domingo, 15 de agosto de 2010

La vida futura

Querida familia,

Ayer en nuestro querido Centro, los compañeros ahí reunidos estuvieron hablando de la vida futura… Nos dice nuestro amigo Allan Kardec en el Libro de los espíritus que “Creer en Dios sin admitir la vida futura constituiría un contrasentido. El sentimiento de una existencia mejor está en el fuero íntimo de todo hombre. Dios no ha podido implantarlo en vano ahí.” En el Evangelio según el Espiritismo, capítulo II, los espíritus presentan la vida futura como la piedra angular de la doctrina del Cristo cuando comentan el dialogo entre el Divino Maestro y Poncipo Pilatos.

MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO


Pilatos, volviendo a entrar en el pretorio, y llamando a Jesús dijo: ¿Eres tú el rey de los Judíos? Jesús le respondió: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuese de este mundo mi pueblo habría combatido para impedir que cayese en manos de los Judíos; pero mi reino no es de aquí. Entonces Pilatos le dice: Luego ¿eres rey? Respondió Jesús: Vos habéis dicho que soy rey, pero yo no he nacido, ni he venido a este mundo sino para dar testimonio a la verdad; todo aquel que es amante de la verdad, escucha mi voz. (San Juan, cap. XVIII, v. 33, 36, 37).


LA VIDA FUTURA

Con estas palabras Jesús designa claramente la vida futura, que presenta en todas las circunstancias, como el término hacia donde tiende la Humanidad, y como debe ser el objeto de las principales preocupaciones del hombre sobre la Tierra; todas sus máximas se dirigen a este gran principio. En efecto, sin la vida futura, la mayor parte de sus preceptos de moral no tendrían ninguna razón de ser; por esto aquellos que no creen en la vida futura, imaginando que sólo habla de la vida presente, no los comprenden o los encuentran pueriles. Este dogma puede ser considerado como eje de la enseñanza de Cristo; por eso está colocado como uno de los primeros en esta obra, porque debe ser el blanco de todos los hombres; sólo él puede justificar las anomalías de la vida terrestre y concordar con la justicia de Dios.


Si volvemos al Libro de los Espíritus, aprendemos que “la Doctrina Espírita, por las pruebas patentes que proporciona acerca de la vida futura, de la presencia en torno de nosotros de los Espíritus a quienes amamos, de la continuidad de su afecto y su solicitud, y por las relaciones que nos pone en situación de mantener con ellos, nos ofrece un consuelo supremo en uno de los más legítimos motivos de dolor.” También nos recuerdan los espíritus que “la consecuencia de la vida futura es la resultante de la responsabilidad de nuestros actos. La razón y la justicia nos dicen que en el reparto de la felicidad, a que todo hombre aspira, los buenos y los malos no podrían hallarse mezclados. Dios no puede querer que algunos disfruten sin trabajo de bienes que otros alcanzan sólo a costa de esfuerzos y de perseverancia.”

Ante todo esto, el codificador de nuestra amada doctrina le preguntó a los espítius:

966. ¿Por qué concibe el hombre, acerca de los pesares y goces de la vida futura, una idea muchas veces tan grosera y absurda?

A lo que constaron nuestros amigos invisibles:

“Inteligencia que no está aún lo bastante desarrollada. El niño ¿comprende igual que el adulto? Además, ello depende también de lo que se le haya enseñado. En eso precisamente reside la necesidad de una reforma.”

Por esto nos reunimos para estudiar, orar y robustecer nuestra fe. Humildemente nos reconocemos como niños y pedimos al Padre que nos guíe hacia Él. En la reforma intima empieza la reforma de la humanidad entera y la construcción de un futuro mejor para nuestro planeta y de vidas futuras más plenas de equilibrio, serenidad, paz y amor.

Un feliz domingo y una semana bendita para todos!

3 comentarios:

  1. Un amor incondicional a toda la creación de Dios: esto es lo que hemos de cultivar en nuestros corazones!

    ResponderEliminar
  2. "Hoje tive o grande previlegìo de particpar da reuniào com vocès...obrigado irmaos e muita luz sempre"E um super obrigado para JANAINA,pelo enorme carinho comigo(quando me deu um beijo no rosto me senti outra vez querida como ser humano):)
    luz sempre JANAINA!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Karla, si o prazer foi nosso de ter você nonosco! espero que volte, que fique... espero poder te dar muitos beijinhos cada vez que você enha =)

    ResponderEliminar