¿Dios creó en mundo en 6 días?

Por Mônica Dias


La Génesis según el Espiritismo
Capítulo VII, Esbozo geológico de la Tierra

Este capítulo de la obra llamada Génesis viene a explicar de una forma muy clara como se formó el mundo en que vivimos, ensenándonos sus diversos periodos geológicos y las características más destacables de cada uno de ellos.

Todo fue posible a través del estudio realizado por la Geología, en el que se reveló la existencia de estratificaciones y de terrenos estratificados, es decir, regiones donde hay capas superpuestas y por donde es posible concluir qué tipo de vida ha habitado el planeta y los materiales allí existentes hasta entonces, debido a las huellas encontradas.

Entre las diversas capas superpuestas que se tiene conocimiento, es cierto que la última de todas ellas y la que conforma la superficie del planeta es el estrato de tierra vegetal, formado por detritus provenientes de animales y vegetales.

Ya las que están por debajo de esta son llamadas rocas, las cuales unas son provenientes de la acción del magma y otras de depósitos de agua. No obstante, aunque las formaciones acuosas estén generalmente en posición horizontal, hay signos de rocas formadas por agua que están en posición vertical, hecho que se puede explicar por el movimiento del suelo y su posterior desplazamiento, con mayor o menor intensidad.

Importante destacar que en estos diversos estratos mencionados también fueron encontrados restos fósiles de animales y de vegetales, con riquísima información para estudio e investigación posterior. Tales fósiles sufrieron petrificaciones, es decir, penetración de materias silíceas o calcáreas por todas sus partes y en algunos casos tales acciones los convirtieron en piedras tan duras como el mármol.

Muchas de las especies que un día habitaron en el Planeta desaparecieron y otras tantas sufrieron transformaciones en su forma. De ahí que se puede concluir que en la medida que los estratos terrestres se aproximan a nuestra época, las especies animales y vegetales también se acercan a las que existen hoy.

Todos estos cambios fueron debidos a los cataclismos y perturbaciones que sufrió la Tierra desde los orígenes, alterando así las condiciones y las especies de vida capaces de adaptarse y desarrollarse en cada nuevo panorama surgido o, mejor dicho, en cada uno de los períodos geológicos de la Tierra. Entre ellos, se cita seis en que hubo cambios notables y generales del estado del Planeta: periodo primario, de transición, secundario, terciario, diluviano, posdiluviano o actual.


Estado primitivo del Globo


La Tierra en su origen se hallaba en un estado de fluidez o pastosidad, siendo cierto que el calor aumentaba en la medida que se iba penetrando hacía el interior del Globo. No hay dudas sobre la existencia de un magma interno, una vez que de los volcanes se escapaban destellos y masas de materiales fundidos e inflamados. Otro factor que comprueba esto serían las elevadas temperaturas de las llamadas aguas termales.

De esta manera, se podría concluir que la Tierra sería en dicho periodo una masa incandescente recubierta por una corteza frágil y sólida, es decir, por una fina capa exterior, masa esta que, poco a poco, se fue enfriando, empezando por su superficie, mientras el interior permaneció en estado de fluidez.

Tal estado influía obviamente en las materias y sustancias existentes entonces. El agua en su totalidad era vapor, y se mezclaba con el aire, y las demás materias, como por ejemplo el carbón, se hallaban también en estado gaseoso. Todo este escenario impedía que cualquier rayo de sol le pudiese atravesar.


Período Primario

Tal y como se ha dicho anteriormente, la masa no permaneció para siempre incandescente. Con el pasar del tiempo, se fue enfriando y la superficie pasó a ser una corteza más resistente, que sería fina en un comienzo, pero después se fue espesando. Tal corteza fue denominada granito, bastante dura y llamada así por su aspecto granulado.

El enfriamiento también posibilitó que las materias gaseosas pudiesen precipitarse, momento en que ocurrieron las primeras lluvias del Globo. Pero no fue sólo las materias que se precipitaron, también el agua. Al principio había fuertes lluvias torrenciales, hasta que ya fue posible el depósito liquido de las aguas en el suelo.

En este periodo ningún ser vivo podría existir aún, porque había un cierto desorden de los elementos en la búsqueda de un sitio donde quedarse definitivamente.


Periodo de transición

Debido al poco grosor y a aún todavía frágil corteza granítica que recubría la Tierra, era común que se produjesen grietas en la misma, posibilitando así la fuga de la lava interior hacía el exterior.

En este periodo aparecieron los primeros seres vivos del reino vegetal y animal, siendo que los vegetales precedieron a los animales y eran bastante uniformes y colosales. Más tarde, su descomposición originará a las minas de hulla o carbón de piedra.

En virtud de la existencia de una gran cuantidad de ácido carbónico, los animales terrestres no eran posibles; así que, los primeros animales fueron exclusivamente del mar.

Las aguas eran superficiales, aunque cubrían toda la extensión del Globo. Del aire se fue eliminando las materias más densas, permitiéndose así que los primeros rayos de Sol comenzasen a penetrar la Tierra. El hielo aún no existía.


Periodo Secundario

Con el fin del periodo anterior también desaparecieron los animales y la colosal vegetación, que marcaron aquella época. Esto se debió a los grandes movimientos de tierra, derramamiento de lava y al cambio en los reinos mineral, animal y vegetal.

Ahora, según la Obra que estudiamos, en lo que se refiere al aspecto mineralógico, se percibe la lenta formación de diversas capas en el seno de las aguas. La vegetación ya no es tan llamativa, pero se pudo observar el aparecimiento de los primeros árboles auténticos. Y en cuanto a los animales, siguen siendo acuáticos (aunque iban aparecido nuevas especies) o anfibios.

Lo más destacable de este periodo seguramente fue el surgimiento de los reptiles monstruosos (comúnmente llamados Dinosaurios), tales como el ictiosauro, plesiosauro, teleosaurio, megalosaurio, iguanodonte y el pterodáctilo.

En lo que dice respecto al aire, es cierto que este ya se encuentra mucho más depurado y apto para respirar, lo que comenzó a permitir la existencia de algunos animales terrestres. Y tal como surgieron también en este periodo desaparecieron las razas de animales acuáticos gigantescos.


Periodo terciario

Este periodo marca un profundo cambio, instaurando un nuevo orden de las cosas. Esto se debe al hecho de que, según la obra, las condiciones de vitalidad se modifican completamente, asemejándose al que tenemos en los días de hoy.

Van apareciendo nuevas especies de animales y vegetales, más complejas, desapareciendo por completo las anteriores. Es más, este periodo va a presenciar el nacimiento de los mamíferos gigantescos, tales como el elefante, el rinoceronte, el hipopótamo, el mamut y otros, siendo que muchas de estas especies aún viven en los días actuales.

En cuanto a los terrenos, es cierto que algunas de aquellas partes que sufrieron la presión y compresión del magma interior explotaron por completo, y la masa granítica se vio llena de grietas, las cuales se elevaron casi verticalmente, formándose así los picos, cadenas de montañas y ramificaciones.

Ya las aguas, que hasta entonces cubrían el terreno de manera uniforme, acabaron desplazándose y depositándose en las partes más bajas. Así, la parte descubierta por las aguas ahora desplazadas formaron lo que hoy conocemos por islas.

En esta línea, es correcto decir que algunas de las montañas también se formaron debido a la acción de las aguas, que al desplazarse arrastraban materias y partículas, las cuales se depositaban en los valles originados por este mismo movimiento.

Dicha masa granítica se rompió en algunos puntos de su extensión, por dónde seguía escapándose el magma interior. En este momento surgen los famosos y temidos volcanes.


Periodo Diluviano

Se tiene noticia que este periodo fue marcado por uno de los mayores cataclismos que sufrió la Tierra, ocasionando otro cambio en la superficie y destruyendo a muchas especies. Muchos animales se supone que huyeron y se abrigaron en las cavernas, ya que más tarde será allí encontrada una enorme cantidad de huesos de animales diversos.

Una vez más, las aguas se desplazan violentamente, arrastrando consigo bosques y tierras, formando nuevos depósitos llamados terrenos diluvianos.

También será este el momento en que se formarán los glaciares en las montañas, cuando los polos empiezan a cubrirse de hielo, revelando un notable cambio en la temperatura del planeta.


Periodo Pos Diluviano o Actual
Aparición del Hombre

Por fin comienzan a estabilizarse las cosas en el Globo, lo que permitirá el resurgimiento de la vida animal y vegetal, ya menos salvajes y más sociables. Ahora el Sol brilla con todo su esplendor en la limpia y depurada atmosfera y el calor ya no es tan sofocante.

Todo se iba preparando para recibir el próximo nuevo habitante del planeta: el Hombre, la vida humana. Y así de hecho ocurre. Tal suceso es el cambio más importante y notorio de este periodo.


Según la obra, no hay dudas de que el hombre estuvo ausente en los periodos primario, de transición y secundario, pero se lo cree haber sido posible su presencia antes del cataclismo, ya que la presencia del simio fue un hecho constatado científicamente.

Comentarios