domingo, 21 de abril de 2013

XI Jornada Espiritista de Barcelona



Hola familia,
Ayer fue un gran día en CEADS. Era la primera vez que realizábamos nuestra jornada anual en nuestro centro y la verdad es que no las teníamos todas con nosotros… ¿Cabríamos todos? ¿Tendríamos suficientes sillas? ¿Los lavabos estarían a la altura? ¿Seríamos capaces de poner el equipo de sonido adecuado a tiempo? ¿La gente que venía al ilustre CCCB vendría a nuestro humilde local? Pues este año en lugar de pagar el alquiler del CCCB, decidimos invertir en sillas… que por cierto, casi, casi no fueron suficientes. En el momento de mayor afluencia, llegamos a tener más de 70 personas en CEADS. Calculamos que aproximadamente 100 encarandos pasaron por nuestro local por la mañana o por la tarde. Y "sí", la respuesta a todas nuestras dudas ha sido un rotundo sí: ayer celebramos la XI Jornada Espiritista de Barcelona, EVOLUCIÓN EN DOS MUNDOS, en un agradable clima de recogimiento, fraternidad y alegría. 

Las conferencias fueron de un buen nivel informativo y doctrinario; los niños y jóvenes pusieron su toque de ingenuidad y alegría; los frecuentadores habituales de CEADS disfrutamos, como suele decir Alfredito, “como conguitos”; los que nos visitaban por primera vez contribuyeron a que el ambiente fuera de aprendizaje y crecimiento. ¡Ojalá nos volvamos a ver en alguna de nuestras reuniones!Ya sé que estáis deseando el resumen de las conferencias… Haré lo que pueda, porque la verdad es que se podría escribir un libro sobre cada una de ellas.A ver...

Empezamos con la conferencia de Elaine Cristina “Vida después de la vida: evidencias científicas”.  Elaine nos explicó la labor de la ciencia no se caracteriza por investigar lo conocido; precisamente su labor es indagar en cualquier campo donde haya evidencias suficientes para comprobar o refutar hipótesis generadoras de un mayor grado de conocimiento sobre la realidad. Siguiendo este principio, innúmeros investigadores en todo el mundo se ocupan actualmente des de una perspectiva estrictamente científica en comprender el fenómeno de la vida después de la muerte. Hay suficientes evidencias como para atraer a científicos trabajando en centros de investigación sin ninguna connotación religiosa o espiritualista. En el siglo XIX, investigadores como Arthur Doyle, Charles Richet, Gustave Geley y William Crooks fueron pioneros en este tipo de investigaciones. Des de entonces la ciencia ha avanzado mucho y el interés por la vida después de la muerte des de una perspectiva científica no ha menguado. En su conferencia Elaine nos habló de investigaciones siendo llevadas a término en el campo de la mediumnidad, de las experiencias cercanas a la muerte, la regresión terapéutica y los recuerdos espontáneos de vidas pasadas. En el power point de su presentación podéis encontrar los nombres de todos los investigadores citados por Elaine, muchos de los cuales ella y su colaboradora, la periodista Mado Martínez, tuvieron la oportunidad de entrevistar.

La segunda conferencia de la mañana estuvo a cargo de Miguel Vera Gallego, y se titulaba “Dimensiones Sutiles”. Miguel nos explicó que en el universo todo es información y energía. Las cosas que a nuestros ojos nos parecen tangibles no son más que un efecto de nuestros sentidos y que éstos, a su vez, están intrínsecamente relacionados al actual nivel de desarrollo moral e intelectual de la humanidad terrestre. Todos los objetos sólidos están hechos de moléculas y éstas están formadas por unidades todavía más pequeñas llamadas átomos. Si seguimos descomponiendo la materia sólida hasta el nivel subatómico, nos damos cuenta de que en este nivel las partículas carecen de solidez: son literalmente información, ondas de energía. Desde los niveles subatomicos hasta los rincones insondables del universo, hay infinitamente más espacios aparentemente vacios que lo que denominamos materia. ¡Es muy fuerte que todo lo sólido, en esencia, carezca de solidez! Lo que pasa es que las partículas que componen la silla en la que estoy sentada en estos momentos vibra a una frecuencia tan elevada que cuando entran en contacto con la vibración producida por las moléculas que componen mi cuerpo, producen el efecto de la solidez. Todo este “movimiento de partículas subatómicas” ocurre a la velocidad de la luz. A esta velocidad, nuestros sentidos no pueden procesar todo lo que influye en nuestra experiencia sensible. Pese a que los sentidos de los encarnados y los instrumentos de la ciencia contemporánea no sean capaces de advertir dimensiones más sutiles que la que habitamos actualmente, los espíritus nos dan noticias de hasta 7 dimensiones en la psicosfera de la Tierra: la corteza terrestre; dos dimensiones sub-crostrales: tinieblas y abismo; el umbral superior. Todas éstas son regiones considerabas umbralinas. Luego hay la región del arte en general, cultura y ciencia; la región del amor fraterno universal; y por último, la región de las directrices del planeta. Dichas regiones se distribuyen alrededor del núcleo de nuestro planeta como capas de una cebolla: cuanto más cerca del núcleo, más densas son éstas regiones y los cuerpos físicos y espirituales de los seres que las habitan (menor nivel vibratorio o velocidad de partículas subatómicas = menor capacidad de percepción de información por los sentidos); cuanto más lejos del centro del planeta, más sutiles la regiones y los cuerpos físicos y espirituales de los seres que las habitan (velocidad de partículas subatómicas inimaginables para la ciencia contemporánea = capacidad de percepción de información por los sentidos incomprensibles para nuestro nivel evolutivo).

La tercera conferencia del día la presentó Alfredo Tabueña, nuestro Alfredito, y se titulaba “Entre la tierra y el cielo: la gran epopeya espiritual”. Alfredito nos habló del proceso evolutivo como resultado de la evolución de la forma y del psiquismo. El principio inteligente y las formas evolucionan simultánea e interdependientemente. La evolución, tal como nos enseña el espiritismo, es a la vez física y espiritual, procesándose tanto en el plano material como en el plano extrafísico. El principio espiritual progresa lenta e incesantemente, pasando por los diferentes reinos de la naturaleza mientras crece en conciencia de su individualidad hasta adquirir, finalmente preparado para penetrar en la etapa humanoide, el sentido moral. A partir de entonces el ser ya es un espíritu, poseedor del libre albedrío, responsable por sus elecciones y sujeto a las leyes de causa y efecto. Alfredito nos habló de que disponemos de 2 tipos diferentes de memoria: una que es biológica (anatómica y fisiológica), que actúa en nivel periespiritual; y otra que es psicológica, inherente al ser y patrimonio del espíritu. En el momento de la reencarnación, entran en juego por lo menos 4 factores, interrelacionándose y influyéndose de forma compleja: las leyes físicas (de la genética); el estado mental del espíritu; el periespíritu (que actúa como molde delineador); y los ascendentes de orden espiritual. Alfredito nos habló de cómo los espíritus dan noticias de que el espíritu que en la Tierra conocemos por el nombre de Jesús ha estado, desde la formación misma de nuestro planeta, conduciendo los rumbos evolutivos de la humanidad terrestre, donando amor incondicional para que podamos seguir el camino de superación de la ignorancia que Él mismo recogió como criatura de Dios. Nos emocionó a todos escuchar cómo el compañero, más dado a los datos objetivos y el aspecto científico de la doctrina, ha aprendido a respetar y amar al Maestro, cosa que confesó, no ha sido fácil… Pero contó con ayuda de los compañeros de ideal de la familia CEADS, a quién Alfredito ha enriquecido con su forma racional y sensata de buscar a Dios.

Después de comer los niños y jóvenes de la Educación Espírita nos presentaron la obra “Una familia de otro mundo”. El estreno de Kédima como directora fue un éxito total. Los chicos derrocharon talento y alegría, preparando el ambiente perfecto para la que sería la última conferencia de la tarde. La presentaba Lola y se titulaba “La nueva generación de niños índigo y cristal”. Lola empezó hablando del actual proceso de transición planetaria que estamos viviendo en nuestro planeta. El mismo proceso que vivimos hace 12 mil años, cuando los exilados de Capela vinieron a habitar nuestro planeta, vuelve a suceder. En aquella ocasión, espíritus evolucionados intelectualmente, pero recalcitrantes en su capacidad de amar, fueron atraídos a la Tierra para su propio progreso moral y para el progreso intelectual del planeta. Esta vez, sin embargo, los espíritus que encarnan en la Tierra ya no son recalcitrantes en el amor. Todo lo contrario: nuestros ilustres huéspedes, los niños índigo y cristal, vinen a colaborar en la superación de la fase de guerras y sufrimientos. Su elevado nivel moral impulsará la Tierra hacia un mundo de regeneración, más pacífico y feliz. Estudiados por neurólogos, educadores y psicólogos de diversas partes del mundo, los niños índigo y cristal favorecerán el necesario cambio de paradigma a través de sus elevadas capacidades humanísticas, artísticas, conceptuales e interdimensionales. Estos niños son sin lugar a dudas un desafío para la pedagogía y las familias de la Tierra, tan acostumbrados que estamos a imponernos por la fuerza cuando nos falta elevación moral y sublimación de sentimientos. A todos los niños, y a los índigo y cristal en especial, hay que hablarles de espíritu a espíritu, comprendiendo que, si bien su cuerpo físico todavía no le posibilita la expresión de todas sus habilidades, su patrimonio intelectual y moral es digno del mayor respeto y admiración del que seamos capaces de demostrar.

Acabamos el día emocionándonos con el video Playing for Change, deseando que podamos ser, cada uno de nostros, el cambio que esperamos en el mundo .


Gracias a los conferenciantes, a la familia CEADS, los asistentes y, sobretodo, a la espiritualidad que nos acompaña y orienta. Nunca me dejo de sorprender de las cosas maravillosas que un grupo de gente tan imperfecta puede llegar a realizar con un poco de buena voluntad. Que seamos dignos de seguir colaborando con el Divino Maestro en su obra de amor por la humanidad, aportando el diminuto grano de arena que nuestros esfuerzos representan en la playa de las necesidades humanas.

Cariños de la hermana memor

2 comentarios:

  1. Simplemente magnifico el día!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola a todos¡¡

    Todavía bajo la fuerza de las emociones vividas y compartidas que ayer llenaron Ceads, he leído este resumen de mi queridísima Jana... cosa que no debería haber hecho, porque ya me voy a ir a dormir otra vez "flotando"... jajaja¡¡¡.

    Reiterar los agradecimientos a todos los que hicieron posible que la Jornada de ayer fuera lo que llegó a ser: un día precioso, lleno de aprendizaje, de cariño, de ternura, de emociones, de alegría, donde la atmósfera que pudimos crear entre todos transcendió con mucho las paredes físicas de nuestro local.

    Un abrazo a todos.

    Alfredito/ Dinho

    ResponderEliminar