jueves, 31 de mayo de 2012

XIX Trobada Espírita de Veciana

Hola familia,

recordad que el sábado que viene CEADS estará cerrado. Nos vamos a Igualada a celebrar la

XIX Trobada Espírita de Veciana

Programa:


!Nos vemos ahí!

Cariños de la hermana menor

domingo, 27 de mayo de 2012

Inauguración del nuevo local CEADS

Hola familia de mi alma, 

Ayer, como sabéis, celebramos en CEADS la inauguración de nuestro nuevo local. Pese a que llevamos dos semanas en la nueva dirección, casi sin creérnoslo – yo aun cojo el metro en dirección al local de la c/ Pavia y a medio camino hago trasbordo porque me acuerdo que nos hemos cambiado - hemos querido compartir con todo el mundo nuestra ilusión en una pequeña fiesta. Las sonrisas hablan por sí solas: cuántos abrazos, (re)encuentros, cuánto amor había entre las paredes de nuestro centro. Os cuento un poco de lo que pasó, en mi línea, una versión parcial, emotiva e incompleta de los hechos… como la vida misma =) 

La inauguración estaba marcada para las 17:30, pero la jornada empezó sobre las 16:00. De hecho, se podría decir que la jornada empezó hace semanas, antes mismo de que nos mudáramos al nuevo local, cuando en reunión de Junta se ideó el boceto de lo que sería una gran fiesta para la familia CEADS. Luego los equipos se organizaron, el de la comida, el de la bebida, el de la comunicación audio-visual, la conferenciante, el equipo artístico, la gente que se encargó del homenaje a Isabel Tendero, nuestra presidenta honorifico y fundadora de CEADS… Todo de se había puesto en marcha semanas antes, pero a las 16:00 cuando llegué a CEADS lo encontré en frenesí… Cortinas que no se habían puesto, sillas que se organizan, la comida que estuviera a punto para el piscolabis, el proyector, el sonido… En nada eran las 17:00 y se abrieron las puestas para que nuestra gente entrara.

 A las 17:00 la gente ya había cogido asiento. Ian Bermúdez Raventós nos preparó el alma para la jornada llena de emociones interpretando “Adacio in G menor” al violín. Los sentidos obedecieron a las órdenes del corazón y todo lo demás quedó a la espera de que viviéramos estos momentos en CEADS. Alfredo nos hizo la oración inicial, en la que ya no daba las gracias por que tengamos un centro nuevo. Esta vez el presidente de CEADS, en oración, entregó el centro en manos de los mentores espirituales de nuestra casa y les dio las gracias por permitir que vengamos a su centro... Acto seguido nuestra compañera Gilda presentó la charla de la tarde. Os parecerá un papel poco importante sólo a los que no sabéis que era la primera vez que Gilda hablaba así en público, que se ofreció ella para hacerlo pese a toda la fobia que sentía, simplemente porque la ilusión que había en su corazón era más grande que el miedo. Sin duda era una tarde de estrenos. Hemos esperado 18 años para que Ana Vázquez, miembro fundador y piedra filosofal de CEADS, hiciera su primera conferencia, titulada “El Centro Espírita”. Esperemos que la segunda no tarde lo mismo =) 


Ana nos explicó qué es un centro espírita y nos habló de qué es CEADS. Nos invitó a hacer un viaje y a contemplar nuestro planeta desde la atmósfera terrestre. Desde ahí, si tienes ojos de ver, podrás divisar las colonias espirituales donde los espíritus se organizan. En estas colonias, la vida sigue plena de actividades de estudio e investigación, trabajo, amparo al prójimo… La más conocida es Nuestro Hogar, que el inolvidable Chico nos dio a conocer. Estas colonias disponen de puestos avanzados, llamados “Puestos de socorro”, que son pequeñas agrupaciones donde trabajadores del plano espiritual realizan tareas de abnegación, sacrificio y amor al prójimo. Estas tareas pueden ir desde el auxilio a un encarnado hasta el rescate a desencarnados en los valles de sufrimiento. Los puestos de socorro están situados en regiones inferiores de la región espiritual y su principal función es el rescate y primeros auxilios a los espíritus desencarnados antes del ingreso en colonias o hospitales. Pueden ser fijos o móviles, desplazándose cuando sea necesario. Pero, ¿qué tienen las colonias o los puestos de trabajo que ver con el centro espírita? Todo que ver, nos dijo Ana.


El centro espírita no es más que un tornillo más en el gran engranaje del amor, parte de la arquitectura de la espiritualidad superior. Un centro espírita es un puesto de trabajo. Los trabajadores del Mundo Espiritual cuentan con núcleos de auxilio o de socorro a los Espíritus sufrientes encarnados y desencarnados situados en el plano material. Estos puestos de trabajo pueden estar vinculados directamente a puestos de socorro o colonias espirituales. Todos los grupos orientados al bien son puestos de trabajo de la Espiritualidad Superior en la Tierra. En el mapa de la espiritualidad, nos presentamos a este fin: ofrecer en el límite de nuestras imperfecciones, lo mejor de nosotros mismos, individualmente y como equipo, para colaborar en la educación de las emociones y en el convivio natural con la espiritualidad. El centro espírita es a la vez escuela y hospital. Escuela de amor, de tolerancia, de convivencia pacífica, de solidaridad, de fe y de conocimiento de las leyes dividas. Hospital del cuerpo y del alma, porque todo lo que uno sufre, la otra lo padece. Todo lo que el alma goza, el cuerpo lo recibe.


Aprender o curarse en el centro espirita no es un milagro, no es algo que dependa del centro, sino que es el “paciente” o el “aprendiz” el que elabora su cura o su aprendizaje. La base de esta terapia pedagógica está en línea con la Gestalt, que pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento. Se utiliza el método del darse cuenta predominando el percibir, sentir y actuar. El sujeto del aprendizaje-cura aprende a hacerse más consciente de lo que siente y hace. De este modo, va desarrollando su habilidad para aceptarse y para experimentar el «aquí y ahora». 

Entre las actividades que desarrollamos en CEADS y que básicamente se pueden encontrar en todos los centros espiritistas, están:
  • Estudio del Espiritismo – estudiamos la doctrina en sus obras básicas, con grupos de estudio los lunes, miércules y sábados.
  • Estudio, educación y práctica de la mediumnidad – tenemos un grupo en formación y en nuestro nuevo local hemos podido finalmente reservar un espacio exclusivo para esta actividad. 
  • Aplicación de pases – lo hacemos después de las clases. Consiste en una terapia en la que el equipo espiritual, en asociación con los pasistas encarnados, ofrecen a los pacientes los fluidos necesarios para su bienestar físico e espiritual.
  • Evangelización espírita para niños y jóvenes – desde pequeños, nuestros niños y niñas aprenden a tomar conciencia de que son espíritus en transitoria experiencia carnal y a entender este mundo de forma natural. 
  • Divulgación del Espiritismo – ofrecemos información sobre la doctrina, esperando que más personas puedan encontrar la misma fortaleza que hemos encontrado en este camino luminoso hacia la evolución.  Asistencia social y atención fraternal – tratamos humildemente de amparar material y espiritualmente a familias que viven momentos difíciles. 
  • Asistencia espiritual – tenemos un grupo que se coordina para ofrecer amparo, orientación y auxilio a todos los que soliciten ayuda en este campo. Cada caso es estudiado en su particularidad con mucho amor.
La conferencia de Ana
fue casi tan sencilla y breve como bella… Patricia hizo la oración final y nos emocionamos con el video que os presento a continuación, que es lo que Ana nos explicó, pero en imágenes. En el video no sale todo, es verdad… no salen los momentos duros, en los que incluso nos hemos peleado. No salen los momentos en que creímos que no podríamos, en que pensamos que todo esto nos superaba, los momentos en que estuvimos a punto de tirar la toalla… Esto no sale porque no es lo que somos. Somos CEADS, escuela y hospital del alma, del corazón y de la mente; escuela de la superación, hospital de nuestras imperfecciones. Somos luz, somos amor, somos familia. Esto es lo que se ve, esto es lo que somos. Y te invitamos, de brazos a abiertos a que participes en ella. Aquí tienes a tu casa, aquí tienes a tu familia CEADS.

 
Después de todo esto, pasamos a un animado piscolabis, donde no faltaron besos y abrazos, lágrimas y sonrisas (podéis ver más fotos haciéndoos amigos de la Cesta Básica en FACEBOOK). 

Luz, paz y cariños de la hermana menor

domingo, 20 de mayo de 2012

Inauguración oficial del nuevo local

Hola familia, 

el próximo sábado tenemos un día de fiesta en CEADS y os invitamos a compartir este momento tan alegre con nosotros a las 17:30. Celebraremos la inaugración oficial de nuestro nuevo local y esperamos reunir a toda la familia y los espíritus simpáticos en la C/ Ventura Plaja, 15, bajos - Barcelona. Nuestra querida Anna Vázquez nos ofrecerá una pequeña charla titulada "El Centro Espírita" y muchas sorpresas nos esperan este día. La entrada, como siempre, es libre y gratuïta.

¡Os esperamos a todos!
 

Cariños de la hermana menor

Dolor y Sufrimiento

Hola familia,

Seguro que después de la introducción que Jona hizo para su conferencia, los que no habéis podido venir a CEADS estáis esperando la crónica. No es para menos: el tema del dolor y del sufrimiento nos atañe a todos, pobres y ricos, hombres y mujeres, de todas las razas y creencias… ¿Cómo hacer frente a momentos tan duros como la pérdida de un ser querido, una enfermedad grave o la ruptura con una pareja? Jona nos presentó una reflexión madurada en la investigación, en el estudio de la Doctrina Espírita, en su experiencia profesional y en su experiencia personal… Os ofrezco un breve resumen de lo que nos contó, con la esperanza de poder ampliar el alcance de toda la inspiración que nuestro amigo nos ofreció ayer. 

Para ver más fotos de la jonrada, hazte amigo de la Cesta Básica en Facebook
 Jonathan empezó su exposición recordándonos algo que los espíritus nos han informado en la Doctrina Espítita: la Tierra, por lo menos de momento, todavía se caracteriza por ser un planeta de pruebas y expiaciones. Esto equivale a decir que en función del nivel vibratorio de nuestro planeta - que nos es más que el resultado de la calidad de todos los pensamientos y emociones que los habitantes encarnados y desencarnados emanamos - el dolor todavía tiene una función educativa en nuestra trayectoria evolutiva. Los que estamos en este mundo tenemos deudas con el pasado. Para saldar la deuda muchas veces hay que experimentar el dolor que en vidas pasadas causamos a los demás o el que no fuimos capaces de minorar. Con esto, Jonathan nos daba la clave para entrar al tema: el dolor no viene a nuestra puerta por casualidad, accidente o como la venganza de un dios rencoroso, sino como resultado de nuestras actitudes; una cuestión de causa y efecto. Si no encontramos la causa del dolor que experimentamos en esta vida, nos dicen los espíritus, podemos estar seguros de que la causa se encuentra en vidas anteriores. El dolor, por tanto, no es una lotería al revés. Hay que abandonar el papel de víctimas del destino y aprender a mirarle a los ojos, como cosecha de nuestras existencias anteriores, nos guste o no. 

Lo que Jona hizo a continuación fue diferenciar el dolor del sufrimiento. En lo cotidiano lo mezclamos todo y esta confusión nos impide afrontar con provecho las experiencias de aprendizaje que una situación difícil nos ofrece. Dolor y sufrimiento no son la misma cosa. El dolor es parte de la vida, puede ser físico o emocional, y siempre nos convoca a experimentar situaciones adversas para nuestro propio adelanto. El sufrimiento, sin embargo, es la negación del dolor. Cuando sufrimos, rechazamos el dolor, no le aceptamos, algunas veces indignados con la injusticia que pensamos padecer, otras simplemente negando su existencia y rehusando experimentarlo hasta que pueda cumplir su función en nuestras vidas… Para ilustrarlo, Jona nos hizo pensar en el dolor de cabeza. El dolor de cabeza es lo que es: dolor. No hay sufrimientos asociados. Todo lo que va más allá del dolor y nos causa padecimientos emocionales adicionales, es sufrimiento.

