La pluralidad de losmundos habitados: mundos transitorios

Ayer en CEADS, en la clase del ESDE, seguimos con el estudio de la pluralidad de los mundos habitados. Empezamos recordando lo que habíamos estudiando en clases pasadas y las conclusiones a las que habíamos llegado:

  • La inmensidad del universo nos habla de la existencia de vida en otros mundos. No es lógico pensar que, con lo inconmensurable que es el universo, la Tierra sea el único planeta habitado. Así lo reconoce incluso la ciencia, que invierte en la búsqueda de vida en otros planetas y también cualquiera que se ponga a contemplar el cosmos. Además, los espíritus nos dicen que hay muchas y variadas formas de vida poblando cada uno de los mundos de la creación. La raza humana no es la única y está lejos de ser las más desarrollada entre las razas.
  • El planeta Tierra es un planear de pueblas y expiaciones, en transición hacia un planeta de regeneración. Si observamos el conjunto de la raza humana terrestre, de momento vemos como la ignorancia del bien todavía nos caracteriza más fuertemente que nuestros impulsos hacia el bien, pero esto va cambiando. Cada vez más, sobretodo en las nuevas generaciones, vemos como el respeto al prójimo y al medio ambiente empieza a cobrar fuerzas. 
  • Hay mundos menos evolucionadas que la Tierra, los llamados mundos primitivos) y mundos más evolucionamos, como los mundos de regeneración, los mundos felices y los divinos, donde las almas ya no tienen que expiar mal alguno. Todos los mundos evolucionan y las almas encarnan en los mundos que les ofrecen las condiciones que merecen y necesitan para seguir su senda evolutiva.


Hecho este corto repaso, empezamos a estudiar los mundos transitorios. Estos son «(...) mundos particularmente destinados a los seres errantes, mundos que les pueden servir de residencia temporaria, especie de campamentos, de campos donde descansan de una prolongada erraticidad, estado que siempre es un tanto penoso. Son posiciones intermedias entre los otros mundos, graduadas de acuerdo con la naturaleza de los Espíritus que pueden acceder a ellas, donde gozan de relativo bienestar. (...)» Los mundos transitorios no sirven para la encarnación de los seres corporales porque «(...) la superficie es en ellos estéril y quienes lo habitan no necesitan nada (...)» y aún su esterilidad es transitoria.

El tema no es sencillo y la información de la que disponemos es limitada. Buscando símiles en la vida cotidiana para mejor comprender su naturaleza, hay quien compare los mundos transitorios a un "spa", donde los espíritus van a recobrar fuerzas para volver a encarnar. Una otra manera de verlo es pensar en los mundos transitorios como areas de servicio en la espiritualidad. Pueden ser como "gasolineras" donde paras para descansar un poco del viaje, repostar, ir al lavabo, tal vez comer o picar algo, hacer alguna llamada y, luego, seguir viaje. Cada mundo transitorio tendrá características diferentes, probablemente relacionadas a los mundos entro los que sirve de transición. Si seguimos con el símil, podemos ver como algunas areas de servicio son más completas, llegando a tener incluso area para los niños; otras son más básicas, solo tienen lo mínimo para el viajero; y otras aún no disponen de más que un espacio con bancos, algún lavabo y tal vez alguna fuente.

Lo que nos maravilla es la inmensidad de la creación cósmica. Viajando en el fluido cósmico universal, incontables criaturas que tuvimos nuestro origen en la causa primera de todas las cosas, seguimos perfeccionando moral e intelectualmente. La ley natural nos une a todos en una gran familia cósmica, que aprenderemos conocer y amar a medida que estemos más fuertemente caracterizados por los impulsos hacia el bien, antes que por la ignorancia.

¡Buen viaje a todos!

Equipo de Divulgación
CEADS

Comentarios