¡Hasta los niños lo saben!

Ayer en CEADS, mientras los adultos estudiaban el tema de las "pruebas y expiaciones", en la salita de la educación infantil hacíamos lo mismo, pero a nuestro modo ;)

Recordamos la pluaralidad de los mundos habitados viendo vídeos de animación sobre el sistema solar, la vía láctea y el universo. ¡Mola! Porque lo que nos dicen estos vídeos casa con lo que nos dice la Doctrina Espírita. No se conoce vida como la nuestra en otras partes del universo. ¿Veis? El hecho de que no se conozca no quiere decir que no existe; además, dicen "vida como la nuestra", cuando los mismos espíritus nos dicen que en cada mundo la constitución de los seres que lo habitan es diferente.

Pasamos entonces a pensar en la Tierra en relación a otros mundos. ¿Qué tipo de planeta es? Este pequeño y magnífico planeta que es nuestro hogar está situado en la periferia de la Vía Láctea. Es un planeta de pruebas y expiaciones. ¿Qué quiere decir esto en palabras de los niños? Que todavía hay que aguantar ir a la escuela, exámenes y maestros... Alguno más crítico añadió que hay que aguantar a Trump y a Maduro =) Y fue la monitora la que les tuvo que recordar las enfermedades, injusticias y diferencias sociales. ¡Esto no mola!, dijeron los niños. Pues es el remedio... En la Tierra aún nos hace falta hacer exámenes, porque no está nada claro que hayamos aprendido la lección. A medida que maduremos moral y intelectualmente, habrá cada vez menos necesidad de situaciones que nos ponen a prueba o nos dan la oportunidad de quitar débitos. ¿Qué tipo de débitos? Pues no haber sido todo lo generoso, indulgente, humilde y bondadoso que hubiésemos podido haber sido en encarnaciones anteriores.


De acuerdo, poco a poco. La Tierra está en transición y nosotros con ella. Esta escuela a menudo no nos gusta, pero es la que merecemos y necesitamos para seguir adelante. ¡Hasta los niños lo saben! ;)

¡Feliz semana, familia

Equipo de Divulgación
CEADS 

Comentarios