¿Qué es la Mediumnidad?

¡Muy buenos días!!

Ayer estuvimos estudiando los conceptos básicos y algunos tipos de mediumnidad.

La Mediumnidad, al contrario de lo que dicen por allí, es un sentido inherente del ser humano, todos, absolutamente todos los seres humanos la poseen, pero en diferentes niveles. A igual que una persona que no posee su sentido de la visión muy desarrollado, teniendo que usar gafas para ver. En ese caso, seria una mediumnidad de poco desarrollo, siendo el que ve con la mediumnidad más ostensible.

Dato importante, pues no consideramos a personas especiales a las que ven sin gafas, tampoco disminuimos a los que son ciegos del todo. Simplemente, en esta existencia, tendrá ese sentido más desarrollado para auxiliar en su propia evolución.

Pero, ¿Cómo utilizar el sentido de la Mediumnidad para nuestra propia evolución?

Antes de nada, entendamos qué es la mediumnidad. Es una facultad de comunicación con los seres humanos que han desencarnado, sea ostensible o solamente intuitiva. Resumiendo, todos somos médiums.

Somos médiums, interpretes de nuestras vidas, de lo que hacemos, de lo que comunicamos, sentimos y pensamos. De lo que entendemos de los demás y cómo utilizamos esa información para auto-mejorarse y ayudar a los demás.

La mediumnidad se da por el desarrollo físico del ser humano, en este caso, por el mejor desarrollo de la glándula pineal, llamada de "ojo de la mente", "antena con el más allá", etc. Ese desarrollo físico entra en contacto con el mundo más sutil, con una frecuencia propia, atrayendo otros seres humanos desencarnados, sea de la misma frecuencia que la nuestra, sea inferior y, muy pocas veces, superior.

Localización de la Glándula Pineal en el ser humano

Al contacto con otros seres humanos desencarnados inferiores o iguales a nosotros, aprendemos a practicar la caridad, entender sus miedos, podemos ayudarlos a comprender mejor su "nueva" forma de vida espiritual, etc. Cabe recordar que cuando desencarnados seguimos siendo las mismas personas, con los mismos miedos, dudas, calidades, etc. Desencarnar no nos hace mejores ni peores, solamente cambiamos el estado quo de nuestro cuerpo físico, de más carnal a más sutil.

Ya, cuando conectamos con los espíritus superiores, vibrando en amor y oración, podemos captar sus buenas sugerencias para nuestro mejoramiento. Tarea difícil para la gran mayoría de nosotros, pues todavía estamos en los primordios de la madurez espiritual, aunque es posible elevar nuestros pensamientos algunos minutos al día, no es difícil mantenerse en esta franja vibratoria todo el momento de nuestra existencia actual.

Así que la mediumnidad por si sola no basta para la evolución, dado que es un sentido físico carece de poder sin el uso correcto, sin el mejoramiento moral e intelectual del espíritu que de ella se hace uso. Hacer la caridad hacía uno mismo, hacía los demás unidos al estudio intelectual de todas las áreas de la ciencia, cultura, historia, etc., es lo que mueve la verdadera evolución del ser.

A igual que los demás sentidos del olfato, audición, visión, tacto y gusto, la mediumnidad existe desde que el ser humano ha encarnado en la Tierra, y que a cada generación se desarrolla mas, hacia el entendimiento espiritual de una mismo. Con Jesús se ha comprendido su uso para el amor, de manera altruista, para uno mismo. Con el Espiritismo se intenta rescatar este uso puro, sin dogmas, sin comercio, recordando el uso que el Maestro nos ha orientado, como único camino hacia la evolución.

Existen varios tipos de mediumnidad, siempre aún más amplio el abanico de sus variantes dentro de cada tipo, los principales son:

  • Médiums de efectos físicos
  • Médiums sensitivos o impresionables
  • Médiums oyentes
  • Médiums parlantes
  • Médiums sonambúlicos
  • Médiums curadores
  • Médiums neumatógrafos
  • Médiuns esbribientes o psicógrafos

Ayer nos dio tiempo de hablar de los primeros dos tipos.

Los médiums de efectos físicos son más comunes, aunque casi siempre no saben que poseen este tipo de mediumnidad, pues es más física que espiritual, más difícil de ser detectada por uno mismo.
Son los médiums que han aportado ectoplasma, sustancia física-energética, que puede ser donada a los espíritus para que se materialicen, muevan objetos, etc.

Ejemplo de médium de efectos físicos: donación de ectoplasma

Hay que puntualizar que los médiums de efectos físicos que poseen conciencia de su facultad pueden ser magníficos magnetizadores, sin la necesidad de espíritus para mover objetos, por ejemplo.

Los médiums sensitivos somos, basicamente, ¡toda la humanidad! La intuición de percibir algo, dependendo del contacto con un ambiente o persona, más o menos desarrollado, es esta sensibilidad energética, con contacto con los dos lados de la vida, através de interación energetica entre los lados de la vida.

¡Agradecidos por una tarde más de estudio, finalizamos el aula de ayer llenos de gratitud, y en la expectativa de continuar el estudio de este tema en la próxima clase de ESDE!

Os deseamos una preciosa y provechosa semana de acciones hacia la evolución.

CEADS.

Comentarios