domingo, 29 de septiembre de 2013

Se busca trabajadores del alma, del bien

La Espiritualidad amiga siempre nos acompaña en los estudios de CEADS (y en todas las casas de paz y caridad) pero ayer estaba algo más iluminada. Mucha gente nueva, con energías para trabajar en la divulgación y mantenimiento de la casa espírita.
Nos llena el corazón cuando nuevas caras entran por la puerta pero llena el alma cuando esta carita nos abre una sonrisa y nos pide una oportunidad de servir. El trabajo existe, el centro, la sociedad, el planeta necesita de personas que trabajen por el, con amor, por la dedicación exclusiva de servir, paa llenar el alma de esperanza. No existe nada mejor que tener el alma llena de paz por un día de trabajo edificante.

Y nada mejor que acudir al centro espírita y tener como clase la Ley del Trabajo como bandera de este sábado tan iluminado.

Marcello y Rafa nos guiarán por los caminos de la Ley del Trabajo, este trabajo que nos es remunerado (aunque pueda serlo) que nos hace grandes de espíritu. Todos los días tenemos la oportunidad de salir de casa para hacer algo útil para nosotros mismos, los demás o por la naturaleza.

Trabajo no es aquel donde ganamos nuestra pan material pero si aquel que nos da oportunidad de servir y evolucionar. Podemos trabajar las 24 horas del día y noche. Podemos dar una palabra amiga a un amiga necesitado, podemos ayudar a un compañero de trabajo, podemos orientar a personas discapacitadas en la calle, podemos ayudar en los comedores, ser voluntarios para ayudar en los incendios, etc, ect, etc.

¡No existe paro para el espiritu inmortal!



Es verdad que tenemos la necesidad del dinero para vivir en la carne pero este tipo de trabajo es de curta duración y la remuneración es material. Trabajamos para ganar dinero para comprar comida y ropa para la vestimenta carnal. Todos ellos se quedarán atrás cuando desencarnemos. ¿Qué tipo de trabajo habéis realizado para el alma? ¿El verdadero trabajo que llevaremos para toda la eternidad?

También es verdad que la carne necesita descansar. Es un principio fisiológico natural que hay que respetarlo para que funciona bien y pueda arropar el espíritu que debe trabajar encarnado para su evolución. Cada ser posee su historia y su nivel de fluido universal que hará que sea más o menos activo al trabajo edificante pero TODOS somos dueños de nuestros destinos y podemos hacer mejor todos los días.

Si tenemos conciencia de la real necesidad del trabajo del alma, este trabajo de caridad y ayuda para con todos los seres del planeta, este trabajo que no importa edad, sexo, discapacidad o condición financiera, este trabajo que nos eleva al Creador, que nos prepara para la felicidad plena; tendremos toda la energía para seguir trabajando hasta los últimos momentos de la vida; sin ociosidad pero aprovechando el tiempo de descanso para el ocio del bien.

Pues sí, se busca trabajadores del alma, trabajadores incansables del bien.

Para los que trabajan mañana para ganar el pan os deseo un semana de mucha paz y oportunidades de ayudar. Para todos los demás, os deseo mucha energía para seguir adelante, buscando el trabajo del pan y que aprovechéis este momento del "paro material" para trabajar por vuestra evolución espiritual. Allí fuera hay mucha gente necesitada de amor, cariño, fe y palabras de confort. El dinero viene y va pero el amor sobrevivirá eternamente.

¡Muy buenas noches para unos muy buenos días!

Andrea Campos

No hay comentarios:

Publicar un comentario