domingo, 4 de julio de 2010

LA TRANSFORMACIÓN: de semilla a árbol

TEMA PRINCIPAL. La parábola de la semilla de mostaza
Esta es la clase de Educación al espíritu para niños en CEADS, el sábado 3 de julio 2010

¿QUÉ ES UNA PARÁBOLA?
Una parábola es un relato corto con forma de historia sencilla, real o inventada pero no fantasiosa y que se utiliza para comparar “igual que sucede con tal cosa, así sucede con tal otra”. Su objetivo es una enseñanza espiritual y para que todas las personas de todas las condiciones sociales pudieran entenderlo, utilizaba estos relatos de la vida cotidiana que les acercara a la realidad espiritual.
Al ser un relato simbólico, la atención está en los simbolos utilizados. Los simbolos utilizados por Jesús son acontecimientos, objetos y hecho cotidianos que todos entendían. No son enigmas a descubrir. Otros rabinos utilizaban el recurso de las parábolas pero Jesús fué el que las acercó a los sencillos para hacerles reflexionar sobre la vivencia espiritual.

FINALIDAD Y ANTECEDENTES HISTÓRICOS
Jesús utilizaba las parábolas para difundir EL mensaje de la Buena Nueva. En él expone por mediación de parábolas, los principios fundamentales de su enseñanza, desvelando el Reino de Dios.
En Marcos 4, 10-12 y Lucas 8,9-1, Jesús contesta a sus discípulos tras la pregunta de éstos que dice: ¿por qué les hablas por medio de parábolas?. Jesus dice: (...) Se cumple en ellos las profecía de Isaías que dice: “Porque el corazón de este pueblo se ha endurecido, tienen tapados sus oídos y han cerrado sus ojos, para que sus ojos no vean y sus oídos no oigan y su corazón no comprenda y no ser conviertan y yo no los cure”.

Los hebreos era un pueblo de nómadas que se asentaron en la zona de Palestina porque tenia grandes llanuras aptas para el pastoreo y el cultivo. Primero vivian en tiendas y luego en casas de piedra. Se unían por famílias siendo el padre la máxima autoridad.
Una vez asentados en Palestina, no formaron ningun estado pero si permanecían en las 12 tribus vinculadas por el culto religioso a un solo dios que les exigia una moralidad. Al no ser humano no podia nombrarse ni representarse.
Políticamente crearon un único Reino llamado el Reino de Israel que era gobernado por un Rey y un Consejo de Ancianos. (Rey David, y posteriormente su hijo Salomón). A la muerte de Salomón, las doce tribus entraron en rivalidad y se dividieron creando una gran decadencia económica y religiosa. Las 10 tribus del norte conformaron conformaron el Reino de Israel con capital Samaria, las 2 restantes el Reino de Judá con capital Jerusalen.
Al división de los dos reinos les debilitó y fueron conquistados, invadidos y esclavizados y allí empezó la diáspora o la dispersión de los judios por el mundo.
Eran un pueblo agrícola (olivo y vid) y ganadero (ovejas, bueyes, cabras, camellos), aunque su actividad más floreciente el comercio por estar en medio de la ruta mercantil de Mesopotamia y Egipto. Un pueblo dividido y disperso, sólo unido por sus creencias y costumbres. Crearon la Biblia para testimoniar su historia.

Cuando Jesús habla de Reino de Dios, utiliza la palabra reino para dar a entender la unidad y la armonía sin distinciones, en paz y respeto mutuo.
La palabra reino fue interpretada por reyes, virreyes, oficiales, sacerdotes y demás como un elemento revolucionario que queria arrevatarles el poder con su mensaje de libertad, de igualdad y fraternidad universal. Por eso lo crucificaron. Fue un revolucionario pero no de la política o los poderes materiales, sino del mundo interno, de la realidad espiritual.
Jesús hablaba del Reino de Dios para dar a entender que en ese reino, todos somos iguales, hermanos unos con otros sin distinción de clase social, color de la piel o cualquier otra diferencia aparente, ya que nuestra esencia es eterna y divina. Hablaba de hijos de Dios, nuestro Padre, para dar a comprender la dimensión del orden cósmico en su totalidad. Y hablaba de la importancia de las cosas más pequeñas e insignificantes como las más preciadas.
Los judíos empezaron a escucharlo como la promesa de un reino de liberación como la esperanza de paz y justicia que el pueblo estaba deseoso en esos tiempos. Pero Jesús habla de un mensaje de esperanza más allá de la salvación del pueblo oprimido. Él habla del hombre oprimido por si mismo y de la posibilidad de ser cada uno el creador y cuidador del legado de la vida, con sus acciones humildes, de hermandad y justicia divinas, más allá de las leyes terrenales.
Pocos lo entendieron pero los que así lo hicieron dejaron un legado que sigue vigente más de 2000 años de historia.

OBJETIVOS GENERALES Y ESPECIFICOS
El objetivo general del estudio de la parábola de la semilla de mostaza es desarrollar en los niños la comprensión profunda de los textos, indagar en los significados de las cosas más allá de lo que parece obvio, potenciando así la conciencia del ser como unidad cuerpo-espíritu.
Podemos comprender mucho más cuando liberamos los conocimientos innatos que todos poseemos como espíritus que somos y dejamos que se expresen.
Los objetivos específicos son:
- acercar el mensaje de Jesús como fuente de sabiduría y progreso del ser.
- vivenciar en nosotros la capacidad de trascender límites
- reconocer el potencial innato de superación
- potenciar la visión espiritual como dimensión complementaria y necesaria para el desarrollo integral del ser.

DINÁMICA DE GRUPO
Leer la parábola:
“Los discípulos le preguntaron a Jesús: Dinos a qué se parece el reino de los cielos. Él les dijo: El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo. En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas”.
Enseñamos las semillas de mostaza y explicamos que aunque no son las más pequeñas de todas las semillas, en la época que vivió Jesús, eran utilizadas para referenciar las cosas pequeñitas.
- CIRCULO DE DIALOGO: construir con el diálogo edificante el significado de la transformación de semilla pequeña a gran árbol donde se cobijan pájaros. Incentivar la expresión creativa para que juntos encontremos el significado que mejor se adapte a la comprensión de la vida en plenitud.
NORMAS DEL CIRCULO DE DIALOGO:
· - respetar el turno de palabra: cuando uno habla los otros escuchan
· - todos participan sin manipular la atención
· - todas las opiniones son válidas y las tenemos en cuenta

Los comentarios y observaciones de los niños se centraron en que la semilla representa las personas que, al igual que ésta crece hasta convertirse en árbol, las personas cuando nacemos también hemos de crecer hasta dar nuestros mejores frutos y aunque ramas de otros árboles se interfieran, lluvias, tormentas u otros contratiempos, el árbol siempre sigue creciendo hasta dar sus frutos y crecer. Así pues, las personas también podemos crecer y superar las adversidades.

Es maravilloso y sorprendente escuchar sus comentarios, ver sus expresiones y la manera particular que tiene cada uno de expresar lo que siente.

Seguidamente pusimos tres músicas para vivenciar en nosotros mismos, el proceso de ser semilla hasta crecer como árboles frondoso que con sus ramas hacen sombra, cobijan pájaros, da frutos, etc.

Mostramos la vivencia para incentivar la atención y el respeto al otro. Después cada uno hizo su propia "danza" expresiva, entendiendo danza como movimiento natural armónico lleno de sentido e intención.
Las músicas escogidas para vivenciar la transformación fueron:
- Vivaldi – Otoño 1r movimiento – Estirados al suelo, ojos cerrados, evocamos un paraje donde está llenos de árboles en flor, brisa, sol, agua y el polen de las flores se esparce por doquier, volando libre, jugando con la brisa que transporta las semillas hasta un lugar de reposo. LA SEMILLA SE DESPRENDE Y VUELA.
- J S Bach. Aria della corda sol- En el suelo en posición de recogimiento como si fueramos una semilla encerrada en si misma, evocamos la sensación de estar acunados por la tierra calentita que nos deja espacio para germinar. Con el estímulo de la música vamos abriendo el movimiento despacito dejando que broten las raices, las ramas, las hojas hasta alzarnos como árboles frondosos.
- Beethoven. Himno de la Alegria- Celebrar la transformación

SINTESIS
Para terminar, cada uno explicó anécdotas cotidianas que hacían referencia a la transformación y concluimos con la conciencia de mejorar siempre.

CIERRE
Para cerrar nos cogimos de las manos y dimos las gracias por aprender los unos de los otros, por encontrarnos allí, por estar juntos y crear lazos de amor que nos unen.
Terminamos con besos y abrazos. Después la merienda para alimentar el cuerpo.


1 comentario:

  1. La parábolas son atemporales, lo que una vez más nos demuestra la sabiduaría de Cristo. El tiempo pasa, pero la actualidad de sus ensenanzas jamás. Me ha encantado ver cuántas semillas tenemos en la clase de Educación del Espíritu =)Besos
    Janaina

    ResponderEliminar