jueves, 26 de mayo de 2016

Obsesión: las diferentes expresiones del mismo problema - parte final

Buenos días

Este sábado finalizamos el estudio de la Obsesión en CEADS con 4 casos de estudio. Os dejamos los textos para lectura y reflexión de las preguntas planteadas.

Un saludo fraternal


Andrea Firenze y Andrea Campos




Caso 1 – Dolores fantasmas

Una señora tiene síntomas de obsesión y además tiene dolores tremendos en su pierna que la impiden incluso de caminar. La causa los médicos no son capaces de descubrir.

A través de una amiga que frecuenta una casa espírita, su caso es llevado a la sesión de desobsesión. En la reunión se presenta el espíritu de un ex esclavo.

Este explica que la señora lo había maltratado mucho y que una vez le acusó de haber robado comida, lo que no era verdad. Como castigo le había mandado azotar hasta la muerte. En sus últimos instantes, ya al suelo, se agarró a sus pies pidiéndole clemencia pero ella lo ignoró.

Ahora él explica que la persigue, que de ahí viene su dolor en la pierna y que todo lo que quiere es que ella le pida perdón por la injusticia cometida.
Cuando la amiga le explica lo que había ocurrido, su reacción fue contestar que jamás pediría perdón a un esclavo. 

  1. Imaginaos en el lugar de la amiga. ¿Cómo podríais ayudarla? 
  1. Continúe la historia hasta la siguiente reencarnación de esta señora, pasando por el plano espiritual. ¡Tiene que tener un final feliz!




Caso 2 – Lucha constante

Una mujer en una vida anterior, era propietaria de un prostíbulo. Atraía a chicas jóvenes a la prostitución para saciar a sus clientes ricos. Destruía varios matrimonios y familias por su apego al dinero. Una vez se enamoró de un cura y le desvirtuó de sus votos de castidad, se quedó embarazada de él y dio el hijo a su hermana, una religiosa, para cuidar.

En la vida actual sufre continuo proceso obsesivo. Nació con una fuerte mediunidad y ve constantemente sus perseguidores de vidas pasadas llevándola cerca de la locura.

En sus últimos intentos, se acerca a una casa espírita y empezar conocer la doctrina del Cristo.

Hoy trabaja incansablemente en una casa espírita donde recibe varias de sus “empleadas” de la vida anterior.  Ahora las “convierte” en trabajadoras del bien.

En asistencia fraterna le tocan varios matrimonios en crisis y ha sido capaz de unir varios de ellos. El antiguo cura en esta vida ha sido su gran amor y compañero en su obra cristiana.

Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos en la evolución, sus enemigos de vida anterior le siguen persiguiendo. 

  1. ¿Por qué todavía sufre la persecución de sus enemigos de la vida anterior? 
  1. ¿Cómo podrá reconciliarse con ellos? ¿De quien depende la reconciliación?




Caso 3 – La niña esperanza

Divaldo tenía a un obsesor desde hace 40 años, siempre le perseguía y le vigilaba las actitudes. Aunque Divaldo intentase regenerarse haciendo buenas obras, él observaba incrédulo de su verdadero cambio personal. 

Un día, pican a la puerta de la Mansao do Caminho, Divaldo acude a la puerta de entrada y ve a un bebe recién abandonado.

Era una niña, fea, plagada de hormigas y heridas en la carita.

Divaldo la cogió en brazos con mucha ternura y, en este mismo momento, su obsesor le pregunta:
-          ¿Qué harás con esta niña?
-          La recogerá y la cuidaré, contesta Divaldo
-          ¡Pero es muy fea! Cumplimenta el obsesor
-          Pues tendrá cualidades… contesta Divaldo fraternalmente
-          ¿Y la amas? Sigue el obsesor
-          Acaba de conocerla y todavía no puedo contestar pero aprenderé a amarla. Contesta Divaldo
-          Pues hoy me as convencido de su reforma moral. ¡La niña que tienes en brazos es mi madre!

A partir de este momento, el obsesor de Divaldo pasa a ser una amigo y trabajador en el centro espírita de Divaldo. 

  1. ¿Cómo debemos afrontar una obsesión persistente y de largo camino? 
  1. ¿Las obsesiones siempre tienen resultados negativos? Explique la respuesta.



Caso 4 – Brazo de acero

Por muchos años un obsesor acompañaba uno de los trabajadores de una casa espírita. Hacía de todo para perjudicarlo profesionalmente.

Le fue dado el permiso para expresarse en la reunión de desobsesión de este centro y expuso la deuda que este trabajador tenía con el pues le perjudicó en el pasado haciendo que perdiera su trabajo, y como consecuencia, su familia finalizó por pasar por graves necesidades. Por ese motivo,  el perseguía al trabajador en el ámbito laboral.

Un día, el obsesado fue asaltado, baleado en la garganta y casi desencarna. Poco después el obsesor vuelta a la reunión de desobsesión y dice estar muy feliz por el sufrimiento del obsesado y que saboreaba la venganza.

Pasado unos meses, el trabajador ya curado, tuvo noticias de un amigo de la policía que habían encontrado al asaltante que le disparó. El amigo policía le preguntó si quería que aplicará un castigo especial además de la cárcel, y el obsesado contesto que no era necesario que el pagará más de lo debía según la ley del hombre.

En este momento, el obsesor se da cuenta que el obsesado de verdad se había reformado ya que era un verdugo en la otra vida, y decidió perdonarlo. Desde entonces, este espíritu se hace llamar brazo de acero y colabora en la protección energética de la casa espírita. 

  1. ¿Además de la venganza, que otras emociones motivan la obsesión y porqué? Cite 2 ejemplos que creáis más problemáticas. 

  1. ¿Sería un castigo que el obsesado llevará un tiro y tuviera un obsesor? Explique la respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario