sábado, 28 de mayo de 2016

El final de un ciclo, una invitación al recomienzo

Hola familia,

ayer en CEADS hicimos un interesante estudio de casos sobre la obsesión. En cada uno de ellos, la conclusión era la misma: sólo el perdón libera, sólo el amor edifica. La obsesión es una enfermedad del alma. Puede ser fruto de relaciones que empezaron en existencias anteriores y nos convocan a quitar deudas con nuestro pasado evolutivo o puede empezar con brechas que abrimos en nuestra manera de vivir, como hábitos poco saludables o los vicios morales del orgullo, el egoísmo y la vanidad. Sea como sea, vencer una obsesión no es vencer al obsesor. La victoria es la rendición de ambos obsesado y obsesor a la realidad cósmica de que, como hemos dicho antes, sólo el perdón libera, sólo el amor edifica.


En cada uno de los casos estudiados vimos como la reestructuración de la vida hacia el bien, la paz, la humildad y la caridad es esencial para superar un proceso obsesivo. Pero evidentemente no se logra la cura de una obsesión poniendo en escena un teatrito para que el obsesor vea que, pese a haberle mucho daño en el pasado, ahora "somos buenos". No, nada de esto. La cura se alcanza cuando el amor impregna de tal forma todos los actos de nuestra vida, que las emanaciones que parten de nosotros se transforman en invitaciones irresistibles hacia el bien. Tal vez por esta razón, la obsesión sea una constante en la vida de la mayoría de seres encarnados en el planeta Tierra. Todavía nos falta mucho para llegar a este estado de armonía con las leyes cósmicas. De camino nos encontramos todos, unos días haciéndolo mejor, otros cayéndonos, pero con el amparo que la Doctrina Espírita nos ofrece, nos volvemos a levantar, sacudimos el polvo y volvemos a emprender el camino. No hay prisa, porque tenemos la eternidad para alcanzar la perfección. No nos queremos demorar más porque no tenemos ni un instante que perder en el sufrimiento. 


Con la clase de ayer cerramos una vez más un ciclo de cinco años del Estudio Sistematizado del Espiritismo. Esta propuesta de estudio de las bases de nuestra doctrina empieza por qué logramos entender sobre Dios a través de las enseñanzas de los espíritus y finaliza con el estudio de la obsesión y su profilaxis. En las próximas clases de ESDE volvemos a empezar nuevo ciclo, desde el comienzo. Es excelente momento para que, si no frecuentas las actividades del sábado en nuestro centro, empieces a venir, aprendas sobre la Doctrina Espírita y puedas crecer con nosotros. Queda así la invitación a quién quiera que desee pasarse otros cinco años con nosotros estudiando el espiritismo y trabajando por ser cada día un poco mejor que ayer.

¡Os esperamos con ilusión!

Cariños

Equipo de Divulgación CEADS   

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, gustaria de saber donde puedo participar de los encuentros.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, Silvia. Las reuniones de CEADS se realizan en nuestro local en la c/ Ventura Plaja, 15, en el barrio de Sants, Barcelona. Próximo a la parada de metro Badal. ¡Te esperamos con ilusión!

    ResponderEliminar