domingo, 10 de octubre de 2010

Crónica del 6º Congreso Espiritista I

Querida familia CEADS,

No podría dejar de compartir lo que he sentido en mi primer día en el  6º Congreso Espírita Internacional. Sé que a muchos os gustaría estar aquí no solo en pensamiento y por esto aquí tenéis mi crónica.Ver a tanta gente, unas 1.300 personas aproximadamente, de diferentes lugares del mundo, diferentes nacionalidades, unidos por ideales y creencias es de poner la piel de gallina. Empezamos el día con música que sirvió para tranquilizar el ambiente y armonizar las energías en el salón de la feria de Valencia. Entre las obras ejecutadas al piano, una era de una partitura psicografiada en la Sociedad Espírita de Paris, dictada por Choupan. Emocionante.
Feria de Valencia - Recinto del congreso

Divaldo abrió el congreso con su conferencia “Somos espíritus inmortales”. Divaldo recogió diferentes manifestaciones de la creencia humana en la inmortalidad del alma des de las pinturas rupestres hasta investigaciones desarrolladas por científicos más recientes. Si os soy sincera, me pareció demasiado enciclopédica esta parte de su conferencia, pero la enlazó con una oración final preciosa. De las cosas que me parecieron más relevantes de lo que nos dijo, destaco su definición de la alegría, la armonía de la creatura con su creador, y la importancia de que preservemos el amor por encima de cualquier denominación religiosa.

Después de comer – ostras cómo fue difícil encontrar restaurante – Charles Kempf nos presentó la conferencia ¿Qué es Dios?. La conferencia fue sencilla, pero muy informativa. Me gustó bastante. Charles nos recordó que se suele confundir la inmortalidad de nuetras almas con la eternidad de Dios. Nuestro creador es eterno, no ha tenido un inicio ni tampoco dejará jamás de existir. Como ha existido siempre, no ha sido creado por nadie. Nosotros somos espíritus inmortales, no dejaremos de existir, pero es importante no confundir el creador con la creatura. Dios es eterno, inmutable, inmaterial, único, omnipotente, justo y bueno. A veces pensamos o decimos equivocadamente que nos castiga, pero Dios no lo hace. Lo que pasa es que sus leyes, como son perfectas, son también inmutables. No se puede entrar en desarmonía con Sus leyes sin vivir tristes consecuencias. Charles también remarcó que Dios no creó al mal. Dios creó al hombre y le concedió el libre albedrío. El mal nace por tanto del uso equivocado que hace el hombre de su libertad. El ponente también nos llamó la atención para la simplicidad de la respuesta de los espíritus a la que quizá sea la pregunta más compleja de odas: ¿Donde se encuentran las pruebas de la existencia de Dios? Los espíritus contestan “No hay efecto sin causa. Buscad la causa de todo lo que no haya creado el hombre y ahí encontraréis las pruebas de la existencia de Dios”

Pero, sin lugar a duda, la conferencia del día que más me ha gustado ha sido la proferida por Carol Bowman: Comprobaciones de la existencia y de la inmortalidad del Espíritu. Diana e yo hemos llorado y todo, nos compraré el CD de la conferencia para CEADS. Carol nos explicó la historia de su hijo y otros casos que investigó de niños que recordaron vidas pasadas. La ponente remarcó que dichas experiencias nos enseñan que existe una continuidad de la conciencia entre la muerte y el nacimiento (Carol no me ha parecido espiritista) y que los recuerdos que los niños puedan tener de vidas pasadas son importantes oportunidades de curación para el alma. Después de estudiar muchos casos, Carol comprobó que existen rasgos que dichas experiencias comparten:

- Son típicamente experiencias que suceden a temprana edad;
- Cuando hablan sobre vidas pasadas, los niños asumen un tono serio, para nada característico de su nivel intelectual;
- Muchas veces son capaces de reconocer a lugares, objetos y personas;
- Los niños presentan conocimiento que va más allá de su experiencia y hablan de cosas que no podrían saber a su edad;
- Consistencia en los detalles de las historias explicadas en diferentes momentos;
- Los niños tienen comportamientos y/o características físicas relacionadas a la experiencia relatada.

En su estudio, Carol comprobó que un 75% de los niños que tienen recuerdos de vidas pasadas recuerdan sus muertes; un 50% de esas muertes son traumáticas y un 35% desarrollan fobias relacionadas a la muerte. Lo bonito es que el consejo de Carol para transformar el recuerdo traumático en una curación es en momentos de extrema relajación y serenidad del niño, afirmarle que el del recuerdo era él mismo, pero en otro cuerpo y en otro tiempo. Se le debe llevar el niño a ver que ahora está seguro en un nuevo cuerpo. Mi hipótesis es que, como se sabe que el periespíritu no acaba de “encajar” completamente en el cuerpo hasta los 7 años, aproximadamente, durante este período la conciencia aun guarda estos recuerdos traumáticos demasiado superficiales. Lo que dice Carol sobre aprovechar la oportunidad de curación es realmente importante. Si la conciencia ya totalmente encarnada entierra el trauma en su profundidad, luego puede ser que sea mucho más difícil superarlo. 

Por último, os cuento que hemos visto Nuestro Hogar. Diana e yo hemos vuelto a llorar, totalmente emocionadas. A mí lo que me encanta de André Luis es que nos enseño que no hemos de esperar ser perfectos para hacer cosas buenas. Con todo lo imperfecto que él lo era, nos hizo un gran favor a la humanidad por las manos de nuestro amado Chico Xavier.

Bueno, familia de mi alma, mañana más, si Dios quiere.

Buenas noches y no dejéis de enviar cariño, ánimos y vibraciones de serenidad y amor a nuestro querido Alfredito, que mañana hace su conferencia.

El beso cariñoso de siempre,

Janaina

No hay comentarios:

Publicar un comentario