Para ver más fotos de la jonrada, hazte amigo de la Cesta Básica en Facebook
Buda, nos contó Jona, recomendaba a sus discípulos que contemplaran su dolor, que tomaran conciencia de él y que no le juzgaran. Observar el propio dolor no hace con que desaparezca, pero ser un testigo consciente de las modificaciones que provoca en la psiquis nos permite crecer y madurar. En la sociedad occidental rehuimos al dolor constantemente, atravesando nuestra existencia como si tuviéramos una única vida y como si todo lo que tuviéramos fuera nuestro cuerpo físico. Deseamos prolongar el placer y cerramos los ojos a la transitoriedad de todas las cosas. Los espíritas, sin embargo, sabemos que somos espíritus en una transitoria experiencia carnal y que la realidad definitiva es la espiritual. Esto debe hacernos más fuertes para sobrellevar las pruebas dolorosas que la vida nos impone. Por esto pensamos que el espiritismo es el consolador prometido, que viene a afirmarnos por intermedio de las voces de los espíritus desencarnados que Dios jamás obra por capricho y que todo el universo está regido por sus leyes sabias, justas y misericordiosas. 

Jona nos propuso que hiciéramos dos preguntas y nos invitó a que lo utilizáramos en todas las situaciones adversas de lo cotidiano, desde la más pequeña hasta la más grave. La primera es, ¿Crees en Dios? Si tu respuesta es sí, ¿Crees que es justo y misericordioso? Y si tu respuesta sigue siendo sí, comprenderás que sea lo que sea que te sucede, esto es la expiación de una deuda pasada, una prueba para el futuro o una misión que te fue confiada. Si aceptas que es así, debes concentrarte en la lección que esta situación dolorosa te intenta ofrecer, aprendiendo, creciendo y evolucionando. Esta lógica tan sencilla como dura, tan fácil de comprender como difícil de vivir, es lo que la Doctrina Espírita nos enseña. Aun que no entendemos la naturaleza de la Inteligencia Cósmica Universal – más faltaría que pretendiéramos saber qué es Dios y conocer su misterio- sabemos que es perfecto y que sus leyes perfectas rigen el universo. Si sabemos que Dios es perfecto y que no se equivoca, comprenderemos que el dolor en nuestras vidas no nos llega por equivocación. Si sabemos que Dios es justo, aceptaremos que el dolor no nos llega como una injusticia… Si sabemos que Dios es amor, tampoco le podemos atribuir sentimientos de venganza. El dolor es un resultado de nuestras propias actitudes pasadas. Más vale que le miremos a los ojos, aprendamos a convivir con él, aprendamos la lección sin infligirnos los sufrimientos adicionales que la negación provoca y permitamos que nuestras imperfecciones sean “curadas”. 

Algunas personas piensan que al dedicarse a las cuestiones del espíritu evitaran los problemas y que por justicia, Dios les haría la vida más fácil. Jona ha remarcado que esto no es espiritualizarse, esto es negociar. Lo que los valores del espíritu aportan es una fortaleza que permite afrontar el dolor con serenidad e incluso con una cierta felicidad, puesto que liberarse de una deuda no deja de ser una situación de alegría. El conferenciante también nos hizo comprender que el hecho de contemplar el dolor, aceptarlo, vivirlo y profundizar en sus causas nos hace más capaces de ser felices. Por paradójico que nos parezca, somos más capaces de disfrutar del reposo cuando conocemos en cansancio; valoramos de forma diferente la abundancia cuando comprendemos qué es la escasez; comprendemos qué es la felicidad cuando la podemos contrastar con los registros de tristeza en el alma; nos dedicamos más a cuidar la salud cuando la enfermedad nos ha visitado con sus lecciones preciosas. Por esto, nos dijo Jonathan, no hay que rechazar el dolor. Hay que vivirlo e incluso colaborar con él sin oponer resistencia, para que opere el cambio que la sabiduría divina ha planificado que sería adecuado en nuestra alma. 

Para ver más fotos de la jonrada, hazte amigo de la Cesta Básica en Facebook
Quiso la misericordia divina que la reencarnación fuera un mecanismo evolutivo más. Tenemos no una, sino muchas oportunidades de escribir un nuevo comienzo para nuestras existencias. Cuando uno es capaz de comprender estas palabras ni siquiera hace falta haber vivido una vida ejemplar para abandonar la vida con serenidad o permitir que nuestros seres amados lo hagan. Basta con entender que la vida sigue siempre en planos diferentes de la existencia. Habrá reencuentro, habrá nuevas oportunidades, porque estamos todos destinados a lucir la perfección que existen en potencia dentro de cada uno de nosotros. El nacimiento no es el principio, la muerte no es el final. La vida se encadena en una espiral ascendiente de progreso. Podemos confiar en la perfección de las leyes que nos impulsan a la perfección.

Para escuchar a estas palabras, familia, la casa estaba llena. Gracias a la espiritualidad que nos asiste, hemos podido recibir a más personas en nuestro centro espírita, para seguir haciendo pasos en la dirección de nuestra propia evolución y poder ofrecer a los que quieran acompañarnos, las orientaciones que los espíritus nos han trasmitido en esta luminosa doctrina, de lógica, consuelo y esperanza.

Con el más puro deseo de que podamos abandonar el sufrimiento y abrazar el dolor que nos corresponde sin miedo y sin reservas, me despido una semana más agradecida por la oportunidad de serviros. 

Cariños de la hermana menor.

Los jóvenes hablan de suicidio

Hola amados amigos,

¡cuanta alegría en hacer el resumen de esta primera clase de la Evangelización Infanto-Juvenil en nuestra nueva casa! Había un brillo especial en cada mirada, estábamos por fin en nuestra nueva casa, en nuestra nueva sala de la evangelización. Era un sentimiento diferente, todo parecía estar conectado, nuestros jóvenes estaban atentos a todo.

Antes de empezar con la clase, dimos las gracias por la participación de los jóvenes en la X Jornada Espiritista de Barcelona, estuvieron todos fantásticos. Selene con todo su cariño, nos hizo la oración inicial, llena de amor, pidiendo y agradeciendo a Dios por estar todos allí.

Les presenté una frase para que juntos pudieran identificar el tema de la clase.

“Dar fin a la propia vida es renunciar a la paz, es el camino que muchos siguen de forma consciente o no, pero al contrario de una solución, se transforma en un largo camino de dolor y sufrimiento.” (Francisco Aranda Gabilan)

El suicidio era nuestro tema, un tema difícil de estudiar, pero nuestros jóvenes tienen una base espírita muy buena. Cada uno dijo lo que era suicidio.

“Quitarse la propia vida”
“Matar a su cuerpo”
“Morir”

Luego les expliqué qué es el suicidio: el acto de dar fin a la propia encarnación, para libertarnos de un mal que creemos no podemos soportar. Cada un debería poner en una hoja, as causas que llevan una persona cometer esta insensatez, siempre teniendo en cuenta que no debemos juzgar a nadie que cometa este acto. Los jóvenes contestaron que por el alcohol, por la falta de dinero, la soledad, la tristeza, la falta de trabajo entre otras cosas. Seguimos hablando de las causas y las consecuencias del suicidio, según el Libro de los Espíritus y el Evangelio según el Espiritismo.

Hicimos una dinámica para que ellos pudiesen entender que aun que tengamos problemas, y que estemos ciegos ante una situación difícil, NUNCA estamos solos, Dios siempre está a nuestro lado y podemos confiar en él. Para finalizar nuestra clase, en el momento de relajación, con las luces apagadas, mientras escuchábamos una canción de fondo, hice una oración dando las gracias a nuestro Padre Criador por la oportunidad de estar con ellos, vibrando por las personas que sufren con este ato insensato, pidiendo para ellos protección y amparo espiritual. Pedí que seamos capaces de ver que nunca estamos sólos y de confiar siempre en Dios, para que nunca nos pase esta idea por la cabeza. Dios tiene el control.

Y luego con la tranquilidad que emanaban nuestros corazones, les leí este poema...

Porqué de las tristezas

¿Por qué tristezas? ¿Por qué sentirse pobre?
La vida es bella! La vida es una riqueza!
¿Por qué desistir? ¿Por qué sufrir? 
La vida es continuación. La vida es superación! 
¿Por qué lagrimas? ¿Por qué temer? 
La vida es una sonrisa. la vida es hecha de fe!
¿Por qué amarguras? ¿Por qué fracasar?
La vida es una canción. La vida es hecha de vitorias!
¿Por qué el odio? ¿Por qué ofenderse?
La vida fue hecha para amar. La vida es hecha de perdón!
¿Por qué las intrigas? ¿Por qué ser infeliz?
La vida es paz. La vida es una gran felicidad!
¿Por qué blasfemar? ¿Por qué problemas? 
La vida fue hecha para orar! La vida es una gran solución!
¿Por qué mentir? ¿Por qué oscuridad?
La vida es una verdad! La vida es luz.

Merendamos y finalizamos nuestra clase con mucho amor y alegría.

Gracias a todos, Con mucho cariño,

vuestra hermana Kédima :)

jueves, 17 de mayo de 2012

Conferencia pública: Dolor y Sufrimiento

Hola familia,

sábado hay otra conferencia. Se estrena nuestro querido Jonathan Levy con el tema "Dolor y Sufrimiento". Jona es médico y sé que ha preparado la conferencia con sensibilidad e inspiración. Nos envío una breve introducción a modo de aliciente... como si hiciera falta, ¿verdad? El sábado a las 17:30 nos vemos, familia. La entrada, ya lo sabéis, es libre y gratuïta. C/ Ventura Plaja, 15, bajos (a una manzana de carretera de Sants, parada Badal).

Cariños de la hermana menor

(...) 
Dolor y Sufrimiento

Ira, tristeza, miedo, ansiedad, soledad, etc… Para nosotros, experimentar estas emociones negativas forma parte de nuestro proceso curativo y evolutivo. Si experimentamos estos sentimientos tenemos que estar dispuestos a sentirlos, aunque el sentimiento negativo parezca infinito. Cuanto más auténticamente sientas este sentimiento negativo, antes comenzará a disiparse y antes te curarás. Por muy duro que parezca, es posible manejar las emocione negativas de forma paradójica, o sea, opuesto a lo que se considera verdadero o a la opinión general. Tomemos el ejemplo de la tristeza, considérala un visitante, quizá uno no deseado, pero que nos ha venido a visitar tanto si nos gusta como si no. Haz sitio para el invitado. Invita a tu tristeza a sentarse a tu lado junto al fuego, siéntate a su lado sin intentar buscar una forma de escapar. Permite que la tristeza y el vacío te purifiquen y te ayuden a explorar por completo la desgracia. Cuando te permitas a tí mismo experimentar la tristeza, desaparecerá en cuanto haya cumplido su propósito. Hay que sentir la pena para poder curarse. Tenemos que entender que los sucesos trágicos ocurren con más frecuencia de lo que nos gustaría.

Jonathan Levy

lunes, 14 de mayo de 2012

Fisiología del Alma


Hola familia,

Aquí estamos otra vez. Jorge Berrio nos ha hecho hoy la charla titulada "Fisiología del Alma" y así hemos estrenado nuestro nuevo local. La conferencia ha sido de la más amena. El acento colombiano de Jorge me parecía delicioso y su exposición ha sido muy instructiva. Os intentaré hacer un pequeño resumen de la conferencia que una treintena de encarnados hemos escuchado atentamente.

Jorge empezó recordándonos que todos somos espíritus viviendo una experiencia corporal. Una vida es una oportunidad de activar conocimientos y desarrollar potencialidades. En la doctrina, los espíritus definen un alma como un espíritu encarnado. Sabemos que el hombre encarnado es de una tríplice naturaleza: el espíritu, que es la fuente de las ideas y emociones; el periespíritu, nuestro cuerpo espiritual o energético, que sirve de intermediario entre el cuerpo físico y el espíritu; y finalmente el cuerpo físico, sede de las sensaciones. Jorge nos explicó que encarnados y desencarnados tenemos la misma fisiología, sólo que los desencarnados no tienen ya sus cuerpos físicos. Cuando un médium vidente ve un desencarnado, en realidad lo que está viendo no es al espíritu, sino al periespíritu, que suele tener la misma forma de su última encarnación.

 El periespíritu es el que da forma al cuerpo físico en el momento de la encarnación. Algunas de sus propiedades son la plasticidad, que nos permite viajar en desdoblamiento durante el sueño; la penetrabilidad, que permite a los desencarnados atravesar obstáculos físicos como las paredes; la expansibilidad, que notamos cuando nos relajamos y nos sentimos más anchos; y la capacidad de absorción, que permite que elementos del entorno penetren en su estructura intima. La terapia fluídica conocida como el pase espírita se aprovecha precisamente de esta última característica del periespíritu, puesto que su objetivo es ofrecer emanaciones sanadoras que provienen del mundo espiritual, combinadas a las del pasista. En el periespíritu encontramos los centros neurofluídicos o centros de fuerza. En las filosofías orientales se les conoce como chacras. Son ellos: el centro coronario, responsable de la absorción de las energías más sutiles y elevadas; el frontal, que gestiona los pensamientos y emociones; el laríngeo, de especial relevancia en la mediumnidad psicofónica; el cardíaco, centro de fuerza que genera y emana las emociones; el centro esplénico, responsable por el control de la vitalidad; el gástrico, relacionado a las emociones primarias – los mediuns de efectos físicos emanan ectoplasma a través de este centro fluídico; y finalmente el centro genésico, sede de la sensualidad y que tiene una importante papel en el momento de la reencaranción, contribuyendo en la selección de los elementos genéticos más relevantes en el patrimonio de los padres para la elaboración del cuerpo físico del espíritu reencarnante.

 La energía que se genera en todos y cada uno de estos centros depende de la calidad de los pensamientos, sentimientos, palabras y actitudes que cultivamos en lo cotidiano. En ellos se realiza nuestro verdadero metabilismo energético. La salud física, emocional y espiritual son interdependientes. Al contrario de lo que algunos piensan, la meditación (y me atrevo a decir, también la oración) en sí misma no nos sirve para “desarrollar” la energía o para “encontrar la evolución”. Es necesario remangar la camisa y poner en la práctica todo lo que nos dedicamos a activar durante los momentos de meditación y oración. En estas oportunidades, nos predisponemos a una actitud ante la vida, deseando que sea de serenidad y equilibrio, pero es en la relación con el otro que tenemos la verdadera oportunidad de desarrollar nuestro potencial y evolucionar. Así es como Jorge nos recordó que conocer la doctrina intelectualmente es distinto a vivirla. El espiritista que permite que la doctrina le penetre el corazón debe luchar por ser más tolerante y menos criticón cada día.

En conjunto, los centros fluídicos del periespiritu, determinados por la calidad, intensidad y duración de nuestros pensamientos y emociones, conforman nuestro ambiente personal. Éste influye en la energía que caracteriza nuestro hogar y nuestro espacio de trabajo. Nos integramos a los demás encarnados y desencarnados que nos son afines, creando intimidad energética con ellos. Estamos bajo la influencia de los espíritus que nos visitan y conviven con nosotros. De hecho, esto no debería sorprender, ya que nuestra naturaleza es espiritual. Somos de una realidad espiritual.

Jorge también explicó que el periespíritu, conforme los espíritus afirman en la doctrina, se elabora a partir de elementos característicos en el propio planeta en el que el espíritu debe desarrollar su etapa evolutiva. La memoria se encuentra archivada en camadas más profundas de nuestro ser, en el cuerpo mental. Jorge comentó algunas de las camadas de la fisiología del alma, como podéis observar en la imagen. a continuación. La camada más exterior de todas es el cuerpo físico, ya que, como ya hemos visto, un alma es un espíritu encarando. A continuación tenemos el fluido vital, que nos da energía y ánimo para realizar las actividades de cada día. Profundizando en nuestra fisiología, tenemos el periespíritu, donde se encuentran los centros energéticos que hemos comentado y a continuación encontramos el cuerpo mental. Más hongo aún tenemos el inconsciente actual, es decir, el inconsciente de la presente encarnación. La próxima camada es la del inconsciente pasado, donde están almacenados los registros de todas las experiencias vividas en vidas anteriores. En el amago del ser, encontramos al inconsciente puro.



Cuando desencarnamos, todos los registros que almacenamos poco a poco durante la vida en el inconsciente presente pasan al inconsciente pasado. Es lo que algunas veces vemos referido como “ver la película de la vida”. Jorge ha hecho hincapié en que nos esforcemos por cultivar pensamientos, sentimientos, palabras y gestos de amor para almacenar más registros positivos en nuestro inconsciente presente y así disponer de mejores registros para el inconsciente pasado en el momento de la desencaranción. A fin de cuentas, es así como evolucionamos: encarnación tras reencarnación, vamos sustituyendo los registros de egoísmo que tenemos ahí en el banco más profundo de la memoria por lo aprendido durante la vida. Nuestra esencia es divina, pero debemos despojarnos de todo el egoísmo que limita nuestra comprensión de la realidad y empalidece nuestra naturaleza luminosa.

Gracias Jorge y a todos los espíritus del bien, que tanto esfuerzo invertís en educarnos para que optemos por el camino del amor. Lo que el amor no sea capaz de transformar, el dolor corregirá… Por esto esforcémonos por seguir los sabios consejos de nuestro conferenciante de hoy, despertando para la verdad de que el mal que nos hacen, no nos hace daño; el mal que hacemos a los demás, sin embargo, este sí, tiene consecuencias tan negativas para nosotros mismos cuanto más importante sea el daño que hemos causado.

Una buena semana, familia, llena de tolerancia y perdón, esfuerzo activo por cultivar amor y paz, siempre con el amparo de nuestro Maestro Mayor.

Cariños de la hermana menor

domingo, 13 de mayo de 2012

De cómo se traslada un Centro Espírita

Hola familia,

Ayer a las 10:00 nos reunimos en en el local que acogió a las reuniones del Centre Espírita Amalia Domingo Soler durante los últimos ocho años por última vez. Teníamos la tarea de hacer traslado a nuestro nuevo local, más grande y luminoso. Los momentos que hemos vivido entre las paredes del local en la C/ Pavia seguirán vivos en la memoria. La historia que escribiremos en la C/ Ventura Plaja está apenas empezando. Os prometí que os explicaría todo lo que mi corazón fuera capaz de ver… Aquí va mi crónica, pero estoy segura de que lo que mi corazón vio, no lo seré capaz de entender en toda su belleza en hasta dentro de mucho tiempo. A mí me sigue sorprendiendo esta característica de la vida, que insiste en enseñarnos cosas en retrospectiva… Ves algo, piensas que lo entiendes y, años después, una canción que escuchas, la voz de un desconocido por la calle, un libro que les o una dificultad a la que te enfrentas te devuelve a aquel momento y todo cobra un sentido más completo. Esta crónica no es más que un intento de retener en la memoria lo que sea posible de lo que hemos vivido este día, a la espera de que la vida nos enseñe qué quiere decir todo esto para cada uno de nosotros como espíritus y para este gran equipo de encarnados y desencarnados que nos hemos reunido en el Centre Espírita Amalia Domingo Soler.

Vi como la gente llegaba llena de alegría y disposición, vestidos con ropa cómoda porque hoy la oración sería toda acción. Vi como el equipo de las empaquetadoras rápidamente se puso a trabajar, montando cajas, llenándolas con los materiales de la administración de nuestro centro, de la evangelización y de los proyectos de la cesta básica y del mercado solidario. Vi como el equipo de la limpieza cogió con ánimo los cubos, fregonas y productos y se puso de camino del nuevo local, para que cuando los demás llegaran con nuestras cosas, el centro ya estuviera habitable. Mientras, vi como el equipo de los trasportadores desmontaban los armarios o cogían en brazos a todo lo que podían cargar tal cual. La furgo de Carlos llegó y mientras unos llenaban las cajas, otros las iban metiendo en el coche. Cada persona que se liberaba del trabajo subía las cuatro manzanas que nos separaban del nuevo local cargando bolsas, ventiladores y lo que pudiera llevar en brazos. Pronto las paredes del local en la calle Pavía quedaron desnudas, el espacio vacío, se cerraron las puertas y se hizo silencio en su interior. 

¿Quién será algún día capaz de contar todo el esfuerzo espiritual, económico, emocional y físico que ha sido necesario para que nos trasladáramos sólo cuatro manzanas más arriba? Yo no… La energía que nos había puesto en marcha no dio tiempo a sentir nostalgia. Había mucho trabajo que hacer y todo el día por delante. Vi al entrar en el nuevo centro las paredes pintadas de blanco, el suelo gris reluciente y muchas cajas, muchas cajas y bolsas por todas partes. Hasta allí yo había tenido la sensación que ni siquiera habría hecho falta cancelar la clase de la tarde… Todo iba sobre ruedas, acabaríamos pronto y tendríamos la tarde libre… La visión de todas las cajas, bolsas, alimentos, libros y muebles me devolvió a la realidad. El contraste entre la facilidad de la primera fase con la sensación de turbación que me invadía ante la tarea de reorganización me hizo pensar mientras caminaba por el nuevo local… Pensé qué fácil es desmontar las cosas y qué difícil es organizarlas; qué fácil es criticar y qué difícil es orientar… qué fácil es hacer daño y qué difícil es perdonar… También pensé, mejor me concentro en lo que me toca hacer y me dejo de filosofía o no acabamos hoy… y me fui con Andrea y Sylvia a la sala de la evangelización. 

Anna distribuya los espacios, algunas compañeras limpiaban, los chichos movían los muebles, un grupo de chicas deshacían las cajas, otro organizaba los libros… Carlos, que se ocupó de la reforma del local con generosidad y entrega, corría de un lado a otro, haciendo agujeros en la pared, poniendo enchufes que no estaban previstos, respondiendo a las preguntas que saltaban a todo momento. Fuimos a comer al Tyaba. ¡Uff, cómo tardó la comida! Volvimos al trabajo y la actividad reempezó. Vi como poco a poco las cajas iban desapareciendo, la estantería se iba llenando de libros y los armarios de cosas. Vi como la habitación de la evangelización infato-juvenil se iba transformando en un espacio acogedor y cómo cada rincón se transformaba… Vi como se colgaban cuadros y relojes, cómo los alimentos de la cesta básica finalmente quedaron ordenados, cómo se taparon las estanterías del mercado solidario con cortinas blancas… Vi cómo todo quedó limpio y las sillas dispuestas para la conferencia de mañana, primer acto en nuestro centro - ¡qué anchos estaremos, familia! Vi como nos sentamos ahí mirando todo con asombro, alegría e esperanza… Vi cómo nos pusimos en círculo para la oración final y nos abrazamos emocionados y agradecidos, cansados y felices por el trabajo hecho. Mi corazón vio como hombres que están en vías de perder su empleo se entregaban con ilusión al servicio; vio como mujeres que tienen graves problemas en casa sonreían mientras limpiaban y ordenaban; vio cómo la juventud colaboraba con fuerza y alegría, mientras los más antiguos conducían el trabajo con entusiasmo e ilusión.

Mi corazón vio cómo se traslada un Centro Espírita… Estoy agradecida de haberlo visto y más de poder explicarlo. Cuando más tarde todo esto cobre el sentido más profundo y completo que sólo la vida una vez vivida le puede dar, me alegraré de haber trabajado este día con toda esta gente que estuvo ahí. De momento nos espera mucho trabajo. Bienvenido sea. 

Mañana hay conferencia en el centro, a cargo de Jorge Berrio, "Fisiología del Alma", a las 20:00: c/ Ventura Plaja, número 15, bajos. La entrada, familia, es libre y gratuita. Estáis todos invitados a venir. No dudéis que lo que yo tenga ojos para ver, y oídos para oír, será vuestro también. 

Que la espiritualidad superior nos siga orientado la caminada a todos y que seamos instrumentos dóciles en la ejecución de los objetivos del Bien, del Amor y de la Paz. 

Cariños de la hermana menor

PS. Os dejo las fotos del traslado...

domingo, 6 de mayo de 2012

¡Nos mudamos, familia!

El Centre Espírita Amalia Domingo Soler tiene la emoción y alegría de informar que…

Nos trasladamos a un nuevo local,
en la C/ Ventura Plaja, 15 bajos,
a una manzana de Carretera de Sants (Metro Badal).

¡Nos mudamos, familia!

CEADS ha crecido y hace tiempo que necesitábamos un local que no tuviéramos que compartir. No ha sido fácil llegar hasta aquí. A los socios se les está pidiendo mucho compromiso, ya que es gracias a las donaciones que generosamente hacen que podemos pagar el alquiler, el agua, la luz y el alquiler del CCCB para la realización de nuestra jornada. El traslado es todo un reto y supone más trabajo, más dedicación, más amor, familia, mucho más amor y entrega. En el nuevo local podremos ampliar nuestras actividades y recibir a más persoans que se interesen por la Doctrina de los Espíritus, buscando consuelo y orientación.

Importante: el sábado próximo 12/05 no hay clases en CEADS.
A partir del 14/05, todas las actividades se realizarán
en la calle Ventura Plaja, 15 bajos.
Esta semana, 
la clase del lunes y el Evangelio se realizarán normalmente en la c/ Pavia.

Estaremos todos ocupados en las labores del traslado desde las 11:00 de la mañana. Toda la ayuda es bienvenida. Si no puedes ayudar en la mudanza físicamente, envíanos tus buenas vibraciones. Eleva el pensamiento a Dios y pídele por este grupo de espíritus encarnados y desencarnados que nos hemos reunido en CEADS para compartir camino, lucha y amor.

Prometo contaros lo que mi corazón sea capaz de ver…

Gracias y cariños de la hermana menor

Lo estudiado, lo aprendido y lo realizado

Hola familia,


Ayer nos dedicamos, como cada primer sábado de mes, al Estudio Sistematizado del Evangelio  Nuestra monitora Andrea empezó la clase recordándonos qué habíamos estudiado en las clases anteriores del evangelio. Vale la pena recordar...

Descárgalo
Hacer el bien sin ostentación

Hacer el bien es un deber de todos nosotros. Por tanto, no hay razón para buscar aplausos para nuestros actos. El verdadero bien actúa en silencio, con la aprobación agradecida del beneficiado, el agrado de Dios y la satisfacción interior de quien lo practica. (ver post)

Los infortunios ocultos

La verdadera caridad va en busca del infortunio para aminorarlo, y lo hace con respeto y en silencio. (ver post)

El óbolo de la viuda

Todos somos llamados y siempre disponemos de medios para servir a nuestro prójimo. El mérito de nuestra ayuda, entre tanto, no tiene ninguna relación con su valor material, sino con la generosidad y el desprendimiento que acompañan el gesto. (ver post)

Convidar a los pobres y estropeados, dar sin esperar retribución

El convite a la participación en los bienes de que disfrutamos debe ser inspirado en la más pura fraternidad. Si fuera motivado por los deseos de retribución es mero comercio y demostración de orgullo y vanidad. (ver post)

En la clase de ayer, nos propuso algunas preguntas. Nos dedicamos a reflexionar sobre ellas tras la lectura del texto. La conclusión de la clase podría ser esta:

La caridad material y la caridad moral

El precepto de Jesús, amaos unos a los otros, se manifiesta en la práctica de la caridad material y moral, siendo que esta última tiene mayor valor, porque exige de quien la practica un verdadero sentimiento de fraternidad, espíritu de renuncia y tolerancia.

Andrea nos preparó la clase con mucho cariño. Con tanto, tanto cariño que quiso que nos lleváramos un recuerdo del estudio de ayer. Nos regaló a cada uno que estábamos en la reunión los puntos de libro que podéis ver en la imágen. ¿La imagináis pintando cada punto de libro a mano? ¿Entendéis cuánto amor hay en la preparación de una clase como la de ayer? Y, sin embargo, este no es más que un detalle más entre todas las cosas que entre encarnados y desencarandos tenemos que movilizar para que cada sábado las humildes paredes de nuestro local se conviertan en un Centro Espírita... Meditemos en ello mientras nos esforzamos por transformar lo estudiado en aprendido, y lo aprendido en realizado.

Entre todo lo que se dijo ayer, algo que me marcó y que igual puede ser útil a más gente fue la sugerencia de una compañera sobre cómo hacer nuestras oraciones. La aportación venía a raíz de que los espíritus nos dijeran que, pese a que muchas personas digan que no disponen de nada suyo y por esto no pueden hacer la caridad, con ver el sufrimiento de una persona y levar el pensamiento a Dios pidiendo por ella, ya estaría realizando la caridad moral. Así, nos aclaran los espíritus, orar por alguien es una forma de caridad asequible a todas las personas. Pues nuestra compañera nos explicó algo que ella ha comprendido últimamente, después de emocionarse profundamente con el dolor de otra persona. Cuando comprendió como sufría, pidió a Dios por ella… pero al hacerlo, ´recordó a todas las personas que sufrían de aquel mismo dolor, y pensó en todo el sufrimiento que aquella situación provocaba en todo el mundo… y a partir de esto momento, dejó de orar sólo por aquella persona, sino que cada vez que pensaba en ella, pedía a Dios por todas las personas que se enfrentan a esta misma prueba. El aprendizaje de la compañera es de belleza y profundidad… incluso cuando oramos por nosotros mismos podemos hacer lo mismo: ¿cuántos no se estarán enfrentando a la misma dificultad que nosotros? ¿Cuántos no lo estarán haciendo incluso sin el recurso de la fe, ni tampoco las aclaraciones que los espiritistas encontramos en la doctrina? Pues en lugar de pedir por uno mismo, nos enseña esta compañera, podemos pedir a Dios por todos los que se enfrentan a este mismo dolor. Es más, no deja de ser un consolador verse acompañado de todos estos hermanos de caminada… Sí, comprender que sufrimos no porque somos el peor de los seres, no por capricho de Dios, sino porque el dolor tiene una función educadora en la vida de todos los seres humanos y que ninguno está sólo en su dolor es algo que algunos creemos que nos da fuerzas para seguir adelante con esperanza. Con esta nueva forma de elevar el pensamiento a Dios también aprendemos a amar sin apego, si oramos por un ser querido, o a ser menos egoístas, si pedimos por nosotros mismos.

Familia, el próximo post os contaré algo que llevamos meses… si no años buscando… Nos hace mucha ilusión y la noticia que se merece una entrada toda suya en el blog.

Os deso, ya lo sabéis, mucha luz en vuestra caminada y una semana de paz y armonía.

Cariños de la hermana menor

miércoles, 2 de mayo de 2012

La caridad material y la caridad moral


Hola familia,

después del auténtico subidón de nuestra jornada, volvemos a nuestras reuniones habituales y el sábado toca el estudio sistematizado del Evangelio según el Espiritismo.

Os pongo el texto que trabajaremos en la clase. Andrea nos guiará el trabajo con mucha alegría, como siempre.

Cariños de la hermana menor

CAPÍTULO XIII
No sepa tu izquierda lo que hace tu derecha

INSTRUCCIONES DE LOS ESPÍRITUS

La caridad material y la caridad moral

9. "Amémonos unos a otros y hagamos a los demás lo que quisiéramos que se hiciera por nosotros." Toda la religión, toda la moral, se encuentran encerradas en estos dos preceptos; si se siguieran en la Tierra, seríais perfectos; ya no habría odios ni disensiones; diré más; ya no habría pobreza, porque de lo superfluo de las mesas de los ricos se alimentarían muchos pobres y no veríais ya en los sombríos barrios que yo habitaba, durante mi última encarnación, a esas pobres mujeres llevando consigo a sus desfallecidos hijitos, faltos de todo. ¡Ricos! Pensad un poco en esto; ayudad en cuanto podáis al desgraciado; dad para que Dios os vuelva un día el bien que habréis hecho, para que encontréis al salir de vuestra envoltura terrestre, un acompañamiento de espíritus reconocidos que os recibirán en el umbral de un mundo más feliz. ¡Si pudieseis saber la alegría que tuve volviendo a encontrar allí a los que yo pude favorecer en mi última vida...! Amad, pues, a vuestro prójimo, amadle como a vosotros mismos, porque ahora ya lo sabéis; ese desgraciado que rechazáis, quizá es un hermano, un padre, un amigo que rechazáis lejos de vosotros, y entonces, ¡cuál será vuestra desesperación al reconocerle en el mundo de los espíritus!

Deseo que comprendáis bien lo que puede ser la "caridad moral", la que todos pueden practicar, la que no "cuesta nada" material, y sin embargo, la que es más difícil de poner en práctica. La caridad moral consiste en sobrellevarnos unos a otros, y es lo qúe menos hacéis en este mundo en donde estáis encarnados por el momento. Creedme, hay un gran mérito en saberse callar para dejar hablar a otro más ignorante, y esto es también una especie de caridad. Saber ser sordo cuando una palabra burlona se escapa de una boca acostumbrada a ridiculizar; no ver la sonrisa desdeñosa con que os reciben ciertas gentes, que muchas veces, sin razón, se creen superiores a vosotros mientras que en la vida espiritista, "la sola verdadera", les falta quizá mucho para alcanzaros; aqui tenéis un mérito no de humildad sino de caridad, porque el dejar de notar las faltas de otro, es la caridad moral. Sin embargo, esta caridad no debe impedir la otra, pero sobre todo, pensad en no despreciar a vuestro semejante, acordáos de lo que ya os he dicho; preciso es tener presente que, en el pobre desechado, quizás rechazáis a un espíritu que os ha sido querido y que se encuentra momentáneamente en una posición inferior a la vuestra. He vuelto a ver a uno de los pobres de nuestra tierra a quien había podido, por mi dicha, favorecer algunas veces, y al que a mi vez "imploro ahora". Acordáos que Jesús dijo que somos hermanos, y pensad siempre en ello antes de rechazar al leproso o al mendigo. Adiós, pensad en los que sufren y rogad. (Rosalía. París, 1860.)

10. Amigos míos: he oído decir a muchos de vosotros: ¿Cómo puedo hacer yo caridad? muchas veces aun no tengo lo necesario. La caridad, amigos míos, se hace de muchos modos; podéis hacer la caridad en pensamientos, en palabras, y en acciones. En pensamientos, rogando por los pobres desamparados que murieron sin que pudieran ver la luz; una oración de corazón les alivia. En palabras, dirigiendo a vuestros compañeros de todos los días algunos consejos buenos; decir a los hombres irritados por la desesperación, por las privaciones y que blasfeman del nombre del Todopoderoso: "Yo era como vosotros; yo sufría, era desgraciado; pero he creído en el Espiritismo, y mirad que feliz soy ahora". A los ancianos que os dirán: "Es inútil, estoy al fin de mi carrera y moriré como he vivido",decidles a estos: "Dios hace a todos igual justicia; acordáos de los trabajadores de la última hora". A los niños que viciados ya por las compañías que les rodean: vagan por las calles muy expuestos a caer en las malas tentaciones, decidles: "Dios nos ve, hijos míos", y no temáis en repetirles a menudo esas dulces palabras; ellas concluirán por germinar en su joven inteligencia, y en lugar de pilluelos, habréis hechó hombres honrados. También esto es una caridad.

Muchos de vosotros decís también: "¡Bah! somos tan numerosos en la tierra, que Dios no puede vernos a todos". Escuchad bien esto, amigos míos: ¿Cuando estáis en la cumbre de una montaña, acaso vuestra mirada no abraza los millares de granos de arena que la cubren? ¡Pues bien! Dios os ve del mismo modo; voluntad del viento que los dispersa; sólo que Dios, en su misericordia infinita, ha puesto en el fondo de vuestro corazón un centinela y un vigilante que se llama "conciencia". Escuchadla; os dará buenos consejos. Algunas veces la embotáis oponiéndola al espíritu del mal; entonces se calla, pero creed que la pobre, abandonada, se hará oir tan pronto como la habréis dejado apercibir una sombra de remordimiento. Escuchadla, interrogadla, y muchas veces encontraréis consuelos en los consejos que os dé. Amigos míos, a cada regimiento nuevo, el general entrega una bandera, y os doy esta máxima de Cristo: "Amáos unos a otros". Practicad esta máxima, agrupáos alrededor de este estandarte y recibiréis de El la felicidad y el consuelo. (Un espíritu protector. Lyon. 1810.)