domingo, 3 de junio de 2012

Tarde en Igualada: XIX Trobada Espírita de Veciana


Hola familia,

Ayer CEADS se reunió en Igualada, celebrando juntamente con nuestros hermanos y compañeros de doctrina de la Asociación deEstudios Espíritas de Igualada la XIX Trobada Espírita de Veciana. Había mucha gente, algunos que ya conocían el espiritismo, otros que se acercaban por vez primera. Es siempre una alegría poder compartir las enseñanzas de nuestra amada doctrina con más personas, ofreciéndoles la misma paz y fortaleza que ella nos ha ofrecido a los que la conocemos.

La primera conferencia de la tarde la presentó Janaina Minelli, una vez más tratando el tema de la sintonía consciente. En otras ocasiones hemos hecho resúmenes de esta conferencia (ver post del resumen). Janaina ha vuelto a remarcar que cada pensamiento y emoción que experimentamos nos ponen en conexión directa con otros espíritus encarnados y desencarnados que se encuentran en la misma franja vibratoria que nosotros. Esto no es una forma metafórica de hablar, sino que es una propiedad física del espíritu. Proyectamos en nuestra atmosfera psíquica ondas que elaboran formas pensamiento. Éstas se hacen corpóreas y pueden ser leídas por espíritus desencarnados como si de un libro se tratara. Las formas pensamiento están relacionadas con la intensidad, frecuencia y duración de los sentimientos que las alimentan. Por esto es muy importante tomar consciencia de las propias emociones y dedicarse a actividades que propicien el cultivo de los sentimientos superiores. De esta manera, podremos abrir el espacio mental a la espiritualidad superior y ofrecer nuestra colaboración en el trabajo de amparo a los que siguen ignorando las invitaciones del amor.

En la segunda conferencia de la tarde David Santamaría habló sobre la reencarnación, explicando que es un derecho y una necesidad, pero nunca un castigo. Es verdad que algunas veces las agruras de la vida nos hacen pensar que Dios está enfadado con nosotros y que nos castiga por errores del pasado, pero sea lo que sea, Dios tiene que ser muy superior a esta visión antropomórfica que le reduce a sentimientos mezquinos. Sus leyes rigen el universo de forma perfecta y los espíritus Le presentan como “la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas”. David nos recordó que las dificultades que vivimos en la vida presente son una consecuencia de nuestros errores del pasado. Cada encarnación es una oportunidad de aprender a amar, de ampliar los límites, algunas veces muy modestos, otras veces no tan reducidos, de nuestra capacidad de amar al prójimo.  Esta es la tarea a la que nos debemos dedicar sin pérdida de tiempo.

En la última conferencia de la tarde Lígia Almeida habló sobre el tema de la obsesión. Inició su trabajo afirmando que cuando permitimos que nuestra sintonía se oriente por emociones como el miedo, la ansiedad, el rencor o la rabia, abrimos un vasto campo de actuación para la obsesión. Lígia optó por una forma de exposición más dialogada, invitando la gente a participar. Entre las colaboraciones de los asistentes, destacamos dos ideas muy importantes: la primera se refiere a lo que solemos denominar la historia personal. Solemos decir “soy así” porque hemos sido educados por la familia, la sociedad y las personas más cercanas a ser como somos y frecuentemente creemos que no podemos cambiar. Pero esto no es verdad. Con fuerza de voluntad es posible y necesario romper actitudes auto-destructivas y emociones tóxicas. De hecho, cuando cultivamos hábitos auto-destructivos, lo más probable es que los arrastremos desde hace muchas encarnaciones. Es necesario poner un basta ya a esta situación, coger las riendas de la propia vida y hacer la opción consciente por actitudes y emociones positivas. Para este fin habló Janaina de su “programa de entrenamiento” para encontrar la sintonía Amor FM: elaborar un plan personal; afirmaciones positivas; oración y caridad. La segunda idea que queremos destacar se refiere a la necesidad de solidarizarse con nuestros obsesores. Sí, sí, solidarizarse con ellos y ofrecerles la oportunidad de comprender que sólo el amor construye, que todo lo que sea alejarse del amor es cultivar sufrimeinto y que el fruto de estas actitudes es el dolor. Cuando comprendemos que nuestros obsesores se unen a nosotros por el fenómeno de la sintonía, lo mínimo que podemos hacer es adoptar una firme disposición para amar incondicionalmente a todos los seres. La actitud de amor es lo único que nos puede elevar. Estamos todos conectados en una enorme red de interdependencia. Es importante recordar que sólo habrá obsesores donde haya campo para la obsesión.

Fue una tarde provechosa en la que brilló la fraternidad, iluminando nuestros corazones. Confiando en la orientación de nuestro Maestro Mayor y de la espiritualidad superior nos despedimos llenos de alegría por la tarde de aprendizaje.

Con el más sincero deseo de que el amor pueda penetrar en nuestros corazones y transformar nuestras actitudes, os invito a que juntos elevemos el pensamiento a la Inteligencia Supresa, causa primera de todas las cosas, buscando la sintonía que hará del nuestro, un planeta de regeneración.

Cariños de la hermana menor            

No hay comentarios:

Publicar un comentario