miércoles, 8 de octubre de 2014

Claudia Bernades

Entrevista a Claudia Bernardes
(Andrea Campos)

La entrevistada de esta edición es Claudia Bernardes de Carvalho, nacida en Santa María, RS (Rio Grande do Sul), Brasil. Actualmente vive en Santa María del Tiétar, Ávila, España.

VE: Como mujer, madre, esposa y divulgadora espírita ¿cómo te las arreglas para que todo funcione en tu vida y puedas desarrollar los trabajos de divulgación espírita?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que cualquier trabajador espírita debería contar con la comprensión y la colaboración de su familia. Así resulta más sencillo que el trabajo se efectúe sin roces ni fisuras, alcanzando un mejor resultado ya que la labor exige mucha entrega. En mi caso, soy una gran afortunada pues la familia que he creado me ayuda muchísimo, facilitando mi labor espírita.

Mi marido se encarga de colaborar conmigo en las tareas domésticas, intercambiamos los quehaceres de tal forma que dispongo del tiempo suficiente para viajar por el territorio nacional para la tarea de la divulgación.

Él y mis hijos cooperan a pie de calle con la entrega de revistas, libros o folletos, siempre que las circunstancias lo permitan, hecho que debo agradecerles enormemente. Buscamos aprovechar de mutuo acuerdo todas las oportunidades de divulgación, incluyendo nuestras vacaciones, pues tenemos muy presente que urge trabajar en el Bien. De esta manera la conciliación de la labor hogareña y de la divulgación espírita se compaginan de forma armónica entre todos.

VE: Eres miembro de la Comisión de Divulgación de la Federación Espírita Española ¿podrías contarnos lo que habéis hecho este último año para esta labor en España?

La Comisión de Divulgación fue creada en diciembre de 2012 y tiene como objetivo que la Doctrina Espírita sea cada vez más conocida, mejor comprendida y practicada adecuadamente. Desde entonces hemos trabajado por la divulgación de forma sistemática y constante. Hemos conseguido permiso de varias universidades para dejar en sus instalaciones material espírita, así como en centros culturales, bibliotecas públicas localizadas en distintas comunidades, así como estaciones de autobuses y ayuntamientos. Nuestra meta es llegar a todos los públicos, por ello y respetando la ley de protección infantil, hasta ahora hemos regalado una decena de ejemplares de El Libro de los Espíritus a directores de Colegios de Primaria.

Los principales puntos de entrega de material durante este año son: Castilla y León (Salamanca, Segovia, Ávila, Valladolid, León), Galicia (A Coruña, Santiago de Compostela, Vigo, Pontevedra, Lugo, Sanxenxo, Outes, O Grove, la isla de La Toja), Comunidad de Madrid (Madrid, Alcalá de Henares, Villalba, Galapagar, Torrejón de Ardoz, Alcorcón, Móstoles, Aranjuez, Chinchón, Navalcarnero, Fuenlabrada, Navas del Rey, Chapinería, Sevilla la Nueva, Brunete, San Martín de Valdeiglesias), Castilla-La Mancha (Toledo, Talavera de la Reina, Guadalajara, Tarancón), Aragón (Zaragoza), Comunidad Valenciana (Valencia), Cataluña (Barcelona, Monasterio de Montserrat, Igualada).

Además, somos de la opinión que tanto las grandes ciudades como los pueblos pequeños merecen el mismo trato divulgativo, por eso visitamos con la misma asiduidad localidades con menor población.

En el viaje a Galicia realizado en agosto de este año, hemos distribuido 1.600 ejemplares entre literatura espírita de variados autores, revistas y folletos, en un total de diez localidades.
Este año la Comisión ha entregado ejemplares de la Revista Espírita en algunos eventos como la Feria del Libro de Madrid y la Feria Esotérica de Atocha. Hasta hoy se entregaron gratuitamente un total de 523 libros de diferentes títulos por la calle. Uno de los retos más destacables en 2013 fue la distribución de 5.000 folletos del XX Congreso Espírita Nacional. Además la Comisión se ha acercado a varios periodistas y personas que realizan labores sociales como el Padre Ángel de Mensajeros de la Paz; ha distribuido libros en prostíbulos de Madrid y Ávila; ha enviado cartas al Papa y al Rey de España.
Se han realizado varias conferencias y charlas sobre la necesidad de la divulgación en diversos Centros Espíritas del país.

VE: ¿Cuáles son los planes futuros de la Comisión?

Tenemos el deseo de extender nuestra actividad divulgadora por todo el territorio nacional, conseguir un responsable en cada centro o región que se ocupe de ello en su zona creando una red de divulgación que pensamos será más efectiva. Para ello hemos desarrollado un curso informativo que tiene como meta promover la difusión de la Doctrina Espírita.  Buscaremos hacer un seguimiento de las actividades de los centros ayudándoles en la promoción de eventos, seminarios y encuentros.
A corto plazo tenemos previsto un viaje a Andalucía para visitar los centros y continuar con la labor divulgativa. De igual manera prevemos seguir con las conferencias y entrevistas en radio y televisión pues son medios de gran difusión.

VE: Además del trabajo de divulgación para la FEE, ¿qué otras actividades o tareas desarrollas para la práctica espiritista?

Además del trabajo divulgativo de la FEE, imparto conferencias en otros centros, escribo artículos para la Revista Espírita y otros periódicos, poseo dos cuentas en Facebook: “Espíritas por el mundo” y “Espíritas online” que me facilitan la divulgación a través de las redes sociales. Estoy escribiendo un libro sobre pases que planeo terminar este año. Actualmente estoy vinculada al centro espírita “Sin Fronteras” que es un centro on-line de la Federación, en un futuro no descarto abrir un centro espírita en mi comunidad donde actualmente no existe ninguno.

VE: ¿Qué opinas sobre los efectos de la divulgación en España actualmente? ¿Vamos por buen camino?

La divulgación espírita necesita la integración de los centros. Es prioritario que creemos una red solidaria de ayuda mutua, trabajando eficientemente para que desaparezca el personalismo individual o de grupo con el fin de superar los obstáculos a la divulgación de la Doctrina. La unidad del movimiento espírita es muy importante pues conduce a una fuerza social cada vez más útil y eficaz, en beneficio de la evolución de la Humanidad. Por eso es de vital importancia el respeto ante las diferencias sabiendo comprender el pensamiento ajeno desde la visión espírita. En referencia a la difusión del Espiritismo Allan Kardec nos dejó claro que “uno de los mayores obstáculos capaces de retardar la propagación de la Doctrina sería la falta de unidad”.
Tal como hicieron nuestros predecesores, nosotros debemos aprovechar las circunstancias, a la luz de la evolución, para que la propagación de la tercera revelación sea realmente efectiva.
Al mismo tiempo que se apoya a los centros espíritas promoviendo el soporte necesario en la divulgación de los conocimientos espíritas, se busca salir de los círculos limitados de los centros y asociaciones. Procuramos colaborar de manera más cercana a la gente, en la calle, sin ejercer proselitismo y con enorme escrupulosidad, respetando siempre las ideas de los demás pues el Espiritismo con profundos principios humanistas respeta todas las opiniones y no impone jamás. Somos conscientes de la responsabilidad y por ello nos involucramos en la lucha para la transformación moral del hombre.

La Comisión fue creada para promover una mayor unificación dentro del territorio nacional. En España percibo todavía una cierta reticencia a esta colaboración. Hoy en día no se puede concebir que una zona desarrolle un evento pero no comunique a otras, que no utilice los medios creados por la Comisión. Hoy día con las nuevas tecnologías, todo está cerca, las personas se mueven, van y vienen, y sería negligente por parte de los espíritas no contar con un sistema unificado de divulgación. Dejamos aquí expreso el ofrecimiento de la Comisión en servir al movimiento espírita en todos los ámbitos necesarios. Pienso que vamos avanzando poco a poco y aún queda mucho por hacer.

Hay comunidades con mayor productividad en eventos y seminarios, cosa que veo natural por ser zonas más pobladas y con más centros espíritas, mientras otras están en vías de desarrollo. Creo que sin duda vamos por buen camino. El trabajo de divulgación de ámbito nacional debe seguir sin miedo y sin pausa, con mucha dedicación, amor y valentía observando el proceso que está sufriendo la sociedad. Aún encontramos cierta resistencia, pero se nota claramente una apertura social que ofrece nuevas puertas de expansión. Durante décadas la situación del Espiritismo fue difícil dentro de nuestras fronteras. No obstante, hoy muchas ciudades están dispuestas a recibirlo, se vislumbran frescas oportunidades de avance para la Doctrina, cabe a nosotros saber hacerlas fructificar mediante una tarea de divulgación continuada.



VE: Te gustaría dejar un mensaje a los lectores de Visión Espírita

Tenemos muchísima ilusión por este trabajo que nos apasiona y nos gustaría transmitiros esa inquietud. Nos mueve e impulsa el ejemplo y recuerdo imborrables de hombres y mujeres que antaño trabajaron con muchos sacrificios para la divulgación en España. Miguel Vives i Vives, José María Fernández Colavida, Amalia Domingo Soler, Antonio Torres Solanot i Casas, Manuel Sanz Benito. Ellos, entre otros, fueron incansables, valientes y fervorosos partidarios de la Doctrina dejando una influencia positiva en todos nosotros así como una brújula de conducta. Estos espíritus que nos han precedido velan por el movimiento. Estoy segura que la espiritualidad superior está impulsando el desarrollo espírita en España y a nosotros cabe hacer nuestra parte en esta tarea.


Invitamos a todos los espíritas y simpatizantes a que participen con nosotros en la tarea de divulgación. Todos, sin excepción, con independencia de la posición social o situación particular, pueden trabajar para el servicio espírita. El hecho de dejar un libro “olvidado” en el banco de una plaza o buscar un comercio cercano que permita dejar allí material espírita puede parecer un acto insignificante, pero nada más lejos de la realidad, esta acción tiene un alcance muy grande. Pensemos que una sola persona que cambie su actitud ante la vida gracias a una lectura espírita es todo un logro y una alegría para los buenos corazones.

¡Demostremos nuestra convicción espírita con actos, además de con palabras! Creo que debemos ser responsables y asumir el compromiso de divulgar la Buena Nueva. La Doctrina Espírita es de estudio edificante y elevación moral mostrando incesantemente los valores nobles en pro de iluminar los caminos de la Humanidad. El Espiritismo a pie de calle respeta siempre las directrices ético-morales facilitando a las personas el acceso a los conocimientos espíritas. Deseamos animaros a que os suméis a este reto que trae sin duda alguna muchas alegrías. ¡Es el momento de la realización de la tarea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario