sábado, 13 de julio de 2013

Convivir para progresar



Hola familia,

Ayer en nuestra reunión de Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita, empezamos a aprender sobre la Ley de Sociedad. Según nos explican los espíritus, el hombre fue creado para convivir con sus semejantes. Aislados, nos sería mucho más difícil progresar. Un compañero explicó una bonita anécdota, que puede ejemplificar muy bien la necesidad del convivio social. Nos contó que cuando su hija tenía sólo cuatro años, vivían en un edificio donde tenían un vecino que no saludaba y no contestaba a los saludos que se le dirigieran. En cierta ocasión, sin embargo, nuestro compañero y su hija coincidieron con este caballero en el ascensor. La pequeña le dijo al hombre, “Buenos días”, pero éste no le contestó. La pequeña no aceptó el silencio como respuesta, le tiró de la chaqueta diciéndole “Le he dicho buenos días, señor” =) El hombre no tuvo más remedio que darle una contestación a la niña.

La anécdota me gusta mucho porque aclara muy gráficamente porqué es tan importante convivir con los demás: en la convivencia, salen los pequeños roces que dan ocasión para el aprendizaje. Recorridos en nuestros rincones, no molestamos a nadie, nadie nos molesta… pero no crecemos y no aportamos nada al crecimiento de los demás. La convivencia da lugar a situaciones desafiadoras, de las cuales algunas personas pueden huir durante algún tiempo, pero que antes o después tendrán que enfrentarse.


 Convivir no es nada fácil: donde hay más de una persona, hay que negociar, consensuar, tomar en cuenta diferentes puntos de vista, respetar diferentes ritmos y puntos de vista, aprender a dialogar de forma franca y a la vez respetuosa. La familia es un importante núcleo de convivencia, así como el centro espírita. Por razones que sólo la historia espiritual de cada unos de los seres que convergen a estos núcleos de trabajo puede aclarar, las personas están llamadas a convivir pacíficamente, trabajando por el bien colectivo y por su propio progreso. De hecho, sea en la familia, en el centro espírita o en la sociedad de forma más amplia, la convivencia pacífica depende de las virtudes humanas. Todavía podemos presumir tan poco de virtudes… Nosotros somos nuestras familias, somos nuestro centro espírita, somos la sociedad. Antes de juzgar a quien sea, el espírita debe proceder de forma recta, examinando su conciencia de forma constante y siendo benevolente con los demás. Ya nos decía el Maestro, que uno ve la paja en el ojo ajeno, pero no de da cuenta de la viga que llega en su proprio ojo.

Para completar la breve reflexión de esta noche, os pongo a continuación algunas preguntas de El Libro de los Espíritus sobre la necesidad de la vida en sociedad.

766 – ¿La vida social está en la Naturaleza?
– Ciertamente. Dios ha hecho al hombre para vivir en sociedad. Dios no ha dado inútilmente la palabra y todas las otras facultades necesarias a la vida de relación.

767 – ¿El aislamiento absoluto es contrario a la ley natural?
– Sí, puesto que los hombres buscan por instinto la sociedad y puesto que todos deben concurrir al progreso ayudándose mutuamente.

768 – El hombre al buscar la sociedad, ¿obedece únicamente a un sentimiento personal, o bien tiene ese sentimiento un fin providencial más general?
– El hombre debe progresar. Sólo, no puede hacerlo porque no tiene todas las facultades y le es preciso el contacto de los otros hombres. En el aislamiento se embrutece y se debilita.

Ningún hombre tiene facultades completas. Por medio de la unión social se completan los unos a los otros para asegurarse el bienestar y progresar. Por eso, necesitándose unos a otros, han sido hechos para vivir en sociedad y no aislados.


Deseando que todos podamos sacar el máximo provecho del aprendizaje que cada uno de los núcleos de convivencia en los que participamos nos posibilitan, me despido llena de gratitud al Maestro que me ha dado servir a la familia CEADS.

Cariños de la hermana menor

PS. Amigos míos, la hermana menor se va de viaje y por esto no os podrá hacer resúmenes de las próximas semanas. No estaréis sin noticias mías mucho tiempo, pero, al no estar físicamente presente en CEADS, la dinámica de las entradas cambiará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario