domingo, 28 de julio de 2013

Educar para evolucionar

¡Buenas noches!

El tema de hoy es uno de los que más me gusta. Yo de pequeña jugaba ser profesora pero de mayor no llegué a serlo del todo. La vida toma rumbos inesperados pero no nos hace olvidar de las verdaderas aptitudes que tenemos, lo que realmente somos.
Mi carrera como administradora me llevó al área de formación de grandes empresas, lo que era para organizar se torno mi escuela de aprendizaje para enseñar.
Tengo un papel de educadora: de mis emociones, mis actos, mi ego. Soy lo que mi familia me oriento, según sus habilidades y sus limites, y lo más importante que me enseñaran fue luchar por lo que realmente quiero, por mis sueños.
Todavía no entiendo muy bien el camino pero disfruto de el, con responsabilidad y estoy segura que la ruta es correcta ya que tengo como brújula el amor.
Ayer hablamos de la importancia de la familia en nuestra educación moral y espiritual. Esta pedagogía de amor que solamente los vínculos familiares pueden hacer con que evolucionemos. No es necesario tener ningún nivel intelectual para entender que la familia es la escuela más importante de la vida, es el taller donde las asperezas del pasado tienen la oportunidad de convertirán en suaves obras en el futuro. Seamos buenos carpinteros como el Maestro.
"Su importancia no se mide solamente como fuente generadora de seres racionales, sino como el taller desde el cual se proyectan los hombres de bien, los sabios, (...)"


Las familias están constituidas, principalmente, por espíritus afines, seres que necesitan estar juntos para limar estas asperezas, pueden que pertenezcan de sus familias espirituales o simplemente no hayan tenido ningun contacto anterior a esta existencia, lo que no tiene tanta importancia como la responsabilidad de educar nuestros corazones para amar a todos.
Podemos buscar un sin fin de por qués para explicar a espíritus que se aman, se odian o no cuadran con nuestra familia material, lo que si interesa es que podamos aprender de ella.
El deber de educar para el bien es de la familia mientras de la escuela convencional prepara para que podamos desarrollar funciones de supervivencia. Llegará el día que ambas estarán unificadas, y ese día seremos seres completamente felices.

Os dejo el texto del ESDE para ampliar la lectura y el estudio.

¡Una feliz semana, familia planetaria!

Andrea

jueves, 25 de julio de 2013

Ley de Sociedad: vida en familia y lazos de parentezco

¡Buenos días desde Barcelona!

Este sábado en CEADS tenemos el Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita (ESDE) con nuestro querido monitor Alfredo Tabueña. Estudiaremos el último tema de la Ley de Sociedad que habla de la vida en familia y los lazos de parentezco.

Os dejo dos frases para reflexión para prepararnos para la clase:

«La familia es una institución divina cuya finalidad principal consiste en estrechar lazos sociales (...)»

«(...) Hay en el hombre algo más allá de las necesidades físicas: existe la necesidad de progresar. Los lazos sociales son necesarios para el progreso y los de familia estrechan más a los primeros. He aquí por qué los lazos de familia constituyen una ley de la naturaleza. Dios quiso que de esa formas los hombres aprendieran a amarse como hermanos.»

«(...) Hay, pues, dos especies de familias: Las familias según los lazos espirituales y las familias según los lazos corporales. Durables, las primeras se fortalecen mediante la purificación y se perpetúan en el mundo de los Espíritus, a través de las diferentes migraciones del alma; frágiles como la materia, se extinguen con el tiempo y muchas veces se disuelven moralmente aún en la existencia actual (...)»



Y seguimos con la campaña de recaudación de alimentos para las familias asistidas por el proyecto Cesta Básica CEADS. Si puedes, donad algún alimento no perecedero como arroz, pasta, tomate frito, atún, lentejas, garbanzos, enlatados en general y productos de higiene personal.

¡Nos vemos en CEADS!

domingo, 21 de julio de 2013

El poder del pensamiento en nuestra salud

Buenas tardes a tod@s,

Ayer en CEADS, Elaine nos presentó su conferencias sobre "La importancia del equilibrio energético para la salud mental y emocional" por Elaine Vieira, y os hago llegar el resumen para los que no han podido acudir o para los que como yo necesitamos leer y releer para seguir aprendiendo.

Muchas gracias, Elaine, por su dedicación a la ciencia y al Espiritismo.


Su conferencia está basada en un libro de Joseph Gleber, y nos contó su vida y su trabajo en la espiritualidad para ayudar al desarrollo de la ciencia.

Todos los seres están formados de energía, pero ¿qué es energia? Pues es la capacidad de generar trabajo. Tanto que el gran físico Albert Einstein pudo probar la relación directa que había de la materia con la energía y su poder de transformación una de la otra.

Gracias a sus estudios, muchos científicos actuales sigue estudiando esta relación y han "descubierto" que existe algo que rellena el Universo, que hace que todo sea energía, sea el motor del trabajo y vida.

Esta energía conocemos en el Espiritismo como "Energía Cósmica Universal o Fluido Universal", que es la energía que precede a la creación, cambiante y transformadora. De esta energía se deriva el Fluido Vital, que da vida a todos los seres del Universo y es el responsable del mantenimiento de la salud físico, mental y espiritual.



En la pregunta 70 de El Libro de los Espíritus nos dice: "La cantidad de fluido vital no es idéntica en todos los seres orgánicos. Varía según las especies, y tampoco es constante, ya sea en un mismo individuo o bien en los individuos de determinada especie. Los hay que se hallan –por así decirlo- saturados de fluido vital, al paso que otros tienen apenas la cantidad suficiente. De ahí que algunos lleven una vida más activa y energética, y en cierta manera superabundante."

Si todo está compuesto de fluido vital, que es derivado el Fluido Universal, y que cada ser posee más o menos, entendemos que puede ser que cada uno de nosotros utilizamos mejor o peor esta energía, conscientemente o inconscientemente.

Para entender como podemos aprovechar más su captación hay que conocer el proceso de transformación de la energía cósmica en fluido vital. La energía cósmica es abundante en todo el Universo y podemos captarla a través de una respiración consciente y un elevado pensamiento. Una vez esta energía entra en nuestro cuerpo pasa por un mecanismo de transformación magnifico.

Antes de nada, entendamos que estamos formados por tres cuerpos: el espiritual (Espíritu), el semi-material (periespíritu) y el físico (cuerpo material de carne). El Espíritu es el principio inteligente del Universo, individual e inmortal.
El periespíritu también es un cuerpo pero está compuesto de una material más sutil que la carne, compuesto de células, órganos, DNA y centros de fuerzas. Está dividido en dos grandes partes, el cuerpo mental y el doble etérico. El primero es el principal vinculo con el espíritu pues controla la capacidad de pensamiento y manifestación intelectual cuando encarnados; el segundo es nuestra "capa" protectora energética, donde almacenamos el fluido vital y está compuesto por una red de distribución de esta energía.
Y, el físico es el cuerpo que conocemos y que alberga nuestras experiencias en la carne cuando estamos encarnados, que posee una red de red energética llamada de plexos nerviosos, donde encontramos las glándulas endocrinas que gobiernan las funciones de todos nuestros órganos.

De esta manera la Energía Cósmica universal entra por el doble etérico a través de la respiración o de la coronilla, es distribuida por los centros de fuerza del periespíritu irradiando todo el magnetismo necesario en forma de materia animalizada y absorbida por los plexos nerviosos y, a su, vez regulando el funcionamiento de las glándulas endocrinas.


Cuando no cuidamos nuestros pensamientos y nuestra salud física perdemos o desaprovechamos esta energía captada, principalmente cuando hacemos uso de drogas, tabaco, alcohol o negatismo, generando agujeros en el Doble Etérico, dejando débil y desprotegido todo nuestro ser (espiritual, periespiritual y material)

Las principales causas de pérdida de energía

  • Falta de descanso: dormir mal o pocas horas
  • Emociones sin control: educar nuestros sentimientos, ser positivos.
  • Falta de actividades productivas: la ociosidad abre puertas equivocadas.
  • Falta de nutrientes naturales: comer frutas y menos alimentos industrializados.
  • Factores climáticos: personas sensibles a los cambios de temperatura.
  • Factores reencarnatorios: carga energético y emocional de otras experiencias.
  • Falta de ejercicio físico: un cuerpo sano sin exagero.
  • Uso de ocio no productivo: buscar elevar la mente.
  • Indisciplina: organizar el tiempo y la vida es muy importante para no perder energía.
  • Agotamiento intelectual: conocer nuestro límite.
  • Vampirismo energético: no donar demasiada ni absorber energía de los demás.
  • Molestias emocionales: miedo, depresión. Sobre la depresión hay que tener un especial cuidado para no caer en esta trampa de negatismo. Normalmente está causada por la falta de decisión unidos al pesimismo, lo que potencializa emociones sin control y llevando al ser a enfermar por completo.


Algunos métodos para la reposición de energía

  • Organizar el tiempo y priorizar las tareas
  • Convivir con personas diferentes y respetarlas
  • Recibir y dar cariños en todos los momentos
  • Añadir ocio productivo en la agenda de la vida una vez a la semana
  • Escuchar música de calidad y sonidos de la naturaleza
  • Madurez: dejar de beber alcohol, fumar o usar drogas
  • Evitar absorber "basura" mental: menos TV, mas libros
  • Reír, hacer bromas, no perder el positivismo
  • Dormir 7-8 horas diarias seguidas
  • Ser feliz independiente de la felicidad de los demás
  • Celebrar las victorias personales
  • Evitar el consumismo
  • Cultivar valores y virtudes
  • Evitar tendencias intimas de impulsos inmorales
  • Alimentarse sin excesos y disfrutar mientras masticamos de la comida
  • Fluidificar el agua


Entrar en contacto con la naturaleza es imprescindible, sea con los elementos del reino mineral o vegetal. Para los más sensibles y soñadores es recomendable un baño de agua dulce y cascadas, ya para los más irritables y con mucho carácter nada mejor que un paseo por la montaña.
El aire tiene una relación directa en el doble etérico y el agua fluidificado.

En la Doctrina Espírita fluidificamos el agua en el momento del pase o cuando hacemos el Evangelio en el hogar pero ¿sabemos el porque? La respuesta es muy simple. El agua es un elemento neutro y mutable, es muy sensible a las vibraciones del entorno donde se encuentra. Si está en un entorno con buenos pensamientos, en oración, captará toda esta energía y, al beberla, estaremos nutriendo nuestro cuerpo de estas buenas vibraciones.

Hay estudios científicos que comprueban esta teoría que ya conocemos desde hace más de 150 años cuando Kardec codifico la Doctrina Espírita a través de los mensajes de los Espíritus Superiores.

Un de los científicos famosos es el Dr. Masaru Emoto que básicamente expuso a moléculas de agua a todo el tipo de entorno, detectando que en los entornos felices, de buena música, de pensamientos elevados, las moléculas de agua tomaban formas magnificas, mientras que en entornos hostiles o de bajas vibraciones las moléculas apenas tenían forma.



Si cambiamos nuestros pensamientos y actitudes positivas podemos imaginar lo que podría pasar a nuestro cuerpo pues no nos olvidemos que estamos formados del 70% de agua.

También sabemos el poder revitalizador de un baño de mar o de cascada. Aunque la ciencia sea escéptica reconoce que existe una satisfacción emocional en la relación con esta energía y con la naturaleza. Existen muchos estudios respecto los efectos curativos o calmantes del agua fluidificado y los pases espíritas pero no debemos olvidar que el tratamiento convencional debe estar aliado al tratamiento espiritual y de reforma íntima.

Debemos cambiar nuestros pensamientos para que el tratamiento sea eficaz.


Un abrazo a todos y ¡una feliz semana lleva de energía!

Andrea Campos

viernes, 19 de julio de 2013

Conferencia y voluntariado en CEADS

Muy buenas tardes,

Nuestra compañero de ideal Janaina está disfrutando de sus merecidas vacaciones (¡aunque sigue trabajando para la Doctrina!) y yo me encargaré de sustituirla en este periodo. Haré lo mejor que pueda y os prometo que domingo habrá el resumen de las actividades del sábado del mes de julio.

Este sábado tenemos la conferencia "La importancia del equilibrio energético para la salud mental y emocional", impartida por Elaine Vieira, a las 17:30 horas en CEADS.

https://www.facebook.com/events/545610748816870/


También os invito al voluntariado. Podéis participar activamente y praticar la caridad simplemente con la donación de algún alimento no perecederos, de esta manera, ayudarás a alimentar espiritualmente y materialmente a 5 familias asistidas por el proyecto Cesta Básica CEADS.

Los alimentos no perecederos que pueden ayudar son: arroz, granos, botes de conservas, pasta, tomate frito, café, enlatados, leche, productos de higiene personal, etc.


¡Os esperamos en CEADS!

Un abrazo fraterno
Andrea Campos

sábado, 13 de julio de 2013

Convivir para progresar



Hola familia,

Ayer en nuestra reunión de Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita, empezamos a aprender sobre la Ley de Sociedad. Según nos explican los espíritus, el hombre fue creado para convivir con sus semejantes. Aislados, nos sería mucho más difícil progresar. Un compañero explicó una bonita anécdota, que puede ejemplificar muy bien la necesidad del convivio social. Nos contó que cuando su hija tenía sólo cuatro años, vivían en un edificio donde tenían un vecino que no saludaba y no contestaba a los saludos que se le dirigieran. En cierta ocasión, sin embargo, nuestro compañero y su hija coincidieron con este caballero en el ascensor. La pequeña le dijo al hombre, “Buenos días”, pero éste no le contestó. La pequeña no aceptó el silencio como respuesta, le tiró de la chaqueta diciéndole “Le he dicho buenos días, señor” =) El hombre no tuvo más remedio que darle una contestación a la niña.

La anécdota me gusta mucho porque aclara muy gráficamente porqué es tan importante convivir con los demás: en la convivencia, salen los pequeños roces que dan ocasión para el aprendizaje. Recorridos en nuestros rincones, no molestamos a nadie, nadie nos molesta… pero no crecemos y no aportamos nada al crecimiento de los demás. La convivencia da lugar a situaciones desafiadoras, de las cuales algunas personas pueden huir durante algún tiempo, pero que antes o después tendrán que enfrentarse.


 Convivir no es nada fácil: donde hay más de una persona, hay que negociar, consensuar, tomar en cuenta diferentes puntos de vista, respetar diferentes ritmos y puntos de vista, aprender a dialogar de forma franca y a la vez respetuosa. La familia es un importante núcleo de convivencia, así como el centro espírita. Por razones que sólo la historia espiritual de cada unos de los seres que convergen a estos núcleos de trabajo puede aclarar, las personas están llamadas a convivir pacíficamente, trabajando por el bien colectivo y por su propio progreso. De hecho, sea en la familia, en el centro espírita o en la sociedad de forma más amplia, la convivencia pacífica depende de las virtudes humanas. Todavía podemos presumir tan poco de virtudes… Nosotros somos nuestras familias, somos nuestro centro espírita, somos la sociedad. Antes de juzgar a quien sea, el espírita debe proceder de forma recta, examinando su conciencia de forma constante y siendo benevolente con los demás. Ya nos decía el Maestro, que uno ve la paja en el ojo ajeno, pero no de da cuenta de la viga que llega en su proprio ojo.

Para completar la breve reflexión de esta noche, os pongo a continuación algunas preguntas de El Libro de los Espíritus sobre la necesidad de la vida en sociedad.

766 – ¿La vida social está en la Naturaleza?
– Ciertamente. Dios ha hecho al hombre para vivir en sociedad. Dios no ha dado inútilmente la palabra y todas las otras facultades necesarias a la vida de relación.

767 – ¿El aislamiento absoluto es contrario a la ley natural?
– Sí, puesto que los hombres buscan por instinto la sociedad y puesto que todos deben concurrir al progreso ayudándose mutuamente.

768 – El hombre al buscar la sociedad, ¿obedece únicamente a un sentimiento personal, o bien tiene ese sentimiento un fin providencial más general?
– El hombre debe progresar. Sólo, no puede hacerlo porque no tiene todas las facultades y le es preciso el contacto de los otros hombres. En el aislamiento se embrutece y se debilita.

Ningún hombre tiene facultades completas. Por medio de la unión social se completan los unos a los otros para asegurarse el bienestar y progresar. Por eso, necesitándose unos a otros, han sido hechos para vivir en sociedad y no aislados.


Deseando que todos podamos sacar el máximo provecho del aprendizaje que cada uno de los núcleos de convivencia en los que participamos nos posibilitan, me despido llena de gratitud al Maestro que me ha dado servir a la familia CEADS.

Cariños de la hermana menor

PS. Amigos míos, la hermana menor se va de viaje y por esto no os podrá hacer resúmenes de las próximas semanas. No estaréis sin noticias mías mucho tiempo, pero, al no estar físicamente presente en CEADS, la dinámica de las entradas cambiará.

domingo, 7 de julio de 2013

Toda la humanidad



Hola familia,

Ayer nos reunimos en CEADS, esta vez para el Estudio Sistematizado del Evangelio, como solemos hacer cada primer sábado de mes. El texto de lectura era corto, el tema se ha repetido en diferentes ocasiones, el mensaje sencillo… Sin embargo, lo vamos a estudiar hasta que lo aprendamos de verdad: El Mandamiento Mayor.

Amaréis al Señor, vuestro Dios, de todo vuestro corazón, de toda vuestra alma y de todo vuestro espíritu. Este es el mayor y el primer mandamiento. Y este es el segundo que es semejante a aquel: Amaréis a vuestro prójimo como a vosotros mismos. Toda la ley y los profetas están contenidos en estos dos mandamientos.

 Resulta que en esta trinidad, Dios, el prójimo y uno mismo, está la clave que nos libera de la ignorancia. Por mucho que creamos amar a Dios, sin amar al prójimo, no hemos hecho más que empezar. De forma análoga, si pensamos amar mucho al prójimo, pero no amamos a uno mismo, tampoco hemos progresado verdaderamente. Algunos suponen tener mucho amor propio, pero sin amar a Dios y al prójimo, lejos están de la verdad que libera. Nuestra monitora empezó proponiendo preguntas que hacían reflexionar sobre el amor indisociable a Dios, a uno mismo y al prójimo.

¿Qué se entiende por amar a Dios?

Se ama a Dios cuando se le reconoce como fuerza creadora de todo el universo, aceptando sus leyes físicas y morales; se ama a Dios cuando se ama al prójimo y a uno mismo; se ama a Dios cuando lo vemos en cada persona, yendo más allá de la materia. Amar a Dios es amar a algo que no conocemos, es amar incluso a quién nos ha hecho daño. No sabemos amar así todavía, estamos aprendiendo. Nos cuesta mucho amarnos a nosotros mismos, aceptar quiénes somos, con la historia que tenemos. Por esto cuesta tanto aceptar la imperfección ajena. Nuestra falta de auto-aceptación resuena en la imperfección del otro y limita nuestra capacidad de amar. Para progresar en el amor a Dios, al prójimo y a uno mismo, hay que realizar una aceptación dinámica de quiénes somos y de nuestra trayectoria evolutiva. El pasado no lo podemos cambiar, pero el futuro está por escribir. Hasta aquí he sido mi mejor yo, mañana seré mejor que hoy.


¿Qué se entiende por amar al prójimo como a uno mismo?

No hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros. Aceptar los defectos físicos y morales del prójimo como parte de su trayectoria evolutiva, sin desearle mal. No se quiere con esto decir que no se debe parar al que obra mal, pero debemos aprender a acoger al hermano de humanidad que erra, a la vez que rechazamos al error.

¿Qué se entiende por amar a uno mismo?

Liberarse de la culpa, que tiene raíces en el orgullo. Aceptarse como ser en evolución, confiar en uno mismo. Perdonarse por errores de esta y de otras existencias físicas.

¿Debemos practicar la caridad incluso con nuestros enemigos?

Sí, pese a lo difícil que es. Cuando nos hierren, se nos nublan los sentidos. Pero es necesario acoger al agresor en su humanidad para que podamos lucir nuestra propia humanidad. Esta es la mayor conquista, el dominio del ego. Lentamente nos acercaremos a este objetivo. Cuando lo alcancemos, no habrá enemigos que perdonar, ya que todos los seres humanos se habrán convertido en nuestra familia espiritual, sea cual sea su nivel evolutivo.

¿Uno puede ser su peor enemigo?

Sí, y frecuentemente actuamos así, cuando no nos perdonamos, no nos aceptamos tal como somos, cuando nos permitimos dominar por la culpa, cuando tenemos comportamientos auto-destructivos, haciendo uso de drogas, alcohol y auto-flagelo.

Luego Janaina sacó una ficha y pidió la ayuda de todos para completarla. El objetivo final era llegar al auto-amor a través de la aceptación del prójimo tal como es, como lo ha hecho Jesús desde siempre. Se trataba de reflexionar sobre la invitación que Jesús nos hace, de amar al prójimo como a uno mismo y a Dios sobre todas las cosas, contemplando de forma muy compasiva quién es este prójimo, para vernos a nosotros mismos por fin. Así nos salió:

Personajes que Jesús perdonó

  • Judas – Traicionero, materialista, ambicioso, suicida. 
  • Pedro – Cobarde. 
  • Maria Magdalena – Promiscua. 
  • Saulo (Pablo) – Orgulloso, arrogante, prepotente, perseguidor, lleno de odio. 
  • El pueblo judío – No reconocieron a Jesús, le crucificaron. 
  • Zaqueo – Corrupto, materialista. 
  • Pilatos – Egoísta, indiferente. 
  • Los dos crucificados junto a él – Ladrones, culpables.

Personajes que Jesús curó
  • Lázaro – Presuntamente muerto. 
  • Los ciegos, leprosos, paralíticos, la mujer con hemorragia – Pobres, gente sin cultura, enferma. 
  • Los endemoniados (obsesados) – Personas atormentadas, enfermas.
Personajes que Jesús defendió
  • La mujer que sería lapidada en la plaza – Adultera.
Personajes que Jesús reprendió
  • Los mercaderes del templo – Hacían trapicheo con las cosas del espíritu. 
  • Los fariseos – Falsos, hipócritas.
¿Alguna vez habíamos parado a pensar en las características de las personas que convivieron con Jesús? Evidentemente aquí no están todas ellas. Nos hemos centrado en las negativas, aquellas por las que se le ha perdonado, curado y defendido.


El Maestro, cuando entró en contacto con estos personajes, no se limitó a la materia: vio el ser en evolución, lleno de potencialidades pese a las equivocaciones del presente y del pasado. Jesús acogió a estas personas en su humanidad, porque era tremendamente humano. Ninguno de los personajes con quiénes convive es una casualidad. En realidad, estos personajes sintetizan la humanidad entera. Veamos las características de los hombres que convocó al trabajo:

  • Los 12 y Pablo – Traicioneros, materialistas, ambiciosos, suicidas, cobardes, orgullosos, arrogantes, prepotentes, perseguidores, lleno de odios, gente sin cultura.
¿Por qué lo hizo el Maestro? Porque los sanos no necesitan al médico; Él vino por los que necesitaban liberarse, progresar. Los amó y los aceptó, les propuso un sendero de progreso y reforma interior libre de críticas.

A continuación, Janaina pasó lista. Pidió que un voluntario se levantara para representar a Judas y a todos los “Judas” que hay y ha habido siempre. Uno a uno nos fuimos levantando: Pedro, Pilatos, Maria Magdalena, la mujer de la plaza, Zaqueo, los ciegos, los endemoniados, los judíos, los fariseos… Curiosamente, no teníamos un grupo demasiado grande ayer y al final estábamos casi todos de pie. Solo cuatro personas estaban sentadas. Los que estábamos de pie representábamos a toda la humanidad. Hicimos un círculo, nos dimos la vuelta y Janaina pidió a las cuatro personas que estaban fuera que se pasearan alrededor del círculo mirando a los ojos de la humanidad. Luego estas cuatro personas entraron al círculo y fue la vez de que toda la humanidad les mirara a ellos y los unos a los otros. Toda la humanidad estaba allí, con sus dolores e imperfecciones, con su historia. Esta es la humanidad que Jesús amó y ama, porque se amaba a Sí mismo profundamente y porque amaba a Dios sobre todas las cosas. Esta es la humanidad que Él nos invita a amar. Somos nosotros esta humanidad.

Todavía no sabemos amar porque no conocemos a Dios, no nos conocemos a nosotros mismos y tampoco al prójimo. Por esto el amor es lo que nos libera de la ignorancia: amando conocemos a Dios, a uno mismo y al otro. Nuestra más verdadera misión es aprender a amar, de ahí que sea el mandamiento mayor, el mensaje que diferentes profetas, de todas las culturas, han trasmitido a los pueblos de todo el mundo.

La clase de ayer terminó con una pregunta:
¿Qué aplicación práctica de la sesión de hoy encuentras para tu vida? 
Si deseas compartir tus pensamientos, te damos las gracias. Deseando que sí, que todos podamos poner algo de ayer en la práctica, me despido agradecida por la oportunidad de servir.

Cariños de la hermana menor

jueves, 4 de julio de 2013

EL MAYOR MANDAMIENTO

Hola familia,

el próximo sábado nos dedicaremos al Estudio Sistematizado del Evangelio. El mensaje es claro y sencillo. La práctica no tanto... El Maestro nos conoce y acoge en nuestra debilidad. Después de venir a la Tierra trayendo Él mismo este mensaje, nos envió los espíritus que volvieran a repetir sus palabras, que elucidaran lo que no nos quedara claro, que en la Codificación Espírita arrojaran luz a las sombras de nuestra ignorancia. En El Evangelio según el Espiritismo, los espíritus comentan máximas de las enseñanzas de Jesús, universales, imperecederas. La que estudiaremos en nuestra reunión de sábado es la mayor de todas ellas, la verdad por excelencia. Sepamos abrir nuestras mentes y corazones a esta enseñanza, que una vez más nos visita, dándonos la oportunidad de ajustar el rumbo de nuestra trayectoria existencia hacia parajes más felices.

Cariños de la hermana menor   

EL MAYOR MANDAMIENTO

4. Mas los fariseos, sabiendo que él había hecho callar a los saduceos, reuniéronse; y uno de ellos, que era doctor de la ley, le hizo esta pregunta para tentarle: Maestro, ¿cuál es el mayor mandamiento de la ley? Jesús le respondió: 
Amaréis al Señor, vuestro Dios, de todo vuestro corazón, de toda vuestra alma y de todo vuestro espíritu. Este es el mayor y el primer mandamiento. Y este es el segundo que es semejante a aquel: Amaréis a vuestro prójimo como a vosotros mismos. Toda la ley y los profetas están contenidos en estos dos mandamientos. 
 (San Mateo, cap. XXII, v. de 34 a 40).

5. Caridad y humildad: tal es, pues, el único camino de la salvación; egoísmo y orgullo, tal es el de la perdición. Este principio está formulado en términos precisos en estas palabras: “Amaréis a Dios con toda vuestra alma y a vuestro prójimo como a vosotros mismos, toda la ley y los profetas están contenidos en estos dos mandamientos”. Y para que no haya equivocación sobre la interpretación del amor a Dios y al prójimo, añade: “Este es el segundo mandamiento, que es semejante al primero”; es decir, que no se puede verdaderamente amar a Dios sin amar al prójimo, ni amar al prójimo sin amar a Dios; por tanto, todo lo que se hace contra el prójimo, se hace contra Dios. No pudiendo amar a Dios, sin practicar la caridad con el prójimo, todos los deberes del hombre se encuentran resumidos en esta máxima: “FUERA DE LA CARIDAD NO HAY SALVACIÓN”.