Trabajo altruísta sí, improvisación no

Ayer en CEADS nuestro buen amigo David Santamaría nos ofreció la conferencia "Dificultades en la práctica mediúmnica".

El amigo habló desde su profundo conocimiento de la doctrina espíritu aliado a la experiencia práctica acumulada durante décadas de labor mediúmnica.

El amigo empezó aclarando que vulgarmente se dice "hagamos espiritismo", cuando en realidad lo que se quiere decir es "hagamos una reunión mediúnica". Así como la mediumnidad es una facultad natural, humana, no circunscrita al círculo espírita, la práctica mediúmnica también puede ser realizada por cualquier persona o grupo de personas y en cualquier lugar. Lo que caracteriza las reuniones mediúmnicas realizadas en el ámbito de la doctrina espírita, que deben ocurrir en los centros Espíritas con fecha y hora acordadas y observadas con disciplina, es la clase de propósitos de los participantes, por una parte, y su formación, por otra. Los propósitos que mueven los participantes en una reunión mediúmnica deben ser totalmente altruistas, de solidaridad con el dolor en ambos lados de la vida y de disposición para el trabajo anónimo, disciplinado y amoroso. estas personas deben conocer bien la doctrina y las características de la facultad mediumnica, buscando con humildad y constancia ampliar su cultura doctrinaria.


En los centros espíritas, no se improvisan reuniones mediúmnicas ni grupos mediúmnicos. Debe haber afinidad y verdadero amor entre los trabajadores de estas sesiones, ya que el egoísmo, la envidia, los celos y todos los sentimientos inferiores son poderosas armas que los espíritus ignorantes del bien manipulan para abrir brechas en el trabajo, dividir equipos y obstaculizar el socorro bendito que se ofrece a seres que parten de la esfera terrestre aún despreparados para la vida en el plano espiritual.


Nos contó David que el trabajo que se realiza en las reuniones mediúmincas no es imprescindible. La espiritualidad dispone de recursos y métodos para ayudar los desencarnados. Sin embargo, dándonos la oportunidad de realizar dichas reuniones, nos ofrece trabajo digno en el bien, posibilidad de rescate de faltas pasadas, educación moral, sentimental y mental. Los principales beneficiarios, está claro, son los encarnados, que se deben esforzar por el cultivo de elevación de principios y amor al prójimo.

Son extremadamente complejos los tipos de interacciones que pueden ocurrir durante una reunión mediúmnica, a la que acuden, del lado de los encarnados: el director o dialogador, el médium y asistentes que apoyan energéticamente el trabajo. Del lado de los desencarandos, acuden o son traídos los espíritus comunicantes y el equipo espiritual responsable de la tarea. Es aconsejable que los grupos mediúmnicos sean pequeños, ya que cuanto más grandes, más difícil será conseguir que exista armonía ente sus participantes.


Para los que no han disfrutar de la conferencia de David y para los que la queremos volver a disfrutar, próximamente estará disponible en nuestro canal de You Tube. Con los corazones agradecidos por la oportunidad de aprendizaje, nos despedimos de todos pidiendo a la espiritualidad amiga que derrame sobre el planeta una fina lluvia desamor y paz.

Comentarios