la vida que ha establecido el Padre Supremo. Invariables, constituyen el rumbo de la felicidad en la senda evolutiva, se van imponiendo paulatinamente a la inteligencia humana, encontrándose establecidas en las bases de la armonía perfecta en que se equilibra la Creación. (…)» (07) Las leyes morales que expresa la Codificación Kardeciana, son las siguientes: «Leyes de adoración, trabajo, reproducción, conservación, destrucción, sociedad, progreso, igualdad, libertad y por fin, la de justicia, amor y caridad (…).» «La última ley es la más importante, por ser la que permite al hombre adelantar más en la vida espiritual, visto que resume a todas las otras». (05)


    01.    KARDEC, Allan. Habrá falsos Cristos y profetas. En: ___. El Evangelio según el Espiritismo. Rio de Janeiro, FEB, 1979. Item 9, p. 305-307.
    1a ___. Habrá falsos Cristos y profetas. En: ___. El Evangelio según el Espiritismo. Trad. De Alberto Giordano. 3 ed. Buenos Aires, Editora Argentina «18 de Abril», 1982. Item 09.
    02.       ____. El Libro de los Espíritus. Trad. de Alberto Giordano. 3 ed. Bueno Aires, Editora Argentina «18 de Abril», 1983. Preg. 619.
    03.       ___. Preg. 622.
    04.       ___. Preg. 623.
    05.       ___. Preg. 648.
    06.       CALLIGARIS, Rodolfo. O conhecimento da Lei Natural. In: ____. As Leis Morais. 3a. Ed. Rio de Janeiro, FEB, 1983, p. 14.
    07.       FRANCO, Divaldo Pereira. Leis morais da vida. In: ____. As Leis Morais da Vida. Salvador (BA), Livraría Espírita «Alvorada», 1976. p. 09.
    08.       ___. p. 10.

    miércoles, 6 de febrero de 2013

    Búsqueda activa de trabajo


    ¡El día 16 de febrero de 2013 será de aprendizaje en CEADS!

    Por la mañana, de 10 a 14 horas, se impartirá el seminario "Búsqueda activa de trabajo", con Paqui Sánchez, que nos mostrará un punto de vista diferente de como afrontar el reto de buscar trabajo.




    Y por la tarde, en el horario habitual de clase, de 17:30 a 19 horas es la vez de la conferencia del mes con el tema "Kit Espírita", con Janaína y Andrea, que nos recordará las herramientas básicas, embebidas de las enseñanzas de Jesús y de los Espíritus esclarecedores, para conocer nuestros sufrimientos y cambiarlos por bienestar propio y ajeno. 

    ¿Te apeteces participar? 

    La entrada es libre y gratuita. 

    Invitad a vuestro/as amigo/as, familiares, vecino/as, etc.

    domingo, 3 de febrero de 2013

    V Edición del Mercado Solidario



    Hola familia,

    Hoy ha sido día de Mercado Solidario. Un equipo de voluntarios se dispuso a salir de sus casas este domingo tan frío con el objetivo de poner a la venta ropa y objetos para recaudar fondos para nuestro centro. Sólo podemos estar agradecidos a estos trabajadores del bien, que han dedicado tiempo, energía e ilusión a la tarea realizada esta mañana. 


    Lo que se ve en estas sonrisas es la alegría de servir: caridad en estado puro. Hoy, en agradecimiento a los compañeros del equipo del Mercado Solidario y a todos los compañeros de doctrina espírita que como el Sol y la rosa no eligen condiciones para servir, os dedicamos una poesía psicografiada por Francisco Cándido Xavier.

    PADRE SIEMPRE
    María Dolores

    Alguien te dijo, alma querida y buena,
     Que los Espíritus Nobles
    Nunca se valen de las  personas
    Claramente imperfectas
    En tareas de amor a la Humanidad…
    Por eso mismo  te invade el escrúpulo
    Y, recelando de la propia imperfección,
    Huyes del privilegio de servir
    En lo que el Señor te pide trabajar
    A fin de conquistar
    El Celeste Porvenir…
    Reflexionemos, no en tanto,
    Entre simples lecciones de la Naturaleza;

    La simiente germina en laureles de esperanza;
    Muchas veces bajo la lama  repugnante e indefensa;
    La fuente no sería ejemplo de bondad
    Donde la vida enjambra,
    Si rechazase deslizar
    Sobre tratos de tierra  y laminas de arena…

    Mira las flores del charco
    Embalsamando campos  y caminos,
    La rosa no desdeña florecer
    Entre puñales de espinas…
    Todavía piensa con nosotros
    En las flaquezas y lágrimas que llevas
    ¿El Sol sería el Sol si huyese de las tinieblas?

    Olvida el pesimismo, la acusación, la censura,
    Nada te desanime, yérguete y ven…
    Mientras enfermos y grosero, sin embargo,
    Si te encuentras en la sombra, avanza para la Luz,
    ¡Sin desertar, sin embargo, de servir a Jesús!
    Ven a  cooperar en el amor que debemos al mundo
    Y entenderás, por fin
    Que solo se vence al mal por el servicio al Bien
    Y que la bendición de Dios jamás nos desampara
    Ni desprecia a nadie.

    Cariños,

    La hermana menor