domingo, 2 de octubre de 2011

La familia reunida: ¡no tiene precio!

Querida familia CEADS,

Este ha sido un fin de semana de mucha alegría y actividad en nuestra casa.

El sábado, en la clase de los mayores, tocaba estudiar el Evangelio y en la clase de los jóvenes, el tema era la familia otra vez. Esta vez leímos fragmentos de textos del Evangelio según el Espiritismo, discutimos la película Pequeña Miss Sunshine – encantadora y divertida-, cantamos la canción “Pais e Filhos” de Legiao Urbana, compartimos nuestras historias y nuestras emociones. La conclusión es que algunas veces no entendemos a nuestros padres y algunas veces ellos no nos entienden… pero es muy probable que si nos entendiéramos a perfección, no haría falta que estuviéramos en la misma familia. Una cosa es cierta, los espíritus reunidos por la espiritualidad en una familia vienen a apoyarse mutuamente, entenderse mejor unos a otros, aprender y crecer juntos, mejorar entre todos. Como dice la canción, “nuestros padres son niños, como nosotros… lo que seremos algún día”. Algunas veces queremos huir de casa, otras queremos dormir en el regazo de nuestros padres, pero lo más importante es recordar que ellos no son perfectos: son espíritus en evolución como nosotros y los consejos, orientación y protección que nos dan es una muestra de su amor por nosotros. ¿Lo más importante? Amar las personas como si mañana no existiera. Hoy, ahora mismo es el día de demostrar nuestro cariño. Hoy ahora mismo es el momento de dar nuestro afecto, atención, reconocimiento… puede que mañana no estemos, puede que no esté nuestro familiar… hay que aprovechar la oportunidad al máximo.

Hablando de familia, hoy, domingo, finalmente hemos podido realizar nuestro proyecto del Mercado Solidario – leer antecedentes del proyecto. Esto no habría sido posible sin las donaciones de toda la familia CEADS, la colaboración de los voluntarios y la protección de la espiritualidad amiga, que pese a nuestras imperfecciones, sigue trabajando en la educación de nuestros espíritus. Ha sido una mañana de trabajo, sonrisas, unión, alegría y ventas, como podéis comprobar en las fotos. ¿Será el primero de muchos mercadillos para CEADS? No lo sé. Lo cierto es que hemos aprendido mucho con la experiencia y podemos decir que somos mejor centro espírita ahora que hace un año, cuando empezamos a pensar en ello. ¿Por qué?
Ropa de niños: dos piezas por 1 euro; jersey de mujer: 3 euros; cazadora de piel: 5 euros;
la familia CEADS unida alrededor de una actividad:

NO TIENE PRECIO
video

 Os dejo la crónica audiovisual de la jornada y mis deseos de que Nuestro Maestro Mayor nos sigua inspirando y orientando en todos momentos.

Cariños de lahermana menor,

Janaina

No hay comentarios:

Publicar un comentario