domingo, 20 de diciembre de 2015

Tiempo de Navidad, tiempo para brillar

Buenos días

Un año más tuvimos muchas actividades, hemos conocido personas encantadoras, aprendimos el significado de la fraternidad y no existe palabras para agradecer a todos los asistentes de CEADS, encarnados y desencarnados, físicamente o virtualmente presentes.

Recordemos siempre el ejemplo del Maestro, prudencia, respeto, caridad y fraternidad. Que podamos valorar lo que realmente tiene valor: la vida.

Nos vamos de vacaciones del 21 de diciembre de 2015 al 1 de enero de 2016, por lo que el 2 de enero volveremos con las actividades de CEADS.

Deseamos a tod@s unas fiestas de auto-amor y paz interior.

¡Muchas gracias!


Centre Espírita Amalia Domingo Soler






Brillar          
 “Así resplandezca vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.”Jesús(Mateo,5:16)
 Muchos aprendices admiten que brillar será adquirir destacada posición en los  servicios de inteligencia, en el campo de la fe.
 
Realmente, excluir la cultura espiritual en sus diversos ángulos, de la posición luminosa a que todos debemos aspirar, sería rematada insensatez. 
Aprender siempre para conocer mejor y servir es el destino de quien se consagra fielmente al Divino Maestro. 
No obstante, urge comprender, en lo inmediato de la experiencia humana, que si el Salvador recomendó a los discípulos que brillasen, delante de los hombres, no se olvidó de añadir que esa claridad debería resplandecer, de tal manera, que ellos nos vean las buenas obras, rindiendo gracias al Padre, en forma de alegría con nuestra presencia. 
Nadie se ilusione con los fuegos fatuos del intelectualismo artificioso. 
Enseñemos el camino de la redención, tracemos programas salvadores donde estuviéremos; brille la luz del Evangelio en nuestra boca o en nuestra frase escrita, pero permanezcamos convencidos de que si esas claridades no descubren nuestras buenas obras, seremos invariablemente recibidos en el oído ajeno, y en el entendimiento ajeno, entre la expectación y la desconfianza, porque solamente fundido pensamiento, verbo y acción, en la enseñanza de Jesucristo, habrá en torno a nosotros glorificación constructiva a Nuestro Padre que está en los Cielos.
 Viña de luz. Chico Xavier por el espíritu Emmanuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario