domingo, 19 de mayo de 2013

Una Reflexión sobre la Consciencia Crística


Hola familia,

Ayer en nuestro local nos reunimos para, guiados por Teresa Vázquez, hacer una reflexión sobre la conciencia crística… Algunos pensábamos que Teresa nos haría una conferencia, explicándonos qué había aprendido sobre el tema. Nada más lejos de la realidad.

Teresa utilizó su experiencia en el campo de la biodanza para mover la energía de un modo muy especial y poco corriente. De convicciones pedagógicas basadas en la filosofía de Paulo Freire, Teresa considera que su voz sólo cobra sentido a través de la voz del otro. Su trabajo busca potenciar la sabiduría innata en cada ser que encuentra por el camino, ofreciéndole oportunidades de contrastar lo que sabe con los saberes de los demás. De ahí todos emergen como seres más sabios, milagrosamente transformados por la experiencia de escuchar respetuosamente al otro.

Pues sí… Ayer bailamos, nos abrazamos, nos besamos… Algunos comentaban que nunca habían dado y recibido tantos besos por minuto. También hablamos, escuchamos, compartimos… Crecimos… Hubo entrega en un ambiente de alegría, respeto y solidaridad. ¿Dónde estabas, Teresa, que todo esto suena tan poco habitual?

Cuando ya nos habíamos confiado nuestros anhelos y nuestras dádivas, nos dividimos en dos grandes grupos: el primero debía reflexionar sobre la palabra CONSCIENCIA, el segundo, sobre la palabra CRÍSTICA.

Según nosotros,
  • La CONSCIENCIA es un conocimiento innato que todos tenemos. A medida que vamos vivenciando experiencias, conociendo y conociéndonos en diferentes situaciones, nos hacemos progresivamente más conscientes de este conocimiento. Puede parecer extraño, pero así es como el grupo nos ha propuesto pensar sobre esta palabra: a medida que evolucionamos nos hacemos cada vez más conscientes de la conciencia, lo que resulta en mayores cuotas de responsabilidad. La consciencia existe en nivel individual y colectivo; y se manifiesta a través del intelecto y de los sentimientos.

  • La dimensión CRÍSTICA es un estrado de claridad, cristalino, transparente, que emana entendimiento, dulzura, sabiduría y caridad. De alguna manera, irradia una forma de existir, amar y conocer que funde pasado, presente y futuro, lo que permite actuar con profunda misericordia por la naturaleza propia ya ajena, en actitud de aceptación y respeto incondicionales por el momento del ser. La palabra CRÍSTICA tiene que ver con la libertad, la trascendencia de todas las pasiones y necesidades. En este estado, el ego se ha diluido hasta dejar únicamente el deseo de donarse, de obrar a favor de los demás como objetivo existencial. La profunda libertad y misericordia de la dimensión crística eliminan toda y cualquier forma de culpa o crítica, abriendo espacio para una profunda compasión por las debilidades ajenas y propias. Jesús, en su paso por la Tierra, nos dejó ejemplos irreprehensibles de cómo actúa un ser crístico, enseñándonos a cultivar de forma activa, solidaria y respetuosa la dimensión crística que exite en cada uno de nosotros.

Ahora nos toca reconciliar la CONSCIENCIA con la dimensión CRÍSTICA, vivir y actuar según seamos capaces de acomodar esta nueva forma de ver y ser en nuestras almas…


Sólo podemos dar gracias a la familia CEADS, encarnada y desencarnada, local y lejana, física y digital… por seguir dándonos la oportunidad de conocer nuestra propia conciencia crística, mientras nos hacemos más responsables de ella.

Cariños de la hermana menor 

3 comentarios:

  1. Siento inmensa plenitud al leer la crónica de la tarde del sábado. Tengo imágenes grabadas en el alma, donde miradas, palabras, confidencias, silencios, sonrisas, abrazos y besos eran la viva manifestación de la Consciencia Crística en cada una de nosotras.
    Bendiciones para todas. Amor y Servicio.

    ResponderEliminar
  2. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar