domingo, 31 de julio de 2011

La cura para todos los males

Querida familia CEADS,

¡Qué bonita reunión hemos tenido ayer en nuestro centro!

Dando continuidad al estudio de la obsesión, ayer nos centramos en su profilaxis, es decir, en las formas de tratamiento y prevención de esta enfermedad espiritual. Nos dividimos en dos grupos: uno que tenía que describir cómo se puede prevenir o curar la obsesión; el otro tenía que explicar qué es y cómo funciona una reunión de desobsesión, que es un recurso específico de las casas espiritistas. Os presento un resumen de las conclusiones de ambos grupos.

Puesto que nuestro planeta aun se caracteriza por la imperfección moral, la obsesión aun es demasiado extendida entre encarnados y desencarnados. Demasiado apegados a valores materialistas y muchas veces seguidores de “falsos profetas”, no son pocos los que buscan en las drogas o en la bebida una válvula de escape. Este cuadro es campo fértil para los procesos obsesivos, que se nutren de sentimientos como el odio, la venganza, el egoísmo y el orgullo.

Profilaxis – medidas preventivas para evitar enfermedades. El espiritismo, reavivando las enseñanzas de Jesús, nos enseña que la única verdadera profilaxis para la obsesión es el AMOR.

El amor es la cura para todas las enfermedades espirituales. Entrenarse en el amor es el camino más seguro para la auto-desobsesión, que es el desarrollo de la fuerza moral que no dejará brechas vibratorias para la acción de espíritus infelices.

A través de la caridad podemos demostrar nuestro amor al prójimo y hacerles ver a nuestros obsesores en potencial que estamos comprometidos con la causa del bien. TODOS tenemos obsesores potenciales porque TODOS cometemos errores en la vida presente y en vidas pasadas. A través de la oración demostramos nuestro amor a Dios y a Jesús, higienizamos nuestra atmosfera psíquica y contribuimos a mejorar la calidad vibratoria de nuestro hogar y de todo el planeta. Cuando oramos y hacemos la caridad atraemos la simpatía de los buenos espíritus, que nos pueden ayudar, protegiéndonos y orientándonos. Si seguimos este camino, estamos haciendo, como nos recomendó Jesús, “ayuno” de las pasiones que abren brechas para la influencia negativa de los espíritus obsesores. Cuando nos apartamos de este camino, nos alejamos de la influencia benéfica de la espiritualidad superior y tropezamos en la invigilancia.

Además de la oración, la caridad y el cultivo de todas las calidades morales superiores, otro recurso con que podemos contar, ofrecido por muchas casas espiritistas, es la reunión de desobsesión. Esta es un tipo particular de reunión mediumnica en la que encarnados y desencarandos trabajan en conjunto para ayudar obsesores y obsesados a perdonarse mutuamente. Sus principales características son estas:
  • Todo el trabajo está coordinado por el equipo desencarnado, lo que quiere decir que es la espiritualidad que decide qué espíritus se manifestaran a través de qué mediuns. No se realiza una evocación en este caso, sino que el equipo desencarnado trae a la reunión los espíritus obsesores que necesitan orientación.
  • Existe un trabajo de colaboración e interdependencia entre el equipo espiritual y el equipo de encarnados. Todos deben estar unidos por el amor y el deseo de hacer el bien de forma desinteresada. La fraternidad y la humildad deben ser las marcas registradas de ambos equipos.
  • El equipo de encarnados está compuesto por mediuns de incorporación (que permitirán la manifestación del obsesor), terapeutas (que buscará orientar el obsesor a abandonar el odio y el rencor) y otros mediuns de apoyo (que se mantienen en oración para mantener la calidad vibratoria del ambiente elevada y alejar a espiritus que deseen molestar el trabajo realizado en la reunión).
  • La mayoría de espíritus que se manifiestan en una reunión de desobsesión se han dedicado a hacerle daño psíquico, emocional y físico a sus obsesados. Los participantes de una reunión de desobsesión, sin embargo, tienen que abstenerse de juzgarles. El terapeuta debe hacer cuanto le sea posible para que entienda que el odio solo causa sufrimiento, mientras que el perdón liberta a las almas. 
  • Todos los participantes de una reunión de desobsesión deben cultivar las calidades morales más elevadas, la caridad y la oración. Solo esto les dará la fuerza moral suficiente para atraer espíritus que han seguido por el mal hacia el perdón y el amor.
  • Un equipo de desobsesión no se improvisa. Todos sus participantes deben ser lo suficientemente experimentados para devolver el mal con el bien, el odio con el amor, el rencor con el perdón, la ira con la tolerancia.
  • Una reunión de desobsesión es parte de un proceso que empieza a gestase mucho antes de su realización y que no finaliza una vez ésta es encerrada. La reunión de desobsesión es un punto en una larga cadena de procesos. Para que ésta ocurra, mucho tiempo antes tienen que ocurrir acciones como, por ejemplo, la intercesión por el espíritu obsesado a través de la oración y el estudio del caso por parte de los desencarnados, por ejemplo. Además, después de la reunión, si encarnados y desencarnados no deciden cultivar las calidades morales superiores, poco o ningún éxito se alcanzará en la reunión. No existen pastillas ni conjuras que valgan contra la obsesión. La cura de la obsesión requiere trabajo de reforma íntima y esfuerzo en la superación de las imperfecciones morales tanto del obsesor como del obsesado.
  • Al fin y a la poste, un equipo de desobsesión funciona como un mediador entre dos espíritus mutuamente endeudados, que necesitan ayuda para reencontrar el camino de la armonía. Las calidades para componer un equipo como este no se improvisan y cuando todos dispongamos de ellas, a saber, la TOLERANCIA, la PACIENCIA, el AMOR INCONDICIONAL, la HUMILDAD y la SABIDURÍA, ya no harán falta equipos de desobsesión.
Ya sabemos que tenemos que hacer. Manos a la obra. El cultivo de éstas calidades es la profilaxis infalible contra cualquier enfermedad espiritual.

Esta fue nuestra última clase del ESDE antes del verano y con ella encerramos la guía V, de la Federación Espírita Española. En septiembre, después de vacaciones, volvemos a iniciar el estudio del ESDE des del principio y con nuevos monitores. Damos las gracias a Andrea y Alfredito, que nos han guiado con amor, paciencia y sabiduría durante los últimos meses en el aprendizaje de nuestra amada doctrina, y daremos en septiembre la bienvenida a Patricia y Rafa, deseándoles energía e inspiración del alto en u labor.

En agosto CEADS abrirá exclusivamente los sábados y se hará la lectura y comentario del Evangelio según el Espiritismo.

Que Nuestro Señor y la espiritualidad amiga nos sigan orientando en el camino de la TOLERANCIA, la PACIENCIA, el AMOR INCONDICIONAL, la HUMILDAD y la SABIDURÍA.

Cariños de la hermana menor,

Janaina

miércoles, 27 de julio de 2011

OBSESIÓN: PROFILAXIS Y TERPÉUTICA

¡Hola a todos!

¡Este Sábado finalizamos el Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita! Fueran meses de mucho conocimiento, la convivencia, amistades, gente nueva, aprendizaje, dinámicas, teatros (lo de la obsesión jamás me olvidaré), trabajos en grupo, música, risas y principalmente, tolerancia. Sí, esta virtud ha estado con nosotros desde entonces, la paciencia y el amor al prójimo fue nuestras herramientas más importantes...pero, ¡cómo es difícil saber usarlas!

A todos los asistentes de las clases del sábado de los últimos ocho meses agradezco la experiencia de ser vuestra monitora, de haber aprendido MUCHO con vosotros, de haber compartido vuestra amistad y conocimientos. A Alfredo le agradece de toda mi alma la paciencia y las enseñanzas, las risas y las bromas en los domingos por la noche cuando planificábamos las aulas del próximo sábado...echaré de menos...

Entonces, os dejo un pequeño texto introductorio del cuaderno del ESDE para la próxima clase. Además os indico la lectura de la pregunta 469 del Capítulo IX - Intervención de los Espíritus en el mundo corporal y todo el Capítulo XIV - Los Fluidos de La Génesis.

El próximo semestre tenemos monitores nuevos en todas las actividades del CEADS. Yo estaré en una de ellas, así que, no os librareis de mi tan fácilmente... :)

Un besito con mucha luz y amor,
 
Andrea


OBSESIÓN: PROFILAXIS Y TERPÉUTICA

Neutralizar la influencia de los Espíritus de naturaleza inferior, equivale a prevenir la obsesión. Para ello es necesario - conforme con la respuesta dada a Kardec en relación con la pregunta 469 de El Libro de los Espíritus - hacer el bien y depositar toda nuestra confianza en Dios. Aconseja además el benefactor espiritual: «(…) Guardaos de atender a las sugestiones de los Espíritus que os sugieren los malos pensamientos, que siembran la discordia entre vosotros y que os incitan a las pasiones malas. Desconfiad, especialmente, de los que exaltan el orgullo, puesto que esos os atacan por el lado débil. (…)»
La obsesión proviene siempre, como ya hemos visto, de una imperfección moral que favorece la acción del obsesor, por una cuestión de sintonía. Deriva de allí, para el obsesado, la necesidad de trabajar para mejorarse a si mismo, lo que muchas veces es suficiente para liberarlo del obsesor, sin el socorro de terceros. Este socorro, sin embargo, se hace necesario cuando la obsesión progresa hacia la subyugación o posesión, pues en ese caso el obsesado pierde la voluntad y el libre albedrío. En los casos graves de obsesión, el obsesado parece quedar envuelto e impregnado con un fluido pernicioso del cual es preciso despojarlo. Para eso es necesaria la acción de un fluido bueno, capaz de neutralizar el fluido malo, lo que puede obtenerse mediante la terapéutica del pase. El pase, nos enseña André Luiz, como método de auxilio sin ninguna contraindicación, es siempre valioso en el tratamiento de toda clase de enfermedades. El obsesor y el obsesado, sabemos que son enfermos del alma, y por lo tanto, se benefician con el pase. Sin embargo, difícilmente alcanza con una acción mecánica; es necesario obrar sobre el ser inteligente, al que es preciso hablar con autoridad. Esa autoridad no la posee quien no tenga superioridad moral. Cuanto mayor la depuración moral de quien socorre, mayor también es su autoridad.
Pero todavía no es todo. Para asegurar la cura del proceso obsesivo, es indispensable que el obsesor sea convencido de renunciar a sus designios, que se arrepienta sinceramente de los perjuicios causados a su victima, que aprenda a perdonar y a desear el bien. Las instrucciones suministradas con habilidad lo auxiliaran a retomar el proceso evolutivo. El trabajo se hace más fácil cuando el obsesado, al comprender la situación, procura auxiliar con su voluntad y con la plegaria. Las dificultades, sin embargo, serán muy grandes cuando el Espíritu dominado se ilusiona con las cualidades de su obsesor y se complace en el error al que fue inducido.
En todos los casos de obsesión, la plegaria es el más poderoso del que disponemos para disuadir al obsesor de sus propósitos maléficos. En todos los casos, la necesidad primordial del Espíritu también es cultivar el amor fraternal, para que se vea curado de las enfermedades que los perjudican. Solamente el amor, tal como es enseñado y ejemplificado por Jesús, conseguirá armonizar a obsesores y obsesados, poniendo fin a las venganzas,
a los sufrimientos, a las persecuciones y a las deudas del pasado. He aquí por qué las enseñanzas evangélicas podrán prestar una excelente contribución en la terapéutica de la obsesión.

martes, 26 de julio de 2011

Preguntas y respuestas sobre la obsesión

Ayer en nuestro querido centro Amalia Domingo Soler estuvimos reunidos para las enseñanzas de la Doctrina Espírita con mucha paz y amor. Éramos muchos (cada vez somos más y eso me anima mucho!). Mucha gente nueva y con ganas de estudiar y trabajar. A los ya trabajadores es emocionante saber que el centro crece y que el mensaje de fraternidad llega a muchas más corazones europeos. Agradezco a Deus y a la Espiritualidad por la oportunidad.

Pues bien, lo que hicimos, Alfredo y yo, como dinámica de clase fue entregar las copias del texto para lectura pero a 11 hojas había una pregunta a ser respondido, así que al “azar” (o casi!). La lectura fue silenciosa. Terminada la lectura, Alfredo leyó a pregunta 375 del Libro de los Espíritus a modo de complementar el texto entregue.

Pues a vosotros os dejos las preguntas y las respuestas de los asistentes de la clase.

1) ¿Cuál es la causa de la locura para la Ciencia oficial?
La Ciencia solo reconoce la locura resultante de la la perturbación permanente del pensamiento causada directamente en el cerebro.

2) Según el Espiritismo ¿puede haber locura sin lesión cerebral?
Sí. Ya que al contrario de la ciencia, el Espiritismo cree que la locura puede tener otra causa sin ser la de una lesión cerebral.

3) ¿Obsesión es lo mismo que locura?
No. La obsesión es la influencia persistente de otro espíritu en los pensamientos y actos de otro espíritu.

4) ¿Puede haber locura sin existir obsesión?. ¿Puede haber obsesión sin existir locura?
Pues sí. La locura puede tener causa física y causa espiritual. Así que la obsesión puede ser la causa de una locura pero no es la misma cosa pues uno es la causa y el otro es la consecuencia.

5) ¿La locura tiene como causa siempre una lesión en el cerebro?
No, desde el punto de vista espírita. La locura también puede tener causa en una obsesión.

6) ¿Es correcto decir que la inteligencia reside en el cerebro humano? ¿Por qué?
No. Para la ciencia este pensamiento respecto a la inteligencia puede ser correcto pero el Espiritismo nos esclarece que ésta es propiedad del espíritu, es decir, la inteligencia está plasmada en el cuerpo espiritual. Los conocimientos y experiencias del espíritu son suyos para toda la eternidad así, pues, no se pierde cuando el cerebro físico deja de trabajar.

7) Si el cerebro físico sufre alguna lesión... ¿en qué medida puede afectar al Espíritu?
El cerebro es una herramienta, un vehículo físico, que el espíritu utiliza para comunicarse y expresarse en el medio físico-material. Es verdad que si este instrumento sufre daño, el espíritu pierde la capacidad de comunicarse en el medio material. La locura puede ser causado por un daño físico y debe ser tratado por la medicina tradicional pues puede ser una prueba o expiación.

8) ¿La obsesión puede conducir a la locura? ¿Por qué?
Sí. La obsesión en niveles graves como la parasiotosis o vampirismo, absorben fluidos del cuerpo material y periespiritual del obsesado dañando a la larga a composición de las células de estos cuerpos. Este bloqueo puede deteriorar el cerebro en las partes asignados a la lucidez y pensamientos causando la locura.

9) ¿Cómo el Espíritu obsesor puede perturbar la transmisión del pensamiento de un encarnado?
El pensamiento es el intercambio de fluidos. Así que el obsesor bloquea o filtra los pensamientos del obsesado evitando que utilice su cerebro en su capacidad tota, donde no distingue sus pensamientos de los del obsesor. Aunque el obsesado (espíritu) sabe que no son sus pensamientos tampoco sabe como se liberar de esa influencia.

10) En los casos de locura... ¿el Espíritu está lúcido o no está lúcido? Justificar la respuesta.
Depende. Sabemos que los planes de nuestra evolución dependen al 100% de nosotros mismos, de nuestra capacidad de resignar, aceptar, de hacer el bien y vigilar. Hay pruebas que el espíritu pide venir “loco” físicamente a fin de probar alguna falta ulterior y puede estar lucido o no, dependerá del tipo de prueba y preparado del espíritu en poder suportarla o no. La Espiritualidad siempre protege y orienta a los espiritus las pruebas que deben cumplir pues quiere que la cumplimentos. Es verdad que la locura también puede ser causada por una obsesión y la lucidez será relativa también.
Entender que es la lucidez es fácil, lo difícil es saber qué tipo de lucidez tenemos ¿en qué nivel de lucidez nos encontramos? ¿del bien y de la caridad? ¿del vicio o malos pensamientos? La lucidez es proporcional a nuestra evolución del cierto y errado. 

11) La acción persistente del obsesor... ¿puede con el paso del tiempo producir lesiones físicas?
Sí, infelizmente. Anteriormente explicamos que esta acción persistente debilita los órganos vitales del cuerpo periespiritual a consecuencia también al cuero físico. En muchos casos esta lesión física es irreversible, solamente podendo ser “curado” en otra encarnación.
En la próxima aula finalizamos el ESDE con la profilaxis y terapéutica indicada por el Espiritismo para la liberación de la obsesión. Entenderemos cómo podemos evitarla y cómo la Espiritualidad con nuestra ayuda pueda resgatar a nuestros hermanitos todavía perdidas en las sombras.

Un besito con cariño,

Andrea

375. En la locura ¿cuál es la situación del Espíritu? 

- En estado de libertad, el Espíritu recibe directamente sus impresiones y ejerce asimismo de manera directa su acción sobre la materia. Pero, si se encuentra encarnado, se halla en condiciones del todo diferentes y en la necesidad de hacerlo sólo con ayuda de órganos especiales. Si una parte o el conjunto de tales órganos se ha alterado, su acción o sus impresiones, en lo que a dichos órganos concierne, se ven interrumpidas. Si pierde los ojos se vuelve ciego. Si se trata del oído, se torna sordo, etcétera. Ahora, figúrate que el órgano que preside los efectos de la inteligencia y de la voluntad sea parcial o enteramente afectado o modificado, y te será fácil comprender que, no teniendo ya el Espíritu a su servicio sino órganos incompletos o desnaturalizados, de ello debe resultar una perturbación de la que el Espíritu –para consigo mismo y en su fuero interno- tiene perfecta conciencia, pero cuyo curso no es dueño de detener.

375 a. Entonces ¿es siempre el cuerpo y no el Espíritu el que está desorganizado?
- En efecto, pero no hay que perder de vista que, así como el Espíritu obra sobre la materia, ésta reacciona sobre él en cierta medida, y el Espíritu puede encontrarse momentáneamente impresio-nado por la alteración de los órganos por los cuales manifiesta y recibe sus impresiones. Puede acontecer que a la larga, cuando la locura haya durado mucho tiempo, la repetición de los mismos actos termine por ejercer sobre el Espíritu una influencia de la que no es liberado sino después de haberse separado por completo de toda impresión material.

miércoles, 20 de julio de 2011

El dia del amigo

Queridos amig@s,

Hoy en Brasil es el día del amigo. Aquí en España no sé si existe este día pero creo que debería existirlo en todo el mundo. Aunque debemos amar a TODOS nuestros amigos (e inimigos), tener un día especial para ellos nos hace reflexionar sobre el amor a nuestros hermanos. Todavía somos ignorantes y algo "cortitos" de memoria así que recordar, llamar la atención, enviar una alarma, nos hace seguir vigilando. 


De todos los días que tenemos para recordar a alguién, el del amigo no ha sufrido la influencia del consumismo...interesante, ¿no? No regalamos nada al amigo que no sea nuestro amor, nuestro hombro, nuestra sonrisa, nuestra sugerencia y hasta dureza pues le amamos.

El próximo sábado estudiaremos la relación de la obsesión con la locura, así que os dejo algunos pasajes de la Biblia con ejemplos de enfermedades con causa espiritual.
Y me pregunto: ¿El amor de un amigo nos puede ayudar a evitar o curar de una obsesión? ¿Qué opinas?

Que nuestro Amigo Mayor ilumine este día, y que nosotros, nos recordemos de enviarle un abrazo fraternal de amor todos los días de nuestra eternidad.

Andrea

(...)

Y entraron en Capernaum; y luego los sábados, entrando en la sinagoga, enseñaba. Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene potestad, y no como los escribas. Y había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, el cual dió voces, Diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido á destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Y Jesús le riñó, diciendo: Enmudece, y sal de él. Y el espíritu inmundo, haciéndole pedazos, y clamando á gran voz, salió de él.  Y todos se maravillaron, de tal manera que inquirían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es ésta, que con potestad aun á los espíritus inmundos manda, y le obedecen? Marcos 1:21-27

Pero yo os digo que Elías ya ha venido, y le hicieron cuanto quisieron, tal como está escrito de él.  Cuando volvieron a los discípulos, vieron una gran multitud que les rodeaba, y a unos escribas que discutían con ellos. Enseguida, cuando toda la multitud vio a Jesús, quedó sorprendida, y corriendo hacia El, le saludaban. Y El les preguntó: ¿Qué discutís con ellos? Y uno de la multitud le respondió: Maestro, te traje a mi hijo que tiene un espíritu mudo, y siempre que se apodera de él, lo derriba, y echa espumarajos, cruje los dientes y se va consumiendo. Y dije a tus discípulos que lo expulsaran, pero no pudieron. Respondiéndoles Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? ¡Traédmelo! Y se lo trajeron. Y cuando el espíritu vio a Jesús, al instante sacudió con violencia al muchacho, y éste, cayendo a tierra, se revolcaba echando espumarajos. Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él respondió: Desde su niñez. Y muchas veces lo ha echado en el fuego y también en el agua para destruirlo. Pero si tú puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros y ayúdanos. Jesús le dijo: "¿Cómo si tú puedes?" Todas las cosas son posibles para el que cree. Al instante el padre del muchacho gritó y dijo: Creo; ayúdame en mi incredulidad. Cuando Jesús vio que se agolpaba una multitud, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te ordeno: Sal de él y no vuelvas a entrar en él. Y después de gritar y de sacudirlo con terribles convulsiones, salió: y el muchacho quedó como muerto, tanto, que la mayoría de ellos decían: ¡Está muerto! Pero Jesús, tomándolo de la mano, lo levantó, y él se puso en pie. Cuando entró Jesús en la casa, sus discípulos le preguntaban en privado: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Marcos 9:13-28

Y al salir ellos de allí, he aquí, le trajeron un mudo endemoniado. Y después que el demonio había sido expulsado, el mudo habló; y las multitudes se maravillaban, y decían: Jamás se ha visto cosa igual en Israel. Pero los fariseos decían: El echa fuera los demonios por el príncipe de los demonios. Mateo 9:32-34

Entonces le trajeron un endemoniado ciego y mudo, y lo sanó, de manera que el mudo hablaba y veía. Y todas las multitudes estaban asombradas, y decían: ¿Acaso no es éste el Hijo de David? Pero cuando los fariseos lo oyeron, dijeron: Este no expulsa los demonios sino por Beelzebú, el príncipe de los demonios. Y conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie. Y si Satanás expulsa a Satanás, está dividido contra sí mismo; ¿cómo puede entonces mantenerse en pie su reino? Y si yo expulso los demonios por Beelzebú, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. Pero si yo expulso los demonios por el Espíritu de Dios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros. Mateo 12:22-28

lunes, 18 de julio de 2011

Tipos graves de obsesión

Queridos compañeros,

El último sábado en CEADS estuvimos reunidos a fin de estudiar los dos tipos más graves de obsesión conocidos por nosotros encarnados: la parasitosis espiritual y ovoide.

La parasitosis espiritual, también conocida como vampirización, lleva este nombre por su propio concepto. Es la absorción de las energía o fluidos que un espíritu hace a otro. Los espíritus obsesores que utilizan este tipo de simbiosis buscan en los encarnados los fluidos de la materia ya que creen necesitar de ellas para seguir “viviendo”. Su organización mental está perdida y confusa, su evolución moral es todavía baja, no entiende qué le pasa al desencarnar puesto que la vida continua… No podemos olvidar que este tipo de obsesión no es exclusividad de los desencarnados ya que conocemos muchos casos de vampirización entre encarnados en los que succionan las energías y desequilibran psíquicamente a otro ser que vive a su lado.

Hay dos tipos de parasitosis espiritual:
  • una es la ectoparasitosis - los espíritus, encarnados o desencarnados buscan el placer que la materia proporciona a través de los vicios de otros espíritus ignorantes o inferiores moralmente;
  • la otra es la endoparasitosis - que se cracteriza por el dominio del obsesor sobre el campo mental del obsesado con el objetivo de dirigir su vida totalmente.
Un ectoparásito se puede convertir en un endoparásito cuando se sienta amenazado de perder los gozos materiales que el obsesado le proporciona o cuando tenga conciencia de que puede dominarlo fácilmente.

Sabemos que con la emancipación del alma, en el periodo del sueño, este tipo de obsesión se puede intensificar. Libre el espíritu busca las fajas frecuencias vibratorias a las que está conectado donde su periespiritu recibe toda la influencia negativa en su propia estructura. Este tipo de obsesión puede desequilibrar la mente enferma del obsesado a tal punto que le podría llevar a la locura y hasta la muerte del cuerpo físico ya que el “vampiro” absorbe todo el fluido vital.

Otro tipo de obsesión grave que nos da a conocer la Espiritualidad a través de los libros psicografiados son parásitos ovoides. Primeramente entendamos porqué nuestro cuerpo periespiritual se puede transformar en ovóide. Son tres los principales motivos:

  • Uno es el miedo que el hombre salvaje siente cuando desencarna y no entiende qué le pasa, busca a su vida anterior de encarnado, necesitando de los suyos, de sus energías y hitos. Se encierra en la única idea de estar allí, haciendo que sus órganos periespirituales se atrofien al punto de transformarse en un cuerpo en forma de “huevo”.
  • Otro motivo para este cambio físico es la idea fija de venganza y odio.
  • Y la tercera, es el pensamiento de remordimiento que el ser puede sufrir al desencarnar.
En los tres motivos todos tienen como factor desencadenante el monoideísmo auto-hipnotizante, que es esta idea fija, única que lleva al cuerpo periespiritual a una retracción ya que no se desarrollan actividades en sus órganos internos, paralizándolos por completo.

Una vez entendemos porqué y cómo esta transformación acontece, pasamos a entender la sistemática de obsesión por un ser ovoide. Los obsesores desencarnados con más inteligencia se valen de estos hermanos ignorantes y sufridores que se han encerrado en las formas ovoides para profundizar la obsesión en otros espíritus encarnados o desencarnados.

En este momento se hace la parasitosis espiritual a través de ovoides que se imantan en los obsesados con la finalidad de desequilibrar el campo mental y fluídico de sus cuerpos, sean ellos corpóreos o extra-corpóreos, pudiendo llevarlo a la muerte y a desequilibrios mentales. Es la una de las formas de obsesión más graves y crueles que existen ya que los dos son obsesados a la vez, aunque creemos que el ser ovoide es lo que más sufre por su ignorancia y falta de sentido del bien.

La única manera de poder volver a plasmar su forma periespiritual es a través de la reencarnación donde la Espiritualidad le ayudará a reponer sus órganos atrofiados en una nueva experiencia carnal. Si nos preguntamos si, al reencarnar, este hermano tendrá alguna deficiencia física o mental, no podemos saberlo del todo ya que cada espíritu posee su historia y sus deudas, todo es analizado por la Justicia Divina con cuidado y mucho amor, para que la experiencia sea aprovechada al máximo según nuestra evolución personal.

La conclusión que podemos llegar es que tenemos que estar atentos y vigilantes, que no seamos parásitos ni de nosotros ni de otros hermanitos. Perdonarse y perdonar, amar al prójimo como a ti mismo es la más sabia lección que nos dejó el Maestro. Estas son lecciones de tanta profundidad que mal alcanzamos comprenderlas…

Gracias familia espirita por las enseñanzas diarias. Y nos vemos el próximo sábado.

Andrea :D

miércoles, 13 de julio de 2011

Obsesiones graves: la parasitosis espiritual y los parásitos ovoides

Compañer@s de evolución,

Este sábado en CEADS estudiaremos las dos obsesiones más graves y crueles existentes: la parasitosis espiritual (o vampirismo) y los parásitos ovoides.
Os dejo una pequeña introducción al tema ya que no se podría entender ni aprender respecto la obsesión y sus tipos en un solo día. Es tema de estudio para toda una vida pero aquí (y en CEADS) intentamos introducir el tema con la finalidad de seguir estudiando…¡para toda la eternidad!
Todavía nos quedan dos sábados más, donde estudiaremos las posibles causas de locura generadas por la obsesión y las terapias conocidas para su cura.

¡Nos vemos en CEADS¡ ¡Nos vemos en el blog!

Andrea


PARASITOSIS O VAPIRISMO ESPIRITUAL

Las víctimas de homicidios y violencia, brutalidad manifiesta o persecución disfrazada, fuera del cuerpo físico, entran en la faja mental de los sufridores, conociendo la enormidad de sus faltas ocultas, y, al revés del perdón, con que se exonerarían de la cadena de tinieblas, se empeñan en venganzas atroces, retribuyendo golpe por golpe y mal por mal.
Otros desencarnados aún quieren, que sus caprichos pueriles sean solucionados por la Divina Providencia, y, como no lo consiguen, porque toda conquista evolutiva se hace a través del trabajo, huyen de los deberes, acobardados y perezosos.
En la parasitosis mental, tenemos el vampirismo, por ese proceso, los desencarnados, succionan la vitalidad de los encarnados, pudiendo determinar en los hospederos dolencias de las mas variadas e incluso la muerte prematura.
Para el mundo espiritual, según el instructor Alejandro, en Misioneros de la Luz: vampiro es toda entidad ociosa que se vale, indebidamente, de las posibilidades ajenas y, tratándose de vampiros que visitan a los encarnados, es necesario reconocer que ellos atienden a los siniestros propósitos a cualquier hora, desde que encuentren guarida en los hombres.
En Obreros de la Vida Eterna, André Luiz describe escenas de vampirismo en la enfermería de un hospital: Entidades inferiores, retenidas por los propios enfermos,, en alto grado de vicio mental, se postraban en lechos diversos, infligiéndoles padecimientos atroces, succionándoles en vampirismo preciosas fuerzas, como también atormentándolos y persiguiéndolos. Y confiesa que las escenas le imponían gran malestar.

PARASITOS OVOIDES

Existen espíritus que pierden la forma humana de presentación de su periespíritu, surgiendo como “esferas ovoides”.
En las regiones inferiores, en donde André Luiz estuvo, en misión de paz, en compañía del instructor Gúbio, y que están descritas en el extraordinario libro Liberación, numerosas entidades transponían esas esferas, como si estuviesen imantadas a sus propias irradiaciones.
El médico desencarnado explica que esos ovoides son un poco mayores que un cráneo humano, variando mucho en las particularidades, algunos presentan movimientos propios, como si fuesen grandes amebas, otros parecen estar en reposo, aparentemente inertes, unidos al halo vital de otras entidades.
En Evolución en Dos Mundos, André Luiz explica que, numerosos desencarnados, entusiasmados con la idea de hacer justicia con las propias manos o apegados a vicios viles, por repetir constantemente esas imágenes degradantes,
acaban en deplorable fijación monoideísta, fuera de las nociones de espacio y tiempo, sufriendo entonces, enormes transformaciones en la morfología del psicosoma. Por falta de la función, los órganos psicosomáticos quedan retraídos, y surge la forma ovoide.
Alcanzada la forma ovoide, permanecen unidos a aquellos que fueran sus socios en los crímenes, obedeciendo a la orientación de las inteligencias que los entrelazan en la red del mal. Por eso, sirven a las tareas infelices en los procesos de obsesión.
¿ Cuál es la situación psíquica de estos ovoides? Gúbio aclaró a André Luiz que la mayoría de ellos duerme con extrañas pesadillas, incapaces de exteriorizaciones mayores.Son en verdad fetos o amebas mentales, transportados por entidades perversas o rebeldes
¿ Qué sucede con esos esferoides vivos, tristes mentes humanas sin pertrechos de manifestación? ¿ Cómo quedarán en la reencarnación? Así como la simiente sembrada en la cueva oscura formará el árbol adulto, los ovoides van a desarrollarse, normalmente como embriones y fetos humanos, formando el nuevo cuerpo de carne, en compañía de socios y desafectos, disfrutando de la bendita oportunidad de acertar ante la ley universal del amor.

domingo, 10 de julio de 2011

Modo de acción del obsesor

Este sábado en nuestro querido CEADS hemos estudiado la Guía 38 del Programa V - parte II del ESDE. Aunque estamos en verano y la calor nos hace algo "perezosos”, el grupo de estudios sigue acudiendo a las clases. Nos quedan tres sábados más antes de las vacaciones definitivas y la finalización del estudio del ESDE. Todavía nos falta por aprender algunas cositas más sobre el proceso obsesivo, su relación con la locura y cómo cuidar con terapias y profilaxis espíritas. Por ahora os hago un pequeño resumen de lo que hemos estudiado y las conclusiones del grupo.
Modo de acción del obsesor
Como ya sabemos el obsesor utiliza las brechas que dejamos abiertas en nuestra evolución moral todavía en un nivel inferior, utilizando de herramientas y medios para perturbar nuestros Espíritus y familiares.

La obsesión puede comenzar en la cuna, los llamados niños obsesados son los peques que nacen con deudas de otras encarnaciones y que pueden sufrir algún tipo de influencia de hermanitos no encarnados. Hay que recordar que un niño solamente es niño al reencarnar pero puede ser un Espíritu muy viejo con muchas deudas y con la finalidad de encarnar y probar sus penas. Lo más importante cuando se detecta un problema en los hijos es mantener la vigilancia de los pensamientos de la familia y de las personas del hogar, la práctica de la oración con la presencia del niño y el Evangelio en el Hogar son las “llaves” para un posible cierre y protección de la obsesión.

Si la obsesión no viene de la cuna puede surgir cuando mayores cuando el obsesor encuentra la persona que quiere vengarse, empezando un dominio psíquico-periespiritual a fin de hacer daño a su opositor del pasado. Cada obsesor se vale de los artificios que conoce, dependiendo de su capacidad intelectual y estudios, utilizando desde la hipnosis hasta la implantación de aparatados en su cuerpo periespiritual.

No obstante hay que tener en cuenta que ni siempre tiene conciencia del mal que hace al prójimo, a quien le llama opositor. Es verdad que existen Espíritus que se dedican a la práctica de la venganza en nombre de la justicia “hecha con las propias manos”. A ese punto entramos en el estudio.

Hay, principalmente, tres tipos de obsesor: uno es lo que busca venganza y se uno a grupos inferiores a fin de zanjar cuentas con sus deudores, otro son los que no tienen nada contra a nadie pero que creen practicar la justicia y guían grupos enteros a este fin y los “esclavos” del mal que nada son los Espíritus de baja moral que al desencarnar no saben qué les pasa, son débiles y buscan por afinidad de fluidos estos grupos de “ayuda”.

En el primer grupo son los obsesores comunes, lo que odian y quieren el mal de otro Espíritu. Ya en el segundo son los “jefes”. Espíritus inteligentes y con gran conocimientos de la estructura periespiritual de los Espíritus, grandes hipnotizadores, saben premeditar un ataque con esmerada crueldad.

El tercer grupo son los más débiles, son los que los “jefes” utilizan para garantizar el cerco y destruición de la víctima elegida. En los casos más graves se valen de la vampirización o de los ovoides (estos dos categorías graves de obsesión estudiaremos el próximo sábado) Su elevación moral apenas se conoce y se dejan influenciar por los Espíritus más inteligentes, haciendo los que les ordenan y jamás piensan en dejar al grupo con miedo que sean castigados y sofrieren danos mayores.

El resumen hemos concluido que:

- Los obsesores nunca obran solos

- No tienen conciencia real de la crueldad que ejercen

- Creen hacer el “bien” y “justicia”

- Sus pensamientos y acciones son las mismas que cuando encarnados, siguiendo la misma vida moralmente elevada

- No conocen el amor

- La mayoría no cree en la pluralidad de existencia, así que no hay perdón para un futuro (cabe recordar que muchos desencarnados todavía no tienen conciencia de su condición cuando dejan el cuerpo de carne…vagando por el espacio, viviendo como si estuviese encarnado).

- La plegaria, el Evangelio en el Hogar y, en caso más graves, el centro espírita puede ayudar al desarrollo moral y intelectual a fin de deshacer este vinculo con un obsesor.
Vigilad, orad y viva el momento pensando siempre en el futuro; pensando en cómo y cuándo queremos llegar al Padre Creador, pues nos está esperando con su eterna paciencia y amor. Ya tenemos el cómo, a través de las enseñanzas de nuestro Hermano Mayor y el cuándo, a través de las plegarias, de la caridad, del auto-conocimiento, de la alegría de vivir y servir…
Que tengáis una buena semana.
Con cariño de la hermanita,

Andrea

miércoles, 6 de julio de 2011

La obsesión: una enfermedad espiritual

Familia CEADS,
Nuestra querida Dea, hormiguita del bien, os envía el texto de estudio para la clase de sábado. ¡Qué disfrutéis!

cariños,

Janaina

(...)

Esta semana en CEADS seguimos con el estudio de la obsesión, donde hablaremos del modo de acción de los obsesores.

La obsesión es principalmente, una enfermad con fondo moral y que debe ser tratada por personas y centros espíritas preparados para este tipo de labor.

Nos dice Juana de Angelis que “la obsesión es enfermedad espiritual de erradicación difícil y demorada...”, principalmente cuando son casos de subyugación, ya que el obsesdado pierde su voluntad y libre albedrío.

Los principales síntomas de la obsesión pueden ser:
- Depresión, angustia y tristeza
- Pesadillas constantes
- Tendencia al vicio
- Prácticas mundanas
- Agresividad fuera de lo normal
- Abandono de la vida social o familiar
- Ruidos extraños a voluntad propia
- Visión frecuente o esporádica de sombras
- Impresión de escuchar voces
- Manías y tics nerviosos

Las causas y tipos de obsesores son diversos, pero las principales son:

Causa moral
Cuando el Espíritu inmaduro y mal orientado deja las “puertas abiertas”, poseyendo un conducta y pensamientos inferiores, atrayendo a Espíritus imperfectos que se afinizan con ellas.
Son los casos de las Espíritus que se vinculan a los malos pensamientos, invidia, lujuria, drogas, alcohol, etc.

Causa “Kármica”
La palabra Karma viene del sánscrito y significa “acción”. De esta manera se puede decir que el karma son las acciones del Espíritu en su su trayectoria evolutiva, desde su primera encarnación.
Entonces estas acciones en el pasado son los frutos de una obsesión vengantiva, sin conciencia del bien, realizada por “enemigos” de antaño o comparsas que se unen a las nuevas “aventuras” actuales. Frecuentes son las parasitosis, vampirizaciones, telepaticas, ovoides y aparatos psico-periespirituales.

Causa por Contaminaciones
Ya hemos estudiado que los fluidos espirituales estan por todas las partes, fluidos superiores e inferiores, que encontramos en los lugares que vamos como el trabajo, nuestra casa, iglesias, etc.
Nos “contaminamos” con estos fluidos y, dependiendo de los lugares que vayamos, tenemos que estar atentos, con el pensamiento orientado al bien, en oración de vigilia, con la finalidad de protegernos y evitar esas contaminaciones. Principalmente son influencias de pensamientos y manipulación mental.

Auto obsesión
En la auto-obsesión, la mente de la persona enferma se encuentra en una condición parecida a la neurosis, donde le es imposible libarse de este circulo visioso, siendo la causa central su propio tormento.

Bibliografía (textos y libros de descargas disponibles en la página web de la Federación Espírita Española (FEE)
- Terapias de lãs obsesiones. Miguel Tavares De Gouveia
- Terapias de desobsesión. FEE
- La obsesión y sus máscaras. Luis Rivas

Com amor,

Dea

lunes, 4 de julio de 2011

Volver bien por mal

Capítulo XII - Amad a vuestros enemigos

Hola hemanitos y hermanitas,

Como ya sabéis Janaina está en Lisboa por motivos de trabajo y estudio, y a mí me cabe sustituirla (si es que podré hacerlo) en los resúmenes de las clases de los sábados.

Como siempre, el primer sábado del mes hacemos el ESESE, Estudio Sistematizado del Evangelio según el Espiritismo, y nos tocó el capítulo 12, del ítem 1 al 4, con el tema “Volver bien por mal”. Nuestra monitora Vera inició la clase con algunas preguntas que nos hicieron reflexionar respecto el tema de “amar al prójimo como a uno mismo”:

¿Qué das de ti mismo en el ministerio de la caridad?
¿Aguardas con paciencia donde otros desesperan?
¿Sabes improvisar el bien donde otras personas se muestran infructíferas?
¿Correspondes a los impositivos del trabajo diurno, creando coraje, alegría y estímulo alrededor de ti?
¿En la posición de creyente, conservas el espíritu de servicio, donde los no-creyentes congelan el espíritu de acción?
¿Participas del sufrimiento de tus adversarios, sin falsa superioridad y sin alarde?
¿Participas de la alegría de tus amigos, sin envidia o celos?

…momentos de reflexión en el grupo…un silencio tomó nuestros corazones y nuestros espíritus…

A partir de allí, Vera nos leyó los dos primeros ítems sugeridos por el Evangelio; el primero es un pasaje de Mateos (5: 20, 43-47) que nos llama la atención a amar a nuestros enemigos como a nosotros mismo según la ley de Dios. El segundo es de Lucas (6:32-36) que nos enseña a amar sin pedir nada a cambio, perdonar y ser misericordiosos. Para los ítems 3 y 4 nos separamos en dos grupos a fin de estudiarlos y presentarlos al final de la clase. Las conclusiones de los dos grupos fueran:

  • La sublime caridad es el amor al prójimo y mejor aplicada cuando amamos incondicionalmente a TODOS, sin excepción. ¿Y quién son nuestros enemigos que esos prójimos necesitados de amor?
  • Kardec nos recuerda que todavía no estamos en este nivel de amor, ya que todavía estamos en un planeta de pruebas y expiaciones, pero que podemos empezar por las pequeñas cosas, pequeños gestos…
  • Es verdad, que por la ley de la física, por asimilación de fluidos, nos unimos a las personas que nos hacen bien pero ¿cómo reaccionamos con aquellas personas que no encajan con nosotros? Allí está el gran aprendizaje del Maestro y que cómo cristianos tenemos que recordar en todo momento.
  • Despojarnos de nuestro orgullo y vanidad nos ayudará a llegar a este amor sublime, no obstante es necesario vigilar, orar y actuar.
  • ¿Qué podemos hacer para amar a nuestros enemigos según nuestra condición evolutiva?Pues primeramente perdonar, tender la mano y tolerar a este enemigo. Si ya dejamos de emitir “malas” vibraciones y pensamientos a este espíritu tan necesitado de entendimiento como nosotros ya estamos practicando la caridad, y nos faltarán algunos pasos más para que un día podamos amarlo como a un amigo o a un familiar querido.
Ya el ítem 4 nos habla de la responsabilidad de los espiritistas en cuestión al amor al prójimo ya que es un despropósito para los incrédulos perdonar a los enemigos que piensan que, si la vida termina en esta existencia, no sería lógico ni “justo”. De allí viene la responsabilidad de los creyentes pues hay que educarse y educar al prójimo, dar ejemplo de la misericordia y del amor de Jesús, de agradecer y perdonar.¿Tarea difícil? Pues para esto estamos en la Tierra, para aprender y llevar estas enseñanzas a todos los espíritus necesitados. Esperando que nuestras acciones, pensamientos y palabras sean flores en los jardines del mundo, que podamos encontrarnos, un día, en la posición de espíritus elevados, que no se considera ofendido con los insultos pero si “Vuelve el mal por bien” con paciencia y resignación.

Para finalizar tan emotiva clase, Vera nos leyó el capítulo 38: “El argumento justo” del libro “Jesús en el hogar” del espíritu Neio Lucio. Este texto habla de la vergüenza de Tadeo y Mateos después de revidaren a un ataque en el lago. Creyendo que no eran dignos de la Buena Nueva aunque creían y gustarían seguir sus pasos de la manera de Jesús os enseñaba. El querido Maestro e amigo les contesta:

“En verdad, el paraíso que soñamos aún está muy lejos y no veo aquí a ningún compañero alado. A mi parecer, los ángeles, en la indumentaria celeste, aún no encuentran domicilio en el suelo áspero y oscuro en que pisamos. Somos aprendices del bien, a camino del Padre, y no debemos menoscabar la bendita oportunidad de crecer hacía Él, en el mismo impulso de la vid que se eleva para el cielo, después de nacer en el oscuro seno de la tierra, esparciéndose compasiva, para transformarse en vino reconfortante, destinado a la alegría de todos. Pero, si ustedes se declaran débiles, deudores, endurecidos y malos y no son los primeros a trabajar para que se hagan fuertes, redimidos, dedicados y buenos en favor de la obra general de salvación, no me parece que los ángeles deban bajar de la gloria del Alto para sustituirnos en el campo de las lecciones de la Tierra. El remedio, antes de todo, se dirige al enfermo, la enseñanza al ignorante... De otro modo, pienso, la Buena Nueva de Salvación se perdería por inadecuada e inútil...”
Nos invita a pensar que todavía nos somos perfectos pero que como VERDADEROS cristianos que queremos ser debemos dar ejemplo, debemos despojarnos de nuestro orgullo y vanidad, amar a todos igualmente como a ti mismo, llevar consuelo y fe a todas las personas. Pues este es el remedio para todos los males del mundo.

Pero, ¿el mal existe? A ver si podéis contestar a esta pregunta en el blog…

Un abrazo lleno de amor,

Andrea

domingo, 3 de julio de 2011

Espíritu de aventura

Querida familia CEADS,

Si hace tiempo que seguís el blog os acordaréis que en julio y agosto del año pasado yo estaba fuera de Barcelona y no os podía enviar la crónica de nuestras reuniones de cada sábado. Este verano pasará igual porque la mayor parte del tiempo estaré en Portugal y estando encarnada no es precisamente fácil ir de Portugal a España a la velocidad del pensamiento. El amor y el cariño sí, estos viajan lejos y van adonde el corazón les dice. Pues mi corazón es como una antena parabólica, conectada a la familia de mi alma que encontré en CEADS.

Si alguien me envía su crónica de las reuniones, yo os la publico, pero de momento voy a ir contando un poco de las experiencias que voy viviendo por el camino, si me lo permitís. Pues esta semana he hecho dos cosas en Lisboa que me han alegrado mucho: primero he visitado al centro Espírita Perdao e Caridade (CEPC - R. Presidente Arriaga, 124, 1200-774 LISBOA - Tel.: +351 21 397 52 19) y segundo, he visitado el Cottolengo del Padre Alegre (Estrada de Ameixoeira, 129, 1750, LISBOA - Tel.: +351 121 757 95 58). Es maravilloso ver como los ideales pueden unir a las personas. En estas dos visitas, yo no conocía a nadie personalmente allí, pero me sentí acogida en ambos sitios.

En el CEPC asistí a la sesión del Evangelio, que abierto al “azar” fue bellamente comentado por un trabajador de la casa. El tema que tocó fue “bienaventurados los afligidos, porque serán consolados”. Una cosa que dijo me quedó marcada, porque no lo había pensado nunca. Mientras el trabajador del CEPC hablaba sobre la misericordia de Dios que nos da tantas oportunidades para reparar nuestras equivocaciones cuantas necesitemos a través de la reencarnación, dijo algo como “No podemos ofender a Dios. Somos demasiado pequeñitos ante el Creador como para ofenderle. Por esto nos da muchas oportunidades para volver a la carne y enderezar lo que no hemos hecho bien.” Yo me quedé perpleja… ¿Cómo no se me había ocurrido esto antes? Es verdad… Pero es más: cada vez que me siento ofendida por un hermano y le guardo rencor, me estoy poniendo en su nivel. El orgullo que cultivamos nos hace vulnerables a sentimientos negativos hacia los demás cuando no actúan con nosotros tal y cómo nos gustaría que hicieran. Hay que mirar al ejemplo de la humanidad, Nuestro Señor, y aprender de Él el amor incondicional, que pide nada a cambio de toda la tolerancia y comprensión hacia los que nos defrauden.


Cuanto a mi visita al Cottolengo de Lisboa, me sentí como si me hubiera colado en una fiesta en el paraíso. La casa es como una casita de muñecas, pequeña si comparada a la de Barcelona, linda, encantadora. La atmosfera es de amor y alegría, marcas registradas de las casas del Cottolengo. Fui recibida con mucho cariño tanto por Madre Irene, las hermanas y las enfermas. Pasé todo el día allí, colaboré en las actividades de la casa y incluso tuve la oportunidad de rezar con las hermanas y las enfermas. Como en Barcelona, las hermanas alternan periodos de trabajo y asistencia a los enfermos con ratos de oración. Para mí fue un privilegio pasar este día soleado en el Cottolengo de Lisboa, pero allí también escuché algo que me pareció digno de recordar durante muchos años y por esto quiero compartirlo con vosotros. A una hermana que trabaja en la casa, una señora mayor que está perdiendo la visión, le comenté medio en broma, “¿En el Cottolengo no hay jubilación?” y ella me respondió con una amplia sonrisa en los labios, “A nosotras nos jubila el Señor”. No sé si a vosotros os parecerá tan impactante esta frase, pero, por Dios, ¿hay forma de entregarse más a la caridad? ¿Hay forma de vivir de forma más coherente con lo que nos enseñó nuestro amado Maestro? Yo creo que no… Cualquiera que conozca la familia Cottolenguina sabe que allí todos trabajan en el límite de sus posibilidades físicas y intelectuales. Y cuando digo TODOS, quiero decir des de la Madre superiora hasta los enfermos. Es una gran obra de amor y trabajo, alegría y esperanza.

Esto es todo de mi primer semanita en Lisboa, Portugal. Ahorita ya estoy en Aveiro, donde ya tengo localizados centros espíritas que deseo visitar para aprender y luego poder compartir.

Cariños de la hermana menor,

Janaina

viernes, 1 de julio de 2011

Amad a vuestros enemigos... Ufff!!!

Querida familia CEADS,

El sabado nuestra compañera Vera nos guiara enel estudio del Evangelio Cap. XII, itens 1,2, 3 y 4. Amar a nuestros enemigos... Quienesson? Donde estan? A que se dedican y porque lo hacen? Porque permite Dios que mis enemigos actuen contra mi? Que actitud debo alimentar hacia ellos? Que pasara si no aprendendo a tolerarlos, comprenderlos y amarlos?

Nadie dice que vivir de forma coherente con el conocimiento de las respuestas a estas preguntas sera facil, pero todos sabemos que es imprescindible...


Siento no poder editar esta entrada como de costumbre (y no tener acentos), pero es los que se ha podido hacer sin acceso a un PC tradicional.

Un besote a la familia de mi alma. Des de Lisboa os deseo una clase plena de armonia, amor y crecimiento.

Cariños de la hermana menor,

Janaina