viernes, 29 de octubre de 2010

La mediumnidad

Hola familia CEADS,

mañana en nuestro querido Centro, volveremos a hablar de uno de los más habituales: la mediumnidad.

Os propongo que reflexionéis obre lo que ya sabéis sobre el tema, a partir de la lectura de lo que dicen estos espíritus. En clase compartiremos y ampliaremos.

(...)

CHANNING

«Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los impulsa hacia el bien, cuando saben escucharlo. (…) La voz íntima que habla al corazón es la de los buenos Espíritus y desde este punto de vista, todos los hombres son médiums.»

PEDRO JOUTY

«El don de la mediumnidad es tan antiguo como el mundo. Los profetas eran médiums. (…) … El Espíritu humano sigue la marcha adecuada, imagen de la graduación que experimenta todo lo que puebla el Universo visible e invisible. Todo progreso llega a su hora: ha sonado la de la elevación moral para la Humanidad. (…)»

JUANA DE ARCO

«Las facultades de que gozan los médiums les granjean los elogios de los hombres. Las felicitaciones, las adulaciones, he aquí el escollo para ellos. (…) Nunca me cansaré de recomendaros que os confiéis a vuestro ángel guardián, para que os ayude a estar siempre alertas contra vuestro más cruel enemigo, que es el orgullo. (…)»

PASCAL

«Cuando quisierais recibir comunicaciones de buenos Espíritus, es importante que os preparéis para ese favor por medio del recogimiento, por intenciones puras y por el deseo de hacer el bien, teniendo en vista el progreso general. Poned siempre en práctica la caridad; no os canséis jamás de ejercitar esa virtud sublime, así como la tolerancia. (…) Entre vosotros, el médium que no se sienta con fuerzas para perseverar en el estudio espírita, que se abstenga (…)»

DELFINA DE GIRARDIN

«Hoy os hablaré del desinterés, que debe ser una de las cualidades esenciales de los médiums, tanto como la modestia y la devoción. (…) No es racional suponer que los espíritus buenos puedan auxiliar a quien pretenda satisfacer el orgullo o la ambición. (…)»

EL ESPÍRITU DE VERDAD

«Todos los médiums están llamados, sin duda, a servir a la causa del Espiritismo, en la medida de sus facultades, pero muy pocos son los que no caen en la trampa del amor propio. (…) Las grandes misiones sólo son confiadas a hombres excepcionales y Dios los coloca por sí mismo, sin que ellos lo busquen, en el medio y en la posición en que puedan prestar su concurso con mayor eficacia. Nunca estará de más recomendar a los médiums sin experiencia que desconfíen de lo que les puedan decir ciertos Espíritus, en relación con el supuesto papel que ellos están llamados a desempeñar. (…). Recuerden siempre estas palabras: Quien se enaltezca será humillado y quien se humille será enaltecido.»

1 comentario:

  1. Perdonad, compañeros, por no publicar el resumen de la clase del sábado. Como de costumbre, fue una reunión llena de armonía, en la que se habló de la midiumnidad como sintonía, vigilancia y constancia. besos a todos!!!

    ResponderEliminar