viernes, 28 de junio de 2013

INFLUENCIA DEL ESPIRITISMO EN EL PROGRESO



Hola familia,

Mañana, en la clase del ESDE, seguimos con el tema del progreso. Os dejo preguntas y respuestas de El Librode los Espíritus para empezar la reflexión.

Cariños de la hermana menor

INFLUENCIA DEL ESPIRITISMO EN EL PROGRESO

798 – ¿Llegará a ser el Espiritismo una creencia popular o quedará circunscripto a algunas personas?

– Ciertamente llegará a ser una creencia popular, y marcará una nueva era en la historia de la Humanidad; porque está en la Naturaleza y porque ha llegado el tiempo en que debe ocupar su lugar entre los conocimientos humanos. Sin embargo, habrán de sostenerse grandes luchas, más contra los intereses que contra la convicción, porque no es necesario disimular que hay gente interesada en combatirlo, unos por amor propio, otros por causas enteramente materiales. Pero hallándose cada día más aislados los contradictores, serán forzados a pensar como todo el mundo, so pena de ponerse en ridículo. Las ideas no se transforman sino con el tiempo, jamás súbitamente. Se debilitan de generación en generación y acaban por desaparecer, poco a poco, con los que las profesaron y que son reemplazados por otros individuos imbuidos de nuevos principios, como ocurre con las ideas políticas. Recordad el paganismo, ciertamente no existen hoy personas que profesen las ideas religiosas de aquellos tiempos, y no obstante, muchos siglos después del advenimiento del Cristianismo se encontraban aún vestigios de ellas que sólo la completa renovación de las razas puede borrar. Lo mismo ocurrirá con el Espiritismo. Ha progresado mucho, pero aún habrá por espacio de dos o tres generaciones un resto de incredulidad, que sólo disipará el tiempo. Como quiera que sea, su marcha será más rápida que la del Cristianismo; pues, es el Cristianismo el que le abre los caminos y sobre el que se apoya. El Cristianismo tenía que destruir; el Espiritismo sólo tiene que edificar.

799 – ¿De qué manera puede contribuir el Espiritismo al progreso?
 
– Destruyendo el materialismo, que es una de las plagas de la sociedad y haciendo comprender a los hombres donde está su hombre comprenderá mejor que puede asegurar su futuro por medio del presente. Destruyendo los prejuicios de secta, de castas y de colores, enseñará a los hombres la gran solidaridad que ha de unirlos como hermanos.

800 – ¿No es de temer que el Espiritismo no pueda triunfar de la negligencia de los hombres y de su apego a las cosas materiales?

– Sería conocer muy poco a los hombres si se pensase que una causa cualquiera puede transformarlos como por encanto. Las ideas se modifican poco a poco según los individuos y se necesitan generaciones para borrar completamente los vestigios de los hábitos antiguos. La transformación sólo puede operarse con el tiempo, gradualmente y poco a poco. A cada generación se disipa una parte del velo; el Espiritismo viene a rasgarlo completamente. Pero, mientras llega este caso, aunque no produjese otro efecto respecto de un hombre que el de corregirle uno solo de sus defectos, sería un paso que le habría hecho dar y por lo mismo un gran bien; porque este primer paso le hará más fáciles los restantes.

801 – ¿Por qué los Espíritus no enseñaron en todos los tiempos lo que enseñan hoy?

– Vosotros no enseñáis a los niños lo que a los adultos, ni dais al recién nacido un alimento que no podría digerir; cada cosa a su tiempo. Han enseñado muchas cosas que los hombres no comprendieron o desnaturalizaron, pero que pueden comprender actualmente. Por medio de su enseñanza, incompleta aún, preparan el terreno para recibir la simiente que va a fructificar hoy.

802 – Puesto que el Espiritismo ha de señalar un progreso en la humanidad, ¿por qué los Espíritus no apresuran ese progreso por medio de manifestaciones tan generales y tan patentes, que produjesen pleno convencimiento en los más incrédulos?

– Quisierais milagros; pero Dios los esparce a manos llenas ante vosotros y aún tenéis hombres que reniegan de él. ¿El mismo Cristo convenció a sus contemporáneos con los prodigios que hizo? ¿No veis hombres que niegan los hechos más patentes que ocurren en su presencia? ¿No los tenéis que dicen que no creerían, aunque viesen? No, no es por medio de prodigios que Dios quiere conducir a los hombres; en su bondad, quiere dejarles el mérito de que se convenzan por la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario