domingo, 14 de febrero de 2016

No creer en todo lo que dicen

¡Feliz San Valentín!

Esperamos que todos los días de este año sea de amor entre todos los seres humanos, que todos podamos ser capaces de amar a todas las criaturas. Mientras tanto, hay varios días que nos hacen recordar que debemos vivir en amor. Que sea mucho más de contacto físico y regalos, que sea de paz, compromiso, responsabilidad y respecto por el otro.

Ayer estuvimos estudiando las contradicciones y mistificaciones que podemos encontrar en la práctica de la mediumnidad dentro de la Doctrina Espírita. 

Aunque muchos intentar decir que la comunicación mediúminca es una farsa pues los mensajes no son exactamente iguales unos que otros sabemos que ni siempre hay que usar las mismas palabras para expresar la misma idea. El importante es el contenido del mensaje (como ya hemos hablado diversas veces), si el mensaje nos puede ayudar a mejorarnos como personas esa si es valida y no hay nada de contradicción en eso.

Recibimos varias mensajes en el mundo físico, por Internet, periódicos, telediarios, etc., que ni siempre poseen mensajes buenos o verdaderos, así que lo mismo pasa con los mensajes del plano espiritual, podemos recibir mensajes de personas serias o burlonas, dependerá de nosotros seleccionar lo que más nos interesa y sea útil.



Para evitar ser engañados, mistificados, es primordial seleccionar los mensajes burlones, engañadores, ilusorios de los útiles para la elevación moral individual o colectiva.
A nadie nos gusta ser engañados pero hay a los que les gustan "encontrar" las respuestas que buscan de la manera que quieren "encontrarlas". De esta manera, estamos muy expuestos a ser embaucados.

Los Espíritus sabios nos instruyen sobre conocimientos morales o científicos que nos lleven al desarrollo moral, de lo contrario, podemos caer en mistificación cuando queremos sustituir a los adivinos por los espíritus pseudo-sabios.

Podemos encontrar mistificación en la práctica mediúmnica seria, dentro de un entorno controlado y con un médium que busca su auto-reforma, para las siguientes finalidades:
"... la de apartarlo del amor propio, de la pereza de estudiar sus propias necesidades, de la vanidad personal o de los excesos de confianza en sí mismo."

Resumidamente, las contradicciones no existen pues no importa la manera como cada uno crea en Dios por lo importante es creer en Él. 

Las mistificaciones en la práctica mediúmnica existen porque a igual que los espíritus encarnados (nosotros), los espíritus desencarnados están en el mismo nivel evolutivo, con orgullo y vanidad muy activos con el propósito de engañar por pura ignorancia. O bien, los integrantes de la mediumnidad pueden ser "engañados" para que despierten para el bien y sigan por la senda de la reforma íntima.

que aprendamos a distinguir la verdad del error y que seamos precavidos al no aceptar ciegamente y sin examen todo lo que se reciba de los Espíritus.


Un saludo fraterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario