domingo, 27 de febrero de 2011

No tiene precio...

Querida familia CEADS,

Este sábado, como de costumbre, nos reunimos en nuestro humilde centro para aprender de la doctrina espiritista y de las enseñanzas de Nuestro Señor.

El tema de estudio fue el “el animismo”. Cuando de la codificación, los incrédulos y los detractores de la naciente doctrina espírita insistían en que los fenómenos mediúmnicos no se debían a inteligencias extra-corpóreas, si no a la acción del propio espíritu encarnado. En otras palabras, los incrédulos no podían concebir que los efectos físicos o inteligentes que los espíritas atribuían a la intervención de espíritus desencarnados fueran producidos por éstos últimos, y los atribuían al supuesto médium. El tema es de gran complejidad porque los detractores del espiritismo suelen encontrar en la acción de personas mal intencionadas, farsantes de toda especie, argumentos para atacar la doctrina y seguir negando la realidad espiritual.

En la clase empezamos leyendo el capítulo 22, Emerger del Pasado, del libro En los Dominios de la Mediumnidad, de Chico Xavier. Tras la discusión llegamos a la conclusión de que una definición sencilla de lo que denominamos “animismo” en el medio espírita sería, por ocasión de una reunión mediúmnica, la manifestación del espíritu del propio médium, y no de un de un espíritu desencarnado. El médium puede expresar su propio contenido emocional o sumergir de forma inconsciente en recuerdos de otras vidas.

Patrícia nos aclaró que este es un punto de gran importancia en la formación inicial de un médium. Muchos se cortan, dudando si el contenido de sus comunicaciones proviene de sus propias mentes o de un espíritu comunicante. El otro extremo sería el de médiums que se lanzan al suelo, chillan y utilizan un lenguaje poco elevado, algunas veces dando rienda suelta a sus propias características. Al equilibrio entre las dos actitudes, es decir, no cortarse ni tampoco pasarse, se le llama en el espiritismo la “educación mediúmnica”. Solamente el estudio disciplinado y persistente, así como la integración armónica en un grupo de trabajo serio, con objetivos levados, puede proporcionar al médium la educación necesaria. El médium es un instrumento y debe trabajar mucho para “afinarse” para se le utilice para los objetivos del bien.

Se nos ocurrió una duda entonces: ¿Cómo distinguir entre una manifestación auténticamente mediúmnica y otra que sea anímica?

Esta vez fue Vera la que vino en nuestro socorro. Muchas veces no es posible, pero tampoco es importante. En el contexto espirita, en el que las reuniones mediumnicas se realizan con fines caritativos, si el médium aporta una comunicación cuyo contenido proviene de su propio pasado, es que necesita tratamiento y atención de su equipo. La charla fraterna que escuchará le será provechosa para curar sus propias heridas y ayudarle a reconciliarse con su pasado. Cuando el equipo espiritual que conduce una reunión mediúmnica permite que un médium ofrezca una comunicación anímica, se le está cuidando al médium en primer lugar. Hemos llegado a la conclusión, por tanto, que el animismo es parte del proceso de educación del médium y no se debe confundir con el engaño deliberado. Algunas personas sin escrúpulos pueden fingir incorporar o ver a espíritus desencarnados, pero esto no debe preocupar al espírita, puesto que este tipo de evocaciones fútiles no hacen parte de nuestra práctica mediúmnica.

Cuando me preparaba para ir a clase pensaba que cosa tan maravillosa es haber encontrado a mi familia CEADS y poder pasar un rato con personas con quienes compartes el amor a Jesús, a nuestra doctrina y el deseo de aprender. Para todo lo demás, existe Mastercard, pero poder hablar de cosas como las que hemos hablado, vibrando en la misma frecuencia, es algo que no tiene precio =)

Un beso cariñoso a todos mis hermanos de ideal,

Janaina

2 comentarios:

  1. Oi Janaína, sou o Marcello, que tinha ido na quarta e no sábado (com minha esposa). Queria dar os parabéns pelo Blog, com coisas interessantes e bem organizado. Imagino que deva dar um bom "trabalhinho" mantê-lo atualizado.
    Bom, devemos ir no sábado de novo. E se rolar um chá depois a gente se apunta pra poder conhecer um pouquinho melhor as pessoas do centro.

    Um beijo, Marcello (+Alê)

    ResponderEliminar
  2. Oi Marcelo, conhece o ditado, né? oficina vazia... enquanto se está trabalhando a cabeça tá ocupada. E se pode ser com coisas tao lindas como as da nossa amada doutrina, melhor =) legal, nos vemos no sábado. O chá é de lei!!!

    ResponderEliminar