jueves, 27 de mayo de 2010

Mediumnidad

Queridos compañeros,

El próximo sábado 28/05, nuestra estimadísima Patricia nos hará toda una clase sobre la mediumnidad. El tema nos ha inquietado a algunos durante algún tiempo y, pasada la VIII Jornada, nuestra compañera y monitora nos presentará una interesante charla.

Como unos apuntes iniciales, os dejo pasajes de dos libros que he leído últimamente y que recomiendo como imprescindibles a todo aquél que se interese por el tema de la mediumnidad: Los Mensajeros y En los Dominios de la Mediumnidad, los dos dictados por André Luis y psicografiados por Chico Xavier.

Espero que disfrutéis de este aperitivo, que aprendamos con Patricia y que sigamos aprendiendo tras su charla con la lectura de los libros.

Un beso y hasta mañana.

(…)

“Atraemos a los espíritus que tienen afinidad con nosotros, de la misma manera que somos por ellos atraídos, y si es verdad que cada uno de nosotros solamente puede dar conforme a lo que tiene, es indiscutible que cada uno recibe de acuerdo con lo que da.

– Como es fácil de deducir, todos los seres vivos actúan en la onda de psiquismo que les es peculiar dentro de las dimensiones que les son características o en la frecuencia que les es propia. Ese psiquismo no depende de los centros nerviosos, de modo que, luyendo de la mente, es quien condiciona todos los fenómenos de la vida orgánica en sí misma.

–Algunos –explicó Alejandro– pretenden la psicografía, otros intentan la mediumnidad de incorporación. Pero, desgraciadamente, casi todos confunden poderes psíquicos con funciones fisiológicas. Creen en el absoluto mecanismo de la realización y esperan el progreso, que es eventual y problemático, olvidando que toda edificación del alma requiere disciplina, educación, esfuerzo y perseverancia. La mediumnidad constructiva, es la lengua de fuego del Espíritu Santo, luz divina para la cual es preciso conservar el pabilo del amor cristiano y el aceite de la buena voluntad pura. Sin la preparación necesaria, la excursión de los que provocan el ingreso en el reino invisible, es casi siempre un viaje en los círculos de la sombra. Alcanzan grandes sensaciones y tropiezan con perplejidades dolorosas. Hacen descubrimientos sorprendentes y acaban en ansiedades y en dudas sin término. Nadie puede traicionar la ley impunemente, y, para subir, hacia el perfeccionamiento íntimo, ningún Espíritu dispensará el esfuerzo de sí mismo. Los Mensajeros. André Luis, por Chico Xavier. Capítulo 1.”

Los orientadores del Mundo Espiritual buscan compañeros, no esclavos. El médium digno de la misión de auxiliar no es un animal encadenado al yugo, mas sí un hermano de humanidad y un aspirante a la sabiduría. Debe trabajar y estudiar por amor... Por eso muchos comienzan la jornada y retroceden. Libres para decidir en lo referente a su propio destino, muchas veces prefieren permanecer con indeseables compañías, cayendo así en temibles fascinaciones. Se inician con entusiasmo en la obra del bien, entre tanto, en muchas circunstancias prestan oídos a elementos corruptores que los visitan por entre las brechas que dejan abiertas su falta de vigilancia. Y así tropiezan y caen en la codicia, en la indolencia, en el personalismo destructor o en la sensualidad delincuente, transformándose en juguetes de los adversarios de la luz que vampirizan sus fuerzas, aniquilando con ello todas sus mejores posibilidades. Esto sucedió en todos los tiempos y lugares... En los Dominios de la Mediumnidad. André Luis, por Chico Xavier”. Capítulo 17

“–Amigos míos –decía el mentor– es indispensable buscar en la mediumnidad no la llave falsa para ciertos arreglos inadecuados de la Tierra, mas sí el camino directo de nuestra capacitación para la vida superior. Comprendiendo así la verdad, es necesario renovar nuestros conceptos acerca de los médiums, a efectos que no vayamos a convertir a nuestros compañeros de ideal y de lucha, en oráculos y adivinos, olvidando nuestros deberes que nos conducirán hacia la purificación. (…) Dentro de las leyes de la solidaridad, será justo aceptar el brazo amigo que se nos ofrece para superar la prueba angustiante, no obstante, es imprescindible no olvidar que cada uno de nosotros carga consigo problemas particulares y necesidades intransferibles. Desencarnados y encarnados, todos pisamos el extenso campo de experiencias y de pruebas que armonizan con los imperativos de nuestro crecimiento espiritual. Por eso no debemos atribuir a los médiums obligaciones que nos competen a nosotros con carácter exclusivo, y tampoco esperemos de la mediumnidad funciones milagrosas, ya que sólo a nosotros nos cabe el esfuerzo arduo de la propia ascensión con las pautas de las responsabilidades que el conocimiento superior nos impone. (…) Reverenciemos, pues, al Espiritismo y la mediumnidad como dos altares vivos en el templo de la fe, por medio de los cuales contemplaremos, desde muy alto, la esfera de las meditaciones propiamente terrestres, comprendiendo, por fin, que la gloria reservada al espíritu humano es sublime e infinita en el Reino Divino del Universo. En los Dominios de la Mediumnidad. André Luis, por Chico Xavier. Capítulo 18”.

7 comentarios:

  1. LA MEDIUNIDADE CONSTRUCTIVA E RESPONSABLE...este es lo grand desafio e la verdadera missiòn de cada existencia...

    ResponderEliminar
  2. Así es, "anónima" =).
    Tener una mediumnidad ostensiva es una prueba: hay que saber el momento de callar, de no exponer el otro al ridículo, de no comprometer su equilibrio psicológico, etc, para no comprometerse a uno mismo. Y si no se sabe hacerlo, hay que aprender cómo, para el bien del medium y de las personas que conviven con él.

    ResponderEliminar
  3. Nadie recibirá las bendiciones de la cosecha,sin el sudor de la sementera.Pero lamentablemente,la mayor parte de nosotros desconocemos tales imposiciones de trabajo y de coopracion.Para ser instrumento mediunico relativamente exacto,ademas de posuir absoluta armonía con los desecarnados;en el campo tríplice de las fuerzas mentales; periespirituales y fisiologicas,hay que aprender a ceder, a querer la fecidaded del projimo,comprender el bien coletivo, trabajar el espiritu para la fraternidad; tener serenidad en los atritos con la opinión ajena y mucho mais...
    Para mi la mediunidad es una gran oportunidad de ser cristiano,o sea, de hacer la caridad.Porque sempre que hago me trabajo diario com responsabilidad,atendo a mi famila, auxilio a mi projimo estou trbajando me mediunidad.Cuando voy al Centro Espirita y en mis oraciones pido por los desencarnados sufrientes o por la sustentacion vibratroria de nuestro centro,o simplesmente hago mi prece;estou coperando con el plano espiritual.Queridos hernanos imaginemos que nuestro centro es un hospital donde vienen muchos encarnados y desencarnados a pedirnos ayuda y que cada pensamiento de amor que emitimos es una medicina utilizada por la espiritualidad.Con esta atitud estaremos utilizando la mediumidad mais do que podamos imaginar.Un gran Abrazo Vera.

    ResponderEliminar
  4. Un saludo fraternal a todos y todas.

    Mi primo José Manuel, que vive en un pueblo de Galicia, es un medium que se ha "hecho a sí mismo" de una manera que podríamos calificar de rudimentaria, pues en su provincia parece no existir ningún centro espírita.

    Mi primo,como puede, ayuda a muchos hermanos tanto encarnados como desencarnados. Solo. Carece de la suerte que tenemos nosotros, la de pertenecer a un grupo espírita. El sabe, por lo que le dicen sus mentores y por lo que lee en los libros de Kardec, que debe adquirir conocimientos, trabajar su mediumnidad, practicarla y realizar la caridad con ella dedicándola a todos aquellos hermanos encarnados y desencarnados que la precisen, pues tal es su misión, y quiere cumplirla. Y así lo hace en la medida que le es posible. Pero en solitario, lo que le "pesa" enormemente. Posee el apoyo que le brinda la espiritualidad, pero carece del apoyo terrenal del cual nosotros, privilegiados, gozamos en el centro espírita al que acudimos.

    Mi queridísimo primo, siempre en constante búsqueda, localiza un centro espírita, sin duda con la ayuda de sus mentores, lejos, muy lejos de donde él vive, un pueblo mal comunicado en lo que se refiere a transportes, y aún careciendo él de transporte propio, y por indicación de sus guías que le indican que se dirija a él para trabajar allí su mediumnidad por la conveniencia de hacerlo siempre amparado por un grupo espírita mediúmnico y dentro del centro. Decide ponerse en contacto con dicho centro para pedír ayuda.

    Con sorpresa e incredulidad, recibe como respuesta una negativa tajante. El centro espírita trabaja con un grupo mediúmnico cerrado. Sintiendolo mucho no "pueden" ofrecerle la ayuda que él precisa.

    Decepcionado, mi primo decide seguir como a hasta ahora, muy a su pesar, trabajando en solitario sin ningún grupo terrenal como apoyo. En su casa, en casa de los hermanos que solicitan su ayuda, o aún sin solicitársela expresamente, brindándosela él cuando ve que la necesitan. Le dan mensajes de apoyo para otras personas, indicaciones y consejos, entre otras cosas, para hermanos encarnados faltos de ayuda, que él entrega religiosamente a sus destinatarios. Sana o alivia males físicos. Encamina a hermanos desencarnados que están en las sombras, y avisa de peligros evitables a hermanos encarnados, que con estos avisos logran salir del peligro que les acecha.

    Hoy por hoy yo no necesito ni deseo hacer parte de un grupo mediúmnico. Que duda cabe que las comunicaciones venidas directamente del mundo espiritual a través de un médium, son inmensamente más gratificantes y esclarecedoras que leer un libro, en mi opinión según mi propia experiencia, pero no abogo ni pido para mí que me incluya nadie en un grupo mediúmnico. Hoy no lo pido, mañana no lo sé.

    Mi primo sí está necesitado de ello, y ni él ni yo entendemos que no se le brinde esa ayuda terrenal que precisa por parte de un centro espírita.

    Un fuerte abrazo y felíz semana a todos y todas.

    Emily

    ResponderEliminar
  5. Hola Emily, en el caso de tu primo, ¿por que no abre él un Centro Espírita en su pueblo? Yo entiendo que no pueda participar en el que ya está activo por cuestiones de sintonía. Piensa que si alguien te viene a ofrecer trabajo a tu casa, esta persona puede tener las mejores intenciones del mundo, pero, si no la conoces, ¿la meterías en casa sin más? ¿Y si además te dijera que solo puede venir a trabajar los miércules, cada 15 días, porque vive muy lejos? Tu misma dices que el Centro que encontró está lejos de su casa. Para establecer y mantener la sintonía que es la gran ventaja que el Centro Espírita ofrece, tu primo tendría que frecuentar sus reuniones, trabajar en las obras sociales del Centro, etc. Nada sin embargo, impide que él abra un Centro en su casa, que forme un grupo de estudio y oración de personas que quieran compartir con él este "peso". Claro está que si donde vive no encuentra a NADIE, pues sí que seguirá solo entre los encarnados. Pero seguro que la espiritualidad trabajría para ayudarle, encaminándole encarnados.

    ResponderEliminar
  6. Hola Janaina,

    La vida de mi primo nunca ha sido fácil, ya desde que nació. Cualquier cosa por mínima o básica que sea le ha costado siempre muchísimo esfuerzo y ha gozado de poca o ninguna ayuda terrenal. Esto no podía ser diferente.

    Gracias por tus palabras.

    Un enorme beso desde el corazón.

    Emily

    ResponderEliminar
  7. Queridas hermanas y amigas,
    Me encanta las palabras de Geni y Vera, la preocupación de Emily por su primo y el siempre hombro amigo de Janaina.
    Oremos, por todos que sufren y ayuda...cada uno tiene su tiempo y la espiritualidad amiga sabe cuando es ese momento, tenemos que estar vigilantes, de corazón abierto y la cabeza despierta para nuestro momento...
    Que el nuestros guías nos acompañe y nos vemos el sábado!

    ResponderEliminar