domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Qué ayuda puedes conseguir en un Centro Espírita?

Querida familia CEADS,

Una vez más nos reunimos en nuestro querido Centro para aprender de la doctrina de los espíritus. Una vez más el clima era de amor y fraternidad. Una vez más sentimos la presencia iluminada de nuestros queridos mentores, conduciéndonos el aprendizaje y apoyándonos como siempre.

El tema era la mediumnidad en los niños y, tras leer el texto, el debate condujo a las siguientes conclusiones:

  • En los niños en los que la mediumnidad no se les aflora de forma natural, no hay que incentivarla. Todo lo contrario, puesto que los niños no están física, emocional o intelectualmente preparados para comunicarse con los espíritus. Es importante, esto sí, concederles una educación espiritual que les prepare para una vida pautada por valores elevados, de amor al prójimo y a Dios, respecto a la verdad y a la justicia, cosa que se puede hacer sea la que sea la creencia religiosa de la familia.
  • En se tratando de niños en los que sí, se notan facultades mediúmnicas, hay que observar qué consecuencias dichas facultades traen al niño. Si éste las vive con naturalidad, lo que hay que hacer es explicarle, de la manera más clara posible, que lo que ve o escucha son en verdad espíritus de personas como el papa o la mamá, solo que no tienen cuerpos físicos. Ahora se me ocurre que igual que se les aconseja a los niños a no hacer caso a extraños, se le podría decir a un niño que hay que tener cuidado con lo que le pueda decir un espíritu.
  • Si a consecuencia del contacto con los espíritus el niño llora, se siente acosado, perseguido, si tiene miedo o cambia su comportamiento, además de hablarle, una opción sería buscar la ayuda de un Centro Espírita. Ahí, claro tiene que estar, NO SE HACEN EXORCISMOS. Lo que sí se conseguirán serán orientaciones, pero la responsabilidad de cambiar la propia vida para mejor es siempre la de uno mismo.
¿Qué tipo de ayuda puedes conseguir en un Centro Espírita? Pues, en todos los centros espíritas podrás recibir orientaciones sobre la calidad inmortal del espíritu. Los niños, pese a que se presenten como puros y frágiles a los hijos de los papas, son en realidad espíritus inmortales que en otras vidas pueden haber hecho daño a otras personas y que habrá que encontrar la manera de plantar el perdón en la relación de este niño con el espíritu que le “persigue”. Si el Centro dispone de reuniones de desobsesión, puede que el equipo responsable por los trabajos ayude a la familia, pero es importante recordar que su papel es el de mediadores. En otras palabras, no existe lo de “bloquear” la mediumnidad de un niño o lo de “quitar” un espíritu a nadie. Lo que sí se hace es hablarle a los espíritus que acosan al niño, intentando mostrarles que solo el perdón mutuo puede liberar a todos para el progreso.

En todos los casos de mediumnidad, en todas las edades y en todos los grados de manifestación explicita de la facultad mediumnica, lo más importante es mantener la sintonía con espíritus trabajadores del bien. ¿Cómo se hace esto? Aquí os dejo el programa que todos conocemos:

  • A través de la oración diaria y sincera que conecta el corazón humilde al Amor Mayor;
  • El culto del Evangelio en el Hogar, que funciona como la limpieza energética del hogar;
  • El cultivo de valores elevados de respecto al prójimo en todos los sentidos;
  • El interés en la superación de las imperfecciones del alma, como el orgullo y el egoísmo;
  • La opción consciente por seleccionar sentimientos de amor, fraternidad y alegría diariamente;
  • La observación de un estilo de vida sano.
Puede que el programa nos parezca demasiado difícil a los que aun andamos a ciegas en el camino de la evolución… pero el Médico de Almas nos dijo (y nos lo volvió a repetir este sábado durante nuestra reunión)

"Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición (Mt, 7:13)."

Pues dicho lo dicho, a trabajar, queridos amigos, que el mundo de regerneración no empieza en ningún lugar antes que dentro de cada uno de nuestros corazones.

Una semana de trabajo y aprendizaje para todos.

Con el brazo fraterno de siempre, de la hermana menor,

Janaina

No hay comentarios:

Publicar un comentario