martes, 29 de julio de 2014

Responsabilidad política por un problema de salud pública: el suicidio

Querida familia,

un año más el presidente del Centre Espírita Amalia Domingo Soler envía una carta al sr. Boi Ruiz, Conseller de Salut de Catalunya, con una serie de reivindicaciones en el campo de la prevención del suicidio. Como centro espírita, nuestra principal labor es instruir, a quién le pueda interesar, desde la perspectiva de la inmortalidad del espíritu, que el suicidio es una equivocación. Las personas que dan este paso deseando liberarse de alguna forma de sufrimiento deben saber que la muerte es un fenómeno biológico. El suicidio no interrumpe la existencia de espíritus inmortales que somos. Al hacerlo, la persona acumula más y más pesados sufrimientos que los que experimentaba en su encarnación. Al lado de esta labor, sin embargo, CEADS encuentra necesario llamar la atención de la sociedad en general para la alarmante situación que el suicidio representa actualmente. Conocer los números de esta tragedia y comprobar que poco o nada se hace de forma coordinada por el poder público nos ha llevado a convocar toda la sociedad a pedir responsabilidad política por el grave problema de salud pública que el suicidio representa.

Si quieres contribuir con esta causa, ¡Firma la petición! Pero si además deseas implicarte en ella y ser uno más que sale de su zona de confort y decide que esta es una causa lo suficientemente noble y urgente como para hacerte reaccionar con más que darnos tu firma, ¡consigue que tus amigos, familiares, contactos de Facebook, Twitter y demás redes sociales también la firmen!

Por cada nueva firma, el Departament de Salud recibe un correo informando de cómo progresa nuestra petición. ¡Únete a nosotros y juntos empujaremos a las personas que ocupan cargos públicos con responsabilidad de gestión sanitaria a dejar de obviar la epidemia silenciosa que suicidio ha sido hasta ahora. Si no responden, la epidemia seguirá. En lo que de nosotros dependa, sin embargo, dejará de ser silenciosa.  


A continuación, la carta que nuestro presidente, Alfredo Tabueña, ha enviado al sr. Boi Ruiz.

Cariños de la hermana menor


Alfredo Tabueña.
Presidente del Centre Espírita Amalia Domingo Soler.
C/ Ventura Plaja, 15 Bajos, Barcelona. 08028.
665 312 687.

Hble. Sr. Boi Ruiz i Garcia.     
Conseller del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.
Travessera de les Corts, 131-159 - Pavelló Ave Maria. Barcelona. 08028.
93227 29 00.

Apreciado señor Boi Ruiz i Garcia,

Como usted debe saber, el día 10 de septiembre se celebra el día Mundial para la Prevención del Suicidio, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En torno a esa fecha, cada año, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios.

El Día Mundial para la Prevención del Suicidio en este 2014 resulta especialmente significativo porque estará marcado por el lanzamiento del Informe Mundial elaborado por la OMS. Dicho informe sigue a la adopción del Plan de Acción de Salud Mental Integral 2013-2020 por la Asamblea Mundial de la Salud, que compromete a todos los 194 Estados miembros a reducir sus tasas de suicidio en un 10% para el año 2020.


Usted debe conocer que actualmente mueren más españoles por suicidio que por accidentes de tráfico. En 2012, 3.539 personas se suicidaron, lo que supone un incremento de un 11% en relación al año 2011, y la tasa más alta desde 2005 en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística. De esa elevada cifra, 526 suicidios tuvieron lugar en Catalunya, que ocupa el segundo lugar, solo por detrás de Andalucía. 
El suicidio es la primera causa de muerte en hombres entre 25 y 34 años en España, país donde además se producen más muertes por suicidio que por asesinato. A ello se suma que hay bastantes más casos de los que las estadísticas reflejan, porque muchas muertes que se contabilizan como “accidentes” son en realidad suicidios, y ello sucede porque a menudo las familias optan por ocultar la realidad. Nuestra sociedad tiende a tratar el suicidio como un tema que corresponde al ámbito privado de las personas. Sin embargo, el suicidio es, además de una tragedia personal, una cuestión de salud pública. Contrariamente a la creencia generalizada de que el suicidio es solo un signo de una ruptura individual, es importante reconsiderar las tasas de suicidio como una señal de deterioro del contexto social en el que vive el individuo, según reconoce La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
De acuerdo con la OMS, la prevención del suicidio aún no se ha abordado adecuadamente por dos razones fundamentales: 

  1. la falta de conciencia de que el suicidio es un problema grave.
  2. el tabú en torno al suicidio, que impide que en muchas sociedades se hable abiertamente sobre el tema.
En noviembre de 2012, todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados del Estado español firmaron una declaración en la que se instaba al gobierno a redefinir los objetivos nacionales de salud mental y las acciones para prevenir el suicidio. Desde entonces, sin embargo, no ha habido ninguna comunicación pública de nuevas medidas prácticas.

Por esta razón, le pedimos que considere las reivindicaciones que presentamos a continuación, con el objetivo de contribuir al bienestar físico, emocional, mental y espiritual, de la sociedad catalana:
  • Revisión de los objetivos del Plan de Salud de Cataluña 2011-2015 en relación con el suicidio. Mantener el nivel actual de la tasa de mortalidad por suicidio no es suficiente. El suicidio se puede prevenir. De aquí al año 2015 proponemos que se persiga una reducción de la tasa de mortalidad por suicidio en un 5%; y de aquí al año 2020, en un 10%.
  • Creación de un organismo capaz de crear, coordinar y evaluar programas de servicios asistenciales centrados específicamente en la problemática del suicidio. Ello supondría una mayor atención a los trastornos incipientes, una mejora de la atención domiciliaria, de apoyo a las familias y un aumento del control psicoterapéutico y de rehabilitación de las personas afectadas.
  • Desarrollo de una serie de actividades dirigidas a la prevención del suicidio y que contemplen al ser humano de forma integral (cuerpo, mente y espíritu): teléfono de emergencia, consejo y orientación, coordinación de iniciativas, formación de gate keepers (agentes de prevención), fomento de la investigación en los ámbitos de la salud y de la educación.
  • Puesta en práctica de proyectos de sensibilización sobre el suicidio en los medios de comunicación, servicios comunitarios, asociaciones y con las administraciones locales, además de un proyecto de sensibilización educativa en los centros de secundaria (dentro del programa Salud y Escuela).
  • Más claridad del modelo de atención a la depresión y prevención del suicidio.
Además de presentarle dichas reivindicaciones, nos place invitarle a los actos que, como Centro Espírita, celebraremos enfocando el tema de la prevención del suicidio desde la perspectiva espiritual y, cuyo programa, juntamente con los datos de horario y local, le adjuntamos. Se ruega que confirme su asistencia a través del número de teléfono 665 312 687.

Muy cordialmente,

Alfredo Tabueña.
Presidente del Centre Espírita Amalia domingo Soler.

Barcelona, 28 de julio de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario