domingo, 26 de marzo de 2017

Profesor Rivail y la Pedagogía Moderna

Buenos días,

Ayer tuvimos una verdadera clase de historia y sociología.
Para algunos puede ser un tema de poco relevancia para entender las enseñanzas del Espiritismo pero poco saben que nada es por acaso, que todo estaba preparado para la revelación. Kardec se preparó en la espiritualidad, recibió orientaciones para llevar a cabo la codificación pero podría elegir llevarla a cabo o no.
El propio Espíritu de la Verdad le contestó a esa pregunta, si no fuera él el codificado ya había relevo para sustituirlo; lo que significa que no hay elegidos en la viña del bien pero si elecciones de cada uno de nosotros para llevarla a cabo o no.
Profesor Rivail fue un hombre de época.
Aprovechó las oportunidades de la vida para realizar su misión de llevar la educación a los pobres y a las niñas.
Toda su vida, hizo uso del razonamiento de las ciencias con la observación intuitiva del amor. El resultado no podría ser otro, fantásticas obras de pedagogía ha escrito además de la codificación del Espiritismo, donde prima la razón, la lógica, sin misticismos, cultos, rezos o amuletos y basado en la única doctrina verdaderamente perenne: el amor.
La vida de Allan Kardec se puede dividir en dos fases: la primera, como el consagrado profesor Rivail; la segunda, como el Codificador del Espiritismo.

El blog de hoy, os dejamos un resumen de su niñez hasta convertirse por excelencia el maestro de la Pedagogía Moderna.


El niño Hippolyte 

Allan Kardec, cuyo verdadero nombre es Hippolyte Léon Denizard Rivail, nació en la ciudad de Lyon (Francia) el 3 de octubre de 1804, en el seno de una antigua familia lionesa de nobles y dignas tradiciones.

Sus padres fueron Jean-Baptiste Antoine Rivail, magistrado digno, y Jeanne Louise Duhamel (...).
El futuro codificador del Espiritismo recibió un apellido querido y respetado junto con un pasado de virtudes, honra y probidad. La mayoría de sus antepasados se habían distinguido en la abogacía, en la magistratura y también porque se dedicaron a tratar problemas relativos a la educación.

Desde temprana edad el niño reveló ser sumamente inteligente, además de un agudo observador y demostró una marcada preferencia por las ciencias y los temas filosóficos, en tanto que atendía a sus deberes y responsabilidades como si fuera un adulto.


Primeros estudios 

El Instituto de Yverdon. Según relata Henri Sausse (biógrafo de Kardec), Rivail realizó sus primeros estudios en Lyon, su ciudad natal, y fue educado según severos principios de honradez y rectitud moral. Es de suponerse que las influencias paterna y materna fueron las más benéficas en su infancia y se convirtieron en un manantial de nobles sentimientos.

Instituto Yverdon - 1800

A los diez años sus padres lo enviaron a Yverdon (o Yverdun), ciudad suiza del cantón de Vaud, ubicada en el extremo S. O. del lago Neuchâtel, en la desembocadura del Thièle, con el fin de que completara y enriqueciera su bagaje escolar, en el célebre Instituto Educativo instalado allí desde 1805 por el profesor y filántropo Juan Henrique Pestalozzi (...). Gran cantidad de extranjeros lo frecuentaban año tras año. Citado, descripto, imitado, era en definitiva la escuela modelo de Europa.

Encumbradas personalidades de la política, las ciencias, la literatura y la filantropía regresaban maravilladas de sus visitas al famoso Instituto. Loaban al creador de esa obra revolucionaria, por la que también se interesaron Goëthe, el rey de Prusia Federico Guillermo III y su esposa Luisa; el zar de Rusia Alejandro I; el rey Carlos IV de España; los reyes de Baviera y de Wurtemberg; el emperador de Austria; la futura emperatriz del Brasil D. Leopoldina de Austria, y muchos exponentes de la nobleza europea y del mundo cultural.

Juan Henrique Pestalozzi

El niño Denizard Rivail, a quien el destino le tenía reservada una sublime misión, pronto se reveló como uno de los discípulos más fervorosos del insigne pedagogo suizo (...). Poseía una aguda inteligencia y un elevado espíritu de observación, además de sentirse naturalmente inclinado hacia la solución de los trascendentes problemas de la enseñanza, como también al estudio de las ciencias y la filosofía. Rivail atrajo la simpatía y admiración del viejo profesor, de quien poco después llegó a ser un eficiente colaborador. Los ejemplos de amor al prójimo ofrecidos por Pestalozzi (para quien el amor es el eterno fundamento de la educación), orientaron definitivamente la vida del futuro Codificador del Espiritismo. Además, incluso aquel buen sentido que Flammarion acertadamente le adjudicara a Rivail, fue cultivado y robustecido con las lecciones y los ejemplos recibidos en el Instituto de Yverdon, donde así mismo iban a comenzar a manifestarse las ideas que más tarde lo ubicarían en la categoría de los hombres progresistas y librepensadores.


El profesor Rivail

Sin dudarlo, en cuanto arribó a la capital francesa, Denizard Rivail se dedicó a ejercer el magisterio. Aprovechaba las horas libres para traducir obras inglesas y alemanas, y a preparar su primer libro didáctico. 6 Así fue que en diciembre de 1823 publicó el Curso Práctico y Teórico de Aritmética según el método de Pestalozzi, con modificaciones.

El Cours d’Arithmétique (Curso de Aritmética) constituyó la primera obra de carácter pedagógico y al mismo tiempo la primera de todas las que habría de publicar Rivail.

El futuro Codificador del Espiritismo con apenas dieciocho años de edad (...) había invertido sus esfuerzos y talento en la preparación de ese utilísimo libro, basado en el pensamiento pestalociano aunque con muchas ideas originales y prácticas de su autor.

Esa obra era recomendada a los instructores y a las madres de familia que desearan dar a sus hijos las primeras nociones de Aritmética. En ella primaba la sencillez y la claridad, cualidades que son, además, el mérito de todas las publicaciones de Rivail-Kardec.

El método que empleó desarrolla gradualmente las facultades intelectuales del alumno. Éste no se limita a retener las fórmulas de memoria, sino que penetra su esencia, por así decirlo. Además de esa obra, Rivail publicó numerosos libros didácticos, como también planes y proyectos orientados a la reforma de la enseñanza francesa, con auténtica fertilidad pedagógica, como dicen Wantuil y Thiesen.

Seis principios más adecuados para educar a un niño según Kardec

Destacaremos, entre otras, las siguientes: Curso Completo Teórico y Práctico de Aritmética (1845); Plan Propuesto para la Mejora de la Educación Pública (1828); Gramática Francesa Clásica (1831); ¿Cuál es el Sistema de Estudio más armonioso con las necesidades de la época? (1831); Memoria sobre la Instrucción Pública (1831); Manual de los exámenes para los Títulos de Capacidad (1846); Soluciones de los ejercicios y problemas del tratado completo de Aritmética (1847); Proyecto de Reforma relativo a los exámenes y los Establecimientos Educativos para niñas (1847); Catecismo Gramatical de la Lengua Francesa (1848); Dictados Normales de los Exámenes (1849); Dictados de la Primera y la Segunda Edad (1850); Gramática Normal de los Exámenes (con Lévi- Alvarès – 1849); Curso de Cálculo Mental (1845 o antes); Programa de los Cursos usuales de Física, Química, Astronomía y Fisiología (1849, probablemente).


La enseñanza intuitiva 

Como no podía ser de otra manera, Rivail se valió de la enseñanza intuitiva, proceso didáctico promovido por Pestalozzi según el cual se transmite al educando la realización, la actualización de la idea, recurriendo a los ejercicios de intuición sensible (educación de los sentidos), un paso natural hacia las actividades mentales que preceden a la intuición intelectual.

La idea existe originariamente en el niño y la intuición sensible es solamente su realización concreta, el único medio para que la idea llegue a ser comprensible, pues se encuentra como fuerza modeladora que vive y obra en el niño.

La enseñanza intuitiva se fundamenta en la sustitución del verbalismo y la enseñanza libresca por la observación, las experiencias, las representaciones gráficas, etc. que actúan sobre las facultades del niño. La base de la instrucción elemental de Pestalozzi – afirmó Jullien de Paris – es la INTUICIÓN, a la que considera el fundamento general de nuestros conocimientos y el medio más adecuado para desarrollar las potencias del espíritu humano de la manera más natural.

Después de haber fundado la Institución Rivail, en París, en 1826, el joven profesor ejerció allí funciones directivas y educativas mediante un notable trabajo de perfeccionamiento de la inteligencia de centenares de educandos, a los que cariñosamente llamaba sus amigos. Cabe destacar que tanto en la Institución como en muchos otros de sus emprendimientos, Rivail pudo contar con el apoyo y la dedicación dedicación de la profesora Amélie-Gabrielle Boudet, con quien se casó en 1832.

Rivail y Amélie

Durante el desempeño de su profesión de instructor y filántropo Rivail cultivó la paciencia, la abnegación, el trabajo, la observación, la fuerza de voluntad y el amor a las causas nobles, gracias a lo que pudo llevar a cabo mejor la gloriosa misión que le estaba reservada.

De esta manera, antes de que el Espiritismo popularizara e inmortalizara su pseudónimo, Allan Kardec, Rivail ya había consolidado en el concepto del pueblo francés, al igual que en el respeto de autoridades y profesores, su reputación de distinguido maestro de la Pedagogía moderna, con su nombre inscripto en importantes obras bibliográficas.


continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario