domingo, 21 de abril de 2013

Una familia del otro mundo


 ¿Como escribir algo si nos faltan las palabras?

Intentare describir lo que fue nuestra participación en la XI jornada espiritista. Nos reunimos en nuestra sala para pedir al Padre que nos ayudara en el momento de la presentación, les dije a mis niños que lo más importante era que ellos disfrutasen, y que si se olvidasen algo, ¡que improvisasen que lo pasasen bien!


Hicimos un teatro que hablaba de la importancia del equilibrio en el hogar, la importancia de tener a Dios presente en nuestras vidas.

Los niños y jóvenes estaban nerviosos e yo más... Por un momento pensé que no podría ser la narradora porque tenía ganas de salir y abrazarles a cada escena terminada. ¡Qué bien salía todo! ¡Cuánto trabajo hemos tenido! Yo estaba segura que todo saldría bien, pero ellos se superaron, hicieran lo mejor que podían, emocionaron al público dejando muy clarita la importancia de educar al espirito.


¿Si hemos tenido trabajo para ensayar? Mucho, porque nos reíamos a cada momento y muchas veces nos olvidábamos de ensayar. Creo que lo más importante es pasar a la gente que los niños pueden cambiar la manera de vivir de una familia porque el amor es el regalo más grande que el Padre nos ha dejado.

Agradezco a CEADS por la oportunidad de servir en la educación espírita infanto-juvenil, por la oportunidad de educar estos espíritus para que a cada día podamos ser mejores personas.


Chicos gracias por la alegría que ha llenado mi corazón en esta tarde de sábado :) Os quiero.

Kédima

1 comentario:

  1. Kédima, es maravilloso el trabajo de educar a los nuevos seres. Lo más interesante es que creemos enseñar y son ellos que nos enseñan a amar. Aunque nos falte paciencia hay que seguir adelante. Gracias a ti por la dedicación a nuestros niños y jóvenes.
    A ellos solamente deciros que sois el equipo del bien y tenéis todo para ser felices y cambiaren el mundo. Muchas gracias por ayudarnos en la evolución de nuestros seres y del planeta.

    ResponderEliminar