domingo, 28 de febrero de 2010

EL PERIESPÍRITU - I

Hola compañeros de nuestro querido centro,

Este sábado, 27/02/10, estuvimos estudiando la formación del perispíritu y sus características. Aquí os dejo una parte del texto “Fisiología del Alma”, de Fernando Augusto Morera, publicado en la Revista Internacional de Espiritismo (Octubre/2000, p. 399), que creo que sistematiza lo que hemos dicho en la reunión y lo profundiza.

EL PERIESPÍRITU

Es el envoltorio del Espíritu, vehículo de todas sus manifestaciones, (6) cogido del fluido universal de cada globo, tomando así su “pasaporte planetario” y la forma que le quiera dar el Espíritu, pudiendo también volverse invisible y tangible por “combinación de fluidos”. (7) De una vasta simonía dada al periespíritu, destacamos el cuerpo bioenergético, cuerpo bioplasmático, cuerpo espiritual, cuerpo periespiritual y psicosoma.

“El involucro fluídico del ser se depura, se ilumina o se oscurece según la naturaleza elevada o grosera de los pensamientos reflejándose en sí. Cualquier acto y/o cualquier pensamiento se repercuten y se graban en el periespíritu. De ahí las consecuencias inevitables para la situación de la propia alma, aunque ésta sea siempre señora de modificar su estado por la acción continua que ejerce sobre su involucro.” (8)

La constitución íntima del periespíritu no es homogénea, variando en densidad de lo más quintaesenciado, próximo al Espíritu, a lo más denso, próximo al cuerpo físico, estructurándose así, las varias capas, zonas o envoltorios, dándole continuidad; además de eso, él varia de densidad, de Espíritu para Espíritu, sea encarnado o desencarnado, de acuerdo con su grado evolutivo, y por tanto, de su patrón vibratorio.

Falta unidad de conceptos, para el término “doble etérico”, siendo considerado como: una “copia etérica” de la materia, una capa energética, el propio periespíritu o una extensión de él, una de sus “capas” más próxima al cuerpo físico, una estructura individualizada, o aun, una emanación áurica. (4) (6) (9) (16) En las Obras Básicas parece haberse comentado una única vez, sin mucha relevancia. (6)

“El Periespíritu preside a las manifestaciones anímico-mediúmnicas, desdoblándose durante el trance magnético, somanbúlico y mediúmnico, cuando están proyectándose en la dimensión extra-física, visita colonias espirituales y se vuelve, a veces, visible en lugares distantes” (9) y también tangible.

Como el alma está vinculada al cuerpo físico, durante estas proyecciones se mantiene a él unido por su lazo fluídico al cual se da el nombre de cordón fluídico o de plata. Este solamente se rompe después de la muerte, cuando se extingue la actividad vital y por consiguiente, la vida.

El periespíritu puede irradiar fuera del cuerpo físico bajo la forma de emanaciones fluídicas en el área vecina al cuerpo, pero que supera sus límites, “debiendo tener energía del propio fluido vital en expansión”, constituyendo nuestra “fotosfera psíquica” (10), pareciendo emerger del cuerpo físico en forma de campo ovoide o aura, que “revela condiciones de salud física, estado del Espíritu, nivel mental y carácter de las personas…” (11)

“Permanecemos con Delanne cuando dice que el inconsciente es un territorio común del alma y del cuerpo, confirmando así que el periespíritu es su sede. Kardec dice que: El Espíritu tiene en su periespíritu su área de jurisdicción, su almacén de memorias y adquisiciones.” (10) Así, la memoria de vivencias pasadas, ocurridas cuando el Espíritu encarnado o en la Erraticidad está en el Espíritu, pero al reencarnar se sitúa en el inconsciente y, por tanto, en el periespíritu, lugar común entre el alma y el cuerpo físico.

Calcamos las palabras de Jorge Andréa cuando dice que “no existe nada más consciente que el inconsciente”, así, ésta memoria del inconsciente actual, de vivencias pasadas y de nuestra misión, entendiéndose el término como los propósitos establecidos en la espiritualidad, aunque estando en el inconsciente, nos influencia y nos fustigan, como aptitudes, tendencias, instintos y otras experiencias reencarnatorias, constituyéndose así, en los embates con el consciente, el “USTED DECIDE” del Espíritu, en el uso pleno de su libre albedrío.

El aprendizaje no se pierde y convenientemente filtrado continuará en la conciencia para su uso constante, siendo de él inalienable. Rescatando sus débitos, resolviendo sus pendencias, educándose y depurándose así el Espíritu, no tiene más necesidad de retener esa basura biográfica, una vez que de ella se sirvió, para su evolución, transformándose ahora en el inútil archivo de cuentas pagadas, memoria de la cual él se despoja, pero las adquisiciones de ahí venidas, permanecen incorporadas al Espíritu, también definitivamente.

“Es en él (en el periespíritu) que se encuentra temporalmente archivada la memoria Extracerebral.” (9)

Referencias

(4) SANTOS, Jorge Andréa dos_Enfoques Científicos da Doutrina Espírita. 2ª ed. Soc. Espírita F. V. Lorenz, 1991, pg. 38, 41, 159.
(6) KARDEC, Allan_O Livro dos Médiuns. 49 ª ed., FEB, 1982, pg. 109, 159.
(7) MIRANDA, Hermínio C._Diversidade dos Carismas. 3ª ed. Publicações Lachâtre. Vol. I, 1995, pg. 242, 303 .
(8) DENIS, Léon, Depois da Morte. 18ª ed., FEB, 1994, pg. 208.
(9) COSTA, Vitor Ronaldo_Mediunidade e Medicina 1ª ed.,Casa Editora O Clarim,. 1996, pg.37, 40, 42. Abertura dos Chacras, Revista Internacional de Espiritismo, nov. 1999, pg.445.
(10) ROCHA, Alberto de Souza_Além da Matéria Densa. 1ª ed. Editora Espírita Correio Fraterno, 1997, pg. 40,41,42,106,214.
(11) MIRANDA, Hermínio C._Reencarnação e Imortalidade. 4ª ed., FEB, 1991, pg. 132.
(16) XAVIER, Francisco C. e VIEIRA, Waldo, pelo Espírito André Luiz_Evolução em Dois Mundos. 14ª ed., FEB, 1995, pg.27, 59 e 63.

5 comentarios:

  1. ¡Excelente Janaina!

    Un abrazo,

    Emily

    ResponderEliminar
  2. Si firmeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.....

    Un besote,

    Emily

    ResponderEliminar
  3. Ai sí, tienes razón =)

    Un besote, Emily. ¿Has visto que hay expectación para las respuestas a las preguntas de la última clase? ¿Cómo te va?

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Jajajaaaa... bueno, yo no sé si hay expectación. Creo que ya tenía la respuesta clara, de todas maneras he preparado un poquito para ver si logro explicarme y que se me entienda, jejeje...

    Se me ocurren otras preguntas, claro...

    Un abrazo,

    Emily

    ResponderEliminar