miércoles, 19 de octubre de 2016

Moisés y el decálogo

Hola familia,

el próximo sábado en CEADS seguimos estudiando la evolución del pensamiento religioso. Hablaremos sobre Moisés y el decálogo. Os dejamos algunas consideraciones sobre el tema, a modo de introducción. 

¡Nos vemos en CEAD!

Equipo de Divulgación
CEADS

Dios es único y Moisés es el Espíritu que Él envió en misión para hacerlo conocer, no solamente a los hebreos, sino también a los pueblos paganos. El pueblo hebreo fue el instrumento que Dios utilizó para revelarse por intermedio de Moisés y de los profetas. (...) 
Los Mandamientos de Dios brindados a través de Moisés contienen el germen de la más amplia moral cristiana. (...) El Evangelio Según el Espiritismo. Capítulo I. Ítem 9.


Como profeta, Moisés reveló a los hombres la existencia de un Dios único, Soberano Señor y Orientador de todas las cosas; promulgó la ley del Sinaí y lanzó las bases de la verdadera fe. Como hombre, fue el legislador de un pueblo mediante el cual esa primitiva fe, al depurarse, habría de esparcirse sobre toda la Tierra. Allan Kardec. La Génesis. Capítulo I. Ítem 21.

El carácter esencial de la revelación divina es el de la eterna verdad. Toda revelación contaminada con errores o sujeta a modificaciones no puede emanar de Dios. Es así que la ley del Decálogo tiene todos los caracteres propios de su origen, mientras que las otras leyes mosaicas, fundamentalmente transitorias, (...) son obra personal y política del legislador hebreo. Al suavizarse las costumbres del pueblo, esas leyes cayeron en desuso por sí mismas, mientras que el Decálogo quedó siempre en pie, como farol de la Humanidad. Cristo construyó su edificio tomándolo como base, y abolió las otras leyes. Allan Kardec. La Génesis. Capítulo I. Ítem 10.

1 comentario:

  1. No estoy de acuerdo de que Cristo abolió las leyes ¿que leyes abolió? Cristo dio cumplimiento a las leyes.

    ResponderEliminar